Las ocho claves del informe oficial del choque en el Metro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Las ocho claves del informe oficial del choque en el Metro

El dictamen revela que un tramo de las vías se está hundiendo, lo que pone en riesgo el paso de los trenes incluso sin lluvia; además de que hay hoyos en el techo que permiten que el agua se filtre.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
13 de mayo, 2015
Comparte
Choque en el Metro Oceanía. Foto: Cuartoscuro

Choque en el Metro Oceanía. Foto: Cuartoscuro

El informe oficial del accidente de dos trenes en la estación Oceanía de la Línea 5 del Metro concluye que un doble error humano provocó el percance, sin embargo, también reconoce que existen otros factores y situaciones de riesgo en la línea, como hoyos en el techo que dejan pasar el agua e incluso un tramo de vías que literalmente se está hundiendo.

Animal Político presenta las claves del informe de once páginas denominado Dictamen 667-05/2015, en donde se describen los distintos factores que se presentaron el 5 de mayo, fecha del percance, junto recomendaciones para que un choque de ese tipo no ocurra otra vez.

Cabe recordar que este análisis fue realizado por un comité que está compuesto exclusivamente por 16 directivos del propio Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro sin que hubiera participación del sindicato o de especialistas externos.

Doble error humano

El dictamen estableció que el motivo del percance en el Metro fue un doble error humano: el del conductor del tren que chocó al otro convoy en la estación Oceanía y el de un operador del puesto de control.

En el caso del conductor Fernando Rosales – en el informe se le identifica solo como conductor del tren 05 – se advierte que su equivocación radicó en no haber cambiado el mecanismo de conducción automático al manual, como exige el protocolo de manejo en condiciones de lluvia (marcha tipo lluvia).

“La marcha tipo lluvia está diseñada para minimizar los riesgos de deslizamiento y patinaje de trenes neumáticos ante la presencia de lluvia”, dice el informe

El comité estableció que la Programadora General de Tráfico si activó la señalización visible que instruye que se establezca la marcha manual para lluvia y prueba de ello es que el tren que llegó antes a Oceanía fue conducido de ese modo, pero el tren 05, según lo revelado por la caja negra, viajaba en piloto automático antes de la emergencia.

Respecto al controlador cuyo nombre no se reveló, este cometió un error por omisión – según el dictamen- al no haber emitido un aviso, que técnicamente se llama “Despacho Bajo Orden”, para impedir que el tren 05 saliera hasta que el tren que había pasado antes desocupara el andén de Oceanía.

Las vías se hunden

Aunque el Metro no reconoció otros factores como motivo del percance, el informe si revela que un segmento de las vías entre las estaciones Terminal Aérea y Oceanía se está hundiendo al punto en que ya representa un riesgo para la operación de los trenes incluso aunque no esté lloviendo.

De acuerdo con el dictamen, el hundimiento regional de la zona ya provocó que la longitud de la pendiente creciera más del doble en apenas 35 años. Pasó de cubrir 3.5 por ciento del tramo hasta llegar a 7.2 por ciento del mismo actualmente.

“Los trenes están diseñados para pendientes máximas de 4 por ciento, y excepcionalmente 7 por ciento en condiciones secas” indica el estudio.

Y viene lo peor. El mismo dictamen advierte que “es previsible que este proceso de hundimiento diferencial entre la falda del cerro y su cresta continúe por varios años, incrementando el porcentaje de la pendiente.

Techo fracturado y sin mantenimiento

La declaración de uno de los conductores de que había hoyos en el techo del tramo cubierto entre las estaciones Termina Aérea y Oceanía, por donde se formó una cortina de agua resultó verídica.

El dictamen del Comité reconoce que el tramo de techo de 350 metros de longitud, hay dos “fracturas significativas” a través de las cuales “la precipitación pluvial incide en las vías afectando infraestructura, equipos y materiales”, es decir, se cuela la lluvia y cae directo en las vías por donde pasa el convoy del Metro.

Más significativo aun es que el problema no fue atendido y menos corregido según el documento: “se revisaron los reportes del área de mantenimiento (obras) y no existe reporte sobre el particular”.

Pese a lo anterior el comité no consideró esto como una causa del accidente. El dato lo incluyó hasta la penúltima página del informe en el apartado “otros aspectos circunstantes”.

Tren sí tenía registro de fallas

El tren del Metro accidentado, Modelo NM 73AR motrices 576/577 si tenía un registro de fallas previo al percance, aunque según el dictamen del comité había mejorado su desempeño.

Se trata de un tren que tiene más de 40 años de servicio y una distancia recorrida de 545 mil kilómetros. En el 2009 fue retirado temporalmente y así estuvo tres años hasta que fue rehabilitado y puesto en marcha nuevamente en la Línea 7 en febrero del 2014.

Su desempeño durante los trece meses que estuvo en operación fue calificado como “medio” con una confiabilidad de 299 kilómetros previo a que se presentara una falla según el Comité. El tren luego fue cambiado de línea y a partir del 8 de abril trabajó en la Lina 5 donde presentó una confiabilidad de 307 kilómetros, es decir, recorría mas distancia antes de que se presentara una falla.

