Circuito Exterior Mexiquense: 400% más caro y aún está inconcluso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro/Archivo

Circuito Exterior Mexiquense: 400% más caro y aún está inconcluso

Animal Político tuvo acceso al desglose de la inversión realizado por la propia OHL. Solo el acta constitutiva de la concesionaria superó el millón de pesos, los asesores han salido en más de 168 millones, los costos “preoperativos” superan los 284 millones, el dinero redirigido para el Monumento Bicentenario 55 millones.
Cuartoscuro/Archivo
Por Arturo Angel
6 de julio, 2015
Comparte
Autopista urbana construida por OHL. Foto: Cuartoscuro.

Autopista urbana construida por OHL. Foto: Cuartoscuro.

En el 2003, el gobierno del Estado de México le otorgó a la empresa OHL la concesión para la construcción y operación del Circuito Exterior Mexiquense, una autopista de peaje de 155 kilómetros que recorrería toda la zona metropolitana (18 municipios en total) del Valle de México. El costo: cinco mil 700 millones de pesos.

Pero la realidad 12 años después es que dicha obra no solo está no completa –sólo existen 110 kilómetros en operación– sino que además su inversión, con el aval de las autoridades mexiquenses, se ha multiplicado más de 400 por ciento en el corte de diciembre del 2013.

Además, según lo que OHL ha declarado a los inversionistas en Bolsa Mexicana de Valores, el gasto total de la obra ya supera los 46 mil millones de pesos; es decir, el sobreprecio podría ser todavía mayor.

El título de concesión de la obra otorgada en febrero del 2003, del que Animal Político tiene copia, planteaba la construcción del Circuito Exterior Mexiquense en cuatro fases con cinco tramos para los cuales se asignó un presupuesto específico. En números exactos, el monto original era de 5 mil 637 millones 748 mil 189 pesos.

En los años posteriores se fueron realizando varias modificaciones al título de concesión otorgado a OHL, derivado de aspectos como –por ejemplo– el “encarecimiento del acero” o la necesidad de maquinaria extra, los cuales fueron elevando el costo de la obra y alargando los plazos de la operación de la obra. El mismo gobierno mexiquense reconoció que el programa de obra estaba desfasado y el gasto era mayor al previsto.

La obra hoy en día no está completa. En el sitio web oficial del Circuito Exterior OHL señala que el tramo en operación actualmente es de 110 kilómetros correspondientes a las fases I, II y III. Es decir, falta la fase IV que corresponde al perímetro de la México Puebla y a la zona limítrofe con el estado de Morelos.

En teoría, sin ese tramo en operación, la inversión según el título de concesión original debería ser de poco más de 4 mil millones.

La realidad es distinta. En un desglose dela inversión que el Director General de OHL puso a disposición del consejo de administración de la empresa este mismo año, y que luego fue integrado en un juicio de amparo que enfrenta la compañía española, se revelan la dimensión de la inversión que ha requerido la obra.

Dicho desglose establecía al 31 de diciembre del 2013 que el gasto total superaba ya los 25 mil millones de pesos. De esa cantidad el Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del estado de México (SAACAEM) dio el visto bueno a 24 mil millones de pesos de inversión que ha realizado OHL.

Además el mismo documento establece que para el 31 de diciembre de 2014 la inversión se elevó nuevamente hasta los 28 mil millones de pesos, a la espera de que dicha cantidad fuera aprobada por el SAACAEM.

Cabe señalar que OHL ostenta la concesión del Circuito Exterior Mexiquense hasta el año 2051 plazo en el que supuestamente recuperará todo lo que ha invertido en la obra mediante la operación de la autopista más un margen de ganancia de por lo menos el diez por ciento. Solo hasta ese momento podría devolver la autopista al estado de México.

Pero desde el punto de vista de algunos analistas y abogados como Paulo Diez, representante legal de la compañía Infraiber que ostenta un proceso legal en contra de OHL por el impedimento de que se instalen sistemas de monitoreo vehicular en la obra, el constante encarecimiento del proyecto hará que el mismo sea impagable.

“Lo que va a suceder es que no alcanzará ni el 2051 para que el estado de México le pague a OHL lo que esta dice que ha invertido. Es un negocio que se volverá eterno” señaló.

¿En qué se han ido los miles de millones de pesos?

El informe que la dirección general de OHL envió al consejo administrativo devela los motivos por los cuales la inversión, según lo señalado por la misma empresa, se ha disparado ya por encima de los 24 mil millones de pesos.

