"Ojos que te vieron ir, jamás te verán volver": Muere la 'India María'
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

"Ojos que te vieron ir, jamás te verán volver": Muere la 'India María'

La actriz María Elena Velasco, de 74 años, falleció tras padecer un cáncer de estómago.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
1 de mayo, 2015
Comparte

india maria_cuartoscuroLa actriz, comediante, guionista y directora de cine María Elena Velasco, mejor conocida como La India María, murió el viernes a los 74 años. El Instituto Mexicano de Cinematografía confirmó su deceso pero no especificó las causas.

Velasco se convirtió en uno de los rostros más representativos de la cinematografía y la televisión mexicana por su interpretación de la India María, un personaje de su creación, que exageraba los estereotipos de los indígenas del país, lo que le valió un lugar en el imaginario popular tras 15 películas y diversas interpretaciones en varios programas de televisión.

Nacida en el estado mexicano de Puebla el 17 de diciembre de 1940, Velasco migró a la ciudad de México cuando su padre, un mecánico ferroviario, murió. Con su arribo a la capital mexicana inició su carrera actoral como bailarina de afamados teatros de revista como el Tivoli, Follies y el Lírico.

También fue corista del Teatro Blanquita donde participaba en rutinas humorísticas con famosos comediantes mexicanos como Fernando Soto, Mantequilla, Pompín Iglesias y Oscar Ortiz de Pinedo.

El gusto que generó entre el público fue tal que la llevó a la pantalla grande como protagonista de películas como Los derechos de los hijos y México de mis recuerdos, donde inició la interpretación de una empleada doméstica peinada con trenzas, muy parecida a lo que años sería después su personaje la India María.

Esta caracterización luego fue llevada a la televisión con éxito, al tiempo que mantenía su carrera en el teatro.

La oportunidad que la llevó a la fama llegó una noche sin previo aviso cuando el cómico que acompañaba a Mantequilla en sus rutinas no llegó a la función. Velasco haría brillar a su emblemático personaje y, desde entonces, mantuvo un estilo de comedia blanco que dependía en gran parte del físico, las caídas, los golpes y las torpezas que más de una vez la llevaron a meterse en problemas en la trama de sus cintas.

La primera de ellas fue El bastardo, que data de 1968.

María es la palabra que se usa para describir coloquialmente a las indígenas de México. El nombre completo del personaje de Velasco es “La India” María Nicolasa Cruz, caracterizada por una indumentaria indígena de blusas coloridas y amplias faldas, y peinada siempre con trenzas. La actriz dotó a su personaje con un toque de timidez e inocencia y un marcado acento nativo. Velasco, en contraste, era seria y reservada.

En varias de sus cintas, que incluyen títulos como El coyote emplumado y La Madrecita, la actriz retrató la odisea migratoria del campo a la ciudad al abandonar su pueblo natal con su querido burro Filemón. Ya en la gran urbe mexicana, sus aventuras seguían cuando se involucraba en un sinfín de enredos.

En 1972 el puertorriqueño Fernando Cortés dirigió su primera película estelar Tonta, tonta, pero no tanto. A esta cinta siguió Pobre pero honrada, Algo es algo dijo el diablo y La presidenta municipal, donde comenzó a incluir una mordaz crítica social a su comedia.

Con el éxito de sus intervenciones en televisión Velasco logró tener dinero suficiente para producir películas por su cuenta como Ni Chana ni Juana.

Velasco no tenía parentesco con el presentador de televisión Raúl Velasco, pero fue en el programa televisivo de éste, “Siempre en Domingo”, donde logró popularizar a su personaje en la década de 1970. Pero un chiste político sobre el gobierno del presidente José López Portillo, caracterizado por sus excesivos gastos, llevó a que la vetaran de la televisión nacional. En esa ocasión le preguntaron qué haría si fuera presidenta: “me daría la gran vida viajando por Acapulco con toda mi familia”, dijo.

