Los secretos científicos que esconden las leyendas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los secretos científicos que esconden las leyendas

Meteoritos que cayeron hace miles de años, tsunamis que arrasaron con todo, los mitos de los aborígenes australianos parecen encerrar un valioso tesoro de conocimientos.
Por BBCMundo
21 de mayo, 2015
Comparte
Cielo nocturno

Muchas culturas indígenas atribuyen eventos estelares a poderosos seres celestiales.

Los Luritja, una comunidad indígena de los remotos desiertos de Australia central, solían contar la historia de una bola de fuego demoníaca que había caído en la Tierra, proveniente del Sol, y que había matado todo lo que estaba a su alrededor.

Los locales temían que si se acercaban a esa zona, podían involuntariamente darle nueva vida a esta criatura.

La leyenda describe el aterrizaje de un meteoro en el desierto central de Australia hace 4.700 años, dice Duane Hamacher, astrofísico de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW, por sus siglas en inglés).

Ellos describen una ola gigante que venía de lejos y que mató a todos excepto a quienes vivían en la cima de las montañas”

El meteoro cruzando el cielo debió haber sido un evento dramático.

Cuando se desintegró, grandes fragmentos de roca rica en metales habrían caído sobre la Tierra con una fuerza explosiva, creando decenas de cráteres gigantescos.

El sitio en el Territorio del Norte de Australia, fue descubierto en los años 30 por buscadores de oro con ayuda de guías luritja y lleva hoy día el nombre de Reserva Henbury para la Conservación de Meteoritos.

Ola gigante

Ola gigante

Las historias que hacen referencia a un tsunami parecen ser ciertas, dicen los científicos.

Hamacher, a cargo del programa de astronomía indígena de la UNSW, dice que cada vez hay más evidencia de que las historias aborígenes contienen claves sobre eventos ocurridos en el pasado lejano de Australia.

El año pasado, el investigador viajó a Victoria con el experto en tsunamis James Goff, de la misma universidad, para visitar a la comunidad Gunditjmara.

“Ellos describen una ola gigante que venía de lejos y que mató a todos excepto a quienes vivían en la cima de las montañas y, de hecho, nombran los diferentes lugares en los que la gente sobrevivió”, explica Hamacher.

Él y Goff tomaron muestras de lugares entre 500 metros y 1Km tierra adentro y, en cada sitio, encontraron una capa de sedimento oceánico a dos milímetros de profundidad, lo que indica que probablemente un tsunami inundó el área hace cientos o quizás miles de años.

Meteorito

Las leyendas, como las que relatan el impacto de un meteorito, pasan por un sistema de control, para que no se vayan modificando con el tiempo.

Las muestras requieren un análisis más profundo, pero para Hamacher el hallazgo es muy emocionante, ya que sugiere que la leyenda puede llegar a ser cierta.

A principios de año, otro equipo de investigadores presentó un estudio en el que argumentaba que las historias de los aborígenes de las costas australianas podrían “constituir observaciones genuinas y únicas” del aumento en el nivel de los mares que ocurrió hace entre 7.000 y 11.000 años.

Nick Redi, experto en lingüística de la Universidad de Nueva Inglaterra, en Australia, escribió el estudio junto al geógrafo marino Patrick Nunn, de la Universidad de Sunshine Coast.

Proceso de verificación

Desierto

Las historias que analizaron -documentadas en tiempos coloniales- se refieren al incremento de los niveles del mar en las zonas costeras que antaño eran secas.

Al mirar los récords históricos del aumento del nivel del mar después del último período glacial, hace cerca de 20.000 años, pudieron contrastar las historias con las fechas.

Según Reid, el aislamiento relativo de los indígenas de Australia -que vivieron por aproximadamente 50.000 años sin interferencias culturales- y la naturaleza conservadora de su cultura, podrían explicar por qué sus historias tienen tantos detalles.

“Los aborígenes tienen creencias muy particulares sobre la importancia de contar las historias como debe ser y por la gente adecuada”, dice.