Radios sí funcionaban

De acuerdo con el análisis del Metro no hubo problemas en la radiocomunicación entre los trenes el día del percance situación que había sido señalada en las declaraciones de los conductores involucrados en el percance.

“Los reportes de averías e intervención de trenes del área de material rodante, específicamente para ambos trenes, no existe registro de fallas de radiotelefonía en el día de los hechos” indica el dictamen.

En el análisis hay grabaciones de la comunicación por radio que sostuvo un técnico con el chofer del tren impactado en Oceanía, desde que se informó de un objeto en la vía que impedía el avance hasta momentos posteriores al accidente.

Preguntas sin respuesta

En sus declaraciones difundidas previamente el chofer Francisco Rosales dijo que el limpiaparabrisas de su tren no funcionaba, situación que le complicó la visibilidad ya que en ese momento estaba cayendo una lluvia intensa.

Pero en el dictamen, o al menos en las once páginas del informe del mismo que fueron reveladas públicamente, no se hace menciona respecto a esta falla en el tren a diferencia de otros aspectos como la radio comunicación que si fueron aclarados.

Otro aspecto que no aclara del todo el dictamen es si en efecto se cortó la corriente en el momento en que el chofer del tren 05 lo solicitó al puesto de control, y tampoco precisa si inicialmente los semáforos de salida de la estación Terminal Aérea estaban en verde.

Juicio en puerta

El dictamen emitido por el comité, en el que se atribuyó la responsabilidad del choque exclusivamente a los factores humanos, será integrado a la denuncia que presentó el Metro ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) por los delitos de daños a la propiedad y lesiones.

La Gerencia Jurídica del Metro, según lo señalado explícitamente el informe, tiene la instrucción de dar seguimiento a la investigación ministerial abierta.

Fuentes de la Procuraduría consultadas por Animal Político, indicaron que el Ministerio Público procederá, una vez que se complete la carpeta de investigación y se recaben las declaraciones, en contra del conductor y posiblemente del controlador lo que abre la puerta a un juicio oral en breve.

Suspensión del servicio y redes sociales

Entre las recomendaciones emitidas por el Comité se encuentra el que, cuando haya lluvia intensa, granizo o tormenta, se suspenda el servicio en zonas donde haya una pendiente mayor al límite de seguridad del 4 por ciento.

Otra de las recomendaciones – en total fueron 20 – es que se desarrollen estudios y obras que permitan corregir la pendiente registrada entre las estaciones Terminal Aérea y Oceanía; que se intensifique la labor de limpieza en las vías ante objetos extraños; y que se refuercen las alertas en condiciones de lluvia en la Línea 5

En una vertiente distinta, el dictamen recomienda al área de Comunicación del Metro que se utilicen las redes sociales para dar a conocer al público de forma frecuente las condiciones del servicio y otras opciones de transporte.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las pruebas que demuestran que el cambio climático es producido por humanos

Los científicos han analizado millones de medidas tomadas en diferentes partes del mundo para concluir que el calentamiento global es un hecho y cuán responsable es la actividad humana de ello.
2 de noviembre, 2021
Comparte

A pesar de los grupos “escépticos” del clima, hemos llegado al punto en que tanto los científicos como los políticos están diciendo que enfrentamos una crisis planetaria debido al cambio climático.

Recientemente, Naciones Unidas publicó un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) en el que envía “una alerta roja para la humanidad”.

El mundo se prepara para la Conferencia de la ONY sobre el Cambio Climático (COP26), que se desarrolla del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow, Escocia, y se considera crucial para traer el cambio climático bajo control.

Casi 200 países tendrán que presentar planes para reducir sus emisiones, lo que que podrá significar un cambio importante en nuestras vidas diarias.

Pero, ¿cuál es la evidencia del calentamiento global y cómo sabemos que está siendo causado por humanos?

¿Cómo sabemos que el mundo se está calentando?

Nuestro planeta se ha estado calentando rápidamente desde el comienzo de la Revolución Industrial.

La temperatura promedio en la superficie de la Tierra ha aumentado unos 1,1 C desde 1850. Más aún, desde mediados del siglo XIX, cada una de las cuatro últimas décadas ha sido más caliente que cualquier otra anterior.

Se ha llegado a estas conclusiones a partir de los análisis de millones de medidas tomadas en diferentes partes del mundo. Los registros de temperatura fueron recopilados por estaciones meteorológicas en tierra, en barcos y por satélites.

5 revelaciones del preocupante informe de la ONU sobre cambio climático

Múltiples equipos independientes de científicos han obtenido los mismos resultados: un salto en las temperaturas que coincide con el inicio de la era industrial.

Un voluntario observa el incendio en Marmaris, Turquía

Reuters
Turquía fue uno de los lugares impactados por devastadores incendios forestales este verano.

Los científicos pueden reconstruir las fluctuaciones de la temperatura aún mucho más atrás en el tiempo.

Los anillos de los árboles, muestras de extracción de hielo, sedimentos en lagos y los corales todos son un registro histórico del clima pasado.

