Tumbas XXL para los muertos con sobrepeso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Tumbas XXL para los muertos con sobrepeso

Alrededor 65 millones de personas en Brasil tienen sobrepeso, lo que ha obligado a un panteón a crear tumbas 50 centímetros más anchas para que los ataúdes sean enterrados sin problemas.
Por Yorokobu
21 de junio, 2015
Comparte
El cementerio de la Penitencia, en Río de Janeiro, Brasil, ha creado un rincón especial para personas con sobrepeso. // Foto: Cuartoscuro.

El cementerio de la Penitencia, en Río de Janeiro, Brasil, ha creado un rincón especial para personas con sobrepeso. // Foto: Cuartoscuro.

¿Qué ocurre cuando un cadáver tiene el doble de peso de lo normal? Una familia puede encargar un ataúd a medida de la talla XXL, llegar al cementerio y encontrar que no cabe en ningún lugar. Para evitar esta situación penosa, un cementerio de Río de Janeiro acaba de inaugurar una sección especial para difuntos con sobrepreso.

¿Era necesario? ¿Brasil es un país de gordos? Todo apunta a que sí. Los cuerpos esculturales que hacen soñar a los europeos son cada vez más escasos. Los datos, demoledores. El 40% de la población, 65 millones de personas, tienen sobrepeso. 10 millones son considerados obesos, el 5% de la población.

Ante esta situación, el cementerio de la Penitencia, en Río de Janeiro, ha creado un rincón especial para personas con sobrepeso. Las tumbas tienen 50 centímetros más de ancho que los sepulcros convencionales y puede dar sepultura a personas de hasta 350 kilos.

“Hace tiempo estábamos preocupados con este tema”, reconoce Alberto Junior Brenner, administrador del cementerio de la Penitencia, un recinto fundado en 1875 por una orden religiosa de Portugal.

Lidiar con un difunto obeso no es sencillo. Al sufrimiento de la pérdida familiar, se suma la desesperación porque el superféretro que no cabe en la fosa. “Si la familia no se preocupa antes de ese detalle, puede tener un gran disgusto el día del entierro”, señala Brenner.

Por esta razón, el cementerio ha comenzado a pedir con antelación las medidas de los ataúdes. “Nuestro objetivo es poder ofrecer siempre un entierro digno”, afirma el administrador del cementerio.

Las tumbas de tamaño extra no son baratas. Cuestan 75 mil reales (21.550 euros), cuatro veces más que un nicho tradicional. “No están pensadas solo para obesos. También hay personas que prefieren ataúdes más pomposos, que lógicamente ocupan más espacio”, agrega Brenner.

El número de obesos en Brasil ha aumentado 50% en la última década. En marzo de 2013, el Gobierno brasileño lanzó una campaña de prevención contra la obesidad, un problema de salud que cuesta a las arcas públicas más de 220 millones de euros por año por su relación con enfermedades de todo tipo.

Los planes del cementerio son de expandirse. En enero de este año, firmaron un acuerdo con el Ayuntamiento de Río de Janeiro para construir 21 mil nuevas tumbas, de las que el 6% tendrán un tamaño XXL. En total, 1.260 sepulturas serán destinadas a los difuntos más rechonchos.

La dirección del cementerio tiene una visión bastante moderna de cómo promover el recinto. Cada tres meses organizan visitas guiadas para conocer la historia de los trabajadores portugueses que vinieron para fundar de Río de Janeiro.

“Sé que en Europa es bastante común, pero aquí todavía no es habitual visitar los cementerios. Los días de visita ponemos música, contratamos a estatuas humanas en forma de ángel para recibir a los visitantes… Yo siempre digo: si quieres conocer a fondo una ciudad, tienes que darte una vuelta por sus cementerios”, concluye Brenner.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El curioso experimento de Alemania para estudiar cómo se trasmite el COVID en eventos masivos

El estudio, organizado por la Universidad de Halle convocó a unos 4.000 voluntarios sanos de entre 18 y 50 años, mientras, el afamado cantautor alemán Tim Bendzko aceptó actuar en los tres conciertos sucesivos.
22 de agosto, 2020
Comparte

Los amantes de la música y los eventos masivos en Alemania tuvieron un raro privilegio en tiempos de coronavirus: participar en tres conciertos seguidos este fin de semana, previstos para miles de personas.

No se trata de que la situación con la covid-19 haya mejorado en la nación europea o que las restricciones se hayan aflojado.

De hecho, según el Instituto Robert Koch, durante las últimas 24 horas se registraron más de 2.000 casos allí, lo que eleva el número total de casos a 232.082.

Sin embargo, las autoridades de la ciudad de Leipzig organizaron tres recitales de música pop este sábado.

¿El objetivo? Que los científicos puedan investigar los riesgos de tales eventos masivos en espacios interiores durante la pandemia.

El estudio, organizado por la Universidad de Halle convocó a unos 4.000 voluntarios sanos de entre 18 y 50 años, mientras, el afamado cantautor alemán Tim Bendzko aceptó actuar en los tres conciertos sucesivos.

Las autoridades alemanas no informaron de momento cuántas personas se presentaron como voluntarias.

Una ronda de conciertos

Según la Universidad de Halle, la investigación, llamada Restart-19, busca estudiar “las condiciones en las que tales eventos pueden llevarse a cabo a pesar de la pandemia”.

Para ello, los científicos diseñaron tres escenarios diferentes para cada uno de los tres conciertos que se celebraron en el Quarterback Immobilien Arena de Leipzig.

La meta del primero es simular las condiciones de un evento antes de la pandemia; el segundo, un concierto con mayor higiene y cierto distanciamiento social; y el tercero con la mitad de los asistentes y con cada persona a 1,5 m de distancia.

Cada escenario organizado incluye llegadas y salidas del estadio y actuaciones de Bendzko “para representar el comportamiento de los espectadores de la forma más realista posible”.

Participants watch a performance during the study

Getty Images
Each of the three events had different levels of social distancing

Antes del evento, a todos los participantes se les hace la prueba de covid-19 y se les dan mascarillas faciales y dispositivos de rastreo para medir su distancia.

La prensa alemana indica los investigadores utilizarán además desinfectantes fluorescentes para rastrear qué superficies tocan más los miembros de la audiencia.

Detrás del proyecto

Para su realización, el proyecto recibió una financiación de US$1.17 millones de los estados de Sajonia-Anhalt y Sajonia.

Los expertos creen que sus resultados pueden ayudar a allanar el camino para la reanudación de importantes eventos deportivos y musicales bajo techo mediante la determinación de niveles realistas de riesgo.

“La pandemia de coronavirus está paralizando la industria de los eventos”, dijo antes del evento el ministro de Economía y Ciencia de Sajonia-Anhalt, Armin Willingmann.

Concert-goers wore protective face masks for the study, in Leipzig, on 22 August 2020

Getty Images
Los asistentes debían utilizar mascarillas faciales.

“Mientras exista riesgo de infección, no se pueden realizar grandes conciertos, ferias y eventos deportivos. Por eso es tan importante averiguar qué condiciones técnicas y organizativas pueden minimizar eficazmente los riesgos”, agregó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sQxT-oKkuko

https://www.youtube.com/watch?v=WBlUC1mCPRs&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.