6 años ABC: 160 mil hojas de un juicio sin sentencia, ley a medias y nuevas promesas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro/Archivo

6 años ABC: 160 mil hojas de un juicio sin sentencia, ley a medias y nuevas promesas

La PGR no ha podido confirmar causa del incendio y a seis años del accidente prepara otro plan de investigación, denuncian padres y activistas. Campaña internacional reúne más de 20 mil firmas para que CIDH atraiga caso.
Cuartoscuro/Archivo
Por Arturo Angel
5 de junio, 2015
Comparte

Marcha_Aniversario_Guarderia_ABC-10

El 5 junio se cumplen seis años del incendio de la guardería ABC, una de las peores tragedias infantiles en la historia de nuestro país que dejó 49 niños muertos y otros 70 lesionados. A casi un sexenio de los hechos, el expediente del caso tiene más de 160 mil hojas pero a ningún sentenciado; la ley para que guarderías no estén en riesgo se aplica a medias y de la investigación de PGR sólo hay nuevas promesas.

Este balance fue dado a conocer por defensores de derechos humanos, activistas y víctimas de aquel evento, quienes resumieron que se trata de un caso en el que hay ausencia de justicia, de verdad y de reparación del daño causado.

El lunes 1 de junio, una representación de los padres de los niños fallecidos se reunió con autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) para conocer los avances del caso, pero lo que hubo, según dijeron, fue un resumen de lo ya hecho… y la promesa de un nuevo plan de investigación del incendio.

En el encuentro no estuvo presente – pese a la solicitud de las víctimas- la procuradora Arely Gómez, pues asistió a los festejos agendados por el Día de la Marina en Ensenada Baja California, como confirmó a Animal Político el área de Comunicación Social de la Procuraduría.

“Los padres y madres han visto pasar cinco procuradores y cada procurador les dice lo mismo, ahora se habla de un plan de investigación a seis años de los hechos, lo que es un indicador más de que no hay justicia ni reparación en el caso” dijo Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro.

En ese contexto, se anunciaron acciones a nivel nacional e internacional para impulsar la petición de las víctimas de que el caso sea atraído por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Por lo pronto, a través del sitio de activismo mundial AVAAZ.ORG se inició una campaña de recolección de 25 mil firmas para exigir justicia por la targedia. En seis días, ya reunieron más de 20 mil.

Además, entre el 4 y 5 de junio habrá una vigilia y marcha en la Ciudad de México y en Hermosillo Sonora para recordar el sexto año de la tragedia.

Investigación y juicio inconcluso

El caso ABC, judicialmente hablando, está inconcluso en las dos dimensiones de la justicia en México: la procuración –que es la investigación de los hechos – y la administración – que se refiere al juicio-.

En el tema del juicio, el Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio (organización fundada por los padres de los niños fallecidos en la guardería) dio a conocer que el expediente ya suma 168 tomos distintos con mil páginas aproximadamente, es decir, poco más de 168 mil páginas en total.

Lo grave es que pese a ese cúmulo de dictámenes, documentos y diligencias que engrosan el expediente radicado en el Juzgado Primero de Distrito en Sonora, no hay una sola sentencia dictada. Los 22 procesados del caso, en su mayoría funcionarios de nivel medio o bajo, están en libertad.

La última en salir de prisión fue Delia Irene Botello, ex coordinadora de Guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) quien evidenció que las pruebas en su contra eran insuficientes. Otros como el ex delegado del IMSS en Sonora Arturo Leyva Lizárraga o el ex secretario de Protección Civil del estado Willebaldo Alatriste Candiani, salieron a la calle pagando fianzas de millones de pesos.

“Se ha vuelto una situación de acumular papel y de no dar resultados como debería ser en la procuración y procesos de impartición de justicia que una y otra vez han favorecido a los responsables de la tragedia” dijo José Francisco García Quintana, padre de un niño fallecido e integrante del movimiento.

Del lado de la investigación la situación parece aún más retrasada. Luego de que en 2013 la PGR abrió una nueva averiguación para determinar si el incendio fue provocado, como apuntaban testigos, hasta el día de hoy no hay resultados.

El Centro Agustín Pro, que ha tenido acceso al expediente también, dijo que pericialmente la PGR no ha podido aun confirmar el origen del incendio. Apenas hace unas semanas, se firmó un contrato con una empresa inglesa para realizar nuevos peritajes.

