Copa América: cómo quedan las selecciones para las eliminatorias del Mundial
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Copa América: cómo quedan las selecciones para las eliminatorias del Mundial

La confirmación del buen momento de Chile y Argentina, la mala hora de Brasil y las sorpresas de Paraguay y Perú son algunos de los indicadores que dejó el torneo que finalizó este fin de semana en el camino a Rusia 2018.
AP
Por BBCMundo
6 de julio, 2015
Comparte
Chile campeón
Chile intentará tener el mismo nivel de la Copa América con miras a la eliminatoria sudamericana.

”¿Y ahora qué?”. Se preguntan los hinchas del fútbol en medio de la resaca que deja los primeros días sin fútbol después de la sobredosis que nos dejó la Copa América.

Pues bien hay luz al final de túnel: además de las ligas locales y Europa que inician en un mes, en octubre comienzan las eliminatorias sudamericanas con miras al Mundial de Rusia 2018.

Y el torneo que terminó el sábado en Santiago ofrece bastantes pistas sobre lo que se puede esperar en el sinuoso camino hacia esa Copa del Mundo.

Para empezar, confirmó algo que desde hace algunos años ya han venido destacando los expertos: que las eliminatorias sudamericanas son las más difíciles de todo el planeta.

Y es que los buenos resultados de Perú y Paraguay, que no se clasificaron al Mundial pasado pero llegaron hasta las semifinales en este torneo, sugieren que habrá que contar con ellos.

El buen desempeño de Venezuela también dejó otra cosa clara: que no hay enemigo pequeño.

Pero tal vez lo más evidente es la confirmación de la crisis de Brasil –el único país que ha participado en todos los Mundiales disputados hasta la fecha– indica que su clasificación ya no puede darse por descontada.

Habrá que esperar el sorteo que se realizará en San Petersburgo, Rusia, el 25 de julio, para conocer cuál será el camino de cada selección para alcanzar los 4 cupos y medio que le corresponden al continente.

Con esto en mente, BBC Mundo te presenta un análisis país por país, en estricto orden alfabético.

ARGENTINA

Argentina enfrentará las eliminatorias con la tranquilidad de haber llegado la final y, sobre todo, de contar con Lionel Messi con una madurez futbolística similar a la que tuvo el basquetbolista Michael Jordan en su momento con los Toros de Chicago cuando los convirtió en el mejor equipo del mundo.

null
Lionel Messi se le escapa otro título: podrá levantarse y regresar con todos los bríos para clasificarse a Rusia 2018.

El pequeño genio argentino nunca se había visto tan a gusto vistiendo la albiceleste como en la semifinal en la que Argentina derrotó 6-1 a Paraguay.

Aunque en la final fue muy bien controlado por el planteamiento de Jorge Sampaoli.

Además, el equipo de Sergio Agüero, Ángel Di Maria, Javier Pastore e Gonzalo Higuaín tiene calidad mucho más allá de Messi.

Aunque una posible debilidad es que parece tener mucho más talento en su línea ofensiva que cerca del arco que defiende Sergio Romero.

“Si el diablo jugara contra Argentina, yo apoyaría al diablo. Pero no creo tengan problemas clasificándose”, le dijo a BBC Mundo Fernando Duarte, un periodista deportivo brasileño.

Pero encara otros tipos de problemas, que arrastra desde que perdió la final frente a Alemania en el Mundial de Brasil: el cambio generacional.

Messi tiene 28 años, Di María, Agüero e Higuaín, 27, y sobre todo la zaga defensiva no tiene muchos nombres nuevos: Pablo Zabaleta tiene 30 años, y Nicolás Otamendi y Ezequiel Garay tienen 27.

De hecho, los únicos jugadores por debajo de los 27 años de la actual formación titular son el mediocampista del PSG Pastore, con 26, y Marcos Rojo, del Manchester United, con 25.

BOLIVIA

El país andino se clasificó a cuartos de final en segundo lugar de su grupo, debajo de Chile pero por encima de Ecuador y México.

Y su triunfo 3-2 sobre Ecuador representó su primera victoria en 18 años en el torneo.

null
Bolivia le ganó a Ecuador y puso a soñar a un país que espera regresar a un Mundial, después de clasificarse por primera vez para Estados Unidos 94.

