close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro.

¿Cómo se mide la pobreza en México?

Coneval da a conocer este jueves las últimas cifras de pobreza en el país. El cálculo que hace ese organismo depende de distintas variables que Animal Político te explica.
Foto: Cuartoscuro.
Por Tania L. Montalvo
23 de julio, 2015
Comparte
El indicador de pobreza laboral mide el porcentaje de la población que no puede alimentar a todos los integrantes de su familia a partir de los ingresos laborales generados en el hogar. // Foto: Cuartoscuro.

El indicador de pobreza laboral mide el porcentaje de la población que no puede alimentar a todos los integrantes de su familia a partir de los ingresos laborales generados en el hogar. // Foto: Cuartoscuro.

Ser pobre en México no sólo depende del ingreso, también cuenta el acceso a la educación, a una vivienda digna o a seguridad social; por eso se puede ser pobre en distintos niveles.

Este jueves 23 de julio, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) da a conocer el último dato oficial sobre pobreza en el país que corresponde a 2014, que se calculó tomando en cuenta el ingreso de los mexicanos, pero también su acceso o carencia a los siguientes derechos sociales:

  1. Derecho a la educación.
  2. Derecho a servicios de salud.
  3. Seguridad social.
  4. Acceso a la alimentación.
  5. Calidad y espacios a la vivienda como pisos firmes, material de techos y muros.
  6. Acceso a servicios básicos como drenaje, electricidad, gas, agua entubada.

No tener acceso a cualquiera de estos derechos convierte a un mexicano en “vulnerable por carencia social”; es decir, que está en el límite de convertirse en pobre.

Pero si además de alguna de estas carencias el Ingreso mensual personal —la otra variable de esta medición— está por debajo del valor de una canasta alimentaria y no alimentaria (que incluye productos básicos y necesidades como calzado o transporte), conocida como Línea de Bienestar; entonces ese mexicano entra en el grupo de pobreza.

Según los cálculos que hace Coneval con el Índice Nacional de Precios al Consumidor, la Línea de Bienestar es de 2,542 pesos mensuales en zonas urbanas y 1,614 pesos en rurales.

Con lo que la pobreza se mide así: las personas pobres en México son aquellas que tienen una o más carencias sociales y tienen un ingreso mensual menor a 2,542 pesos en áreas urbanas y a 1,614 en rurales.

 pobreza2 

 

¿Y la pobreza extrema?

Se utilizan las mismas variables pero cambian los valores.

Una persona en pobreza extrema tiene al menos tres carencias sociales y su ingreso mensual está por debajo de una Línea de Bienestar Mínima, que incluye sólo la canasta alimentaria. Es decir, 1,242 pesos mensuales para zonas urbanas y 868 pesos para áreas rurales.

 pobreza1

Y así como existe la condición de vulnerable por carencias sociales, el Coneval marca otro tipo de vulnerabilidad: por ingreso o aquel mexicano que tiene acceso a todos sus derechos pero tiene un ingreso debajo de la Línea del Bienestar y eso lo pone en riesgo de pobreza.

¿Quiénes no son pobres en México ni vulnerables a serlo pronto? Los mexicanos que no tienen ninguna carencia social, pero además tienen un ingreso mensual que está por encima de la Línea de Bienestar. 

Por eso es que en México la pobreza no depende de una sola instancia de gobierno, sino del Estado; pues se requiere el trabajo de los tres niveles de gobierno y de diferentes dependencias estatales para lograr que los mexicanos tengan un ingreso superior de la Línea de Bienestar, pero también se garantice su acceso a derechos fundamentales.

Sólo con programas sociales de educación, salud o alimentación, por ejemplo, los mexicanos pueden eliminar sus carencias pero necesitan un mejor ingreso para efectivamente dejar la pobreza.

Algunos otros pueden tener un buen ingreso, pero sin acceso a seguridad social, igualdad o servicios básicos, tampoco están a salvo de la pobreza.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 de los alimentos más saludables para tu hígado

El ajo, el brócoli o la manzana son alimentos que proveen al hígado de defensas y de nutrientes que le permiten tener un funcionamiento adecuado, especialmente debido a su importancia dentro del funcionamiento del cuerpo humano.
8 de noviembre, 2019
Comparte

El hígado uno de los órganos que más funciones cumple.

Se encarga de liberar la sangre de sustancias nocivas, como el alcohol y las drogas; usa el azúcar como fuente de energía cuando los niveles están bajos y es una fuente de provisión de hierro para el cuerpo.