En ese contexto el subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la PGR, Gilberto Higuera Bernal, se reunió el lunes 1 de marzo con representantes de la familia para decirles que la próxima semana viajará a Sonora y les presentará “un nuevo plan de investigaciones”.

“Ojalá no solo quede en un plan sino que realmente de resultados. Hemos visto pasar cinco administraciones de procuradores. Voto de confianza ya no hay” agregó García.

Ley ineficiente, riesgo latente

En 2010, luego de la tragedia en la Guardería ABC, una comisión investigadora designada por la Suprema Corte determinó que había irregularidades en la operación de las guarderías en el país. El Ministro Arturo Zaldívar propuso un dictamen que se estableciera que existía un desorden generalizado en la operación de estancias infantiles y sanciones, pero en votación dividida el Pleno se rechazó.

El antecedente sirvió para que en 2011 se publicara en el Diario Oficial de la Federación la Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil, conocida coloquialmente como Ley 5 de Junio, cuyo objetivo es regular la operación de guarderías para prevenir eventos como el de la ABC.

El problema es que a cuatro años de distancia menos de la mitad de los estados han armonizado su legislación con la ley, es decir, no aplican sus fundamentos. Las entidades que están retrasadas, según el informe del Movimiento 5 de Junio, son Baja California, Baja California Sur, Colima, Coahuila, Aguascalientes, Tlaxcala, Distrito Federal, Campeche, Oaxaca, Guerrero, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Puebla, Guanajuato y Nuevo León.

Stephanie Erin Brewer, activista del centro Agustín Pro, recordó que un informe presentado un año después de que se publicó la ley arrojó que había por lo menos dos mil guarderías de todo tipo en el país operando en condiciones irregularidades y que la mitad de las que dependían de Sedesol tenían problemas.

El riesgo de que se repita un caso como el de la guardería es latente aunque no se reconoce. De acuerdo con los datos difundidos por García Quintana, del 2009 a la fecha han muerte 20 menores en estancias infantiles, guarderías y similares. El dictamen pericial en los casos fue un problema u obstrucción en vías respiratorias, sin que se indagara más.

“En marzo 2014 hubo una evacuación en guardería en Río Colorado (Sonora). La versión oficial es fuga de gas pero si eso pasa más allá imagínense de la magnitud de la tragedia. Pudo ser pero que en ABC. El riesgo de repetición es real” dijo García.

Ofensiva internacional

De acuerdo con los activistas, con motivo del sexto año de la tragedia en la guardería ABC habrá varias acciones a escala nacional pero también internacional en marcha. Una de las más importantes es la recolección de firmas en la plataforma de activismo  AVAAZ.ORG con la que se busca presionar a las autoridades para que se haga justicia.

Ana Sofía Suarez, activista de AVAAZ, detalló que la estrategia denominada “Juntos pro la Justica ABC” ya lleva más de 20 mil firmas en seis días.

“Se trata de demostrarle a los padres que no están solos y sobretodo de reforzar el llamado y el impacto llegue hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que se vea que muchos mexicanos están cansados de la impunidad en el caso”, dijo.

Cabe señalar que en octubre del año pasado padres y madres de los niños fallecidos en la guardería acudieron a Washintgton para pedir a la CIDH que intervenga en el caso, Hasta el día de hoy se encuentra pendiente el estudio de admisión.

La organización no gubernamental New Media Advocacy Project, que se encarga de impulsar la atención de casos de violaciones a derechos humanos, presentó un video donde se aborda la tragedia en la guardería y al falta de resultados, cuyo objetivo es reforzar la petición hecha en la CIDH.

Además se anunció que de forma paralela a las actividades del próximo 4 y 5 de junio en México, habrá manifestaciones en España, Argentina, Chile y Holanda por lo menos.

**Nota publicada el 3 de junio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La matanza de Tlatelolco: qué pasó el 2 de octubre de 1968 en México

Las protestas estudiantiles comenzaron a intensificarse conforme se aproximaban los Juegos Olímpicos y esa no era la imagen que el gobierno de México quería proyectar.
2 de octubre, 2020
Comparte

La historia que derivó en una masacre empezó con una pelea de estudiantes en el centro de Ciudad de México.

El grupo antimotines de la policía capitalina, conocido como Cuerpo de Granaderos, intervino para calmar la riña. Pero lo hizo de manera brutal.

