6 obras maestras del arte "escondidas" en los museos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Montel

6 obras maestras del arte "escondidas" en los museos

En los principales museos del mundo, muchas grandes obras de arte no están en exhibición. BBC Culture presenta algunas y explica por qué están almacenadas.
Montel
Por BBCMundo
2 de junio, 2015
Comparte

Muchos museos y galerías mantienen enormes instalaciones para guardar las obras que no están en exhibición al público.

Las cifras no mienten. En el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa), solo 24 de las 1.221 obras de Pablo Picasso que pertenecen a su colección permanente pueden ser vistas por el público.

Del artista conceptual californiano Ed Ruscha, solo una de 145, y del surrealista Joan Miró, nueve de 156.

Y es que la gran mayoría de las obras que pertenecen a los mejores museos del mundo (y en muchos países, a sus contribuyentes) se encuentran almacenadas en depósitos oscuros a temperaturas controladas y meticulosamente organizadas.

La Tate de Londres, por ejemplo, muestra el 20% de su colección permanente; elLouvre, el 8%; el Guggenheim, 3%, y la Berlinische Galerie, apenas el 2%.

Una razón para no exhibirlas es la falta de espacio. Otra, que los trabajos almacenados ya no encajan en los proyectos de curaduría de sus instituciones.

Es así que trabajos menos conocidos de artistas reconocidos no ven la luz al púbico.

Además, hay muchas obras que “pueden permanecer en cajones, a la espera de ser clasificadas”, explica Thomas Köhler, director de la Berlinische Galerie.

Otras piezas se conservan envueltas porque son delicadas o están en peligro de dañarse.

Pero muchas instituciones artísticas están ideando formas de mostrar lo que tienen. “Hay una gran iniciativa de abrir las colecciones”, apunta el curador británico Jasper Sharp.

Además de digitalizar las imágenes de la colección permanente, una forma de mostrarla la tiene en Suiza el Schaulager (muestra del almacén), en la que los visitantes pueden ver obras en estantes deslizables, detrás de vidrieras o en proceso de restauración.

Pero hasta que los almacenes estén a la vista en todos lados o hasta que los museos crezcan tanto que todo se pueda ver, aquí presentamos ejemplos de obras estupendas a las que el público no siempre tiene acceso.

Alberto Durero, Liebre Joven (1502).

Museo Albertina, Viena

El famoso dibujo de acuarela y témpera “Liebre Joven” es una obra maestra de la observación. Su impecable representación sirvió como referente durante muchos siglos.

La “mascota no oficial de Viena” es la preciada posesión del Albertina, pero no se exhibe frecuentemente.

Después de un máximo de tres meses, necesita pasar cinco años almacenada en un sitio oscuro con un nivel de humedad menor del 50% para que se conserve el papel.

Estuvo brevemente a la vista en 2014 después de diez años y reaparecerá brevemente en 2018.

El museo tienes millones de obras hechas sobre papel y, por lo tanto, muestra “menos del 1%, quizás 0,1% de nuestra colección”, dice su director adjunto, Christian Benedik.

Sin embargo, cada obra gráfica tiene una copia que puede ser vista más fácilmente, incluyendo una de “Liebre joven”.

El Instituto Cultural Google tiene una imagen gigapixel, que es la mejor forma de ver el reflejo de los ojos de la Liebre.

Henri Mattise, La piscina (1952)

Museo de Arte Moderno de Nueva York

“La Piscina”, de Matisse, en instalación del MoMa.

Las onduladas olas ultramarinas y los nadadores de la obra de Henri Matisse “La Piscina”, una instalación grande de papel hecha para el comedor del artista en Niza, se pueden ver actualmente en una exposición del MoMa dedicada al pintor.

Sin embargo, la obra adquirida en 1975 por el museo no estuvo en exhibición durante 20 años debido a que se estaba deteriorando.

Luego de la presente exposición, “La Piscina” volverá a ser archivada.