Su desempeño, sin embargo, cuando menos puede calificarse de irregular: empató sin goles por una selección mexicana sin sus principales figuras, fue goleada por Chile y fácilmente eliminada por Perú.

Es la gran incógnita para estas eliminatorias.

Y por eso sólo los más optimistas encuentran en su desempeño en Chile, y concretamente en la histórica victoria con Ecuador, elementos para creer que pueden repetir el milagro de Mundial de 1994.

BRASIL

La sensación de que Brasil tiene que preocuparse como nunca antes por las próximas eliminatorias mundialistas ya flotaba en el ambiente luego del último Mundial.

“No quiero sonar pesimista, pero ciertamente corremos el riesgo de no clasificarnos por primera vez en la historia”, admitió Fernando Duarte.

“La Copa América lo confirmó”, dijo el autor de “Brasil, chocante y chocado: seis juegos que sacudieron a los mundiales de fútbol“.

Para Duarte, no importa que en Chile Brasil se quedara con el primer lugar de su grupo.

“La forma en la que jugamos no invita al optimismo. Le ganamos con poco a Perú y Venezuela (2-1 en ambas ocasiones) y perdimos con Colombia”, recordó el analista deportivo.

“Y luego Paraguay nos eliminó en la definición por penales, al final de un juego que debió haber ganado en el tiempo regular”, agregó.

Para muchos, un Mundial sin Brasil -algo que nunca ha ocurrido- sigue siendo una posibilidad difícil de contemplar.

Pero si no cambia algo en el juego brasileño, la Copa América sugiere que es una verdadera posibilidad.

CHILE

La Roja caminó entre la polémica y el buen juego: el equipo más goleador que tuvo que lidiar con los escándalos del mediocampista Arturo Vidal y el “dedo de Dios”, Gonzalo Jara.

Pero al final terminó siendo el flamante campeón.

null
Vidal se convirtió en uno de los mejores jugadores de la Copa América.

La pregunta que surge es: ¿mantendrá ese nivel cuando tenga que salir a jugar en otros países y en una competencia tan extensa (dos años) como son las eliminatorias?

Aunque sus dos referentes, Arturo Vidal y el delantero del Arsenal Álexis Sánchez no tuvieron la mejor presentación, el buen campeonato deEduardoVargas, Gary Medel, Mauricio Isla y Jorge el “Mago” Valdivia, los ubican en los puestos de favoritismo.

Solo falta ver cómo el técnico Jorge Sampaoli logra gestionar los recursos de jugadores que tiene durante el tiempo que dura la eliminatoria.

COLOMBIA

“El equipo siempre tuvo un espíritu de lucha. Los jugadores se prepararon bien lucharon para ponerse en forma, pensamos que cada partido íbamos a ir mejorando”, dijo el técnico de la selección Colombia, el argentino José Pekerman, sobre la eliminación de la selección del torneo.

Tal vez fue esa la razón: que el equipo “estaba mejorando” y no en su mejor punto, como sí ocurrió en el Mundial de Brasil.

Colombia fue probablemente una de las decepciones de un torneo a la que llegó llena de esperanzas y contándose entre favoritas.

Pero eso es sobre todo un indicador de las expectativas generadas la generación de James Rodríguez, Radamel Falcao y Juan Cuadrado.

Una generación que, según Duarte, no debería tener problemas en clasificarse para el próximo Mundial.

null
Para las expectativas colombianas de regresar a un Mundial es vital el buen funcionamiento de estos dos jugadores: James Rodríguez y Radamel Falcao.

La selección cafetera logró una importante victoria sobre Brasil y solo pudo ser eliminada por Argentina en los penales, si bien fue un juego completamente dominado por la albiceleste.

Pero la falta de jugadores como Abel Aguilar o el mediocampista del Inter de Milán Fredy Guarín, junto a las lesiones de Edwin Valencia y la suspensión de Carlos la “Roca” Sánchez, pudieron haber influido en el desempeño del equipo durante la Copa América.

Pero hay esperanza: no solo esta generación es joven, también habrá que esperar la recuperación de Falcao –que deslució en Chile– o bien la confirmación de Jackson Martínez o Carlos Bacca podría resultar clave en el camino a Rusia 2018.

