Tixtla, la guerra de las cocacolas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Tixtla, la guerra de las cocacolas

Además de enfrentamientos con supuestos simpatizantes del PRI, estudiantes y padres de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos no encontraron apoyo en Tixtla para llevar a cabo el boicot de la jornada electoral.
Cuartoscuro
Por Paris Martínez
8 de junio, 2015
Comparte
Simpatizantes del PRI en Tixtla realizaron una marcha "Por la paz"  y luego intentaron tomar el Ayuntamiento. Foto: Cuartoscuro

Simpatizantes del PRI en Tixtla realizaron una marcha “Por la paz” y luego intentaron tomar el Ayuntamiento. Foto: Cuartoscuro

La ciudad de Tixtla se encuentra a 15 kilómetros de Chilpancingo, la capital de Guerrero, avanzando por la carretera que va a Tlapa, y en ese trayecto, dos retenes policiacos –uno de la Estatal y otro de la Federal–, sirvieron durante la última semana para impedir que los alumnos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, aledaña a Tixtla, trasladaran a la capital materiales que pudieran ser usados en una hipotética refriega, temida por las autoridades para este domingo, 7 de junio de 2015, día de elecciones.

Esta misma función de seguridad replicaba un tercer retén, de la Policía Federal, ubicado kilómetros después de pasar Tixtla.

Así, bloqueada por ambos flacos, nada que pudiera representar una amenaza a la jornada electoral salió de esta pequeña ciudad, vecina inmediata de la Normal Rural, tal como planearon las autoridades. Pero eso tuvo un efecto paralelo: Tixtla quedó también encapsulada, aislada, y su población –fracturada como está entre el apoyo y el repudio a los normalistas– quedó este domingo encerrada en una especie de ring sin réferi, “sin ley”, como dijo uno de sus habitantes.

Y así, sin ley, se desarrolló la jornada electoral en la que se renovó la gubernatura del estado, su congreso y 81 presidencias municipales.

Cocacolas I

El pasado sábado 6 de junio, es decir, un día antes del día de las votaciones, los alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa, acompañados por los padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos por fuerzas gubernamentales en Iguala –el 26 de septiembre de 2014–, marcharon desde su plantel hacia la ciudad de Tixtla, en una procesión que invitó a salir de sus casas a los habitantes de esta ciudad, en solidaridad con los estudiantes que, tal como se les recordó a través de bocinas, siempre han sido solidarios con esta comunidad.

En 2013, se remarcó durante la marcha, los normalistas de Ayotzinapa fueron los únicos que auxiliaron a la población de Tixtla, cuando las lluvias inundaron la localidad. “Y cada vez que alguien de Tixtla necesita sangre, ¿dónde buscan donadores? En la Normal de Ayotzinapa, y siempre encuentran apoyo”.

De Tixtla, además, provienen 14 de los 43 normalistas secuestrados y desaparecidos por la policía de Iguala, y por eso se les pide su respaldo.

Sin embargo, los pobladores de esta ciudad no marchan. Acaso asoman la cabeza a la puerta, para ver pasara los manifestantes, y como mayor signo de solidaridad, autorizan que en los muros de su casa sean adheridas pancartas con engrudo.

La marcha concluye en la plaza principal, y ahí se anuncia que para el día siguiente, 7 de junio, desde muy temprano iniciaría la confiscación de casillas y material electoral en Tixtla, en cumplimiento al boicot a las elecciones, anunciado desde el año pasado por la comunidad de Ayotzinapa, boicot determinado por una estrategia simple: si no hay justicia para los 43 normalistas, mediante su presentación con vida, tampoco podía haber elecciones.

Siguiendo este plan, en punto de las 7 de la mañana del 7 de junio, padres y normalistas se congregaron en el zócalo de Tixtla, donde se dividieron en dos brigadas que salieron en busca de las casillas y, una hora después, el material electoral de 20 puntos de votación ardió en la plaza, tanto boletas como urnas y mamparas.

