Los hábitos en el trabajo que hacen que tus compañeros te odien
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Victor1558/Flickr/Creative Commons.

Los hábitos en el trabajo que hacen que tus compañeros te odien

Todas las oficinas tienen ese empleado molesto. No es precisamente el que comete los peores errores de trabajo, sino el que cumple con una reglas mínimas de convivencia. ¡No seas tú uno de ellos!
Victor1558/Flickr/Creative Commons.
Por BBCMundo
6 de mayo, 2015
Comparte
Una empleada con los pies en el escritorio y otros hábitos molestos

¿Dónde están los límites?

Todas las oficinas tienen ese empleado: molesto, que se pasa el día hablando, incluso cantando, que no para de hacer ruido con el bolígrafo, deja todo perdido cuando come y se le acumulan las tazas de café sobre el escritorio.

Y es que, aunque la mayoría de nosotros procuramos no cometer grandes errores en el trabajo, con frecuencia son los hábitos y comportamientos sutiles los que más dañan nuestra reputación.

Algunos cambian por las malas, pero también hay quien nunca aprende la lección.

Dos expertos en el tema de la red LinkedIn dieron su opinión al respecto.

Travis Bradberry, presidente de TalentSmart

“No importa el talento que tengas o lo que hayas logrado (en tu carrera), hay determinados comportamientos que cambian inmediatamente la manera en la que la gente te considera y hacen que nunca más te vean con buenos ojos”, escribió Bradberry, presidente de TalentSmart, una compañía de asesoría sobre inteligencia emocional, en un artículo titulado Los nueve peores errores que puedes cometer jamás en el trabajo (“The 9 Worst Mistakes You Can Ever Make at Work”).

¿Pero cuáles son esos errores? ¿Y por qué son tan terribles?

Un ejecutivo comiendo malamente en el escritorio

Comer en el escritorio tiene sus riesgos…

Dar puñaladas por la espalda. “Los apuñalamientos por la espalda a los colegas, ya sean intencionales o no, son una enorme fuente de conflicto en el lugar de trabajo”, señaló Bradberry.

“Una de las maneras más frecuentes de hacerlo es pasar por encima de alguien para solucionar un problema. Habitualmente se hace con la intención de evitar conflictos, pero se suele conseguir el efecto contrario”.

Chismear. “Chismear sobre otros da una muy mala imagen”, indicó.

“Regocijarse de las desgracias de otros puede hacerles mucho daño si finalmente (el cotilleo) llega a oídos de estos, pero de cualquier manera cotillear te hará parecer negativo y vengativo”.

Clamar que odias el trabajo. “La última cosa que alguien quiere oír es a un compañero quejarse de lo mucho que odia su trabajo. Hacerlo te etiqueta como una persona negativa y además bajas la moral del grupo”, señaló Bradberry.

“Los jefes identifican rápidamente a aquellos que minan la moral y saben que siempre hay reemplazos entusiastas esperando a la vuelta de la esquina”.

Almorzar comida olorosa. “A menos que trabajes en un barco, a tus colegas no les gustará que inundes el lugar con el olor del pescado del día anterior. La regla general sobre la comida en el trabajo es que cualquier plato con un olor que trascendería la cocina debe quedarse en casa”, explicó el especialista.

Una persona le dice un secreto a otra

A nadie le gustan los chismosos…

Decir mentiras. “El punto de partida de muchas mentiras son las buenas intenciones de la gente que quiere protegerse de otros. Pero éstas siempre tienden a crecer y a difundirse hasta que finalmente son desenmascaradas. Y una vez que todo el mundo sabe que mentiste no hay marcha atrás”, sentenció el experto.

Clinton Buelter, emprendedor y fundador de HardToFill.com

Si tenemos suerte, aprender de nuestros errores nos será fácil.

Pero con frecuencia estas lecciones suelen ser dolorosas. Clinton Buelter, fundador de HardToFill.com, una plataforma para conectar a empleados con reclutadores, asegura que él cometió “un montón de errores” que le costó años detectar y corregir.

