El lado prohibicionista de Uruguay, el primer país que legalizó la marihuana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El lado prohibicionista de Uruguay, el primer país que legalizó la marihuana

El país que legalizó la marihuana, el aborto y el matrimonio gay discute aumentar las restricciones a la venta y consumo de alcohol y limita el uso de sal en bares o restaurantes.
Por BBCMundo
29 de julio, 2015
Comparte
Un vendedor de una tienda en Uruguay muestra un cartel sobre la ley que prohíbe la venta de bebidas alcohólicas entre la medianoche y las 06:00 horas.

Matías Sosa debe hacer cumplir una la ley que prohíbe a comercios como el suyo vender de bebidas alcohólicas en horas de la noche. El gobierno uruguayo quiere ampliar la veda.

Matías Sosa es cajero nocturno en la tienda de conveniencia de una gasolinera de Montevideo, pero a medianoche se convierte de pronto en una suerte de celador de la venta de vino, cerveza o whisky.

A las 00:00 horas de cada día entra a regir en Uruguay una ley que prohíbe a comercios como ese vender hasta las 06:00 de la mañana siguiente bebidas alcohólicas para llevar y Sosa, de 30 años, tiene que hacerla cumplir frente a clientes sedientos.

“Me choca un poco tener que explicarle (la ley) una por una a las personas que vienen, pero está perfecto”, dice a BBC Mundo. “Hay un poco más de orden; estaba un poco descontrolada la cosa”.

Cuenta que los clientes de su tienda del barrio de clase media-alta de Parque Rodó le reprochan que en este mismo país se legalizó la marihuana, una droga que se espera que pronto se venda al público en farmacias.

“Con el tema de la marihuana, están constantemente preguntando: ‘¿Ah, no me vendés alcohol, pero en cualquier momento vas a empezar a vender marihuana acá?’”, relata.

Presidente uruguayo, Tabaré Vázquez

Tabaré Vázquez: el presidente uruguayo anunció acciones “muy fuertes” contra el alcoholismo, como las que promovió sobre el tabaco en su primer gobierno.

Es posible que en pocos meses esa rutina de prohibición y quejas comience más temprano para él: el gobierno anunció un proyecto de ley para extender la veda de venta de alcohol desde las 22:00 horas de cada día hasta las 08:00 horas del siguiente.

La iniciativa —que excluiría a bares, restaurantes y clubes nocturnos— se inscribe en una batalla anunciada por el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, contra el consumo de alcohol.

En este país de 3,3 millones de habitantes que en los últimos años sorprendió con sus leyes liberales y permisivas sobre cannabis, aborto o matrimonio gay, también hay normas restrictivas sobre el alcohol, la sal o los disfraces de carnaval.

“Tolerancia cero”

Al asumir la Presidencia uruguaya en marzo sucediendo a José Mujica, el oncólogo Vázquez prometió acciones “muy fuertes” contra el alcoholismo, similares a las que impulsó contra el tabaco en su primer gobierno (2005-2010).

Por iniciativa suya, Uruguay se convirtió en 2006 en el segundo país de América Latina —y sexto del mundo— que prohibía fumar en espacios públicos cerrados, un año después que Cuba.

En 2009 obligó a cubrir 80% de los paquetes de cigarrillos con avisos anti-tabaquismo: “Si no dejas de fumar por vos, déjalo por los que te necesitan”, dice por ejemplo uno de ellos, sobre la imagen de un niño triste recostado contra una tumba.

Cartel de prohibición de consumo de tabaco en Montevideo.

En la década pasada, Uruguay se colocó a la vanguardia en políticas contra el consumo de tabaco.

También prohibió imprimir en las cajas de cigarrillos palabras como “light”, “mentolado” o “gold”.

Uruguay se colocó así en la vanguardia mundial en este tipo de políticas, que según el gobierno permitieron reducir el consumo de tabaco y las enfermedades asociadas al mismo.