Aunque el extenso calendario de las eliminatorias también hará al equipo de Pékerman menos susceptible a un bajón simultáneo de forma de sus grandes figuras, lo que podría ser otro factor a su favor.

ECUADOR

Habiendo tomado parte en el mundial de Brasil para quedar eliminados en la primera ronda con bastante mala fortuna, Ecuador fue otra de las decepciones de la Copa América de Chile.

Pero, en su descargo, la selección ecuatoriana puede apuntar las ausencias por lesión de estrellas como Antonio Valencia y Felipe Caicedo.

Además el equipo, sin embargo, nunca ha hecho un buen papel en el torneo continental y eso no le ha impedido convertirse en una presencia relativamente constante en los últimos mundiales.

“Siguen siendo un equipo competitivo que puede conseguir un punto aquí y otro allá incluso contra los favoritos, por lo que yo nos descartaría completamente”, comenta Duarte.

PARAGUAY

Finalistas en la edición pasada, semifinalistas en esta, Paraguay se puede ir satisfecho de la Copa América y con algo de optimismo de cara al próximo Mundial.

Definitivamente tienen que ser tomados en cuenta“, asegura Duarte.

Aunque, para el analista brasileño el juego del seleccionado guaraní no deja de ser algo unidimensional y muy dependiente del juego aéreo.

“Ellos tienen un plan A, que es mandar la pelota adelante y confiar en la calidad de sus delanteros”, explicó Duarte.

“Cuando funciona, funciona muy bien. Pero cuando no…”.

Y la veteranía del equipo titular también puede representar un problema, aunque el formato de las eliminatorias podría ayudar a minimizar el impacto al darles más tiempo de recuperación.

Aunque en este caso -o sea, la Copa América- mostró destellos de un juego con más posibilidades que los centros y el cabezazo: jugadores como Derlis González, Lucas Barrios y Oswaldo Benítez son cartas para pensar en el futuro.

PERÚ

La gran sorpresa de la copa, Perú por fin pudo ver brillar bajo la camiseta cruzada a sus grandes figuras: Claudio Pizarro, Jefferson Farfán y, sobre todo, Paolo Guerrero.

Su buena actuación los llenará de confianza de cara a las eliminatorias mundialistas.

null
“Creer” esa es la consigna que quiere incorporar el técnico Ricardo Gareca en la mentalidad del jugador peruano.

“Yo creo que depende de nosotros”, es en cualquier caso la opinión de su director técnico, el argentino Ricardo Gareca sobre la posibilidad de regresarlos a un Mundial.

Y es que después de ser una de las grandes potencias sudamericanas en la década de 1970, Perú no participa en la máxima cita desde el Mundial de España 1982.

Aunque Gareca está convencido de que a los peruanos no les falta ni la técnica, ni el físico para pasar las eliminatorias: solamente necesitan creer.

Pero también tendrán que demostrar que son capaces de mantener la forma durante toda la eliminatoria y no sólo por unas pocas semanas en las que (casi) todo les salió bien.

URUGUAY

Calificada a la segunda ronda como uno de los mejores terceros lugares y luego eliminada, la selección uruguaya no regresó de Chile con mucho para celebrar.

Pero su eliminación se produjo por la mínima, a manos del anfitrión y en un partido marcado por la polémica que siguió a la expulsión de Edinson Cavani.

Y hay un factor que hace poco recomendable intentar sacar demasiadas conclusiones acerca de las futuras posibilidades de la selección charrúa: la ausencia por suspensión de su máxima estrella, Luis Suárez.

“Uruguay es un equipo diferente cuando juega Suárez”, resume Fernando Duarte.

“Aunque su principal debilidad es precisamente lo mucho que este equipo depende de sus delanteros”, agregó.

VENEZUELA

Venezuela todavía es uno de esos equipos que pueden quedar eliminados en primera ronda y aun así sentirse satisfechos con el papel desempeñado.

Pero la decepción de los fanáticos venezolanos al final de lo que sin duda puede considerarse un buen torneo sugiere que la vinotinto y oro quiere, y probablemente puede, conseguir más.

Venezuela le ganó a Colombia y perdió por la mínima contra Perú y Brasil. Pero no desentonó nunca.

