Muere B.B. King, el Rey del Blues
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Muere B.B. King, el Rey del Blues

King falleció el jueves de forma tranquila mientras dormía en su casa de Las Vegas, indicó su abogado Brent Bryson.
AP
Por AP
15 de mayo, 2015
Comparte

B.B. KingBB King, que con sus apasionados acordes de guitarra y sus sentidas letras se convirtió en el ídolo de generaciones de aficionados y músicos, y se ganó el apodo de Rey del Blues, murió el jueves 14 de mayo en su casa de Las Vegas. Tenía 89 años.

King falleció de forma tranquila mientras dormía en su casa de Las Vegas, indicó su abogado Brent Bryson. Los preparativos para su funeral están en marcha, señaló.

El forense del condado de Clark John Fudenberg confirmó el deceso.

La mayor de los hijos sobrevivientes del músico, Shirley King, de la zona de Chicago, dijo estar disgustada por no haber tenido ocasión de ver a su padre antes de morir.

Aunque King siguió actuando hasta bien pasados los 80 años, el ganador de 15 premios Grammy sufría diabetes y su salud había empeorado en el último año. El pasado octubre sufrió un desmayo durante un concierto en Chicago, más tarde atribuido a la deshidratación y el agotamiento. Estaba recibiendo cuidados paliativos en su casa de Las Vegas.

Durante la mayor parte de una carrera de más de 70 años, Riley B. King fue no sólo el rey indiscutido del blues, sino también un mentor para decenas de guitarristas como Eric Clapton, Otis Rush, Buddy Guy, Jimi Hendrix, John Mayall y Keith Richards. Grabó más de 50 discos e hizo giras por todo el mundo incluso en su última década, a menudo ofreciendo 250 conciertos al año o más.

Este viernes 15 de mayo por la mañana, Clapton publicó un video en Facebook en el que se despidió de su “querido amigo e inspiración”.

BB King a dear friend and inspiration to me….

Posted by Eric Clapton on Viernes, 15 de mayo de 2015

King tocaba una guitarra Gibson apodada cariñosamente Lucille, con un estilo que combinaba hermosos punteos con sonoros acordes, sutiles vibratos y notas desgarradas.

El resultado podía producir escalofríos, al igual que su tema más conocido, The Thrill is Gone. Podía hacer llorar y gritar de angustia a su guitarra, al narrar esa historia de amor desvanecido que terminaba lamentando en tono gutural “Now that it’s all over, all I can do is wish you well” (“Ahora que todo ha terminado, todo lo que puedo hacer es desearte suerte”).

Su estilo era inusual. A King no le gustaba tocar y cantar al mismo tiempo, así que desarrolló un estilo de diálogo entre él y Lucille.

“A veces creo que hay más cosas por decir, para hacer que el público comprenda que intento hacer más”, dijo King a Associated Press en 2006. “Cuando canto, no quiero que usted oiga sólo la melodía. Quiero que viva la historia, porque la mayoría de las canciones tienen una historia bastante buena”.

Un tío suyo predicador le enseñó a tocar, y él afinó la técnica en medio de una pobreza mísera en el delta del Mississippi, la cuna del blues.

“Siempre intenté defender la idea de que el blues no tiene por qué cantarlo una persona que venga del Mississippi, como yo”, indicó en su libro de 1988 Off the Record: An Oral History of Popular Music.

“La gente tiene problemas en todo el mundo”, señaló. “Mientras la gente tenga problemas, el blues no podrá morir nunca”.

Uno de los que siguieron ese argumento fue Clapton, el roquero y músico de blues británico que colaboró con él en Riding With the King (escúchalo aquí en Spotify), un disco superventas que ganó un Grammy en 2000 al mejor disco de blues tradicional.

Aun así, la influencia del Delta era innegable. King empezó a recoger algodón en granjas arrendadas en la zona de Indianola, Mississippi, antes de ser un adolescente. Cobraba apenas 35 centavos por cada 100 libras de algodón, y seguía resolviendo deudas de aparcería cuando salió del ejército tras la II Guerra Mundial.