De acuerdo con ese documento, tan solo la construcción de los 110 kilómetros con los que cuenta el Circuito exterior Mexiquense, es decir la obra civil, requirió de una inversión de poco más de 15 mil millones de pesos, es decir el triple delo que inicialmente se había estimado en el título de concesión de 2003.

Entre los otros gastos el desglose indica que por ejemplo, OHL ha “invertido” solo por el concepto de expropiaciones más de cuatro mil 300 millones de pesos además de la inversión en asesores que es de 168 millones de pesos.

Esta inversión en expropiaciones, que por sí sola equivaldría casi al monto original de la obra, está relacionado con las compensaciones que se entregaron a personas que perdieron una parte de algún terreno por el cual atraviesa la autopista.

Llama la atención que pese a que OHL reporta esa cantidad de dinero desembolsada en expropiaciones, hoy en día existen casos de personas afectadas precisamente por esto que no han recibido su dinero.

Por ejemplo, Animal Político publicó que el estado de México expropió en 2009 el rancho Mayte en Tultepec en favor de OHL, pero sin que sus legítimos dueños fueran notificados y bajo la falsa premisa de que la propiedad no estaba inscrita en el Registro Publico. Hoy en día los propietarios siguen sin ser compensados. También se reveló recientemente que vecinos de la zona de Ciudad Azteca cuyas casas fueron dañados por la obra no han sido indemnizados.

En su desglose de costos OHL asegura que ha desembolsado más de 530 millones de pesos en “costos pre operativos” (284 millones aprobados por Edomex a diciembre del 2013), es decir, inversiones previas al inicio de operación del Circuito Exterior Mexiquense.

Pero llama la atención que aun cuando la obra ya está en operación, se han continuado generando estos costos “pre operativos”. Por ejemplo, el desglose evidencia que para 2014 este rubro ya había sumado otros 50 millones de pesos más.

“¿Cómo pueden generarse costos pre operativos durante la fase de operación de un proyecto? Esto o es una estafa o son técnicas financieras contables irregulares para justificar dinero que no se ha gastado o se ha gastado en otras cosas” señaló Paulo Díez, representante de Infraiber.

El acta del millón y el monumento de Higa

En el desglose de los costos pre operativos, OHL describe como “gastos de constitución” una inversión de más de un millón 157 mil pesos. Ese rubro hace referencia al acta constitutiva de la empresa Concesionaria Mexiquense SA de CV que fue creada como subsidiaria de OHL para operar la construcción dela autopista.

Cabe señalar que el costo promedio para el trámite de un acta de este tipo con los honorarios de los notarios oscila de los 8 mil a 15 mil pesos por lo menos en la capital del país. OHL no explica en algún informe por separado porque del monto desembolsado en este rubro.

En junio trascendió públicamente que OHL había financiado con dinero del Circuito Exterior Mexiquense la construcción de las Torres del Bicentenario en Toluca, obra que estuvo a cargo de una filial de la constructora Grupo Higa, la misma que estuvo vinculada en la edificación de la llamada “casa blanca” de la pareja presidencial.

El desglose de la inversión realizada en el Circuito Exterior Mexiquense de la dirección general de OHL confirma que existe un rubro denominado “Monumento Bicentenario” al que se han destinado 55 millones de pesos hasta ahora.

Para las oficinas de la “concesionaria” es decir de Concesionaria Mexiquense SA de CV, se establece que la inversión realizada es de más de 15 millones de pesos de los cuales cinco millones ya recibieron el visto bueno del gobierno mexiquense.

Otro concepto para el cual se han destinado casi 480 millones de pesos es el denominado como “otras instalaciones”, que de acuerdo con fuentes con conocimiento del proyecto, corresponde a unas máquinas para el manejo del tráfico contempladas en el Acuerdo 01/2009.

Según Infraiber, compañía han dado seguimiento a la operación del Circuito Exterior, estas máquinas no han sido vitas en funcionamiento nunca.

Y podría ser peor

OHL, como toda empresa que cotiza en bolsa y busca obtener financiamiento mediante la emisión de bonos de deuda, presenta de forma regular informes financieros que permitan al público inversionista conocer respecto a las inversiones y el capital de la empresa. La firma de auditores Deloitte realizó y avaló la presentación de dicho desglose.

El documento, del que también Animal Político tiene copia, establece que para diciembre del 2013, la filial de OHL Concesionaria Mexiquense SA de CV tenía una inversión en concesiones neto que superaba los 46 mil millones de pesos. La única concesión de esta filial es precisamente el Circuito Exterior Mexiquense.

