Así es la primera aurora polar jamás vista fuera de nuestra galaxia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Así es la primera aurora polar jamás vista fuera de nuestra galaxia

Un equipo internacional la detectó cerca de una enana marrón –un cuerpo celeste demasiado pequeño para ser una estrella pero demasiado grande para ser un planeta– en la constelación de Lyra, a una distancia de aproximadamente 18 años luz.
Por BBCMundo
30 de julio, 2015
Comparte
Impresión artística de la aurora boreal sobre la enana marrón LSR J1835

Este dibujo de la auora en la enana marrón, distribuido por el Instituto de Tecnología de California, muestra sus tonos rojizos y su intenso brillo.

Es una aurora polar de otra galaxia: la primera jamás vista fuera de nuestro Sistema Solar.

Un equipo internacional la detectó cerca de una enana marrón –un cuerpo celeste demasiado pequeño para ser una estrella pero demasiado grande para ser un planeta– en la constelación de Lyra, a una distancia de aproximadamente 18 años luz.

Dicen que se parece a las auroras que se forman en las zonas polares de la tierra, pero es un millón de veces más brillante.

Y también es más roja que verde en su coloración.

“Es la primera vez que confirmamos que se pueden ver auroras en las enanas marrones”, dijo el Dr. Stuart Littlefair, un astrónomo de la Universidad de Sheffield que participó en el descubrimiento.

Aurora polar

En la tierra, las auroras polares suelen tener tonos verdes.

El fenómeno luminoso fue observado en la enana conocida como LSR J1835gracias al radio telescopio Very Large Array –el más grande del mundo– y los telescopios ópticos Hale y Keck.

Según su reporte, publicado en la revista Nature, los científicos estudiaron el objeto mientras rotaba rápidamente y pudieron observar los cambios en la luz.

“Los cambios de brillo son consistentes con lo que uno esperaría de las auroras”, explicó el Dr. Littelfair.

Entendiendo a las enanas

Las auroras –boreales y australes– son uno de los espectáculos naturales más impresionantes de la tierra y también se forman en los otros planetas de nuestro Sistema Solar.

Las mismas se producen cuando partículas solares interactúan con la atmósfera.

En el caso de la tierra, su color verde es causado por el choque de los electrones de las partículas solares con nuestros átomos de oxígeno.

Mientras que la aurora de la enana es rojiza porque las partículas interactúan fundamentalmente con el hidrógeno de su atmósfera.

Aurora en Júpiter

Algunas de las auroras de Júpiter son producidas por partículas expulsadas por los volcanes de una de sus lunas, Ío.

Los científicos, sin embargo, todavía no entienden qué puede haber generado el espectáculo luminoso en LSR J1835.

La enana marrón es una especie de estrella fallida y no hay ninguna estrella cercana que la bombardee con partículas.

Es posible que material se esté desprendiendo de la superficie de la enana marrón y que este produzca sus propios electrones”, aventuró Littlefair.

Aurora boreal en la tierra

Las auroras son uno de los espectáculos naturales más impresionantes de la tierra.

Otra opción posible es que un planeta o luna aún no detectados cerca de la enana esté bombardeándola con su material.

Algunas de las auroras de Júpiter se producen de esta forma, gracias a partículas emitidas por los volcanes de una de sus lunas, Ío.

El descubrimiento, en cualquier caso,está ayudando a que los científicos entiendan mejor a las enanas marrones.

Hay algún debate sobre si estos cuerpos celestes se parecen más a las estrellas o a los planetas.

“Ya sabíamos por nuestras observaciones que tienen nubes en su atmósfera. Ahora también sabemos que tienen auroras”, explicó Littlefair.

“Esa es una razón más para verlas como versiones a escala aumentada de los planetas en lugar de como versiones a escala reducida de las estrellas”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué es insólito que haya 5 ciclones tropicales en el Atlántico al mismo tiempo

En un hecho que no ocurría desde 1971: cinco fenómenos tropicales se formaron al mismo tiempo. Dos de ellas son huracanes que podrían poner en riesgo la vida de las personas que viven en las costas del sur de EU.
15 de septiembre, 2020
Comparte

Cada año, por esta misma época, comienza a vislumbrarse lo que será la temporada de huracanes y tormentas tropicales que afectarán principalmente a Norte América y el Caribe.

Y como si no faltara otra cosa por apuntar en este 2020, por segunda vez en la historia se detectaron cinco ciclones tropicales simultáneamente activos en el océano Atlántico.