Y así como los excesos sostenidos pueden causar serios daños en este órgano (como cirrosis o falla hepática por abundante consumo de alcohol), existen algunos alimentos que pueden ayudar a mejorar su funcionamiento.

“Mi consejo es evitar los alimentos que son hepatóxicos como las grasas saturadas, los fritos y el alcohol”, le dijo a BBC Mundo la nutricionista argentina Magdalena Boccardo.

En BBC Mundo te presentamos cuáles son cinco de los mejores alimentos que ayudan en la salud del hígado.

1. Ajo

El ajo tiene propiedades que ayudan a regular y mejorar el funcionamiento del hígado.

Ajo

Getty Images
El ajo tiene propiedades antiinflamatorias.

“Tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a regular el trabajo del hígado”, apunta la nutricionista Grace Fjeldberg en el portal de la Clínica Mayo.

“Lo recomendable es aplastarlo y luego consumirlo para aprovechar sus propiedades”.

El ajo, según los expertos, también es recomendado por su alto contenido de alicina, que ayuda a la limpieza del hígado.

2. Manzana

Gracias a su alto contenido en fibra, la manzana también es una gran aliada a la hora de cuidar el hígado.

Manzana verde

Getty Images
La manzana es considerado uno de los alimentos más completos.

“Las manzanas son ricas en pectina, que es una fibra que ayuda mucho a reducir y controlar el colesterol y a eliminar toxinas del organismo“, le dice a BBC Mundo a nutricionista colombiana Sandra Milena Cardona.

Otro atributo es que contiene una gran cantidad de vitamina C, que también actúa como antioxidante y protege a las células de daños externos.

Las verdes son mejores, apunta Cardona, y su consumo se recomienda para promover una mayor acción de la fibra.

3. Brócoli

De cocción olorosa, el brócoli puede ser uno de los alimentos más odiados por niños e incluso algunos adultos, pero no se puede negar que es una verdura con grandes propiedades nutritivas.

En el caso del hígado, ayudará a neutralizar elementos nocivos que puedan afectar su funcionamiento.

Brocoli

Getty Images
El brócoli es un alimento rico en vitamina A.

“El brócoli es rico en fitoquímicos, que son una sustancia que reducen la síntesis del colesterol, con lo que a la vez alivian la presión sanguínea y los problemas de coagulación”, dice Cardona.

Los expertos también indican que es una rica fuente de vitamina A, que previene el envejecimiento de las células.

4. Limón

Otra fruta en la que aparece la vitamina C, que es una gran colaboradora del hígado.

“El zumo del limón contiene una gran cantidad de vitamina C concentrada. Un limón pequeño contiene un tercio de la cantidad recomendada al día de esta vitamina”, señala Jill Corleone, nutricionista de la Universidad de Nueva York (EE.UU.).

Y referencia el estudio publicado por la Biblioteca Nacional de Salud de EE.UU. en el que se indica que el jugo extraído de un cítrico de este tipo tiene una gran cantidad de “antioxidantes que reducen la inflamación, eliminan los radicales libres y mejoran la capacidad del cuerpo para procesar la glucosa”.

“Son varios los estudios que lo confirman: el limón contiene vitamina C, flavonoides, carotenoides y otros compuestos bioactivos que combaten el daño oxidativo y protegen el hígado”, agrega Corleone.

Aguacate.

Getty Images
El aguacate es un gran aliado del hígado, pero debe consumirse con moderación.

5. Aguacate

El aguacate o palta ha sido bautizado como el “oro verde” y poco a poco se está convirtiendo en uno de los alimentos de producción más rentable en el planeta.

Pero también puede ser un aliado a la hora de defender al hígado de posibles daños.

Varios estudios señalan que el aguacate es una gran fuente de grasas saludables, que puede ayudar a la protección del hígado y la depuración de sustancias nocivas o innecesarias.

“Esa grasa que llamamos saludable contiene elementos que, al descomponerse, cuidan al órgano de posibles daños”, relata la nutricionista Cardona.

Sin embargo, en igual medida señala que se debe tener mucho cuidado con su consumo en exceso, debido a que esta grasa saludable, que también puede encontrarse en el aceite de oliva, puede causar lo que se conoce como hígado graso.

“La recomendación es que se ingiera aguacate de forma muy moderada y evitar así que, en vez de ser un aliado, se convierta en un alimento nocivo para el hígado”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.