Esta cantidad que OHL informa públicamente que ha invertido es casi el doble de los 24 mil millones de pesos incluidos en el desglose de la dirección general y de ser cierta, sería un sobrecosto por encima del 800 por ciento del primer título de concesión.

En los distintos acuerdos modificatorios que se han firmado en los últimos años entre OHL y el gobierno mexiquense, se ha reconocido que si bien la obra tiene un sobre precio y el proyecto cayó en un “desequilibrio financiero”, la concesión se ampliará el tiempo que sea necesario hasta que la empresa recupere toda su inversión.

Por lo pronto, la concesión para operar dicha autopista ya va hasta ahora en el 2051.

¿Cuánto ha costado en realidad el Circuito Exterior Mexiquense?Desglose hecho por la propia OHL(Algunos conceptos)
Concepto Monto
Obra civil 15,005,128,073
Otras instalaciones 479,605,9667
Expropiaciones 4,370,716,142
Asesores 168,337, 879
Supervisión 323,388,987
Estudios y proyectos 50,000,000
Sistemas de Peaje 235,297,916
Oficinas de la Concesionaria 5,784,783
Hospitales 157,400,000
Monumento Bicentenario 55,500,000
Inversión total (Hasta Dic 2013) 24,402,457,548

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: por qué las vacunas de células T podrían ser la clave para la inmunidad a largo plazo

Algunas vacunas de células T ya están entrando a la etapa de ensayos clínicos. En el futuro, estas vacunas podrían ayudar al mundo a convivir con la COVID en forma más segura.
14 de enero, 2022
Comparte

Dado que la variante ómicron ha aumentado rápidamente las infecciones por covid, la atención se centra una vez más en los anticuerpos, y con razón.

Los anticuerpos desempeñan un papel fundamental en la lucha contra los virus y son importantes para evitar que el coronavirus infecte nuestras células.

Esta es la razón por la que algunos países han montado campañas de vacunación de refuerzo en respuesta a los recientes aumentos repentinos de covid, con el fin de incrementar los niveles de anticuerpos.

Pero hay un problema. Los anticuerpos contra la covid no persisten tan bien, de ahí la necesidad de refuerzos.

De hecho, si bien estas inyecciones adicionales mantienen una buena protección contra la covid grave, se estima que las personas que reciben una tercera dosis de la vacuna de Pfizer verán caer su protección contra el desarrollo de síntomas de covid (de cualquier grado) del 75 % al 45 % durante las diez semanas siguientes a su refuerzo.

Los científicos han cuestionado si recargar permanentemente los anticuerpos, solo para verlos disminuir pronto, es una estrategia sostenible.

Si queremos desarrollar una inmunidad duradera a la covid, tal vez sea el momento de analizar nuevamente nuestra respuesta inmunitaria más amplia.

Los anticuerpos son solo una parte de nuestro intrincado y entrelazado sistema inmunológico. Específicamente, tal vez sea hora de que nos concentremos en las células T.

Cómo funcionan las diferentes células inmunitarias

Cuando el cuerpo está infectado, digamos con un virus, responde produciendo glóbulos blancos llamados linfocitos. Los tipos principales de linfocitos son las células B, que producen anticuerpos, y las células T, que apoyan la producción de anticuerpos de células B o actúan como células asesinas para destruir el virus.

Algunas células T y células B también se convierten en células de memoria de larga duración que saben qué hacer si se encuentran con la misma infección nuevamente.

Las células B y las células T “ven” el virus de diferentes maneras.

En términos generales, las células B reconocen las formas en el exterior del virus, creando anticuerpos que se traban o acoplan con ellas (un poco como dos piezas de rompecabezas que coinciden).

Ilustración de anticuerpos (en blanco) uniéndose a las proteínas Spike del virus que causa covid.

Science Photo Library
En esta ilustración se ve a los anticuerpos (en blanco) uniéndose a la proteínas del virus que causa covid.

En cambio, las células T reconocen fragmentos de los aminoácidos que componen el virus, incluyendo fragmentos que normalmente se encuentran en su interior.

Cada virus tiene muchas características únicas, tanto por dentro como por fuera. La respuesta inmune de una persona puede acabar produciendo una variedad de células T y células B que, entre ellas, atacan una amplia gama de esos rasgos.

Esto a veces se llama “amplitud de respuesta“. Una buena amplitud de respuesta involucra a muchos linfocitos diferentes que ven diferentes partes del virus, lo que hace que sea muy difícil para el virus ocultarse completamente.

