close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

México, en el top 10 de países con más feminicidios por armas de fuego del mundo

Es una de las 25 naciones que concentran la mitad de todos los crímenes cometidos en contra de mujeres y niñas a escala global. Juárez fue un detonante del incremento de feminicidios, pero en Guerrero el problema está al alza, advierte un estudio.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
26 de mayo, 2015
Comparte
Protesta en la Ciudad de México contra los feminicidios. Foto: Cuartoscuro/Archivo.

Protesta en la Ciudad de México contra los feminicidios. Foto: Cuartoscuro/Archivo.

En seis años más de mil 900 mujeres y niñas fueron asesinadas de forma violenta en México y casi la mitad de ellas con armas de fuego. Esto ubica a nuestro país, junto con otras nueve naciones latinoamericanas, entre los 25 países con la mayor tasa de feminicidios del mundo y en el top ten de los que se cometen con disparos de armas.

La crisis de seguridad en Ciudad Juárez, donde la tasa de homicidios de mujeres llegó a niveles 20 veces superiores al promedio global, disparó el nivel de feminicidios, pero el contexto del narcotráfico y la violencia creciente en estados como Guerrero, amenazan con mantener a México entre los países más peligrosos para las mujeres en el mundo.

Los datos y análisis corresponden al estudio denominado “Carga Global de la Violencia Armada 2015. Cada Cuerpo Cuenta” elaborado y publicado cada tres años por dos organizaciones no gubernamentales europeas con el apoyo de Naciones Unidas, y el cual dimensiona los costos humanos de la violencia a escala global a partir de información oficial.

De acuerdo con el diagnóstico, aunque el 80 por ciento de las víctimas de homicidios intencionales en el mundo son hombres, en promedio cada año 60 mil mujeres pierden la vida en circunstancias violentas.

Una situación preocupante, además de la cantidad de los feminicidios, es la concentración de los mismos. Apenas 25 países acumulan la mitad de todos los crímenes de mujeres en el planeta y con índices que a diferencia de los del resto de naciones van en incremento.

América Latina es la región de mayor violencia en contra de las mujeres. De los 25 países con la mayor tasa de feminicidios, diez se encuentran en esta zona. Además, Honduras, El Salvador y México están entre los cinco países del mundo con el mayor crecimiento en las tasas de homicidios de niñas y mujeres.

“Estas naciones que son testigos de una alta actividad del narcotráfico además padecen un crecimiento en su tasa de feminicidios que incluso, han llevado a los actividades en Derechos Humanos a considerar la guerra contra las drogas como la nueva guerra contra las mujeres” señala el análisis.

La opacidad es el otro problema. De acuerdo con el estudio, aunque se ha avanzado en la recolección de información sobre los crímenes en contra de las mujeres en el mundo, existen naciones principalmente en África y Asia donde no hay una contabilidad precisa o confiable y por tanto, donde la gravedad del problema se desconoce.

México, triste protagonista

En el periodo del 2007 a 2012 se cometieron en México mil 909 feminicidios en el país (ya comprobados y verificados), cantidad que significa un tasa de 3.2 crímenes por cada 100 mil mujeres. Dicho promedio de homicidios ubica nuestro país por encima de la tasa mundial de feminicidios.

En el comparativo con otros países, México se encuentra en la posición 23 con la mayor tasa de feminicidios. Si se toma en cuenta solamente la cantidad total de homicidios de mujeres sin el factor demográfico, nuestro país escalaría hasta la sexta posición global.

El balance de cualquier forma es negativo. Una escala elaborada por el propio estudio pone a México con un rango “alto” de feminicidios junto 17 países más, los cuales solo están por debajo de otros siete cuyo rango es “muy alto”. En total, fueron analizados y comparados más de cien naciones que tenían datos consolidados.

En la revisión de los feminicidios que se cometen con armas de fuego la situación es aún peor, pues México es el décimo lugar en este rubro, con un porcentaje de casi la mitad de los homicidios de mujeres cometidos de esta forma. El primer lugar lo ocupa Guatemala, donde la proporción de feminicidios con armas de fuego supera el 70 por ciento.

En comparación con los otros dos países de América del Norte, la situación de México es muy desfavorable. La tasa de feminicidios en los Estados Unidos es de 1.9 por cien mil mujeres, es decir, la mitad en comparación con nuestro país. Con Canadá la brecha es aún más alta pues ese país tiene un índice de 0.9 feminicidios.

Otro dato significativo es que nuestro país fue, entre el 2011 y el 2014, el quinto con el mayor crecimiento en su tasa de feminicidios -pasó de 2.4 a 3.2- solo detrás de Honduras, El Salvador, Bahamas y Surinam.

La letal Juárez y el riesgo en Guerrero

Una “ciudad letal para las mujeres”. Así calificaron las organizaciones detrás de este análisis a Ciudad Juárez, municipio que tuvo un papel protagónico en el disparo de los feminicidios en México sobretodo en el periodo del 2008 al 2012.