Se estrenó en la radio con un cuarteto de góspel en Mississippi, pero no tardó en mudarse a Memphis, Tennessee, donde un empleo como pinchadiscos en WDIA le dio acceso a una gran variedad de grabaciones. Estudió a los grandes guitarristas del blues y el jazz, como Djando Reinhardt y T-Bone Walker, y tocaba en vivo unos pocos minutos cada día con el nombre de “Beale Street Blues Boy”, después abreviado a B.B.

A través de sus emisiones y conciertos, pronto se ganó seguidores en la comunidad negra y grabó su primer éxito de R&B, Three O’Clock Blues, en 1951.

En la década de 1960 comenzó a llegar al público blanco, especialmente jóvenes aficionados al rock, con discos como “Live at the Regal”, que luego se consideraría una grabación histórica digna de preservación en el Registro Nacional de Grabaciones de la Biblioteca del Congreso.

Amplió más su público al actuar en 1968 en el Newport Folk Festival, y cuando sirvió de telonero para los Rolling Stones en 1969.

King fue introducido en el Salón de la Fama de la Fundación del Blues en 1984, y en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1987. En 1990 recibió un premio a toda su carrera del Salón de la Fama de los Compositores. También fue galardonado con la Medalla Presidencial de la Libertad, entregada por el presidente George W. Bush, regaló una guitarra al papa Juan Pablo II y cantó a coro Sweet Home Chicago con el actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Pese a todo, King insistía modestamente en que sólo mantenía una tradición.

“Sólo soy alguien que tomó el relevo, porque empezó mucho antes de mí”, dijo a AP en 2008.

Desde que comenzó su carrera de músico profesional, se diría que King nunca dejó de actuar. Cuando no estaba grabando recorría el mundo incansable, interpretando 342 conciertos en noches distintas en 1956. En 1989 pasó 300 días de gira. Al cumplir 80 prometió que bajaría el ritmo, y lo hizo, a unos 100 conciertos al año.

Tuvo 15 hijos biológicos o adoptados. Once le sobreviven, según miembros de la familia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: qué es el "Russkiy Mir" al que Putin quiere unificar

¿Cómo se define exactamente el "Ruskkiy Mir", qué señales ha dado Putin de que quiera unificarlo y cómo la invasión a Ucrania puede ser clave para lograr este objetivo?
5 de marzo, 2022
Comparte

El dramático conflicto bélico que está ocurriendo en este momento en Ucrania amenaza con ser el evento más transformador y peligroso en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

En los últimos días, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha intensificado el ataque sobre ciudades claves ucranianas, como Jersón, Járkiv y la capital, Kiev.

Y no ha mostrado ninguna señal de que esto vaya a parar, a pesar de las duras sanciones impuestas a su país por parte de Occidente.

Muchos analistas se preguntan por estos días qué está pasando realmente por la cabeza del presidente ruso.

Una de las respuestas más familiarizadas en Occidente, especialmente en Estados Unidos, es que Rusia es y siempre ha sido un Estado expansionista y que Putin es la encarnación de esa ambición: construir un nuevo imperio ruso.

Y aquí es donde aparece el concepto “Russkiy Mir” o “Mundo Ruso”.

Varias ciudades ucranianas han sido atacadas por Rusia en los últimos días.

Getty Images
Varias ciudades ucranianas han sido atacadas por Rusia en los últimos días.

Como dijo Fiona Hill —una de las principales expertas en Rusia de Estados Unidos— en una entrevista con el sitio Politico, Putin ha estado articulando la idea de que existe un espacio en donde los ucranianos y rusos son un “mismo pueblo”, y que su misión es volver a reunir a todos los rusohablantes de diferentes lugares que pertenecieron en algún momento al zarismo.

Pero ¿cómo se define exactamente el Ruskkiy Mir, qué señales ha dado Putin de que quiera unificarlo y cómo la invasión a Ucrania puede ser clave para lograr este objetivo? Aquí te lo explicamos.

¿Qué es el “Russky Mir”?

Aunque no existe una definición académica clara sobre qué significa específicamente el Ruskkiy Mir, distintos analistas han intentado explicarlo.

