Con el dinero que los mexicanos gastan en piratería se puede financiar un año la UNAM, revela estudio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Con el dinero que los mexicanos gastan en piratería se puede financiar un año la UNAM, revela estudio

De acuerdo con un estudio elaborado por el Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC) y la Cámara Americana de Comercio (AmCham), los mexicanos gastaron en 2014 un estimado de hasta 43 mil 400 millones de pesos en productos pirata; esto es, un 13.2% más que en 2012.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste
26 de julio, 2015
Comparte
Puestos de venta de discos y películas "pirata".//FOTO: Cuartoscuro

Puestos de venta de discos y películas “pirata”.//FOTO: Cuartoscuro

A pesar de que la reforma fiscal, que entró en vigor el 1 de enero de 2014, plantea el combate a la informalidad como uno de sus objetivos clave para aumentar la recaudación económica del Estado, el mercado de la piratería en México continúa al alza y generando pérdidas multimillonarias.

Así lo revela un estudio elaborado de manera conjunta entre el Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC) y la Cámara Americana de Comercio (AmCham), en el que se apunta que los mexicanos gastaron en 2014 un estimado de hasta 43 mil 400 millones de pesos en productos pirata; esto es, un 13.2% más que en 2012, cuando el gasto fue de 37 mil 292 millones.

Una cifra, desde luego, que no resulta menor. Especialmente para las arcas del Gobierno Federal, que tan solo el año pasado dejó de recibir 6 mil millones de pesos en concepto de IVA.

Además, para hacerse una idea de la magnitud del gasto en piratería, el estudio resalta que con todo ese dinero invertido en discos, DVDs, cosméticos, calzados, y medicinas, entre otros productos apócrifos, se podría financiar un año completo –y aún sobrarían 5 mil 245 millones- a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuyo presupuesto aprobado para este 2015 es de 37 mil 755 millones.

O bien, se podría pagar dos veces el Instituto Nacional Electoral (INE), o asumir holgadamente los 37 mil millones que México va a invertir este año en Ciencia y Tecnología a través del Conacyt.

Vestidos y calzados pirata, los preferidos

En cuanto a cuáles fueron los productos que más dinero generaron, el estudio Piratería: entendiendo el mercado ‘sombra’ en México refiere que el grupo que engloba vestidos, calzado y accesorios, fue el que más recaudó: 29 mil 905 millones en 2014, hasta 3 mil 654 millones (14%) más que en 2012.

Los productos para la limpieza del hogar fueron los segundos en recaudación: 7 mil 429 millones; mil 171 más que en 2012 (19%).

En tercer lugar, se encuentran los cosméticos, perfumes y lociones (2 mil 439 millones, 345 millones más que en 2012); en cuarto, las bebidas alcohólicas y tabaco (mil 998 millones, hasta 804 millones más que en 2012 (67%); en quinto, los productos farmacéuticos (mil 065 millones, 31 mil pesos más que en 2012); y en sexto lugar, los libros, discos y discos compactos (565 mil pesos, 106 mil más que en 2012).

¿Por qué consumimos piratería?

Las motivaciones que llevan a los mexicanos a comprar productos pirata son múltiples, explica Lorena Becerra, directora del estudio, quien en entrevista con Animal Político apunta tres grandes grupos.

El primero, que equivale al 47% de las personas encuestadas que aceptaron consumir piratería, es el grupo que asegura tener por motivación la necesidad y la falta de dinero.

“Un ejemplo de este perfil podrían ser las personas de la tercera edad, que no les alcanza para consumir artículos originales de cuidado personal, o productos electrónicos, y por eso acuden al mercado pirata. Otro perfil es el de jóvenes que quieren acceder a productos que todavía no pueden costear, como ropas y calzados de marca”, detalla Becerra.

El segundo grupo, que supone el 23% de la población que consume piratería, es aquel cuya motivación no es la falta de dinero, sino la accesibilidad. “Se trata, por ejemplo, de amas de casa que van al tianguis y se surten de todo lo que necesitan, como ropa, entretenimiento, productos de limpieza, y aparatos electrónicos. Es decir, van a estos tianguis porque son más accesibles que ir a tiendas departamentales”.

Mientras que el tercer grupo (el 30% de los consumidores de piratería), son aquellos que hacen descargas pirata a través de Internet.