Otras cintas producidas por Velasco fueron El que no corre, vuela y Se equivocó la cigüeña, que lograron un éxito arrollador y luego fueron retransmitidas constantemente en televisión abierta.

Las delicias del poder, película de crítica social, también marcó el retiro de su personaje. Se dedicó a dirigir y producir la serie televisiva ¡Ay Maria qué puntería!, en la que su personaje trabajaba para un director y productor de cine. También tuvo apariciones en otras comedias mexicanas e, incluso, en un episodio de La Famila P.Luche, de Eugenio Derbez.

En 2011, luego de 13 años fuera del cine, regresó para la película La hija de Moctezuma. Dos años más tarde Velasco debutó en las telenovelas con una participación en Corazón Indomable. En teatro actuó en “México canta y aguanta” y llegó a tener una historieta impresa.

Además de cosechar popularidad con la India, Velasco se desempeñó también como guionista. En 2004 recibió el Premio Ariel a mejor guión cinematográfico adaptado por la cinta “Huapango” de su hijo Iván Lipkies Velasco.

Se casó con el actor, coreógrafo y director ruso Julián de Meriche, cuyo nombre verdadero era Vladimir Lipkies, a quien conoció en el Teatro Blanquita. Con él tuvo a sus hijos Ivette, Goretti e Iván. Vladimir Lipkies murió en 1974 y Cortés en 1979, lo que llevó a que Velasco dejara por un tiempo el cine, aunque no a retirarse por completo, pues emprendió una gira internacional con Juan Gabriel, Lucha Villla y Los Panchos.

Le sobreviven sus hijos Ivette, Goretti e Iván.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: cómo es la situación en la central nuclear de Chernóbil que estuvo tomada varias semanas por militares rusos

La periodista de la BBC Yogita Limaye fue una de las primeras personas en ingresar a la planta desde que se fueron los rusos.
9 de abril, 2022
Comparte

La antigua central nuclear de Chernóbil, en el norte de Ucrania, fue tomada por las fuerzas rusas el primer día de la invasión. Ahora está nuevamente bajo el control de Ucrania.

Yogita Limaye, corresponsal de la BBC, es una de las primeras periodistas en ingresar a la planta desde que se fueron los rusos.

En la tarde del 24 de febrero, las fuerzas rusas rodearon Chernóbil con tanques y vehículos blindados, ingresando a Ucrania desde la frontera con Bielorrusia, a unos 16 kilómetros de distancia.

Cerca de 170 guardias nacionales ucranianos que vigilaban la planta fueron llevados al sótano y mantenidos cautivos ahí. Luego, los soldados rusos registraron las instalaciones en busca de armas y explosivos.

A los ingenieros, supervisores y demás personal técnico se les permitió que continuaran trabajando. En los dos días siguientes, llegaron operarios de Rosatom, la agencia rusa de energía atómica.

Valeriy Semonov

BBC
El ingeniero Valeriy Semonov, uno de los trabajadores de la planta de Chernóbil.

Al personal de Chernóbil le interesaba mantener el control del mantenimiento de la planta, que, aunque no está en funcionamiento, almacena los desechos radiactivos del peor desastre nuclear del mundo.

Desde el accidente de 1986 se han gastado miles de millones de dólares para limpiar y contener la contaminación.

Si las condiciones en el sitio no se controlan adecuadamente, existe un gran riesgo de liberación de material nuclear.

Evitar una catástrofe

“Querían saber cómo se manejaban las instalaciones. Querían información sobre todos los procedimientos, documentos y operaciones. Tenía miedo porque el interrogatorio era constante y, a veces, fuerte”, dice Oleksandr Lobada, supervisor de seguridad radiológica en la estación.

Un cuarto en la planta de Chernóbil.

BBC
Los guardias de la planta permanecieron cautivos en cuartos como este, en el que se observan sus pertenencias.

En el último piso del edificio principal de la central eléctrica hay salas clave desde donde se controla el sitio, ubicadas a ambos lados de un pasaje largo y estrecho. Algunas de esas salas estaban cerradas.