Mostró además renovación: con la salida del estandarte de los últimos años, Juan Arango, el desempeño de Amorebieta, Ronald Vargas y el inquebrantable delantero del Zenit ruso Salomón Rondón le da confianza al técnico Noel Sanvicente.

Y así confirmó el progreso ya mostrado en las pasadas eliminatorias mundialistas, cuando estuvo muy cerca de la clasificación.

“Deben ser tomados en serio, de eso no cabe duda”, le dijo a BBC Mundo Fernando Duarte.

“Clasificar a un mundial sería un paso gigantesco para ellos, pero a lo mejor ya llegó el momento. Especialmente si otras selecciones no están a su mejor nivel”, es su conclusión.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

10 años de los 33 mineros de Chile: 'Nos hemos quedado con las manos vacías'

Cuatro de los 33 sobrevivientes del accidente de la mina San José en Chile cuentan a BBC Mundo sus secuelas, decepciones y estado actual diez años después del mediático accidente que les cambió la vida.
5 de agosto, 2020
Comparte
Cartel con foto de los 33 mineros

MARTIN BERNETTI
La historia de los 33 recorrió el mundo en 2010.

“Despierto. Duermo poco. A veces me veo en la mina, tirado en el lugar donde estaba. Eso te pone mal”, cuenta Jorge Galleguillos, uno de los 32 mineros chilenos que, junto a uno boliviano, pasaron 69 días bajo tierra tras un accidente ocurrido en el norte de Chile hace exactamente 10 años, el 5 de agosto de 2010.

Sus compañeros Omar Reygadas y Mario Sepúlveda confiesan que les pasa algo parecido.

“A veces me da miedo ir a acostarme, siento que no voy a despertar más“, dice Sepúlveda, tal vez el más histriónico de la treintena. Y con voz temblorosa, agrega que pese a todo se encuentra bien, que es otro de sus compañeros el que peor está: José Ojeda, el autor del mítico mensaje “estamos bien los 33 en el refugio”.

Sepúlveda posa al lado de un póster del filme "Los 33", inspirada en las vivencias de los mineros.

Mario Sepúlveda
Mario Sepúlveda asegura que a veces teme dormir porque siente que no se va a despertar más.

“Sufre una diabetes avanzada (neuropatía diabética), enormes problemas psicológicos, ha estado internado en clínicas psiquiátricas”.

“Y no tiene trabajo”, añade Reygadas. No volvió a trabajar nunca más“.

Como muchos de sus compañeros, Ojeda debe sobrevivir con la pensión vitalicia que el Estado entregó a los mineros, que hoy bordea los 400 mil pesos, unos 527 dólares mensuales (el sueldo mínimo es de 320 mil pesos).

Conseguir trabajo ha sido una tarea titánica para muchos.

“Los dueños o los gerentes de las empresas piensan que nosotros -los 33- vamos a ser una molestia, una pulga en la oreja por el tema de la seguridad, porque si no se cumplen las medidas, tenemos llegada con los medios de comunicación, con las autoridades… entonces eso nos juega en contra”, explica Reygadas, quien trabaja como conductor, trasladando autos de una ciudad a otra junto a su amigo, también miembro de los 33, Franklin Lobos.

Hoy viven muy lejos de las faenas mineras, algo que no estaba ni remotamente en sus planes hasta antes del accidente.

La fama de golpe

“Lo más bonito fue salir y abrazar a mi hijo. Ver la luz del sol y sentir esa brisa de airecito fresco en la cara. Lo más hermoso”, asegura Reygadas, hoy de 66 años y el minero número 17 en salir del cautiverio.

Omar Reygadas, otro de los mineros sobrevivientes.

Getty Images
Para Omar Reygadas, lo más bonito al salir de la mina fue abrazar a su hijo.

“Lo que más me sorprendió fue ver a tantos periodistas. No pensé que era tan grande todo”, dice Mario Sepúlveda, de 50 años.

Los cientos de medios agolpados en las inmediaciones de la mina San José -cerca de Copiapó, en pleno desierto de Atacama- fueron creando una narrativa que terminó cambiando la vida de los mineros: el rescate los convirtió en héroes.

Apenas asomaban sus cascos a la superficie, los 33 eran encandilados por cientos de luces, cámaras y una fama repentina.