Su retiro temporal no es raro. Muchas veces las obras que requieren restauración pasan meses e incluso años esperando retoques.

Jackson Pollock, Mural sobre Terreno Rojo Indio (1950)

Museo de Arte Contemporáneo de Teherán

Una iraní admira “Mural sobre Terreno Rojo Indio” durante una exposiciòn en 2005.

En los últimos años del reinado del Shah de Irán, durante un período de especial bonanza petrolera, su esposa, La reina Farah Pahlavi, acumuló una formidable colección de arte moderno, ahora valorada en varios miles de millones de dólares.

Los picassos, pollocks y warhols (entre otros nombres famosos) en el Museo de Arte Contemporáneo en Teherán estaban en exhibición desde la inauguración del museo en 1977 hasta que ocurrió la Revolución Iraní en 1979, cuando se les consideró como “Occidentales” y, por lo tanto, decadentes y no apropiados para exhibirse.

Unos curadores llevaron las piezas a un sótano de clima controlado y las obras son frecuentemente prestadas a otras instituciones, pero su exhibición en Teherán depende de quién esté liderando al país.

Algunas formaron parte de una exhibición de Pop Art y Op Art en 2005, pero cualquier obra que muestre desnudez o alusiones homosexuales como “Dos figuras tendidas en una cama con testigos”, de Francis Bacon, permanecen escondidas.

Franz Marc, The Large Blue Horses (1911)

The Walker Art Center, Minneapolis

Grandes Caballos Azules, 1911.

La pintura, considerada por Adolf Hitler como “degenerada” y cuya venta al Walkerse cerró en 1941, representó la primera incursión del museo en el arte moderno, lo que fue en su momento una iniciativa audaz.

Pero con el paso del tiempo, la institución pasó a ser conocida por su colección posterior a la década de los años 60 y su programación de artes escénicas.

Por lo tanto, el cuadro de Marc se muestra poco, aunque en este momento puede verse en el museo hasta 2016, gracias a una exhibición aniversaria especial.

“Ha sido una de esas obras míticas en la colección que raramente se exhibe”, dice el curador Eric Crosby.

“A medida que el arte contemporáneo ha ido cambiando, tenemos menos contexto para exhibirla”.

La Alfombra de la Coronación (1520-30) y la Alfombra Ardabil (1539-40)

Museo de Arte del Condado de Los Ángeles

“Alfombra de la Coronación”, 1520-30.

Es una historia de dos alfombras, multiplicadas por dos. La “Alfombra Ardabil” es bien conocida por los visitantes del Victoria & Albert Museum de Londres.

El exquisitamente detallado textil persa está cubierto para conservar sus fibras de siglos y se le ilumina solo 10 minutos cada hora.

Sin embargo, hay una versión un poco más pequeña en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA) conjuntamente con una alfombra similar que lleva el nombre de “Alfombra de la Coronación”, pues fue colocada delante del trono en la Abadía de Westminster para la coronación de Eduardo VII en 1902.

El LACMA raramente la muestra debido a su enorme tamaño y extrema sensibilidad a la luz.

Ser prudente da resultados. Solo un trozo es lo que queda de la compañera de la “Alfombra de la Coronación”, que está en exhibición en el Museo de Arte Islámico de Berlín.

Tino Sehgal, Esto es Propaganda (2002)

Tate Modern, London

Nacido en Reino Unido y radicado en Berlín, Tino Sehgal colocó el almacenamiento de obras patas arriba.

Y es que su trabajo escénico, ejecutado no por el artista mismo sino por sus “intérpretes” entrenados, es completamente inmaterial.

A diferencia de otros artistas en su campo, Sehgal también especifica que ningún registro debe quedar de la obra. Solo la experiencia.

La regla incluso se extiende a los acuerdos de la venta, como en el caso del trato verbal por una obra como “Esto es Propaganda”, que la Tate compró en 2005.