En dos puntos de la ciudad, sin embargo, los pobladores se organizaron con antelación para defender sus casillas, argumentando no sólo que las acciones de los normalistas violaban su derecho a participar en un proceso de elección popular, sino que, además, los estudiantes de Ayotzinapa son ajenos a Tixtla, lo mismo que los “extranjeros” y los “fuereños” que los apoyan.

La casilla de la colonia Vicente Guerrero, ubicada justo a un costado de la carretera Chilpancingo-Tlapa, fue el punto donde finalmente las diferencias se desbordaron, ya que, al arribar una brigada de normalistas a decomisar el material electoral, se encontraron con que unos 50 vecinos ya estaban formados, en espera de que la casilla terminara de instalarse, para emitir su voto.

Ante la oposición a que esta casilla fuera desmantelada, la brigada de normalistas se retiró, a pesar de lo cual, poco después llegaron a la casilla varias decenas de habitantes de otras colonias –a los que los normalistas identificaron como militantes del PRI– con la intención de sumarse a un eventual enfrentamiento contra los alumnos de Ayotzinapa, aún cuando éste no fuese el punto donde les tocara sufragar.

Luego de unos minutos, al lugar llegó una camioneta cargada con palos, que fueron repartidos para enfrentar a los estudiantes.

Hacia las 9:30 horas, una brigada de normalistas intentó por segunda vez acercarse a la casilla, para decomisar el material electoral, y fue en este momento que el grupo que la cusodiaba emprendió contra ellos una lluvia de piedras y palos, en plena carretera, que sólo concluyó cuando la Policía Comunitaria de Tixtla cruzó una de sus patrullas en el punto de la refriega, para separar a los bandos.

Después de este enfrentamiento, los normalistas se retiraron a su plantel, pero en la casilla permanecieron sus custodios, quienes luego redirigieron su molestia contra la prensa, amenazando con golpear e incluso “linchar” a los reporteros y camarógrafos que estaban registrando los hechos, aún cuando estuvieran acreditados ante las autoridades electorales.

Uno de los tixtlecos ahí presentes, sin embargo, conservó la calma, e intentó explicar el origen de su enojo.

Los normalistas tienen fregado a Tixtla, porque piden justicia, pero nunca han llamado a cuentas a su comité estudiantil, que fue finalmente el que ordenó que los alumnos desaparecidos fueran a Iguala… Además, se la pasan ‘chingándose’ los camiones de Cocacola, y entonces nosotros, en Tixtla, tenemos que pagar las Cocas más caras de lo normal, 15 pesos por una Coca chica –cuatro pesos más que su costo comercial–, porque los dueños de las tiendas deben ir a otros municipios a comprarla y luego revenderla aquí… no se vale.”


Cocacolas II

Luego de que los estudiantes de Ayotzinapa se resguardaron en su plantel, tras el enfrentamiento en la casilla de la colonia Vicente Guerrero, el contingente que custodiaba dicho punto de votación se desplazó hacia el centro de Tixtla, a la plaza donde poco antes había sido incinerada la papelería electoral decomisada por los normalistas.

Ahí, la turba invadió el auditorio municipal, donde tiene su centro de operación la Policía Comunitaria de Tixtla, y desalojaron a golpes a todos los comunitarios –aún cuando es una policía integrada por decisión de la misma población de Tixtla–, al considerar que apoyaron a los normalistas en la trifulca previa.

Para reconocerse entre sí, a los integrantes de este contingente se les repartieron pequeñas etiquetas verdes.

Al ser consultados acerca del significado de la etiqueta adherida a sus solapas, este grupo aseguró, primero, que era una coincidencia que todos trajeran dicho distintivo, ya que su protesta era totalmente “espontánea”.

Luego, aseguraron que esas etiquetas venían adheridas en sus prendas, porque existe un puesto de ropa en el mercado, que les pone dicha marca a sus prendas.

Nuevamente, al insistirse en la inverosimilitud de dicha explicación, terminaron por reconocer que dichas estampas les fueron repartidas por sus líderes.