Pero fue demandado por la mayor empresa internacional de cigarrillos, Philip Morris, que sostiene que las restricciones “van más allá” que en otros países y violan un tratado de inversión.

Ya en su segunda presidencia, Vázquez envió en mayo al Parlamento un proyecto de ley para impedir que los conductores de vehículos beban una cantidad mínima de alcohol, bajando del actual 0,3 a 0,0 los gramos de alcohol permitidos por litro de sangre.

El argumento para eso fue que existe evidencia de que el consumo de alcohol, incluso en cantidades pequeñas, aumenta el riesgo de accidentes de tránsito.

Pero legisladores de oposición notaron que esta medida, inspirada en normas de Brasil y otras naciones, se aplicaría en un país que legalizó el mercado de marihuana, por lo que también han propuesto “tolerancia cero” en el consumo de esa hierba para los conductores.

Manifestación por la liberalización de la marihuana en Uruguay

Uruguay legalizó la marihuana, el aborto y el matrimonio gay, pero discute normas más restrictivas para el consumo de alcohol.

Juan Andrés Roballo, prosecretario de la Presidencia uruguaya, dice que las medidas sobre el alcohol están saliendo de una comisión que Vázquez creó con representantes políticos y sociales, y niega que tengan “un espíritu prohibicionista o de guerra a las drogas”.

“El consumo social de un vaso de whisky, vino (…) o lo que sea no está prohibido”, señala Roballo a BBC Mundo. “Lo que sí está prohibido es juntarlo con otras actividades, como por ejemplo conducir”.

“Combinación original”

Iniciativas como las del alcohol están lejos de ser una novedad en Uruguay, donde según cifras oficiales hay 260 mil personas afectadas por el uso problemático de la bebida.

El gobierno de Mujica, que como Vázquez pertenece a la coalición de izquierda Frente Amplio, propuso un proyecto de ley para prohibir en discotecas, pubs y bares las “canillas libres” (consumo ilimitado de alcohol tras pagar una entrada) o los happy hours (dos tragos por uno).

Pero ese proyecto naufragó en el parlamento, mientras avanzaban los que hicieron de Uruguay el primer país del mundo en tener un mercado legal de marihuana o el segundo de la región que permitió el aborto casi sin restricciones, después de Cuba.

Roballo sostuvo que estas medidas y las iniciativas sobre el alcohol tienen en común un afán de “regulación” por parte del Estado, aunque algunos las ven como una mezcla atípica.

Advertencia sobre el consumo de sal en el menú de un restaurante de Montevideo.

Los bares y restaurantes de Montevideo tienen prohibido colocar saleros en las mesas sin que los clientes los pidan, y sus menús deben exhibir advertencias como ésta.

“Es una combinación por lo menos original entre aquellas leyes, normas o disposiciones del arsenal más liberal por un lado, y por otro lado estas regulaciones muy fuertes”, sostiene el historiador uruguayo José Rilla.

Uruguay cultivó una tradición liberal desde comienzos del siglo XX, cuando consagró el Estado laico y aprobó leyes pioneras en la región sobre temas sociales como el divorcio por sola voluntad de la mujer o el voto femenino.

Pero Rilla advierte que en esa época también surgió “un Estado sanitarista que distingue y discrimina bien qué es lo sano y lo enfermo, lo bueno y lo malo, dónde hay que poner a los locos y los enfermos, cómo hay que tratarlos y qué es la vida sana”.

Y señala que la evolución más reciente de esto coincide con una tendencia más global y con el mandato de un presidente como Vázquez, “que basa una parte de sus fortalezas y prestigios en la opinión pública en su condición de médico”.

Pero tampoco se trata de un reflejo exclusivo de la presidencia.

Montevideo, la capital que alberga 40% de la población uruguaya, prohibió el año pasado a los restaurantes, bares y otros locales de venta de comida colocar en sus mesas sal o potes mayonesa sin que los clientes los pidan, para salvaguardar su salud.