Para algunos, es el mundo que comprende la totalidad de la comunidad asociada a la cultura rusa, que comparte una historia, una lengua y ciertas tradiciones. Por lo mismo, es difícil definir una frontera.

Para otros, hay un conjunto básico territorial que podría ser el núcleo de este mundo y que podría comprender el propio Rusia, además de Bielorrusia, Ucrania y Kazajistán, entre otros.

“Hay dos criterios para definir el Russkiy Mir. El primero, es cultural, que abarca toda la cultura rusa en su conjunto, incluido a quienes se encuentran fuera del territorio”, le explica a BBC Mundo Juan Manuel de Faramiñán Gilbert, catedrático emérito de la Universidad de Jaen.

“El segundo concepto es el geográfico y está basado en lo que fue el viejo imperio zarista creado por Catalina la Grande. Podría extenderse a la zona sur pegada al Mar Negro o, incluso, a Georgia”, agrega.

Pero para Sergey Goryashko, periodista del servicio ruso de la BBC, la definición del mundo ruso en la cabeza de Putin no tiene fronteras.

BBC

BBC

“Hace un par de años, unos alumnos de una escuela le preguntaron a Putin dónde termina la frontera rusa. Y él respondió que no terminan en ningún lado“, recuerda para BBC Mundo.

“Y esa podría ser la definición de lo que realmente significa el Mundo Ruso para Putin. Porque si miramos sus acciones desde 2014 (cuando se anexó Crimea), prueban exactamente que el mundo ruso no termina en ninguna parte. El mundo ruso es el mundo entero”, agrega.

Otro elemento importante a considerar a la hora de definir el Russkiy Mir es el papel de la iglesia ortodoxa rusa, con millones de seguidores alrededor del mundo.

Dentro de esta religión, se promueve la idea de una unidad espiritual y cultural de la comunidad rusa en su totalidad, la cual se consagra a través de este concepto.

Así, la iglesia es un gran aliado de la ideología detrás del mundo ruso.

¿Qué señales ha dado Putin?

Vladimir Putin siempre ha impulsado el resurgimiento de Rusia como potencia mundial.

Y ha criticado fuertemente a algunos ex líderes rusos que, en su opinión, condenaron a la Unión Soviética a su desintegración (lo que finalmente se materializó en 1991).

“Putin ha dicho clarísimo que (Vladimir Illich) Lenin destruyó el mundo ruso y que no configuró una verdadera Rusia. En ese sentido, él admira más a los zares, como Catalina la Grande o Iván el Terrible”, dice Juan Manuel de Faramiñán Gilbert.

Mijaíl Gorbachov, ex jefe de Estado de la Unión Soviética.

Getty Images
Mijaíl Gorbachov, ex jefe de Estado de la Unión Soviética.

“Luego, ha dicho que Mijaíl Gorbachov y Borís Yeltsin son los autores de la desmembración del verdadero corazón de Rusia”, añade el académico.

Para Putin, tras la disolución de la Unión Soviética, las fronteras se “definieron de manera absolutamente arbitraria y no siempre justificada”.

Así lo afirmó en un acto de su movimiento político en 2016.

“Donbass, por ejemplo, fue transferida a Ucrania con el pretexto de aumentar el porcentaje del proletariado en Ucrania para obtener un apoyo social más fuerte allá. Un sinsentido”, indicó Putin.

El 12 de julio de 2021, en un extenso artículo sobre las relaciones con Ucrania publicado en el sitio web del Kremlin, Vladimir Putin entregó otras pistas sobre su interés por reunificar el mundo ruso.

El mandatario se remontó a la época del antiguo pueblo rus, considerado como el antepasado común de rusos, bielorrusos y ucranianos, y destacó los numerosos hitos de la historia común para argumentar su visión de que rusos y ucranianos son “un mismo pueblo”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden

Getty Images
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho que Putin quiere “construir un imperio”.

Además, en los últimos años, el mandatario ha reforzado su retórica en contra de Occidente lo que para algunos expertos también se enmarca en esta ambición por aumentar el poder de Rusia en el mundo.