El artista, el comprador, un abogado y un notario están presentes. Todas las reglas y regulaciones alrededor de la pieza están dirigidas a la memoria de una persona designada.

“Esto es propaganda, sabes, sabes, esto es propaganda, Tino Sehgal, Esto es propaganda, 2002”, le canta un guardia de un galería a cada visitante que entra en el espacio. Así que la obra existe solo en la mente. Imaginen eso.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

GameStop: los inversores aficionados que se enfrentan a Wall Street

Un estudiante, un ingeniero y una enfermera. La BBC habló con algunos de los inversores minoristas afectados por el escándalo de GameStop, quienes aseguran que "los grandes fondos de inversión apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos".
30 de enero, 2021
Comparte

Antes de la pandemia, Alex Patton nunca había pensado en convertirse en un inversor aficionado.

Pero ahora, tras el alza frenética de las acciones de GameStop, una cadena de tiendas de videojuegos, es un veterano de los mercados financieros.

Antes del COVID no sabía nada sobre inversiones“, señaló el ingeniero de ciberseguridad de 28 años que vive en Kingston upon Thames, al suroeste de Londres.

Pero después de que el mercado de valores sufriera una fuerte caída en marzo del año pasado y asestara un golpe a sus ahorros para una pensión, Patton decidió que debería, como él mismo dice, “asumir un papel más activo en la gestión de mi dinero”.

Al tener doble nacionalidad británica y estadounidense, el ingeniero no tuvo problemas para abrir una cuenta con la plataforma estadounidense Robinhood, la corredora de inversiones minoristas en el centro del escándalo de GameStop.

Animado por sus amigos, Patten comenzó a revisar el foro “WallStreetBets” en la red social Reddit.

“Un amigo me dijo: ‘Deberías echarle un vistazo a GameStop’. Y me di cuenta de que algunas personas en Reddit hacen un trabajo realmente impresionante investigando acciones”.

Posición arriesgada

Los principales hedge funds (fondos de cobertura o fondos de inversiones de alto riesgo) habían apostado miles de millones de dólares a que las acciones de GameStop caerían, debido a que su modelo de negocios está basado en ventas físicas que han sido superadas por ventas en línea.

La investigación en Reddit indicó que las posiciones tomadas por los vendedores en corto representaban más del 100% de las acciones existentes de GameStop, señaló Alex.

(En una “venta en corto” se toman prestadas acciones de un corredor por un interés relativamente bajo para venderlas, con la intención de volver a comprarlas una vez que su precio haya caído aún más. La diferencia entre el precio más bajo y el más alto es la ganancia que obtiene el fondo de inversión).

“La gente había realizado investigaciones que mostraban la posición de riesgo en la que se encontraban esos hedge funds o fondos de cobertura. Y pensamos: ‘Podemos aprovechar eso. Esta es una oportunidad'”.

Los inversores aficionados comenzaron a comprar frenéticamente acciones de GameStop e hicieron subir el precio de las acciones en más de un 700% en una semana.

Patton invirtió US$1,000 en acciones de GameStop y obtuvo una ganancia de US$2,000. Pero fue uno de los afortunados que se salió a tiempo.

“La teoría era que a medida que el precio continuaba subiendo, los fondos de inversión que habían vendido en corto se verían obligados a comprar esas acciones a cualquier precio para evitar mayores pérdidas y cerrar sus posiciones en corto”, afirmó.

Pero la actividad atrajo la atención de los reguladores de la bolsa esta semana, y los inversores minoristas se vieron repentinamente excluidos por sus plataformas de negociación, incapaces de seguir comprando acciones de GameStop y de otras empresas.

Los precios cayeron bruscamente, lo que permitió que los fondos se salieran de su apuro.

“Los reguladores asumen que los inversores minoristas no podemos gestionar nuestro riesgo, mientras que los grandes fondos han asumido un riesgo enorme, un riesgo increíble, y simplemente se les permite continuar con sus actividades como de costumbre”, señaló el ingeniero.