Ómicron preocupó a muchos investigadores porque una parte clave de su estructura externa a la que se dirigen los anticuerpos, la proteína espiga o spike (en rojo en la primera imagen arriba), tiene muchas mutaciones, lo que reduce la capacidad de los anticuerpos para unirse al virus y neutralizarlo.

Sin embargo, debido a que las células T se enfocan en otras partes del virus, es posible que tales mutaciones no impidan identificarlo.

De hecho, datos preliminares que aún están pendientes de revisión por pares, sugieren que éste es el caso.

Esto es tranquilizador, porque la proteína espiga del virus ha cambiado mucho durante la pandemia, lo que sugiere que siempre podría estar mutando fuera del alcance de los anticuerpos.

Sin embargo, las células T deberían ser menos susceptibles a la mutación viral. Las células T diseñadas para combatir la covid también parecen durar mucho más en el cuerpo humano que los anticuerpos.

Pero, ¿tienen las células T tienen un efecto importante?

Ya sabemos mucho sobre el papel crítico de las células T en otras infecciones virales.

Este conocimiento sugiere que, contra la covid, una buena respuesta de las células T no solo es necesaria para ayudar a las células B a producir anticuerpos, sino que también debería crear células T asesinas que puedan reconocer ampliamente el coronavirus, protegiendo contra múltiples variantes.

Todavía se está recopilando evidencia sobre la covid y las células T. Sin embargo, gradualmente se está volviendo más claro que las células T parecen jugar un papel importante en esta enfermedad.

Una mujer es vacunada contra la covid

Getty Images
Los anticuerpos contra la covid no persisten tan bien, de ahí la necesidad de vacunas de refuerzo.

Se ha demostrado que la generación de células T ampliamente reactivas, que reconocen una variedad de características virales, está asociada a una fuerte respuesta contra la enfermedad.

En particular, la generación de buenas cantidades de células T asesinas ampliamente reactivas parece hacer que la covid sea menos grave.

Por el contrario, una respuesta deficiente de las células T se asocia con peores resultados para los pacientes. De hecho, se ha descubierto que algunas personas que han tenido covid grave tienen defectos persistentes en su respuesta de células T.

Muchos estudios que demuestran la eficacia de las células T en el caso de la covid tienen una característica común: la necesidad de una amplia gama de respuestas, con células T (y células B) que reconozcan múltiples características del virus. Se cree que esta podría ser la clave para experimentar una enfermedad más leve.

Esta amplitud podría incluso extenderse más allá de este coronavirus específicamente. El virus que causa covid es un betacoronavirus, y hay varios betacoronavirus que ya nos infectan, incluidos los que causan el resfriado común.

Las características compartidas entre estos virus que causan el resfriado y la covid pueden significar que las células T que ya teníamos contra el resfriado nos están protegiendo ahora contra la covid. Se están descubriendo indicios de esto tanto en adultos como en niños.

¿Qué significa esto para las vacunas?

Muchas de las vacunas diseñadas hasta la fecha, incluidas las de Moderna, Pfizer y AstraZeneca, se han centrado en un solo objetivo principal del coronavirus: su proteína espiga.

Estas vacunas han sido tremendamente efectivas en la generación de anticuerpos. También estimulan una respuesta de células T a la proteína espiga.

Pero ahora que entendemos más sobre el papel de las células T, la importancia de tener una respuesta amplia de estas células y el problema de la disminución de anticuerpos, tal vez deberíamos considerar reenfocar nuestras estrategias de vacunas y dirigirlas a generar células T y a apuntar a más de una proteína.

Mujer estornudando

Getty Images
Si queremos desarrollar una inmunidad duradera a la covid, tal vez sea el momento de analizar nuevamente nuestra respuesta inmunitaria más amplia.

Hay investigaciones en esta dirección. Se han completado los primeros ensayos clínicos de vacunas que pueden desencadenar respuestas de células T auxiliares y asesinas mucho más reactivas, y varias otras vacunas de células T también están entrando a la etapa de ensayos clínicos.

Estas vacunas de células T podrían ser la clave para fortalecer la inmunidad existente y generar una protección duradera contra síntomas graves generados por variantes del virus que causa covid.

Si esto es así, esas vacunas serían una contribución fundamental para ayudar al mundo a convivir con la covid en forma más segura.

*Este artículo se publicó originalmente en The Conversation. Puedes leer la versión original aquí.

Sheena Cruickshank es profesora de ciencias biomédicas en la Universidad de Manchester en Reino Unido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ae6XHLUCGmM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.