“Lo dice cada vez más en sus discursos, que todo lo malo es por culpa de Occidente, por sus acciones hostiles contra Rusia”, explica Sergey Goryashko.

“Después de 2014, de lo que sucedió en Crimea, todo se volvió hacia la construcción del Mundo Ruso y también hacia la retórica hostil de Occidente”, añade.

En 2007, en tanto, Putin creó una fundación llamada Russkiy Mir destinada a promover el idioma y la cultura rusa en el mundo, como un proyecto global.

¿Por qué Ucrania es importante?

Ucrania no es un país más del mundo para Vladimir Putin.

Uno de los momentos más difíciles de su larga trayectoria como presidente ocurrió en 2004, cuando tras la “revolución naranja” ganó las elecciones ucranianas Víktor Yushchenko, considerado por el Kremlin como un “títere” de Washington.

Esta fue una enorme humillación para Putin pues se percibió como si él hubiese perdido a Ucrania. Analistas aseguran que el mandatario nunca olvidó esa derrota y tampoco la perdonó.

“La visión dominante del nacionalismo ruso es que Ucrania es una nación eslava hermana y, más aún, que es el corazón de la nación de los rus. Se trata de una ideología muy potente que hace de Ucrania un elemento central de la identidad rusa”, explicó a BBC MundoGerald Toal, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Virginia Tech en EE.UU.

“Por eso, hay emociones muy poderosas cuando Ucrania como nación se define a sí misma en oposición a Rusia. Eso causa mucha rabia y frustración en Rusia, que se siente traicionada por un hermano”, agrega.

El acercamiento de Ucrania a Europa no es bien visto por Putin.

Getty Images
El acercamiento de Ucrania a Europa no es bien visto por Putin.

En este contexto, la capital ucraniana, Kiev, cobra una especial relevancia.

“Kiev ha sido desde el comienzo lo que se llamó la madre de las ciudades rusas. Kiev es más capital de todo este conjunto del Mundo Ruso que Moscú o San Petesburgo”, dice Juan Manuel de Faramiñán Gilbert.

El académico insiste en que “si Putin toma Ucrania, estoy seguro de que él trasladaría la capital a Kiev porque para él el imaginario espiritual de Kiev es mucho más fuerte que el de Moscú”.

Y es que para la iglesia ortodoxa rusa, Kiev es vital. Tanto, que incluso en 2019 el Patriarca de Moscú y Toda Rusia, Kirill, comparó a la capital ucraniana con el significado de Jerusalén para el cristianismo global, según el medio ruso TASS.

Entonces… ¿qué pasará?

De acuerdo con Fiona Hill, lo anterior no significa que Putin quiera anexionarse todos los territorios del “Russkiy Mir”, como lo hizo con Crimea.

Pero, según dijo la experta en Politico, “puede establecer el dominio marginando a los países regionales, asegurándose de que sus líderes sean completamente dependientes de Moscú”, atados a las redes económicas, políticas y de seguridad rusas.

En parte, ya lo ha venido haciendo.

Kazajistán ha sido nombrado como el “aliado número uno de Moscú” y esta cercana relación quedó demostrada en enero de este año cuando Putin decidió enviar tropas de apoyo al gobierno local para contener las violentas protestas que surgieron luego de que el precio del petróleo aumentara considerablemente en ese país.

Aleksander Lukashenko, presidente de Bielorrusia.

Getty Images
Aleksander Lukashenko, presidente de Bielorrusia.

Bielorrusia, en tanto, está completamente subyugada a Moscú. Y desde la invasión rusa a Ucrania ha jugado un rol clave, sirviendo de terreno para el despliegue militar ruso.

Pero para Sergey Goryashko, del servicio ruso de la BBC, nadie sabe realmente lo que va a pasar.

“Seré honesto. Hace solo dos semanas, yo estaba 100% seguro de que no iba a haber una guerra real en Ucrania. Y ahora creo que Ucrania no es el objetivo principal de Putin. Es solo uno más de sus objetivos”, concluye.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N7U1FOSECh8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.