El mexicano que recorre el mundo vestido de mariachi
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El mexicano que recorre el mundo vestido de mariachi

Karim Hauser, un experiodista de BBC y experto en relaciones internacionales de origen mexicano, decidió introducir el personaje del charro en los lugares más apartados del mundo y a variadas culturas. Esta es su crónica.
Por BBCMundo
10 de junio, 2015
Comparte
Jugando Cricket en Cambridge, Reino Unido

El mariachi rompió la estricta etiqueta de blanco en un partido de cricket en Cambridge, Reino Unido.

Con la llamada crisis de los 40, algunas personas cambian de coche o de pareja, renuncian a su trabajo o parten lejos.

Yo decidí embarcarme en un proyecto experimental de tintes surrealistas y absurdos: vestirme de mariachi y llevar el personaje a lugares alejados de su epicentro en el estado de Jalisco o la plaza Garibaldi, en mi Ciudad de México natal.

Una iniciativa claramente lúdica, cuyos efectos quería explorar.

En Santiago

Karim Hauser en Santiago de Chile, frente al Palacio de la Moneda (Foto: Marcelo Piña).

La idea fue inspirada por el libro “Cómo viajar sin ver (Latinoamérica en tránsito)”, del argentino Andrés Neuman, y por una puesta en escena cuyo actor principal exploraba su identidad hispano-mexicana vestido de charro.

Y con mis tablas como actor y periodista, y unas palmaditas de apoyo de mis amigos, me animé a salir al ruedo.

All the world’s a stage (todo el mundo es un escenario), decía Shakespeare.

Así, me convertí en un “Mariachi in Transit” (MiT).

Estilo y poesía visual

Hay que decir que el traje es de por sí elegante, y eso hacía muy atractiva la idea de documentar fotográficamente el tránsito del personaje con exóticos telones de fondo.

Estrenando el traje de charro

Estrenando el traje de charro, en el monumento a Álvaro Obregón de la Ciudad de México, antes de partir por el mundo.

Un poco de poesía visual no viene mal en estos tiempos. “No sé bien qué es, ¡pero qué buen estilo!”, me dijo un transeúnte escandinavo a los pocos meses de empezar mi periplo.

La figura de este músico mexicano mundialmente conocido es claramente festiva y no pasa desapercibida en el espacio público.

Se trataba de aprovechar algunos viajes que, por trabajo, familia o formación me iban a llevar a latitudes muy diferentes.

Dice Neuman: “Cuando nos resulta imposible una mirada exhaustiva sobre un lugar, solo nos queda mirarlo con el asombro de la primera vez (…). Nos lo jugamos todo, nuestro pobre conocimiento del mundo, en un parpadeo”. Yo quería registrar esos parpadeos.

Tengo amigos fotógrafos en distintos lugares, pero también he tenido que buscar fotógrafos improvisados.

No soy partidario del selfie, me interesa el intercambio con la gente. Y el ojo del fotógrafo.

Curiosamente, las travesías se multiplicaron sin saber muy bien cómo. La influencia del planeta Mercurio, según algunas fuentes.

Los destinos

Adquirido en el Mercado de La Lagunilla, el traje de charro fue estrenado en abril de 2014 en el monumento a Álvaro Obregón ubicado en la ciudad de México.

En París

Cruzando el puente Bir-Hakeim sobre el río Sena y la Torre Eiffel en el fondo, el mariachi va en busca de una audiencia.

De ahí se trasladó a Madrid, París, Estambul y Doha, en Qatar. Fíjese usted nomás. Copenhague, Santiago de Chile, Buenos Aires, San José del Cabo, Cambridge, Londres y Helsinki.

Seguidos de Marsella, Tarragona, Barcelona y una nueva recarga en México donde conseguí una funda digna para el sombrero. Oporto, Nueva York, Ithaca, San Juan de Puerto Rico y Beirut, donde MiT cumplió un año.