Aunque Patton salió económicamente ileso, considera que la intervención de los reguladores fue una injusticia.

Existe una enorme brecha entre la clase media ordinaria, la gente de clase trabajadora, y estos fondos que tienen miles de millones“, señaló. “Otros inversores aficionados están sufriendo mucho más por esto que yo”.

“No es un libre mercado”

Myron Sakkas

MYRON SAKKAS
Myron Sakkas: “Los grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos”.

Myron Sakkas, de 18 años, es oriundo de la ciudad de Coventry en Inglaterra y estudia en la Universidad de Warwick.

Myron perdió 30 libras esterlinas (cerca de US$40) en acciones de GameStop, que tuvo durante “un par de horas” y vendió cuando vio lo que estaba sucediendo.

El estudiante tiene una cuenta en la plataforma Trading 212 desde agosto del año pasado y espera ingresar a la banca de inversión después de graduarse.

Sakkas aseguró estar desilusionado por lo que ve como una “manipulación del mercado” dirigida contra personas como él.

Para el estudiante había un objetivo claro en las “guerras de acciones” de GameStop, como él las llama: “los responsables de la crisis financiera de 2008 que nunca debieron rendir cuentas”.

“Entendemos que existen peligros, pero aquí no había un riesgo real de un colapso en la bolsa. La intervención fue generada por personas que protegen los intereses corporativos y las personas comunes fueron otras vez los grandes perjudicados“.

“Cuando la gente común intenta ganar dinero en un sistema en el que sólo los inversores ricos pueden hacerlo, eso es lo que sucede”, señaló Sakkas a la BBC.

Esos grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos. Lo que vimos ahora no fue un mercado libre y llevó a que mucha gente común perdiera mucho dinero”.

Sakkas señala que su cuenta sigue bloqueada y no puede usarla mientras se verifica su identidad.

Pero afirma que cuando vuelva a tener acceso retirará los US$1,000 que tiene en su cuenta.

“Tal vez deje de invertir por un tiempo”, señaló. “Tengo otras cosas que hacer”.

No parece correcto

Melissa Holdren

MELISSA HOLDREN
Melissa Holdren es muy crítica de las acciones de Wall Street.

En las redes sociales los inversores aficionados instaron a sus compañeros a retener sus acciones para evitar pérdidas adicionales, mientras cuestionaban al mismo tiempo a las plataformas que restringieron sus cuentas.

Melissa Holdren, una enfermera de 43 años que vive en Massachusetts, Estados Unidos, estaba tan indignada con la acción de las plataformas de inversión que compró acciones de una de las empresas afectadas.

Holdren usó su cuenta en Fidelity, una importante corredora conocida por sus fondos mutuos, para comprar acciones por un valor de US$500 en la cadena de cines AMC Entertainment.

Fue algo nuevo para la enfermera, que siempre ha confiado en las grandes empresas para administrar las inversiones de su jubilación.

“Me parece muy cuestionable que una corporación privada pueda bloquear en forma unilateral la compra de acciones”, afirmó.

“No parece correcto. Si les preocupa la volatilidad del mercado, ¿por qué están bloqueando sólo un lado de las transacciones?”

Holdren, cuyo abuelo se ganaba la vida como corredor de bolsa independiente, sabe que puede perder dinero si caen las acciones de AMC. Pero espera que su pequeña inversión ayude a sobrevivir a la cadena de cines.

La enfermera es muy crítica de las acciones de Wall Street.

“En general, necesitamos repensar muchas de nuestras estructuras financieras”, aseguró.

Después de la crisis de 2008 quedó claro que gran parte del mercado financiero estaba divorciado de la realidad de una manera que no era saludable“.

“Que se preocupen tanto de lo que está pasando en Reddit en este momento en lugar de preocuparse del panorama más amplio es engañoso”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EAzpg7J-OxA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.