Un uruguayo protesta porque le prohibieron comprar alcohol en una tienda.

Agustín Rovira no pudo comprar la cerveza que fue a buscar, aunque su reloj marca que faltaban dos minutos para la veda de medianoche.

También existen restricciones por motivos de seguridad.

Por ejemplo, para el carnaval de este año la Policía indicó que estaban prohibidos los “trajes o enseñas que satiricen ideas religiosas, políticas, filosóficas o étnicas”, así como “el juego con agua” y “la quema de cohetes”.

Aunque los uruguayos suelen aceptar con calma estas limitaciones, algunos dejan entrever su molestia.

Uno de ellos es Agustín Rovira, un estudiante de contabilidad de 27 años que fue el viernes a comprar una cerveza a la tienda donde trabaja Sosa y le avisaron que había comenzado la veda, aunque según su reloj aun faltaban dos minutos para la medianoche.

“Nos hacemos los liberales, los que jugamos al primer mundo liberalizando la marihuana y todo eso, y después nos ponen restricciones como a niños chicos con el alcohol, que supuestamente siempre fue legal”, dijo y se marchó con las manos vacías.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La desconocida extinción masiva que cambió la Tierra y permitió que los dinosaurios dominaran el planeta

El evento consistió en una serie de violentas explosiones volcánicas y desencadenó que los dinosaurios se convirtieran en la especie dominante por 165 millones de años.
Getty Images
18 de septiembre, 2020
Comparte
Erupción volcánica

Getty Images
Este episodio desencadenó la “era de los dinosaurios”, que duró 165 millones de años más.

Enormes erupciones volcánicas que ocurrieron hace 233 millones de años bombearon dióxido de carbono, metano y vapor de agua a la atmósfera.

Esta serie de violentas explosiones, en lo que ahora conocemos como la costa oeste de Canadá, provocaron un calentamiento global masivo.

Nuestra nueva investigación ha revelado que este fue un evento de extinción en masa que cambió el planeta y que mató a muchos de los tetrápodos dominantes, anunciando el amanecer de los dinosaurios.

La extinción masiva más conocida ocurrió al final del período Cretácico, hace 66 millones de años. Fue entonces cuando los dinosaurios, pterosaurios, reptiles marinos y amonitas se extinguieron.

Este evento fue causado principalmente por el impacto de un asteroide gigante que apagó la luz del sol y causó oscuridad y congelación, seguido de otras perturbaciones masivas de los océanos y la atmósfera.

Los geólogos y paleontólogos están de acuerdo en que existieron cinco de esos eventos, de los cuales la extinción masiva del Cretácico final fue la última. Por ello, nuestro descubrimiento de una extinción masiva que no se conocía podría parecer inesperado.

Y, sin embargo, este evento, denominado Episodio Pluvial Carniano, parece haber matado a tantas especies como lo hizo el asteroide gigante. Los ecosistemas terrestres y marinos cambiaron profundamente a medida que el planeta se calentaba y se secaba.

En la tierra, esto provocó cambios profundos en plantas y herbívoros. A su vez, con el declive de los dominantes tetrápodos herbívoros, como los rincosaurios y los dicinodontes, los dinosaurios tuvieron su oportunidad.

Los dinosaurios se habían originado unos 15 millones de años antes y nuestro nuevo estudio muestra que, como resultado del Episodio Pluvial Carniano, se expandieron rápidamente entre los siguientes 10 a 15 millones de años, convirtiéndose en la especie dominante en los ecosistemas terrestres.

Este episodio desencadenó la “era de los dinosaurios” que duró 165 millones de años más.

No fueron solo los dinosaurios los que encontraron así un nuevo punto de apoyo. Muchos grupos de tetrápodos modernos, como tortugas, lagartos, cocodrilos y mamíferos, se remontan a este tiempo de revolución recién descubierto.