De acuerdo con los datos del estudio, la ciudad fronteriza del estado de Chihuahua llegó a tener una tasa de casi 60 homicidios por cien mil mujeres en 2010. Para ponerlo en proporción, este índice cuadruplica a la tasa de feminicidios de El Salvador, actualmente el país con la mayor incidencia de crímenes de niñas y mujeres.

Aunque la violencia en Juárez fue generalizada e impulsada sobre todo por la operación y rivalidad de grupos del crimen organizado, la proporción en los homicidios de mujeres creció 20 por ciento más que la de los hombres.

Cifras del Observatorio para la Violencia de Juárez, retomadas por el análisis, detallan que de los 673 feminicidios registrados entre 2009 y 2012, casi la mitad ocurrieron en las calles o en un espacio público, mientras que el 25 por ciento fueron en domicilios privados y otro siete por ciento en zonas comerciales.

“Pero además de la tasa extremadamente alta de feminicidios en Juárez, llama la atención la violencia con lo que se cometieron los crímenes, con varias víctimas que mostraban signos de tortura o mutilación, antes de ser arrojadas en sitios públicos” subraya el estudio.

Los analistas advierten que si bien, a partir de 2010, el nivel de feminicidios en Juárez comenzó a descender, en parte por la estrategia de seguridad implementada en el estado, en otras zonas del país la violencia contra las mujeres ya dio señales de crecimiento.

En 2012 Chihuahua tuvo una tasa de feminicidios de 15.2 por cien mil mujeres, cuatro veces más que el promedio nacional pero a su vez, un descenso significativo respecto a años anteriores. En cambio, Guerrero acumuló dos años consecutivos al alza hasta alcanzar una tasa de casi 14 feminicidios en el mismo año. Un fenómeno similar ocurrió en otros estados como Durango y Nayarit.

América Latina, feminicidios y narco

Según los datos del estudio América Latina es la región del mundo en donde las mujeres corren el mayor riesgo de ser asesinadas. El Salvador tiene la tasa más alta de feminicidios a escala global con 17 crímenes en promedio por cada cien mil mujeres, seguido de Honduras con un índice de 14 feminicidios.

En tercer sitio aparece Sudáfrica y en cuarto de nuevo otro país latinoamericano, Guatemala, con una tasa de poco más de diez feminicidios. Belice, Venezuela, Colombia, Brasil, República Dominicana y Panamá son los otros países de la región junto con México que se encuentran entre los 25 con más feminicidios.

En el análisis por regiones América central, el Caribe y América del Sur están por encima – en ese orden- del resto de en cuanto a la incidencia de homicidios violentos de mujeres. En el otro extremo, Europa es la zona con la menor tasa de feminicidios, exceptuando a Rusia que es uno de los países ubicadas en el top ten de crímenes de mujeres.

Los analistas destacan que aun cuando en América son pocas las regiones en un conflicto armado convencional, exceptuando a Colombia, la presencia del crimen organizado y el narcotráfico es uno de los principales motores en el homicidio de mujeres.

“Mujeres y niñas son vulnerables en el contexto del narcotráfico. Son blancos fáciles cuando se les utiliza como “mulas” para transporte de droga. También son ejecutadas para enviar mensajes a las autoridades y en varias ocasiones resultan víctimas en las luchas entre bandas rivales” indica el estudio.

A escala global los feminicidios se redujeron de 66 mil en promedio cada año en 2007 a 60 mil en 2012. El problema, destaca el estudio, es que esta reducción no es un fenómeno generalizado pues en los 25 países con mayores tasas de homicidio se ha mantenido por lo menos la misma tasa delictiva.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Falla de WhatsApp: 4 cosas que puedes hacer para protegerte del software espía

El servicio de mensajería reveló que piratas informáticos consiguieron instalar un software espía en algunos celulares. Te contamos cómo puedes mejorar la seguridad de tu teléfono.
15 de mayo, 2019
Comparte
Logo de Whatsapp

Getty Images
Whatsapp reveló el lunes que piratas informáticos consiguieron instalar un software con un sistema de vigilancia remota en algunos teléfonos celulares.

La frase “un ataque dirigido contra WhatsApp” es una que ningún usuario de esta aplicación quiere leer en un titular.

Agrega: “Los piratas informáticos pudieron instalar un software espía de forma remota” y el departamento de relaciones públicas de la aplicación de mensajería tiene un día complicado por delante.

WhatsApp reveló el lunes que una pequeña cantidad de cuentas fueron atacadas por “un actor cibernético avanzado”.

Si esa frase te generó inquietud, aquí tienes algunos consejos para ayudarte a mantener tu información a salvo.

1. Actualizar, dormir, repetir

Imagen de un hacker

Getty Images
El ataque contra la aplicación de mensajería fue orquestado por “un actor cibernético avanzado”, según la empresa.

El ataque fue descubierto por primera vez a principios de este mes.

