El diccionario sexual que fue necesario escribir para los zapotecas en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

El diccionario sexual que fue necesario escribir para los zapotecas en México

En la lengua zapoteca no existían palabras para definir los órganos reproductivos de las mujeres. Una agencia promovió la definición de esos términos para prevenir el cáncer cervicouterino.
BBC Mundo
Por BBCMundo
12 de junio, 2015
Comparte
Mujeres zapotecas en San Bartolomé Quialana, Oaxaca. Foto: cortesía Leo Burnett Mexico. P&G.Always.Postal Films

Mujeres de San Bartolomé Quialana, Oaxaca.

Imagine un grupo indígena donde las mujeres no saben cómo hablar de sus órganos reproductores, porque su lengua no tiene palabras para definirlos.

Ese pueblo existe. Es la etnia zapoteca, que se ubica en Oaxaca, en el sureste de México.

Palabras como útero, vagina, óvulos o trompas de Falopio no existen en el idioma de las comunidades.

Incluso hablar de esas partes del cuerpo femenino se considera tabú, o un asunto grosero y ofensivo.

El problema va más allá de una deficiencia lingüística.

Muchas mujeres zapotecas mueren por cáncer cervicouterino que no fue detectado a tiempo.

Parte del problema es que no supieron explicar los síntomas que pudieron ayudar a un diagnóstico adecuado. Las mujeres no sabían cómo se llamaban los órganos afectados por la enfermedad.

De acuerdo con la Secretaría de Salud de Oaxaca en el estado fallece un promedio de 170 mujeres al año por este padecimiento.

La mayoría de los casos ocurre en comunidades indígenas.

Diccionario

Esa situación puede empezar a cambiar.

La agencia de publicidad Leo Burnett México diseñó un libro con seis palabras en zapoteco que definen a los órganos sexuales.

El documento, llamado Palabras Íntimas o Diidx xgáatz en zapoteco, fue elaborado por lingüistas, médicos y mujeres zapotecas de San Bartolomé Quialana.

Se trata de una comunidad donde el 70% de sus habitantes sólo habla zapoteco.

Los términos diseñados no sólo dan nombre a los órganos, sino que también explican su función con base en la cultura zapoteca.

Así, matriz se llama Li´z Bdo´o pero se define como “la casa del bebé”.

El óvulo se llama Xbí´in Una´a y significa “semilla de la mujer”.

Las trompas de Falopio son “el camino de la semilla de la mujer”, y su nombre en zapoteco es Xnesiou Bíint Bttn.

Ovario es Rud Raach Xpí´in Una´a, “donde nace la semilla de la mujer”.

“La puerta de la casa del bebé” es el cuello uterino y en zapoteco se escribe Rú´u Liiz Bdo´o.

Y vagina se pronuncia Rú ´u Rdxa´a Za´a Bttnt y significa “donde se une la pareja”.

Alta incidencia

Ana Luna, ejecutiva para Latinoamérica de la agencia, dice que la incidencia del cáncer en la comunidad, como otros pueblos indígenas del país, se debe a las condiciones precarias de sus habitantes.

Pero no es sólo un asunto médico, explica a BBC Mundo.

Mujeres zapotecas en San Bartolomé Quialana, Oaxaca. Foto: cortesía Leo Burnett Mexico. P&G.Always.Postal Films

El cáncer cervicouterino es una de las principales causas de muerte en mujeres indígenas

“Si hubiera miles de doctores que fueran a asistir en las comunidades el problema real es que hay muchas barreras de lenguaje entre ellos y los pacientes”, señala.

Cuando alguna mujer acudía al médico no sabía explicar en qué parte del cuerpo tenía molestias.

Y es que la única palabra con que contaban era el equivalente zapoteco a estómago.

El resultado son diagnósticos muy generales o equivocados.

Señas

Con esas dificultades, ¿cómo se hacían entender las mujeres de la comunidad ante los médicos?

“Con señas”, le dice a BBC Mundo Blanca Iris Sánchez, trabajadora del centro comunitario de San Bartolomé Quialana.

“Cuando iban con el médico se tocaban y decían: me duele allá abajo, pero no sabían decir en dónde“.

“Por el desconocimiento de cómo explicar no había un diagnóstico bien. Decían me duele el vientre o por acá pero sin saber cómo explicar el nombre exacto”.

Mujeres zapotecas en San Bartolomé Quialana, Oaxaca. Foto: cortesía Leo Burnett Mexico. P&G.Always.Postal Films

Hablar de sus órganos reproductivos rompe el tabú sobre la sexualidad en mujeres zapotecas

Sin embargo, la falta de palabras para definir a los órganos reproductores es una parte del problema.

En San Bartolomé, como en otras comunidades zapotecas o de otras etnias,hablar de sexualidad es un tabú.

