Exigen seguridad con marcha silenciosa, tras jornada violenta del 1 de mayo en Jalisco

Alrededor de mil 200 personas marcharon vestidos de blanco en Guadalajara, Jalisco, la ciudad que fue escenario de quema de vehículos, gasolineras y un par de comercios por parte miembros de la delincuencia organizada.

Exigen seguridad con marcha silenciosa, tras jornada violenta del 1 de mayo en Jalisco
La manifestación inició en el barrio residencial Providencia, al poniente de Guadalajara. // Foto: Belén Zapata. Belén Zapata

[slider_pro id=”251″]

Tapatíos vestidos de blanco y en su mayoría con flores en mano realizaron este sábado 9 de mayo una camina en silencio de 3.2 kilómetros en demanda de seguridad para Guadalajara, la ciudad que la semana pasada fue escenario de quema de unidades del transporte público, bancos, gasolineras y un par de comercios por parte de la delincuencia organizada.

Pasaban las seis de la tarde y la temperatura rebasaba los 30 grados centígrados, cuando alrededor de mil personas se reunieron en el barrio residencial Providencia, al poniente de la ciudad, para dirigirse hacia la Glorieta de la Minerva, en una manifestación a la que se convocó a través de redes sociales con el hashtag #CaminataPorLaPazGDL.

Alrededor de doscientas personas se sumaron a la marcha y al final, la Unidad Estatal de Protección Civil reportó una participación de mil 200 personas.

La convocatoria a la marcha se realizó el pasado sábado 2 de mayo, un día después de que integrantes de grupos de la delincuencia organizada protagonizaron actos de violencia en 26 municipios del estado, entre  ellos Guadalajara.

El contingente avanzó por calles de barrios residenciales en Guadalajara, lo que lamentó Fernando Alvarado, activista, quien dijo que esto limitó la participación de ciudadanos provenientes de otros sectores y estratos sociales menos favorecidos.

“Nos une la indignación y el hartazgo”

Entre el contingente iban familias completas: abuelos, padres, hijos pequeños, amigos, deportistas, algunos empresarios y hasta un grupo de religiosas.

Algunos de ellos se abrazaban con familiaridad, otros se saludaban solo con una sonrisa. Hubo pocas pancartas, apenas unas cuatro mantas que identificaban el motivo de la caminata y un par elaboradas a mano por los participantes, como la de Inés García, una mujer que el pasado primero de noviembre perdió a su hijo Ulises Chavira en un asalto.

“Estoy aquí para exigir justicia por la muerte de mi hijo, a pesar de tener plenamente identificados a los agresores, la Fiscalía de Jalisco no ha hecho su trabajo, ya tenemos ordenes de aprehensión en contra de ocho atacantes de mi hijo y dos de sus amigos y las autoridades no han dado con el paradero de estos sujetos”, dijo García.

Ulises y sus dos amigos regresaban a casa después de asistir a un bar cuando fueron asaltados y agredidos por unos “pandilleros”. El joven de 21 años, aspirante a abogado, empleado en una zapatería y músico, murió, sus amigos aún tienen lesiones graves.

“La mayoría de los que estamos aquí es porque hemos sido víctimas de la violencia, nosotros o algún familiar o amigo, también porque hemos sido víctimas de la impunidad”, dijo Silvia Narváez una joven mujer que dijo ser ama de casa y que empujaba en un carrito a su hijo que dormía placidamente.

Entre los pocos rostros mediáticos estaba el de Aida Morán, quien es conocida en Jalisco como “la mamá del gimnasta”. Su hijo, el gimnasta tapatío y medallista nacional, Jaime Humberto Romero Morán, fue asesinado en enero pasado presuntamente en un pleito, luego de abandonar un bar donde acudió con sus amigos.

“Son cinco meses de la muerte de mi hijo y de muchos chicos que han muerto también y creo que todos queremos la paz, las madres que hemos perdido a nuestros hijos no queremos conmover a la sociedad, queremos moverla en este tipo de manifestaciones, totalmente ciudadanas”, dijo Morán.

A la joven madre la acompañaba en la marcha su esposo, gimnastas, entrenadores y deportistas seleccionados nacionales en diferentes disciplinas.

La selección de gimnasia  varonil de Jalisco a la que pertenecía Jaime competirá este domingo 10 de mayo en la Olimpiada Nacional, que tiene como sede a la ciudad de Monterrey, en Nuevo León. Moran, quien también es preparadora física, adelantó que todas las medallas que se obtengan en esta justa serán “donadas” al gobierno federal, como una manera de llamar su atención para que garanticen seguridad en el estado.

“La iniciativa es que todos los gimnastas de México donen sus medallas, para que la inseguridad ocurre en todo el país”, agregó.

Sosteniendo una de las pancartas iba un grupo de vecinos y amigos del empresario tapatío del ramo del construcción y maratonista, Álvaro Chávez Ochoa, quien fue asesinado el pasado 29 de abril, por arma de fuego en sus oficinas de la colonia Providencia.

Una pareja de adultos mayores que prefirió omitir su nombre, dijeron que se enteraron de la caminata a través del periódico y que decidieron sumarse porque están “hartos de la inseguridad”.

“Hemos vivido muchos episodios de violencia, recientemente derribaron la puerta de nuestra vivienda y se metieron…”, relató el hombre, quien fue interrumpido por su mujer para decir que “lo único que pedimos es que las autoridades cumplan con su responsabilidad, que ellos asumieron, no cumplen, el pueblo ya está enfadado con una impotencia increíble y ellos no reaccionan, no les importamos”.

Entre el contingente blanco que avanzaba por las calles del poniente de la ciudad, destacaban jóvenes vestidos de negro. Se trataba de estudiantes, pasantes de la carrera de derecho y abogados, que entre los asistentes a la caminata recolectaban firmas “para promover un amparo colectivo en contra de la seguridad social que nos hace falta”, dijo Anahí Fernández, pasante de derecho de 21 años.

Pasaban de las siete de la tarde cuando la caminata concluyó al pie de la Glorieta Minerva, lo asistentes cantaron el himno nacional bajó el sol abrazador que se resistía a ocultarse, mientras que, antes de retirarse, los participantes dejaron sus flores blancas sobre el césped.

Al final de la manifestación, ningún grupo social se atribuyó la organización de la caminata, la cual contó con el apoyo, a través de redes sociales, de destacados tapatíos como el jugador del Real Madrid, Javier “Chicharito” Hernández, la golfista Lorena Ochoa, el corredor de autos Sergio Pérez, el cantante Alejandro Fernández y la conductora de televisión Galilea Montijo.

Close
Comentarios