En ese momento, Facebook, dueño de WhatsApp, le dijo a los especialistas de seguridad que el problema era “una vulnerabilidad de desbordamiento del búfer en WhatsApp VOIP (protocolo de voz por internet) que permitió la ejecución remota de código a través de series especialmente diseñadas de paquetes SRTCP (protocolo de transporte en tiempo real seguro) enviados a un número de teléfono específico”.

Genial.

Permítenos hacer una traducción aproximada: los hackers utilizaron la función de llamada de voz de WhatsApp para llamar al dispositivo que querían atacar.

Incluso si la llamada no fue contestada, el software de vigilancia aún pudo ser instalado debido a que el “VOIP vulnerable” no es lo suficientemente seguro.

Es posible que la llamada incluso haya desaparecido del registro de llamadas del dispositivo porque los hackers tenían el control de la aplicación.

Imagen de apps en un teléfono celular

Getty Images
Las actualizaciones para la mayoría de las aplicaciones de redes sociales incluyen mejoras de seguridad.

Y no, en este caso la solución no es simplemente apagar y volver a encender el teléfono.

El lunes, WhatsApp sugirió que sus 1.500 millones de usuarios actualicen la aplicación después de implementar una solución para ayudar a proteger los dispositivos de los ataques cibernéticos.

Tendrás que hacer esto manualmente -en esta ocasión, el pequeño punto rojo que aparece sobre el ícono del App Store (o lo que sea que haga tu teléfono para notificarte que tienes una tarea pendiente) no se resolverá por sí solo-.

A pesar de que los mensajes en WhatsApp están cifrados de extremo a extremo, lo que significa que solo deben aparecer en el dispositivo del remitente o del destinatario, el software espía utilizado en este último ataque habría permitido a los piratas informáticos leer los mensajes del objetivo.

Es una buena idea mantenerse al día con todas las actualizaciones de la aplicación, ya que a menudo incluyen ajustes de seguridad.

2. Sal de la nube

Imagen de un hacker

Getty Images
En esta ocasión los “hackers” pudieron leer mensajes ajenos en Whatsapp, a pesar de que están cifrados.

Probablemente ya conocías el cifrado de extremo a extremo de tus mensajes en WhatsApp, uno de los mayores atractivos de este servicio de mensajería.

Pero si tu o tus amigos hacen una copia de seguridad de sus chats de WhatsApp en un servicio como Google Drive o iCloud, se crea una vulnerabilidad.

Esa copia de seguridad no está protegida por el cifrado de extremo a extremo, por lo que cualquier persona que tenga acceso a tu nube podría obtener tu historial de conversaciones en la aplicación.

Por lo que, si realmente te importa tu privacidad, eso es algo que deberías deshabilitar.

Es posible que de vez en cuando recibas un mensaje preguntándote con qué frecuencia deseas realizar copias de seguridad. Pero si quieres cambiarlo ahora, entra en la app y busca en Configuración>Chats> Respaldo de chat.

3. 2FA

Si tu aplicación lo admite (y WhatsApp lo hace), la verificación de dos pasos -conocido como 2FA- es una buena manera de ayudar a mantener tus datos seguros.

Se trata de una capa adicional de seguridad para garantizar que las personas que intentan obtener acceso a una cuenta en internet son realmente quienes dicen ser.

Se empieza con el acceso normal: nombre de usuario y contraseña. Pero, en lugar de obtener acceso de inmediato, se pide una segunda forma de verificación, que puede ser por ejemplo una huella digital, un comando de voz o un código que es enviado por texto.

También puede ser información extra. Ya conoces las típicas preguntas: primera mascota, apellido de soltera de la madre; ese tipo de preguntas.

De nuevo, puedes elegir la verificación de dos pasos (2FA) desde la propia app: Configuración>Cuenta>Verificación de dos pasos.

4. Añade capas protectoras

Una pantalla con un candado.

Getty Images
Hay muchas opciones de seguridad que puedes elegir dentro de la app.

WhatsApp (y un montón de otras aplicaciones) ofrecen una gama de opciones de control de seguridad y privacidad.

Debes entrar a la app e ir a Configuración> Cuenta> Privacidad, para ver todos los servicios a tu disposición.

Desde allí puedes controlar quién puede ver el horario de tu “última vista”, tu foto de perfil o tu ubicación en tiempo real, por ejemplo.

También puedes desactivar las marcas que te informan de que tus mensajes han sido leídos, por lo que se desactivarán los ticks azules de verificación.

Puedes elegir todas o ninguna de las opciones, dependiendo de a quién quieres darle permiso para ver tu información.

Y un consejo: no pierdas el sueño por el último ataque

El ataque más reciente contra WhatsApp no debería preocuparte demasiado a menos que seas un abogado, una activista, un experto en derechos humanos o periodista.

Según el Comité para la Protección de los Periodistas, estos fueron los blancos más probables del último ataque.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qBLdD0RsGHI

https://www.youtube.com/watch?v=JpWiPF_rmY0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.