“Tienen mucha vergüenza de hablar de eso, para los primeros síntomas de alguna enfermedad grave no acuden pronto a la clínica, se esperan hasta que la enfermedad es muy avanzada“, dice Blanca Iris.

“Grosería”

Un ejemplo del tabú sobre la sexualidad es que la palabra más difícil de definir para el diccionario fue vagina, explica Luna.

En la lengua zapoteca hay un término para referirse a ese órgano, pero tiene una connotación ofensiva.

Mujeres zapotecas en San Bartolomé Quialana, Oaxaca. Foto: cortesía Leo Burnett Mexico. P&G.Always.Postal Films

Para muchas mujeres zapotecas hablar de su cuerpo es vergonzoso.

Algo que es muy presente entre los hombres, dice Iris Sánchez.

“Les enseñaron que nunca en sus casas se habló de eso, o si hablaban era para referirse a una grosería y se quedaron con esa idea”.

La creación de palabras para definir órganos sexuales femeninos puede ayudar a cambiar el contexto social, dice Ana Luna.

En la elaboración del documento se realizó un taller al que asistieron mujeres de la comunidad, y también un hombre.

Durante el encuentro, con láminas y dibujos, médicos y enfermeras explicaron las partes del cuerpo que pretendían definir.

Un primer paso, señala la ejecutiva de la agencia Leo Burnett.

Fue para romper un tabú, que las mujeres puedan hablar libremente de su cuerpo“.

Hasta ahora el diccionario Palabras Íntimas se distribuye únicamente en San Bartolomé Quialana.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid-19: el gráfico que muestra el riesgo de contagio de coronavirus según la actividad que hagas

Un grupo de expertos de Estados Unidos evaluaron la posibilidad de exponerse al virus al hacer actividades como abrir el correo o asistir a un servicio religioso, entre otras.
7 de septiembre, 2020
Comparte
Ilustración de persona corriendo con perro y el coronavirus en el aire

Getty Images | BBC
Los expertos consideran que salir a correr acompañado o pasear al perro tiene un riesgo moderado-bajo.

¿Cuán arriesgado es ir a comprar o comer en un restaurante? ¿Y tomarse un trago en un bar? ¿O ir al cine?

En medio de la actual pandemia de covid-19, seguramente muchos se preguntan cuáles son los riesgos de infección haciendo este tipo de actividades.

Preguntas así quería responder la Asociación Médica de Texas (TMA, por sus siglas en inglés), que juntó un panel de 14 expertos en salud pública, epidemiología y enfermedades infecciosas para diseñar una clasificación según el riesgo que supone hacer distintas acciones cotidianas.

Ir al gimnasio, comer en un buffet o asistir a un concierto multitudinario están entre las más arriesgadas, según la TMA.

“Es un gráfico hecho para Texas (EE.UU.), pero sirve para otros países. Hay que considerar las diferencias de cada lugar, pero también hay muchas semejanzas”, dice a BBC Mundo el médico John Carlo, experto en salud pública y uno de los miembros de TMA que participó en la creación del gráfico.

Gráfico de riesgo de contagio de coronavirus según la actividad

BBC

¿Cómo se hizo el ranking?

La clasificación del 1 (menos arriesgada) al 10 (más arriesgada) sigue los siguientes criterios: si las actividades son realizadas en el interior o en el exterior; la proximidad con otras personas; el tiempo de exposición al virus; la posibilidad de seguir las prácticas de prevención (como el uso de mascarillas) y el riesgo de que una persona se contamine realizando la acción.

Por eso dos actividades muy distintas pueden ocupar la misma categoría.

“El centro comercial, a pesar que suele ser un espacio cerrado, puede ser amplio, estar ventilado y puede permitir mantener la distancia social. En cambio, la playa, aunque es un espacio abierto, puede estar abarrotada”, dice John Carlo.

Para todas las actividades de la lista, los médicos consideraron que los participantes usaban mascarillas, mantenían una distancia de al menos dos metros entre personas (que no fueran sus familiares) y se lavaban las manos siempre que fuera posible.

“Este es el punto de vista de un grupo de médicos que tenían que responder como estas actividades se comparan en términos de riesgo. Pero solamente la propia persona puede saber las condiciones en que va a practicar la actividad y determinar el riesgo total”, añade Carlo.

El experto también recalca que el mismo tipo de negocio puede variar mucho, como en el caso de las peluquerías y/o barberías.

“En Estado Unidos tenemos salones en que hay una persona atendiendo a un solo un cliente. Todo está muy limpio y las dos personas pueden usar mascarillas. Hay otras que no y el riesgo es distinto. Se trata de usar el sentido común para analizar el escenario de cada actividad. Nuestro gráfico es una buena guía, pero la gente tiene que analizar sus propios casos.”, concluye Carlo.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.