También cuentan con un sistema rígido basado en el parentesco a través de generaciones -en el que participan niños, adultos y ancianos-para comprobar la veracidad de los hechos. Un método, explica Reid, que no parece usarse en otras culturas.

Este conservadurismo extremo y la importancia de la precisión pueden verse reflejados también en las pinturas sobre las rocas y en dibujos y grabados, que suelen utilizarse para complementar las leyendas orales, señala Les Bursill, antropólogo e integrante de la comunidad aborigen Dharawal de Sídney.

“Las reproducen una y otra vez, y si varían, aunque sea sutilmente, borran (los dibujos) y los vuelven a hacer”, dice.

Conocimiento secreto

Bursill no cree que las comunidades aborígenes estén interesadas en compartir su conocimiento con la Australia moderna.

Los académicos no indígenas reconocen que estos sospechan de los extranjeros.

Pero Hamacher cuenta que varias comunidades se han acercado a su equipo para compartir sus historias.

Esta entrega, dice, debe retribuirse de modo que beneficie a las comunidades indígenas.

Su equipo, por ejemplo, desarrolló una serie de materiales educativos relativos a la astronomía, que ahora se usan en la enseñanza en escuelas de localidades remotas.

Todo forma parte de una tendencia creciente a reconocer que el conocimiento indígena tiene mucho que aportar a la comunidad científica.

El problema, no obstante, es que las lenguas indígenas están desapareciendo a un ritmo alarmante y eso dificulta el acceso de los científicos y otros expertos al conocimiento ancestral.

Desde que los blancos se establecieron en Australia, a fines del siglo XVIII, se han extinguido más de 100 lenguas.

Hoy día se hablan cerca de 145 lenguas (con al menos una persona que lo habla), pero, según la organización Australian Institute of Aboriginal and Torres Strait Islander Studies, cerca del 75% está en “peligro crítico”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué se sabe de lambda, nueva variante de COVID que circula en Sudamérica y por qué preocupa a la OMS

La OMS calificó como una "variante de interés" la versión de la covid-19 lambda que fue detectada por primera vez en Perú y que hoy tiene una alta presencia en varios países de la región.
17 de junio, 2021
Comparte

Los virus utilizan diferentes técnicas para seguir infectando.

Y el caso de la covid-19 no es la excepción: está claro que hoy estamos lidiando con una enfermedad que se propaga mucho más fácilmente que la versión que surgió en la ciudad china de Wuhan a fines de 2019.

El fenómeno se explica en parte por la aparición de variantes nuevas y mejoradas que se vuelven difíciles de contener.

La última y más reciente incorporada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la denominada lambda, que se encontró por primera vez en agosto del 2020 en Perú, cuando se le denominó C.37 o “variante andina”.

Este martes, la OMS declaró que esta nueva versión del virus debe ser considerada “de interés” (VOI), una categoría en la que se encuentran otras seis mutaciones de Sars-CoV-2 y que, al confirmar su transmisión comunitaria, debe ser debidamente investigada por los científicos para medir su impacto en los países donde se presenta, particularmente en América del Sur.

La OMS divide las variantes en dos tipos: las de “interés”, señaladas anteriormente, y de “preocupación”, donde por el momento entran cuatro tipos, entre ellas, la británica alfa, la india delta y la brasileña gamma. Estas últimas por lo general presentan un aumento de la transmisibilidad y de su virulencia, y como consecuencia, disminuyen la eficacia de las medidas sociales, las vacunas y otros tratamientos disponibles.

Pero ¿cuáles son las principales características de lambda y qué tanto debe preocuparnos?

Presencia en Sudamérica

Según el último informe de la OMS, lambda se asocia con “tasas sustanciales de transmisión comunitaria en varios países”, entre ellos, Perú, Chile, Argentina y Ecuador.

Hospital en Chile, paciente terminal con coronavirus.

Getty Images
En Chile no han bajado los altos índices de contagio y los hospitales se mantienen al borde del colapso.

Después de un monitoreo por un período prolongado, la OMS llegó a la conclusión de que esta variante porta una serie de mutaciones que se sospecha que podrían tener “implicaciones fenotípicas”, como un posible “aumento de la transmisibilidad” o de la “resistencia a los anticuerpos neutralizantes”.