Un ejecutivo con un cuchillo en la espalda
Apuñalar por la espalda es uno de los peores pecados de oficina.

El emprendedor escribió sobre las lecciones más importantes en el artículo 12 cosas que aprendí por las malas (“12 Things I Learned the Hard Way”). Y son, entre otras, éstas:

Ábrete. “Deja de gastar el 80% de tu tiempo en preocuparte de que vayan a poner alguien por encima de ti. Deja de ser escéptico y pesimista”, escribió el experto. “Es importante mantenerte abierto, no importa cuál sea tu carrera. Averigua a quién quieres ayudar y construye una red a tu alrededor. Sé accesible”.

Usa tono casual. “Déjate de formalismos. Elimínalos de conversaciones, correos electrónicos y de la vida cotidiana. Cuando escribes a un amigo a un familiar el mensaje no suena corporativo, ¿verdad? Usa un tono casual en tus mensajes y te responderán. Es una forma a la que están acostumbrados”.

Levántate del escritorio. “Es fácil estresarse y frustrarse en el trabajo. Estás sentado allí, aislado, perdiéndote el panorama general”, reconoce. Así que “programa una hora para parar. Después levántate de la silla y deja el escritorio. Y no desperdicies la pausa. Mantente centrado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty

Qué es la etanolamina, la molécula hallada en el espacio que es clave para descifrar el origen de la vida

Una molécula fundamental para el funcionamiento de las células fue detectada a miles de años luz de la Tierra. Su hallazgo nos ayuda a entender cómo se pudieron formar los primeros organismos vivos en la Tierra.
Getty
14 de junio, 2021
Comparte
planta

Getty
En el espacio están presentes varios de los ingredientes que hicieron posible que surgiera vida en la Tierra.

¿Cómo se originó la vida en la Tierra? Nadie lo sabe, pero conocer los ingredientes que la hicieron posible puede darnos pistas valiosas.

En un reciente estudio, un grupo de investigadores españoles afirman que detectaron uno de esos ingredientes en el espacio, muy cerca del centro de la Vía Láctea.

Se trata de la etanolamina, una molécula que está presente en la membrana de las células de todos los seres vivos y que ahora, por primera vez, se observó fuera de nuestro planeta.

“Esto nos puede ayudar a entender cómo se formaron las primeras células en la Tierra“, le dice a BBC Mundo Víctor M. Rivilla, uno de los coautores del estudio desarrollado por el Centro de Astrobiología (CAB), un centro de investigación estatal de España, asociado al Instituto de Astrobiología de la NASA.

espacio

Getty
Las nube moleculares son lugares del espacio donde se forman nuevos asteorides y planetas.

El hallazgo, además, deja abierta la posibilidad de que los ingredientes que hacen posible la vida estén presentes en otros lugares del universo distintos a la Tierra.

¿Qué es la etanolamina y qué pistas nos da sobre el origen de la vida que conocemos?

Molécula clave para la vida

La etanolamina es una molécula que contiene cuatro de los seis elementos químicos fundamentales para la vida: oxígeno, nitrógeno, hidrógeno y carbono.

Además, es uno de los componentes de las membranas celulares, la capa protectora que recubre a las células de todos los organismos y que permite que al interior de ellas puedan ocurrir los procesos genéticos y metabólicos.

galaxia

Getty
La etanolamina fue hallada a 100.000 años luz de la Tierra.

“Entender cómo se formaron estas membranas es un paso fundamental para entender cómo se formaron los organismos vivos“, dice Rivilla.

¿Cómo la encontraron?

Anteriormente la etanolamina ya se había detectado en meteoritos, pero no está claro cómo ha llegado ahí.

Ahora, con la ayuda de dos radiotelescopios, Rivilla y sus colegas detectaron etanolamina en una nube molecular ubicada a 100.000 años luz de la Tierra.