Esa información provee un contexto muy necesario a la actual fase de calentamiento. De hecho, los científicos estiman que la Tierra no ha sido así de caliente desde hace unos 125.000 años.

¿Cómo sabemos que los humanos somos responsables?

Los gases de efecto invernadero -que atrapan el calor del Sol- son el vínculo crucial entre el aumento de la temperatura y la actividad humana. El más importante es el dióxido de carbono (CO2) por su gran abundancia en la atmósfera.

También sabemos que es el CO2 el que atrapa la energía del Sol. Los satélites muestran que hay menos calor emitido desde la Tierra hacia el espacio precisamente a la longitud de onda a la cual el CO2 absorbe la energía irradiada.

La quema de combustibles fósiles y la tala de árboles conducen a la fuga de este gas de efecto invernadero. Ambas actividades se dispararon después del siglo XIX, así que no sorprende que el CO2 atmosférico haya aumentado a lo largo del mismo período.

Una imagen aérea de la refinería de la empresa petrolera Marathon, en Los Ángeles, el mayor productor de gasolina en California.

Getty Images
La quema de combustibles fósiles contribuye a la fuga de CO2 en la atmósfera.

Hay una manera en la que se puede demostrar definitivamente de dónde vino todo este CO2 adicional. El carbón producido por la quema de combustibles fósiles tiene una marca química única.

Los anillos de los árboles y el hielo polar registran los cambios en la química atmosférica. Después de examinarlos, se ve que el carbono -específicamente el de fuentes fósiles- ha aumentado significativamente desde 1850.

Los análisis demuestran que durante 800.000 años, el CO2 en la atmósfera no subió por encima de 300 partes por millón (ppm). Sin embargo, desde la Revolución Industrial, la concentración de CO2 se disparó a su nivel actual de casi 420 ppm.

Simulaciones de computadora, conocidas como modelos climáticos, se han utilizado para mostrar lo que hubiera sucedido con las temperaturas sin las enormes cantidades de gases de efecto invernadero generadas por los humanos.

Revelan que hubiera habido poco calentamiento global -y posiblemente cierto enfriamiento- a lo largo de los siglos XX y XXI, si sólo los factores naturales hubieran influido en el clima.

Solamente cuando se introducen los factores humanos es que los modelos pueden explicar el aumento de las temperaturas.

Soldados y rescatistas asisten a la evacuación de personas afectadas por las inundaciones en la ciudad de York, Inglaterra

Getty Images
El número de desastres relacionados al clima se ha quintuplicado a lo largo de 50 años.

¿Cuál es el impacto de los humanos en el planeta?

Se vaticina que los niveles de calentamiento por los que ya ha pasado la Tierra ocasionarán cambios significativos en nuestro entorno.

Observaciones de estos cambios en el mundo real corresponden a los patrones que los científicos esperan ver con el calentamiento provocado por la actividad humana. Estos incluyen:

  • Las capas de hielo de Groenlandia y Antártida se derriten rápidamente
  • El número de desastres relacionados al clima se ha quintuplicado en los últimos 50 años.
  • Los niveles globales del mar subieron 20 cm en el último siglo y continúan subiendo
  • Desde los 1800, los océanos se han vuelto 40% más ácidos, afectando la vida marina

Pero, ¿no era más caliente en el pasado?

Ha habido varios períodos de calentamiento en la Tierra en épocas pasadas.

Hace unos 92 millones de años, por ejemplo, las temperaturas eran tan altas que no había capas de hielo polares y animales parecidos a los cocodrilos vivían el el Ártico canadiense.

Eso no debería ser consuelo para nadie, sin embargo, porque los humanos no existían en ese entonces. Hubo momentos en el pasado que el nivel del mar alcanzó 25 metros más de lo que es hoy en día. Se considera que un aumento de entre 5-8 metros sería suficiente para sumergir la mayoría de las ciudades costeras del mundo.

gráfico - calentamiento

BBC

Hay evidencia abundante de extinciones masivas de vida durante estos períodos. Y los modelos climáticos sugieren que, en algunos, los trópicos pudieron ser “zonas muertas” demasiado calientes para la supervivencia de la mayoría de las especies.

Estas fluctuaciones entre calor y frío fueron causadas por una variedad de fenómenos, incluyendo la manera en que la Tierra se bambolea en su órbita alrededor del Sol a través de largos períodos, erupciones volcánicas y ciclos climáticos de corto plazo como El Niño.

Durante muchos años, grupos denominados como “escépticos” del clima han cuestionado las bases científicas del calentamiento global.

Sin embargo, virtualmente todos los científicos que publican regularmente en los sitios especializados, que son evaluados por sus pares expertos, concuerdan en las actuales causas del cambio climático.

Un informe clave de la ONU publicado en 2021 dijo que “es indiscutible que la influencia humana ha calentado la atmósfera, los océanos y la tierra”.

¿Te interesaría leer más sobre el cambio climático? Haz clic aquí para encontrar amplios artículos al respecto

More on Climate Change bottom strapline

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4QEW0DHWIlg&t=15s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.