“Fueron experiencias impagables. Nosotros con nuestro sueldo, nuestro trabajo, habríamos llegado con suerte a Santiago. Salir a Estados Unidos, España, Inglaterra, Canadá, Israel, Grecia… Yo anduve aparte por Costa Rica, Guatemala, Alemania, Chipre, Turquía, por montones de partes, haciendo charlas”. Omar Reygadas es un agradecido del trato que recibieron. Parecían tener el mundo a sus pies.

“Era un regalo de dios que nos llevaran al extranjero. Son cosas inalcanzables para uno. Estar con gente que uno solo veía en la televisión… inolvidable”, recuerda Jorge Galleguillos, el minero número 11.

Mario Sepúlveda en el Old Trafford, estadio del Manchester United.

Getty Images
El rescate dio fama a los mineros, que fueron invitados a varias partes del mundo. En esta foto, Mario Sepúlveda se encontraba en el estadio del Manchester United.

Homenajes, reconocimientos, invitaciones y entrevistas se sucedieron sin que alcanzaran a darse cuenta de lo que estaba pasando.

Juntos y por separado, se pasearon por lugares tan diversos como Disney, Hollywood, el Vaticano, el show de David Letterman y el estadio del Manchester United, en Inglaterra.

Sin embargo, la fama no duraría para siempre.

“Nuestra dignidad, nuestros derechos”

¿Aló?

Sí.. ¿Me escucha?

Lo estamos escuchando todos fuerte y claro ¿quién habla?

Está hablando el jefe de turno, Luis Urzúa…

Así fue la primera conversación telefónica entre la superficie y la profundidad de la montaña.

Los protagonistas, el entonces ministro de Minería, Laurence Golborne, y el líder del grupo de mineros, Luis Urzúa, el último en ser rescatado.

“Mi felicidad era que ya habían salido todos mis compañeros. Al asomar a la superficie y escuchar ‘¡fuerza Lucho!’ dije: Misión cumplida”.

Mensajes de ánimo y banderas de Chile fuera de la mina.

Nicolás Iriarte
Fuera de la mina había decenas de mensajes de ánimo y fuerza para los mineros.

Pero hoy, para Luis, la misión se cumplió a medias.

“Viene un 5 de agosto y todos se acuerdan, todos preguntan, pero pasamos 364 días al año en que nadie se acuerda de cuál es la situación de los 33 mineros. Vendrá el año número 11 y nos van a preguntar lo mismo, quedará el último minero vivo y le preguntarán lo mismo”.

De 64 años y trabajador del Sernageomin (Servicio Nacional de Geología y Minería) de Copiapó, Urzúa se lamenta por lo que piensa fue un abuso. Promesas que no se cumplieron y malas decisiones que dejaron a los 33 divididos y en medio de conflictos judiciales que difícilmente tendrán pronta solución.

“Cuando salimos nos ofrecieron grandes proyectos, pero esas cosas se hacen con abogados, uno solo no puede hacer nada, no tiene las facultades, y eso nos llevó a ser engañados, a quedar con las manos vacías. A 10 años seguimos tratando de recuperar nuestra dignidad, nuestros derechos”.

José Ojeda sosteniendo su famoso mensaje.

Getty Images
José Ojeda, el autor del famoso mensaje “Estamos bien en el refugio los 33” ya no trabaja y vive de la pensión vitalicia del Estado.

Tras el mediático rescate, aparecieron contratos que parecían millonarios, ofertas para realizar películas y libros. Mucho más de lo que tenían en mente cuando intentaban sobrevivir a 700 metros bajo tierra.

“Esa es una de las cosas que más pena me ha dado. Si no hubiéramos escuchado a tantos imbéciles y estafadores, habríamos seguido unidos como estábamos abajo, con todas nuestras diferencias y nuestra falta de conocimiento, pero hubiéramos andado mucho mejor. No tuvimos los 33 la capacidad de sentarnos y elegir cuál era el mejor camino a seguir”, cuenta con pesar Mario Sepúlveda, quien en el cine fue encarnado por Antonio Banderas en la película “Los 33” (2015).

Los mineros cedieron sus derechos a los abogados Remberto Valdés y Fernando García (representando al estudio Carey), que negociaron los contratos para la realización de la película y de un libro (“En la Oscuridad. La historia jamás contada de los mineros chilenos” de Héctor Tobar), pero reclaman que nunca tuvieron el control y perdieron por siempre los derechos de su propia historia.