Golpeó a decenas de estudiantes y testigos de la pelea. Persiguió a los jóvenes hasta las escuelas donde buscaron refugio y también allí agredió a alumnos y profesores que impartían clase.

Era el 23 de julio de 1968. En esa época la policía mexicana tenía fama de cometer abusos, pero la agresión a los estudiantes fue excesiva.

Cuatro días después, estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) organizaron una marcha contra la violencia policial.

Pero la caminata, a la que se sumaron miembros del Partido Comunista Mexicano, fue reprimida por los granaderos.

A partir de ese momento empezó un movimiento estudiantil que en pocas semanas creció rápidamente. La UNAM, el IPN y otras universidades del país se declararon en huelga.

Las autoridades reportaron autobuses quemados y el estallido de artefactos explosivos. Decenas de jóvenes fueron detenidos y en el Zócalo, la plaza central del país, se desplegaron tanquetas y decenas de militares.

Cientos de estudiantes fueron detenidos tras la masacre de Tlatelolco en 1968.

Colección Justina Lori
Cientos de estudiantes fueron detenidos tras la masacre de Tlatelolco en 1968.

El Ejército ocupó las instalaciones de la UNAM y el IPN, pero no logró contener el movimiento agrupado en el Consejo Nacional de Huelga (CNH).

El rector de la Universidad Nacional, Javier Barros Sierra, renunció en protesta por la invasión a la autonomía universitaria.

El movimiento sólo fue contenido hasta la tarde del 2 de octubre. Ese día se había convocado una nueva marcha de protesta que partiría de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.

Cientos de soldados rodearon el sitio. Cuando los estudiantes anunciaban que se cancelaba la caminata para evitar violencia, inició una balacera contra la multitud.

Cincuenta años después, aún no está claro dónde empezaron los disparos. Tampoco se sabe realmente cuántas personas murieron o fueron heridas.

Pero el ataque se convirtió en un parteaguas en la historia del país. Desde el 2 de octubre de 1968 México fue otro, social y políticamente distinto al del día anterior.

La década anterior

Plaza de las tres culturas

Getty Images
La masacre tuvo lugar en la Plaza de las Tres Culturas de la Ciudad de México

Esta es la historia que se recuerda cada año durante el aniversario de la masacre.

Pero se habla poco del entorno social y político que había en el país por esos años, que motivó el acelerado crecimiento del movimiento estudiantil de 1968.

Un momento que explica también la fuerte reacción del gobierno del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz.

Desde los años 50 y en la siguiente década, en el país se registró una serie de movimiento de médicos, ferrocarrileros, electricistas, campesinos y estudiantes.

En todos los casos, las protestas fueron disueltas por policías y militares.

Los sobrevivientes de la masacre recuerdan al movimiento estudiantil como "alegre, creativo".

Portal 68. Archivo Histórico. UNAM
Los sobrevivientes de la masacre recuerdan al movimiento estudiantil como “alegre, creativo”.

Las movilizaciones estudiantiles de 1968 fueron consecuencia de ese largo proceso, explica Gilberto Guevara Niebla, uno de los fundadores del CNH.

“El movimiento de 68 no se comprendería si no se considera que en esa época existía un régimen autoritario y represivo”, le dice a BBC Mundo.

“Sobre todo en los años 60 hubo una sucesión de intervenciones militares en las universidades, que fue creando un ambiente de descontento y de malestar entre la juventud”.

Ese 1956, por ejemplo, los estudiantes del IPN protagonizaron una huelga que terminó con la ocupación militar de sus instalaciones. La vigilancia de los soldados permaneció durante un año.

Otro caso fue la huelga de 1963 en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, también disuelta por el Ejército.

Tlateloco

Colección Justina Lori
El rector de la UNAM en 1968, Javier Barrios Sierra.

Dos años más tarde, hubo una serie de paros y marchas de médicos y enfermeras en demanda de mejor salario. A las protestas se sumaron también estudiantes de la carrera de medicina.

Esos acontecimientos estaban muy presentes en el ánimo de los estudiantes en 1968, recuerda Rolando Cordera quien fue consejero por la Escuela de Economía ante el CNH.

Tlateloco

Portal 68. Archivo Histórico. UNAM
La UNAM, el IPN y otras universidades del país se declararon en huelga.