Tras el desalojo de los comunitarios, el grupo de choque se retiró, y custodiando el auditorio invadido quedó sólo un grupo de mujeres y personas mayores, que llegaron en su relevo.

Este grupo de mujeres y personas mayores –al que además se sumaron otros tixtlecos que vieron reflejada en dicha protesta su misma inconformidad con el boicot a las elecciones– no mostró la misma postura agresiva de quienes habían tomado el auditorio, lo que hizo posible consultar su opinión sobre la situación del municipio.

–Es que por su culpa están bien caras las cocas –explica una señora, ofendida.

–¿Cuánto cuestan las Cocacolas aquí? –se le pregunta.

–¡Pues casi 15 pesos! –responde– Porque los estudiantes están agarrando los carros que vienen a surtir comestibles al pueblo, ya nadie viene. Subió la leche, subió todo…

–Las cocas subieron a 15 pesos, ¿y la leche?

La señora duda, y da una respuesta elusiva.

–Pues… a veces hay y a veces no hay, (tampoco hay) tanques de gas… habían de ir a la Normal para que vieran qué infinidad de carros (de transporte de mercancía) tienen… y así todavía piden que el pueblo los apoye, pero el pueblo no puede apoyar eso…

–¿Desde cuándo está la situación de las cocas?

–Desde hace ocho meses…

–El comentario de las Cocas ya me lo habían hecho antes en el día, ¿en serio es tan grave que las cocas hayan subido?

–¡Pues sí! –se apresta a responder otra señora.

Y luego, un hombre más, intenta explicar la ofuscación de Tixtla por la escasez de Cocacola, y su consiguiente aumento de precio.

–La gente que no tiene recursos –afirma– toma lo que puede: Coca, café, Yoli, porque aquí hay mucha pobreza en Tixtla…

–¿A usted también le ofende eso de las cocas?

–Pues claro que sí –afirma–: soy padre de familia.

Este grupo de personas mayores, finalmente, también se retiró del lugar, hacia las 15:00 horas, luego de que un representante del gobierno estatal acordara con ellos la entrega del centro de operación de la Policía Comunitaria.

Mientras tanto, del otro lado de la plaza de Tixtla, un centenar de vecinos que apoyan a la Comunitaria, y a los normalistas de Ayotzinapa, celebró la disolución del grupo rival, entonando el himno chileno “Venceremos”.

Luego también ellos se fueron, y en la plaza sólo quedó la ceniza humeante de las boletas electorales.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

España y Francia confirman casos de cepa de COVID identificada en Reino Unido

España detectó cuatro casos de la nueva cepa, poco después de que Francia confirmara que uno de sus ciudadanos que llegó de Inglaterra dio positivo para esa variante del virus.
26 de diciembre, 2020
Comparte

España confirmó cuatro casos de la cepa más contagiosa del coronavirus identificada en Reino Unido -el más reciente país europeo en verse afectado.

Las infecciones -todas en Madrid- están vinculadas a viajes realizados en estos días de Reino Unido, declaró el subdirector regional de Salud.

Francia, Dinamarca, Países Bajos e Italia también han reportado casos en los últimos días.

Antonio Zapatero, subdirector de Salud de Madrid, dijo que los casos confirmados están relacionados a tres parientes de un hombre que voló desde Reino Unido el jueves.

El cuarto caso se trata de otro hombre que también había llegado de Reino Unido.

Zapatero aseguró que ninguno de los pacientes se encuentra seriamente enfermo y que “no hay necesidad de alarma”.

Añadió que había otros tres casos sospechosos de la nueva cepa, pero que los resultados no se conocerían antes del martes o miércoles.

¿Qué sabemos de la propagación de la nueva cepa?

Los nuevos casos en España se supieron pocas horas después de que Francia confirmara el primer caso en ese país de la nueva variante del virus.

Un trabajador de la salud en Francia sostiene una probeta después de tomar una muestra nasal en Lille, 15 de octubre, 2020.