“Nosotros sabíamos que las luces se apagan. A nosotros nos estrujaron por completo en la parte legal, con nuestra historia de vida. Nuestra historia es muy bonita, construimos una hermandad bajo tierra por 70 días, donde vimos de cerca la muerte. Hoy tenemos una película, un libro, pero nunca supimos lo que pasó con eso. Además, la película tampoco refleja lo que realmente vivimos”, asegura Luis Urzúa.

Nueve de los 33 interpusieron una querella contra sus antiguos abogados por estafa calificada, apropiación indebida y contrato simulado en perjuicio de los mineros.

Chilenos celebrando en la capital, Santiago.

Getty Images
Los chilenos celebraron por todo el país el rescate exitoso de los mineros.

Alejandro Peña, abogado querellante, le confimó a BBC Mundo que “la investigación criminal data del año 2014 y la fiscalía sigue practicando diligencias con el objeto de acreditar el delito o la participación de los querellados”.

“Hemos solicitado se reiteren diligencias pendientes y esperamos que la fiscalía formalice la investigación en su contra”, indicó.

A través de un comunicado de su estudio, Remberto Valdés le aseguró a BBC Mundo que “manifestamos nuestra satisfacción y agradecimiento por haber participado en el proyecto 33 Mineros de Atacama, que culminó con el cumplimiento de los dos objetivos, estrenar una película (The 33th) con formato de Hollywood a nivel mundial con un elenco encabezado por Antonio Banderas; y un libro (Deep Down Dark) escrito por el celebrado premio Pulitzer Héctor Tobar”.

“Sobre las diferencias que un grupo minoritario de los 33 llevó a la justicia en 2014, no haremos más comentarios pues ello ha recibido la tramitación que le correspondía”.

El estudio de abogados Carey, por su parte, asegura que “nosotros los asesoramos en la estructura de su sociedad para negociar un contrato para una película en Hollywood, la que se hizo, generando ingresos económicos para los mineros que de no haber mediado nuestra asesoría, no habrían recibido. La acción judicial de cierto grupo de mineros no tiene ninguna base legal, ya que el trabajo que realizamos para los mineros se ejecutó cumpliendo las condiciones conocidas y pactadas con los 33″.

Mina San José durante las labores de rescate.

Nicolás Iriarte
La Mina San José se sitúa en pleno desierto de Atacama, al norte de Chile.

“Queremos que nos devuelvan el derecho sobre nuestra imagen, sobre nuestra historia, que se le entregue al mundo la realidad de lo que nosotros vivimos. No importa que haya o que no haya dinero. A lo mejor a la película le fue mal y no cumplió lo esperado, y el libro lo mismo, pero que alguien nos dé una respuesta”, clama Luis Urzúa.

Según afirma, nunca les llegó la información de si hubo algún tipo de regalía por su historia, y perdieron todo contacto con los responsables.

La indemnización que no llegó

En 2011, 31 de los 33 mineros también demandaron al Estado de Chile por su responsabilidad en el derrumbe, acusando de negligencia al Sernageomin, la inspección del trabajo y el Servicio de Salud, todos involucrados en los permisos para el funcionamiento de la mina.

Y el 24 de agosto de 2018 el Noveno juzgado civil de Santiago resolvió a su favor.

La indemnización sería por 80 millones de pesos para cada uno. Sin embargo, a dos años de ese dictamen, los mineros no han logrado realmente ganar la batalla.

Consultado por BBC Mundo, el Consejo de Defensa del Estado señala que apeló la sentencia “ya que estimó que en la decisión judicial se cometieron graves errores, de tipo procedimentales y sustantivos. Por su parte, el abogado de los demandantes interpuso un recurso de apelación solicitando se incremente el monto de la indemnización”.

El procedimiento se suspendió de común acuerdo, debido a la pandemia y la resolución, por tanto, tiene fecha incierta.

Familiares de los mineros esperando la salida de los mismos tras el rescate.

Nicolás Iriarte
El rescate de los mineros fue transmitido en vivo.