La última vez que se presentó un fenómeno similar fue en 1971, cuando se registró el mismo número de tormentas tropicales en el Atlántico en un mismo momento.

De acuerdo al Centro de Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC, por sus siglas en inglés) las formaciones son el huracán Paulette, el huracán Sally, las tormentas tropicales Teddy y Vicky y la depresión tropical Rene (que se desvanecerá en las próximas horas).

https://twitter.com/philklotzbach/status/1305459589878444033

Mientras el huracán Paulette está pasando por las Bahamas, Sally está a punto de ingresar en territorio estadounidense, entre los estados de Louisiana y Mississippi.

Pero, ¿por qué se presenta este inusual fenómeno? ¿Y es un anuncio de lo que ocurrirá con la temporada de huracanes en el futuro?

Hay que tener algo claro: no hay una sola respuesta a este fenómeno. Lo que vemos aquí es la suma de muchos factores que coinciden para producir estas cinco tormentas tropicales al mismo tiempo”, le dijo a BBC Mundo el meteorólogo de British Weather Services, Jim Dale.

Dale, quien escribió el libro “Weather or Not”, señala que la causa de este incidente no es únicamente el calentamiento global.

“Este fenómeno también se presentó en 1971, cuando el calentamiento global apenas estaba siendo notado, así que hay que tener siempre en cuenta los otros elementos que hacen parte de la formación de los huracanes”, agrega.

“Igual este año ha sido tan inusual con tantas tormentas tropicales, que ya se están acabando los nombres de la lista para nombrar estas formaciones. Solo queda uno: Wilfred”, anotó.

La temporada

Según señalan los científicos, en la formación de los ciclones tropicales -que de acuerdo a su avance se van transformando en huracanes o en tormentas tropicales- juegan varios factores.

“El calentamiento del agua, las zonas de baja presión en aguas cálidas, la dirección de los vientos, la absorción de vientos cálidos y fríos que le otorgan velocidad, entre otros”, señala Dale.

Para el meteorólogo, este año se pueden encontrar dos fenómenos que pueden haber influenciado el alto número de ciclones tropicales.

“La influencia de ‘La Niña’, la corriente en el Pacífico y, por supuesto, el aumento de las temperaturas del océano, que afectó algunas zonas del océano Atlántico, especialmente en la costa Occidental de África donde se originan la mayoría de estos ciclones, pudieron incidir en este fenómeno histórico”, señala.

Dale también apunta que el factor del calentamiento global seguramente incidirá en el número de huracanes y tormentas tropicales que afectarán esta zona del planeta en el futuro.

“Por ejemplo: ahora estamos viendo cómo los incendios forestales arrasan con miles de hectáreas. Aunque los incendios de este tipo los conocemos desde hace más de 100 años, lo cierto es que ahora son mucho más agresivos por la sequía y el aumento de las temperaturas”, explica Dale.

“Con los huracanes pasa algo similar: los conocemos desde siempre, pero los efectos climáticos que la Tierra ha sufrido en los últimos años van a causar que se presenten con mayor frecuencia y en situaciones inusuales como la que estamos viendo”.

Tres direcciones

En este momento, los cinco ciclones pueden ir en diferentes direcciones tanto en EE.UU. como en algunas islas en el Caribe.

De acuerdo al NHC, el paso del huracán Paulette por Bahamas “puede poner en peligro la vida de las personas”.

Hurac[an Sally.

Getty Images
Las personas que viven en las zonas de la costa de sur de EE.UU. preparan sus casas para la llegada del hurac[an Sally.

“Las marejadas producidas por Paulette están afectando parte de las Islas de Sotavento, las Antillas Mayores, las Bahamas y Estados Unidos. Estas marejadas podrían causar olas que pongan en peligro la vida de quienes habitan estas zonas”, explicó el NHC en un comunicado.

A esta advertencia se suma el huracán Sally, que ingresaría a EE.UU. por la costa sur y que el NHC llamó a observar con cuidado no sólo en su recorrido sino sobre todo en el efecto de los vientos en las zonas por donde pase.

Sin embargo, el NHC señaló que las tormentas tropicales Teddy y Vicky y la depresión tropical Rene en su estado actual no representan un peligro para esta región del planeta.

“Hay que tener en cuenta que tradicionalmente las temporadas de huracanes traen tres huracanes mayores. Apenas vamos en septiembre y ya contamos al menos ocho huracanes”, señala Dale.

“Es una situación para monitorear e investigar, para así poder prevenir con mayor rigor los daños que causan estos fenómenos”, agrega el meteorólogo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.