Reuters
Francia confirmó su primer caso la mañana del sábado.

El ministro de Salud de Francia dijo que la persona era un ciudadano francés en la localidad central de Tours que había llegado de Londres el 19 de diciembre.

El ministro añadió que el paciente era asintomático y que se encuentra en aislamiento voluntario en su hogar. Se confirmó que el hombre se sometió a una prueba en un hospital el 21 de diciembre y que se sentía bien.

Francia cerró sus fronteras, pero levantó el veto este miércoles con la condición de que las personas dieran negativo en las pruebas del virus antes de viajar.

Miles de transportadores tuvieron que pasar la Navidad dentro de sus camiones en el sur de Inglaterra esperando cruzar el Canal de la Mancha.

Otros países también han reportado casos de la nueva variante: el viernes, Japón confirmó cinco infecciones en pasajeros que habían llegado de Reino Unido, mientras que con anterioridad se reportaron casos en Dinamarca, Alemania, Italia, los Países Bajos y Australia.

Transportadores en Dover, Reino Unido, antes de cruzar la frontera a Francia.

Getty Images
Miles de transportadores tuvieron que pasar la Navidad dentro de sus camiones en el sur de Inglaterra esperando cruzar el Canal de la Mancha.

La semana pasada, Francia levantó su confinamiento nacional, pero el gobierno dijo que la tasa de infección no había disminuido lo suficiente como para relajar más las medidas.

Eso significa que los teatros y cines, bares y restaurantes continúan cerrados. Un toque de queda desde las 20:00 a las 06:00 sigue en efecto. Se levantó para la Nochebuena, pero continuará para el Año Nuevo.

Francia ha registrado más de 2,5 millones de infecciones confirmadas desde el inicio del brote, con más de 62.000 muertes -el séptimo total de muertes en el mundo.

El primer lote de la vacuna de Pfizer-BioNTech fue despachado desde Bélgica a la farmacia central del sistema de salud, en las afueras de París este sábado, según informó la agencia AFP.

Las primeras vacunas se aplicarán este domingo a pacientes de dos hogares de ancianos en Sevran y Dijon.

¿Qué es la nueva variante?

La nueva variante fue detectada por primera vez en Inglaterra en septiembre y es responsable de los altos niveles de pruebas positivas en semanas recientes en Londres, el este y sureste de Inglaterra.

Aproximadamente dos tercios de las personas que dieron positivo en estas áreas tiene la nueva variante, aunque eso es sólo un estimado, según la Oficina Nacional de Estadísticas.

Hay tres factores que hacen que la nueva cepa esté llamando la atención:

  • Está reemplazando rápidamente las otras versiones del virus.
  • Presenta mutaciones que afectan partes probablemente importantes del virus
  • Algunas de estas mutaciones han demostrado en el laboratorio una incrementada habilidad del virus de infectar células.

Todos estos factores dan credibilidad al caso de que la nueva cepa puede propagarse más rápido, dice el corresponsal de salud de la BBC, James Gallagher.

Ugur Sahin, fundador de BioNTech.

Getty Images
Ugur Sahin, fundador de BioNTech, confía en que las vacunas sigan funcionando contra la nueva cepa del virus hallada en Reino Unido.

Sin embargo, no hay evidencia de que la nueva variante sea más peligrosa y las vacunas recientemente desarrolladas deberían seguir siendo efectivas, dicen los expertos.

¿Cómo respondió el mundo a la crisis de la nueva variante?

Más de 40 países prohibieron la llegada de viajeros de Reino Unido a comienzos de este mes.

Los vuelos de Reino Unido fueron suspendidos a territorios por todo el mundo, incluyendo España, India y Hong Kong.

Cientos de personas quedaron varadas durante horas debido a las restricciones a los viajes.

Arabia Saudita, Omán y Kuwait fueron aún más lejos, cerrando por completo sus fronteras durante una semana.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=AiYSDL3nOI8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.