“Nosotros somos víctimas de un accidente minero. Llegamos a trabajar como cualquier día y estuvimos enterrados 70. Gracias a dios nos rescataron, pero también se tiene que sentar un precedente“, afirma Luis Urzúa.

“Quizás a nuestros bisnietos les va a llegar algo. Del uno al 10, tengo un 0,5% de esperanzas“, asegura Jorge Galleguillos en tono irónico.

“Lo ideal es que saliera el juicio como corresponde. Millonarios a esta altura de la vida no vamos a ser. ¿A José Ojeda tú crees que aunque el juicio salga a favor esa plata le va a pagar todo el daño que le provocó el accidente? ¿Tú crees que a mí me va a pagar todo el daño provocado?”, se pregunta Mario Sepúlveda.

Tour por la mina

“A lo mejor ustedes no saben que por los sondajes se ubican minerales. Pero este fue muy diferente, porque hicieron este sondaje para descubrir vidas…”

Con esa frase y ubicado en un punto estratégico de la mina San José, Jorge Galleguillos comienza el tour guiado por uno de sus reales protagonistas.

Jorge Galleguillos charlando con visitantes.

FlamingoChile
Jorge Galleguillos quiera preservar la historia vivida y ahora organiza visitas guiadas por la zona.

El minero de 66 años se ha autoimpuesto la tarea de preservar la historia vivida en el “Campamento Esperanza” y en la mina y hasta que llegó el coronavirus llevaba cinco años en la misión.

“Nunca me desconecté de la mina. Siempre estuve presente. Aunque nos llevaban a viajar por el mundo yo volvía igual un par de veces a la semana”, cuenta.

Le encantaría contar con apoyo para desarrollar un proyecto más profesional, mejor preparado, pero mientras está intentando a pulso sacar adelante esta aventura.

“Los turistas y yo nos emocionamos juntos. Estar en la mina y recrear todo lo que sucedió es como hacer un homenaje a los cerebros que estuvieron allá”, asegura.

Mario Sepúlveda, por su parte, está dedicado a las charlas motivacionales. “Por la pandemia no puedo hacerlas presenciales, pero me capacité para hacerlas a través de zoom”, dice. También se desempeña en el rubro de la remodelación y construcción.

Hace un año ganó un reality show en televisión y con el dinero planea abrir un centro de rehabilitación para niños autistas.

“Yo tengo un hijo autista de 8 años, maravilloso, y este centro será para ayudar a los padres y a los niños con nuestra experiencia. Para ayudarnos mutuamente”, cuenta. Su idea es inaugurarlo el el 13 de octubre, a exactos 10 años del rescate de la mina San José.

Los 33 fuera del refugio

Pero si hay algo que une transversalmente a los mineros es el agradecimiento a cada una de las personas que participaron directa o indirectamente en su rescate.

“Todo el esfuerzo que tanta gente hizo para rescatarnos… somos conscientes que a muchos no les hemos dicho gracias por lo que hicieron por los 33, pero a lo mejor este es el momento. Decirle a ellos, no solo de Chile sino que de todo el mundo, gracias por habernos salvado. Por ese acto de humanidad que se hizo por 33 mineros”, dice Luis Urzúa.

Familiares de los mineros se abrazan tras conocer que los 33 estaban bien y en buen estado de salud.

Getty Images
Los familiares de los mineros estallaron de alegría al conocer que los 33 estaban bien y en buen estado de salud.

“Lo que se produjo cuando nos encontraron. Que la gente gritaba, saltaba… Hicieron un tremendo trabajo los ingenieros, los sondeadores… Aún me emociona, aún se me eriza la piel”, asegura Omar Reygadas.

Sin embargo, el escenario ideal para él sería otro:

Ojalá nunca hubiese ocurrido el accidente, para haber seguido trabajando, tranquilo, recibiendo nuestro sueldo, en lo que a nosotros nos gusta…”

Contrario al mensaje escrito por José Ojeda, que recorrió el mundo en manos del presidente Sebastián Piñera, quien lo lució de manera incansable, hoy a 10 años de uno de los accidentes mineros más mediáticos que se recuerden, la pregunta que resuena es cuán bien están los 33 fuera del refugio.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=96ijHXnxBw8&t=26s

https://www.youtube.com/watch?v=L1x85oILvOU

https://www.youtube.com/watch?v=Tp_aP5MRVvE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.