Lógicamente, el sombrero de Mariachi in Transit se ha convertido en gran amigo de las azafatas; recibe sonrisas, a veces viaja en business o en el compartimento donde cuelga la chaqueta del capitán, aunque yo, quien lo cargo a todas partes, voy en turista. ¡Qué escándalo!

Desconcierto y convergencia

El personaje ha ido creciendo con cada escala.

Tras las primeras salidas, un tímido bonjour madame en París acompañado de una inclinación de sombrero, comencé a agarrar confianza.

Frente a la estatua de la Sirenita en Copenhague interpreté La canción mixteca y desaparecí tras el aplauso.

Interpelado por un sin techo al pie de una iglesia en Buenos Aires entonamos El rey y nos sentimos grandes durante dos minutos.

En Helsinki, Finlandia

Entonando en los tubos del monumento al compositor Sibelius, en Helsinki, Finlandia.

Copenhague

En cofradía con Hans Christian Andersen, en Copenhague, Dinamarca.

En Helsinki me esforcé bastante para romper con la norma (los finlandeses no suelen hablar con extraños), y al final una señora mayor se atrevió a susurrarme un “qué bonito es México”.

En Cambridge me colé en un partido de cricket y me ofrecieron un sándwich de pepino y una cerveza tibia.

Y en Londres gané una partida de petanca de “chiripa”, suerte de principiante, y me prestaron la batuta de una orquesta.

La diplomacia del sombrero

En Santiago me querían llevar a darle serenata a una madre que cumplía años pero mi siguiente vuelo me lo impedía.

Desconcerté a tres jóvenes argelinos en París al hablarles en árabe.

Divertirse con la identidad es parte del juego del Mariachi in Transit, que es multilingüe.

También le he sacado alguna sonrisa a algún uniformado.

Marsella

Llevando su canto a Marsella, Francia…

En Oporto

… y, luego, a Oporto, Portugal.

Colocar mi propio uniforme a su lado puede descontextualizar la autoridad.

Y rompe el hielo, como cuando le presté mi sombrero a un iraní para saludar a unos sauditas en Doha, dos nacionalidades hoy enfrentadas.

Nombré a este efecto “la diplomacia del sombrero”.

Es una cierta ruptura de la realidad que con sentido del humor puede abrir posibilidades de empatía y convergencia.

Humanizar a la gente con gestos inesperados bajo el sombrero aglutinador. Así voy descubriéndole misión al experimento.

Fantasía fotográfica

Soy claramente un mariachi de fantasía y me gusta dar saltos espacio-temporales.

No llevo guitarrón, ni trompeta, aunque ya he incorporado una pequeña bocina con alguna ranchera clásica, por si se ofrece.

El personaje y su público lo piden.

En Doha

El charro no desentona con los caballos árabes en Doha, Qatar.

En Beirut

La silueta del mariachi complementa la vista panorámica de Beirut, Líbano.

He aceptado que desafinar tampoco es grave y ahora intento incluir guiños a las culturas locales.

La propia historia del mariachi mexicano es una serie de sincretismos, ya que ha ido incorporando distintas influencias hasta ser lo que es en la actualidad.

Por ejemplo, en Estambul, Osman, mi fotógrafo improvisado me confesó que veía una correspondencia entre las cúpulas de su ciudad y el sombrero charro.¡Fantástico! Çok güzel!

Mariachi in Transit se vuelve un camaleón en cada circunstancia, por saber improvisar y comunicar, crear situaciones inesperadas y participar siendo una suerte de embajador de la buena onda.

O de la irreverencia.

Mariachi en Puerto Rico

Mariachi in transit en Puerto Rico (Foto: Víctor López).

Y cuando encuentro mexicanos a miles de kilómetros de su terruño, el asombro y la complicidad son inmediatos.

Hasta el momento las reacciones han sido estupendas, incluso cuando en Nueva York, un walkie-talkie exclamó “saquen a ese mariachi del cuadro”, porque había un equipo de filmación intentando terminar su jornada de trabajo. All right, si ya me iba de todos modos.