Los rusos, al no encontrar las llaves, cortaron la parte de la puerta en la que estaba incrustada la cerradura e irrumpieron en las salas.

“Teníamos que negociar constantemente con ellos y esforzarnos por no ofenderlos, para que permitieran que nuestro personal manejara las instalaciones”, dice el ingeniero Valeriy Semonov.

Cuando se cortó el suministro eléctrico a la estación durante tres días, Valeriy dice que se apresuró a encontrar combustible para mantener el generador en funcionamiento e, incluso, recurrió a robarle algo a los rusos.

“Si nos hubiéramos quedado sin energía, podría haber sido catastrófico“, explica Oleksandr.

“El material radiactivo podría haber sido liberado. Ya te podrás imaginar la escala de eso. No tenía miedo por mi vida. Tenía miedo de lo que sucedería si no estaba allí monitoreando la planta. Tenía miedo de que fuera una tragedia para la humanidad“.

Oleksandr Lobada

BBC
Oleksandr Lobada dice que los rusos querían saber todos los detalles sobre el funcionamiento de la planta.

Expuestos a la radiación

El área detrás de la planta, llamada “Bosque Rojo”, es uno de los lugares más radiactivos de la Tierra.

Las imágenes de drones publicadas por el ejército ucraniano muestran que los soldados rusos cavaron trincheras e incluso se quedaron allí. Esto también fue confirmado a la BBC por funcionarios de la estación.

Eso evidencia lo poco que sabían los soldados sobre seguridad nuclear.

Energoatom, la agencia estatal de energía nuclear de Ucrania, ha dicho que los soldados rusos estuvieron expuestos a “dosis significativas” de radiación.

Justo afuera del sarcófago que protege el reactor nuclear dañado, los soldados rusos amontonaron sacos de arena detrás de los cuales podrían esconderse si fueran atacados.

El expresidente ucraniano Petro Poroshenko (izquierda) visitó la planta luego de la retirada de los soldados rusos.

BBC
El expresidente ucraniano Petro Poroshenko (izquierda) visitó la planta luego de la retirada de los soldados rusos.

Valeriy se burla de esto y dice que el ejército ucraniano ni soñaría con disparar contra un reactor nuclear.

Abajo, en el sótano del edificio principal, hay habitaciones estilo dormitorio que fueron saqueadas por completo.

El piso está lleno de alfombras, colchones, ropa, zapatos y otras pertenencias de la guardia nacional ucraniana que estuvo retenida allí.

Funcionarios en Chernóbil dicen que los soldados rusos saquearon lo que pudieron cuando se fueron, y también se llevaron a los miembros cautivos de la guardia nacional con ellos.

“Pudimos mantener el sitio seguro. Pero es inquietante que se hayan llevado a 169 de nuestros militares”, dice Valeriy.

Imagen satelital de la planta nuclear de Chernóbil.

Maxar Technologies
Imagen satelital de la planta nuclear de Chernóbil.

No está confirmado dónde están detenidos los hombres, pero el personal de Chernóbil cree que están en Rusia.

Petro Poroshenko, expresidente de Ucrania, visitó Chernóbil el viernes con alimentos y otros suministros para el personal de la planta.

El acceso a las instalaciones acaba de abrirse a través de una vía alterna. El puente a Chernóbil fue volado para detener el avance de Rusia.

El expresidente Poroshenko tiene una advertencia para el mundo.

“¿Estamos seguros de que mañana las tropas rusas no pueden aparecer aquí? Mi respuesta sería no. Putin es completamente impredecible. Y el humo nuclear no está limitado por las fronteras. Puede llegar a Europa del este, Europa central e incluso Gran Bretaña. El peligro de la contaminación nuclear de Europa es muy alto mientras Rusia continúe esta guerra”, dice.


Con reportería de Imogen Anderson.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GTEZVo9bOTs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.