“Este sector de la población –detalla Becerra- tiene características socioeconómicas mejores, ya que tienen acceso a computadora en su casa y a Internet, y se trata de personas que tienen muy arraigada la idea de que no deberían estar pagando por la música, películas o el software, que descargan”.

46% opina que es más grave decir mentiras, que comprar piratería

Otro dato que subraya la encuesta de CIDAC acerca de la motivación a la hora de comprar piratería, es que los mexicanos no lo perciben como una actividad ilícita grave.

“La frase ‘es ilegal, pero no es grave’ es, posiblemente, la que mejor resuma el estatus que tiene la piratería en el imaginario colectivo mexicano”, expone Lorena Becerra, quien agrega al respecto que al cuestionar a los consumidores qué tan grave es la piratería, “todavía un 46% de la gente encuestada consideró que era más grave decir mentiras que consumir productos no originales, y un 70% dijo que es más grave pasarse un alto”.

“Es decir –concluye la coordinadora de la encuesta de CIDAC-, la gente en México no ve la piratería como un robo, aunque en realidad es lo que acaba siendo”.

Checa aquí el documento íntegro del estudio Piratería: entendiendo el mercado ‘sombra’ en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué se retiró el agua del océano de la bahía de Tampa antes de la llegada del huracán Ian

El fenómeno es llamado "marejada ciclónica a la inversa" y la explicación está en los vientos de los ciclones tropicales.
29 de septiembre, 2022
Comparte

El poderoso huracán Ian no solo trajo vientos y fuertes lluvias, sino que también causó un curioso fenómeno en las costas del oeste Florida conocido como marejada ciclónica inversa.

Esta hizo que en la mañana de este miércoles el agua del océano desapareciera de la Bahía de Tampa y de otras zonas, justo antes de que el ciclón categoría 4 tocara tierra con vientos sostenidos de 240 km/h.

Las imágenes en redes sociales mostraban la arena húmeda de la bahía que quedó una vez el agua “desapareció”. Varios transeúntes se aventuraron a acercarse y caminar sobre las algas que quedaron a la intemperie.

El Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU. compartió una imagen de lo ocurrido, lanzando una advertencia. “Nota importante: el agua volverá. No intente caminar allí ni en ningún otro lugar en que el agua haya retrocedido”.

Más tarde el agua no solo regresaría, sino que lo haría con mareas “catastróficas”, como había advertido el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

La última vez que se registró una marejada ciclónica inversa en Tampa fue en 2017, durante el paso del huracán Irma, que llegó a EE.UU. también con categoría 4.

Para comprender por qué sucede, debemos prestar atención a diversos factores, como la estructura del huracán y sus vientos.

La dirección del viento

Los vientos de los ciclones tropicales, cuando se forman al norte del Ecuador, circulan al revés de las manecillas del reloj, es decir, de derecha a izquierda.

La costa occidental de Florida se ubica en dirección contraria a la rotación del ciclón. Por eso, en las zonas que quedan al norte del huracán, este hace que el agua se retire hacia al océano por la fuerza de los vientos.

Por el contrario, en las zonas que quedan al sur, los vientos del ciclón hacen que el agua del océano entre en forma de marejada.

Según el meteorólogo José Álamo, del Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU., cuando ocurre la marejada ciclónica a la inversa suele haber una “marea baja” antes de la llegada del ciclón.

“Cuando el agua retrocede significa que el huracán viene de camino”, indicó.

una persona camina por la arena cuando retrocedió el mar por el huracán Ian

Getty Images

El regreso del mar

Sin embargo, el propio movimiento de los vientos del huracán lleva a que al desplazarse por una zona, ocurra un cambio de dirección: lo que iba en un sentido, al cambiar de posición el ciclón, regresa en el contrario.

Entonces, cuando la zona que estaba al norte del huracán pasa a encontrarse al sur, ocurre lo mismo, pero en sentido contrario. Es lo que llamamos surgencia o inundación costera de huracán.

También sucede que, cuando el huracán se aleja del lugar en el que las aguas se han retirado, estas pueden regresar lentamente, a medida que el sistema tropical abandona la zona.

niños caminan por la arena una vez retrocedió el mar por el huracán Ian

Getty Images

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HvJX5pcxMzg&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.