Horas después, una avalancha de turistas -brasileños y japoneses- me retrató en sus celulares mientras preguntaban si era yo famoso. Yo les di mi tarjeta y sonreí antes de entonar un “Ay ay ay, canta y no llores”.

A cambio, a un colombiano le pareció pertinente regalarme un ejemplar del Mariachi Times, que se edita en Nueva Jersey.

* Karim Hauser es especialista en relaciones internacionales en una institución de diplomacia pública en España. De 2000 a 2007 trabajó como periodista de BBC Mundo.

BBC

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Es posible contraer COVID-19 y contagiar a otros después de vacunarse?

Después de desarrollar vacunas efectivas para combatir la pandemia, el paso siguiente es comprender con más detalle el tipo de protección que ofrecen.
16 de febrero, 2021
Comparte

El mensaje de las autoridades y los especialistas es claro: vacunarse es una manera efectiva de combatir la pandemia de covid-19.

Pero, ¿qué significa exactamente estar vacunado?, ¿qué tipo de protección tienen quienes ya recibieron su dosis completa?

En este momento en el mundo hay al menos 9 vacunas que han demostrado que son altamente eficaces a la hora prevenir la enfermedad que causa el virus SARS-CoV-2.

Eso quiere decir que si una persona vacunada se contagia del virus, tendrá menos probabilidades de desarrollar síntomas o enfermarse gravemente.

Lo que aún no está claro, sin embargo, es si la vacuna logra evitar el contagio.

En resumen: aún no se sabe si la vacuna evita que te contagies, lo que sí se sabe es que si te vacunas y luego te contagias, probablemente no te vas a enfermar.

Veamos por qué ocurre esto y por qué es importante mantener precauciones aún luego de recibir la vacuna.

¿Qué tipo de protección ofrecen las vacunas contra la covid-19?

Hay dos tipos principales de inmunidad que puede lograr con las vacunas.

Una es la llamada “inmunidad efectiva”, que puede evitar que un patógeno cause una enfermedad grave, pero no puede evitar que ingrese al cuerpo o haga más copias de sí mismo.

La otra es la “inmunidad esterilizante”, que sí puede impedir la infección e incluso prevenir casos asintomáticos.

Lo ideal es que una vacuna logre producir inmunidad esterilizante, pero rara vez se logra.

Vacunas

BBC

¿Cuál de estos dos tipos de inmunidad proporcionan las vacunas contra la covid-19?

“En pocas palabras, no lo sabemos, porque son demasiado nuevas”, dice en un artículo de BBC Future Keith Neal, profesor emérito de epidemiología en la Universidad de Nottingham, en Reino Unido.

Hasta el momento, la eficacia de las vacunas se ha medido por su capacidad de prevenir el desarrollo de síntomas, pero aún no hay datos suficientes para saber si también son capaces de evitar la infección.

Algunas investigaciones, sin embargo, ya han comenzado a medir si las vacunas pueden bloquear la infección, y los expertos esperan que en las próximas semanas y meses se obtegan resultados mas dicientes.

Estudios recientes de las vacunas de Oxford-AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y Moderna sugieren que estas vacunas podrían tener el potencial de reducir la la transmisión del virus.

virus

Getty
Se sabe que las vacunas pueden impedir que una persona se enferme de covid-19, pero todavía no está claro si evitan la infección.

Estos estudios, sin embargo, tienen limitaciones o aún están en revisión. Es decir, sus resultados aún no son concluyentes.

“Suponemos que todas las vacunas van a tener un nivel de capacidad de bloqueo de la infección”, dijo la doctora Zulma Cucunubá, epidemióloga del Imperial College London, en el programa #TuMundoBBC, a finales de enero.

Cucunubá, sin embargo, advierte que para tener esa certeza faltan más ensayos de largo plazo y diseñados específicamente para medir esa capacidad de bloqueo de la infección.

¿Vacunarte evitará que contagies a otras personas?