De acuerdo con GISAID, un sitio que recopila data del coronavirus y la influenza, al 15 de junio esta variante estaba presente en al menos 29 países en el mundo, pero existe una elevada prevalencia particularmente en América del Sur.

En Chile, por ejemplo, su presencia ha aumentado rápidamente con el tiempo y hoy representa el 32% de los casos secuenciados reportados en los últimos 60 días, según la OMS. Esto implica que lambda está circulando a tasas similares a la variante brasileña gamma (33%) y muy por encima de la británica alpha (4%).

Este país sudamericano no ha logrado bajar sus altos índices de contagio y los hospitales se mantienen al borde del colapso, a pesar del rápido avance de su programa de vacunación con más de 9 millones de personas inoculadas con dos dosis, casi la mitad de la población del país.

Coronavirus en Arequipa, Perú

Getty Images
Perú es el país con la mayor tasa de mortalidad per cápita del mundo.

En el caso de Perú, el informe de la OMS asegura que las autoridades de ese país informaron que, desde abril de este año, el 81% de sus casos de covid-19 se han asociado con esta nueva variante. Perú también se ha visto fuertemente golpeado por la enfermedad, convirtiéndose en la nación con la mayor tasa de mortalidad del mundo a fines de mayo.

Mientras que Argentina “informó una prevalencia creciente de lambda desde la tercera semana de febrero de 2021, y entre el 2 de abril y el 19 de mayo de 2021, la variante representó el 37% de los casos de covid-19 secuenciados”, dice la OMS.

Esta situación preocupa a los científicos latinoamericanos pues la región ha enfrentado serios problemas para superar la pandemia, acumulando más de un millón de muertes. Los hospitales colapsados junto a un retraso del proceso de vacunación en muchos países han supuesto una especial dificultad para contener la covid-19.

Transmisibilidad y síntomas

El doctor en microbiología molecular y coordinador del Laboratorio de genómica Microbiana de Perú, Pablo Tsukayama, ha estado detrás de las investigaciones que identificaron el nuevo linaje de SARS-CoV-2.

En conversación con BBC Mundo, afirma que todavía quedan muchas dudas por resolver respecto a lambda pero que, posiblemente, tiene una mayor transmisibilidad.

“Lo más probable es que sea más transmisible porque es la única manera de explicar su rápido crecimiento. En Chile y Perú ha seguido avanzando fuertemente, mientras que en la provincia de Buenos Aires ya representa más del 40% de los casos”, dice.

“Y el solo hecho de que sean más transmisibles, se traduce en más hospitalizaciones y fallecidos”, agrega.

https://twitter.com/pablotsukayama/status/1386054160378912769

El científico también explica que “nos hemos dado cuenta que en el último tiempo a Sudamérica le ha ido realmente mal. Y esto es en parte por la variante gamma y ahora por lambda. Los países en los que han estado estas dos variantes han pasado de una situación mala al descontrol, con segundas olas mucho más severas”.

Respecto a los síntomas de esta nueva variante, Tsukayama dice que no se han reportado mayores cambios frente a los que ya se conocen con las otras mutaciones pero que, basado en algunos informes anecdóticos de doctores, podría haber una mayor frecuencia de problemas intestinales.

Vacunas contra la covid-19

Getty Images
La OMS advirtió que se requiere más investigación sobre esta nueva variante para “validar la efectividad continua de las vacunas”.

Sobre las vacunas, Tsukayama afirma que aún no hay información concreta sobre si la inoculación pierde eficacia frente a esta mutación. En la misma línea, el reporte de la OMS advierte que se requiere más investigación para “validar la efectividad continua de las vacunas”.

El organismo internacional añade que por el momento hay “evidencia limitada” sobre el impacto de lambda, por lo que es urgente realizar más estudios que puedan ayudar a comprender mejor su alcance con el fin de encontrar fórmulas que ayuden a controlar su propagación.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WhrDWNcNQEM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.