“En algunos que se convirtieron en dirigentes de la movilización existía algún tipo de memoria”, le dice a BBC Mundo.

“Antes de nosotros hubo otros mexicanos que habían reclamado más o menos lo mismo: cumplimiento de la ley, respeto a los derechos y la Constitución”.

“Vivíamos un mar de estímulos”

Pero el enojo por las intervenciones militares y la decisión de las autoridades para disolver las protestas son una parte de la historia tras el movimiento de 1968.

Ese año en Europa ocurrió una serie de protestas estudiantiles, sobre todo en Francia. Un elemento que influyó en México, pero su impacto fue menor a lo que sucedía en Estados Unidos, recuerda Guevara Niebla.

En ese país había una intensa oleada de protestas contra la guerra en Vietnam, la lucha por los derechos civiles de algunas minorías así como un creciente proceso de liberalización sexual y feminismo.

“Coincidieron muchos factores”, recuerda el fundador del CNH. “A través de la televisión sabíamos lo que ocurría en Estados Unidos y con los jóvenes de Francia”.

Manifestación de estudiantes en julio de 1968.

Portal 68. Archivo Histórico. UNAM.
“Los estudiantes del 68 en México se unieron a un reclamo internacional frente al orden existente en aquel tiempo”, dijo Rolando Cordera.

“Los estudiantes de México vivíamos en un mar de estímulos que jugaron un papel decisivo para explicar la revuelta estudiantil”.

Rolando Cordera recuerda. “Los estudiantes del 68 en México se unieron a un reclamo internacional frente al orden existente en aquel tiempo”.

“En el caso nuestro era un orden muy autoritario, que no respetaba las movilizaciones de reclamo social”.

Con tal escenario el movimiento estudiantil creció en poco tiempo. A las primeras manifestaciones, en julio de ese año, acudieron cientos de jóvenes.

Al paso de los meses aumentó el número de asistentes. En la llamada Marcha del Silencio, el 13 de septiembre, participaron más de 150.000 personas.

Tlatelolco

Getty Images
La matanza fue un parteaguas en la historia de México.

No todos eran estudiantes. El movimiento logró el respaldo de sindicatos, grupos de vecinos y hasta amas de casa. Las protestas se extendieron por varias ciudades del país.

Las demandas del CNH también cambiaron. Al inicio era la disolución del cuerpo de granaderos, eliminar de las leyes el delito de disolución social y castigo a los responsables de agredir estudiantes.

Luego el pliego petitorio incluyó la liberación de todos los presos políticos, y un diálogo público y abierto del Consejo Nacional con el gobierno federal.

Juegos Olímpicos

Más allá de la creciente inconformidad, ¿por qué ocurrió la masacre en Tlatelolco?

Hubo varios elementos, coinciden algunos historiadores. Ese 1968 México era sede de los Juegos de la XIX Olimpiada, programada para empezar el 12 de octubre de ese año.

Semanas antes del evento llegaron periodistas enviados por medios internacionales. Además sería la primera vez que los Juegos Olímpicos se transmitirían por satélite a todo el mundo.

Portal 68. Archivo Histórico. UNAM

Portal 68. Archivo Histórico. UNAM
Las protestas estudiantiles comenzaron a intensificarse conforme se aproximaban los Juegos Olímpicos y esa no era la imagen que el gobierno de México quería proyectar.

Para ese momento, las protestas estudiantiles eran más intensas. Muchos periodistas empezaron a cubrir las movilizaciones.

No era la imagen de país que pretendía enviar el gobierno de Díaz Ordaz. Además, el presidente estaba convencido que los estudiantes formaban parte de una especie de conjura comunista en contra de los juegos.

La decisión fue enviar un mensaje contundente para terminar con la rebeldía de varios años, señala Guevara Niebla.

“Después de 1968, Díaz Ordaz declaró que al enfrentar el conflicto se habían agotado los recursos políticos y se tuvo que acudir a la fuerza”, recuerda.

“Lo que se quería era destruir de un solo golpe el movimiento estudiantil para dar paso a las Olimpiadas. La represión tuvo lugar diez días antes de que empezaran, estaban obligados a sofocar las protestas, pero lo hicieron de una manera brutal”.

Soldados en la UNAM.

Portal 68. Archivo Histórico. UNAM.
La represión fue brutal.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.