“La respuesta es: no sabemos“, según lo indica el portal dedicado al coronavirus de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, refiriéndose a que faltan más datos para dar una respuesta definitiva.

Como lo indica este portal, es posible que una persona vacunada pueda tener el virus replicándose en su nariz y garganta, incluso si está protegida contra la enfermedad.

Ahora, también es posible que la respuesta inmune que genera la vacuna y que impide que la persona se enferme, también reduzca la cantidad de virus en la nariz y la garganta, al punto de que sea poco probable que pueda contagiar a otros.

Pero, una vez más, “necesitamos más investigaciones para estar seguros”, indica el portal de Harvard.

Hombre tosiendo

Getty
El coronavirus puede transmitirse a través de las gotas que una persona contagiada expulsa al hablar, toser o estornudar.

Finalmente, hay otros dos factores a tener en cuenta.

El primero es que ninguna vacuna es perfecta.

Una vacuna que tenga una eficacia del 95% significa que cerca de 1 de cada 20 personas que la reciben puede que no obtenga protección contra la enfermedad, según el explica el portal de coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

El segundo factor es que puede darse el caso, por ejemplo, de una persona que sin saberlo ya esté contagiada al momento de vacunarse, con lo cual la infección podría seguir desarrollándose aún después de recibir la vacuna.

Seguir cuidándose y cuidando a los demás

Por todas estas razones, los expertos insisten en que, aun después de vacunarse y mientras no tengamos más información, hay que seguir tomando precauciones como el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

“Si estás entre los primeros grupos de personas que se vacunan, es mejor seguir usando mascarillas y mantener la distancia física para proteger a otras personas que aún no se han vacunado”, dice el portal de Harvard.

Pero la capacidad de las vacunas de bloquear el contagio no solo determina qué tan necesario es que sigamos usando mascarillas y distancia social.

El tipo de protección de la vacuna influye directamente en la posibilidad de alcanzar la anhelada inmunidad de rebaño.

mujer

Getty
El uso de la mascarilla y el lavado de manos ayudan a prevenir el contagio.

La inmunidad de rebaño se refiere a la protección que logra una población cuando una cantidad suficiente de personas ya es inmune al virus, ya sea porque se recuperaron tras el contagio del virus o porque fueron vacunadas.

Los expertos aún no tienen claro qué porcentaje de la población tendría que ser vacunada para lograr la inmunidad de rebaño.

Lo que sí está claro es que “si las vacunas no detienen por completo la transmisión, aumentará la cantidad de personas que necesitamos vacunar para cruzar verdaderamente los umbrales de inmunidad de rebaño y reducir los casos a un nivel cercano a cero“, dice a BBC Future Michael Head, investigador en salud global en la Universidad de Southampton.

Un estudio del Imperial College London, por ejemplo, calculó que con una vacuna que sea 100% efectiva impidiendo la transmisión del virus, se necesitaría vacunar entre el 60% y el 70% de la población.

Con una vacuna que ofrezca el 80% de efectividad para impedir la transmisión, el número de personas vacunadas que se necesitaría aumentaría hasta un rango entre el 75% y el 90%.

personas

Getty
La eficacia y el tipo de protección que ofrecen las vacunas determinan la capacidad de alcanzar la inmunidad de rebaño.

La doctora Cucunubá advierte que en caso de que las vacunas tengan solo la capacidad de prevenir la enfermedad, pero no de bloquear la infección, las vacunas no nos podrían llevar a la inmunidad de rebaño.

Mientras tanto…

Los expertos esperan que en las próximas semanas o meses tengamos más respuestas sobre el tipo de protección que ofrecen las vacunas contra la covid-19.

Mientras llega ese momento, “será importante que todos continúen usando todas las herramientas disponibles para ayudar a detener la pandemia”, según indica el portal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Eso, en términos prácticos, significa que es importante lavarse las manos, usar mascarilla y mantener la distancia, incluso si ya te vacunaste.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.