En el espacio, las moléculas vibran y emiten fotones, que son partículas de luz.

meteoritos.

Getty
Es posible que la etanolamina haya llegado a la Tierra con las lluvias de meteoritos.

“La forma en la que cada molécula vibra es como su firma”, dice Rivilla.

Así, al detectar el rastro de los fotones dentro de la nube, los investigadores notaron que las vibraciones que estaban observando correspondían a millones de moléculas de etanolamina en esa nube en el centro de la galaxia.

¿Por qué es importante?

Los resultados de la investigación sugieren que la etanolamina está presente en las nubes moleculares del espacio, que es donde se forman nuevas estrellas y planetas.

Entonces, la conclusión de Rivilla y su equipo es que la etanolamina pudo estar presente en los asteroides que se sabe que bombardearon a la Tierra primitiva, hace miles de millones de años.

“Estimamos que alrededor de mil billones (¡un 1 seguido de 15 ceros!) de litros de etanolamina podrían haber sido transferidos a la Tierra primitiva a través de impactos meteoríticos“, dice en un comunicado Izaskun Jiménez-Serra, investigadora del CAB y coautora del estudio.

De esta manera, la molécula pudo haber llegado a nuestro planeta desde el espacio, y una vez aquí pudo combinarse con otras moléculas que ayudaron a la formación de membranas celulares más eficientes y más robustas que favorecieron la evolución de los primeros organismos vivos.

cosmos

Getty
En otros lugares del cosmos pueden encontrarse los ingrediente de la vida.

“La etanolamina es una de las pocas moléculas verdaderamente complejas descubiertas en el espacio que es directa e innegablemente relevante para la biología tal como la conocemos”, le dice a BBC Mundo Brett A. McGuire, astrónomo y profesor de química en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), quien no estuvo involucrado en la investigación.

¿Vida extraterrestre?

El hecho de que estas moléculas esenciales estén presentes en el espacio, permite pensar que, bajo las condiciones adecuadas, podrían dar lugar a formas de vida en otros lugares del cosmos.

“Si los ingredientes de la vida se extienden por todo el universo, también es probable que la vida pueda surgir en cualquier lugar tan pronto como las condiciones sean favorables”, dice refiriéndose a este hallazgo el astroquímico Sergio Ioppolo, en un artículo del portal Inverse.

“Es probable que la vida no sea una excepción, sino más bien un paso adicional en la evolución de las regiones del espacio donde se forman las estrellas”, añade Ioppolo, investigador en la Queen Mary University London, quien no participó en este estudio.

McGuire, por su parte, aclara que el hecho de que se haya encontrado etanolamina en esta región interestelar no significa qua ahí hay membranas celulares, o que esta molécula sea común en el espacio.

ADN

Getty
Los investigadores ahora quieren hallar en el espacio moléculas relacionadas con la función genética de las células.

Nuevas preguntas

Rivilla y su equipo ya sospechaban que en el espacio profundo podría haber moléculas de etanolamina, porque antes ya se habían detectado otras moléculas de estructura química parecida.

Ahora ya tienen la certeza de que ahí están presentes, pero la pregunta que sigue pendiente es cómo se formaron esas moléculas.

Esa es la tarea que sigue.

moléculas

Getty
Una de las grandes preguntas de la ciencia es cómo se formaron las moléculas que hacen posible la vida.

Mediante estudios teóricos, modelos químicos y experimentos que simulen el medio interestelar, Rivilla y sus colegas quieren entender el origen de las moléculas de etanolamina.

Además, gracias a que los radiotelescopios son cada vez más sensibles y sofisticados, esperan detectar otros tipos de moléculas complejas que hayan podido dar lugar a la formación de membranas celulares, pero también del ARN y el ADN que contienen la información genética; y las proteínas que se encargan del metabolismo.

Armar ese rompecabezas espacial “podría ser clave para entender el origen de la vida“, concluye Rivilla.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpyNdI_pg38&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.