Siguiendo las pistas

Este evento se identificó por primera vez de forma independiente en la década de 1980. Pero se pensó que estaba restringido a Europa.

Asteroide

Getty Images
Este evento parece haber matado a tantas especies como lo hizo el asteroide gigante.

Primero, geólogos de Alemania, Suiza e Italia reconocieron un cambio importante entre las faunas marinas ocurrido hace unos 232 millones de años, denominado evento de Rheingraben.

Luego, en 1986, yo identifiqué esto de forma independiente como un recambio a escala global entre tetrápodos y amonitas. Pero en ese momento, las técnicas de datación eran mucho más débiles que ahora y era imposible estar seguro de si ambos eran el mismo evento.

Las piezas del rompecabezas empezaron a encajar cuando los geólogos Mike Simms y Alastair Ruffell reconocieron en todo el Reino Unido y partes de Europa un episodio de aproximadamente un millón de años de climas húmedos.

Luego, el geólogo Jacopo dal Corso detectó una coincidencia en el tiempo entre el Episodio Pluvial Carniano y el pico de erupciones de los basaltos de Wrangellia.

Wrangellia es un término que los geólogos le dan a una placa tectónica estrecha que está unida a la costa oeste del continente norteamericano, al norte de Vancouver y Seattle.

Finalmente, en una revisión de la evidencia de rocas del Triásico, se detectó la huella del Episodio Pluvial Carniano, no solo en Europa, sino también en América del Sur, América del Norte, Australia y Asia.

British Columbia

Getty Images
Wrangellia es una placa tectónica unida a la costa oeste del continente norteamericano.

Estuvo lejos de ser un evento exclusivo de Europa. Fue global.

Erupciones volcánicas

Las erupciones masivas de Wrangellia bombearon dióxido de carbono, metano y vapor de agua a la atmósfera, lo que provocó el calentamiento global y un aumento de las precipitaciones en todo el mundo.

Hubo hasta cinco erupciones asociadas con picos de calentamiento de hace 233 millones de años.

Las erupciones provocaron lluvia ácida cuando los gases volcánicos se mezclaron con el agua de lluvia, bañando la Tierra en ácido diluido. Los océanos poco profundos también se acidificaron.

El fuerte calentamiento expulsó a las plantas y los animales de los trópicos y la lluvia ácida mató las plantas en la tierra, mientras que la acidificación del océano atacó a todos los organismos marinos con esqueletos de carbonato.

Esto removió las superficies de los océanos y la tierra. La vida pudo haber comenzado a recuperarse, pero cuando cesaron las erupciones, las temperaturas se mantuvieron altas, mientras que pararon las lluvias tropicales.

Esto es lo que provocó el posterior secado de la tierra en el que florecieron los dinosaurios.

Lo más extraordinario fue la transformación de la “fábrica” de carbonato marino. Este es el mecanismo global por el cual el carbonato de calcio forma grandes espesores de piedra caliza y proporciona material para que organismos como corales y moluscos construyan sus conchas.

Dinosaurios

Getty Images
Los dinosaurios se extinguieron hace 66 millones de años.

El Episodio Pluvial Carniano marcó el surgimiento de los arrecifes de coral modernos, así como de muchos de los grupos modernos de plancton, lo que sugiere cambios profundos en la química del océano.

Antes del Episodio Pluvial Carniano, la principal fuente de carbonato en los océanos provenía de ecosistemas microbianos, como montículos de lodo en los que preponderaba la piedra caliza, en las plataformas continentales.

Pero después del mismo, pasaron a serlo los arrecifes de coral y el plancton, apareciendo y floreciendo nuevos grupos de microorganismos, como los dinoflagelados.

Este profundo cambio en los ciclos químicos fundamentales de los océanos marcó el comienzo de los ecosistemas marinos modernos.

Habrá lecciones importantes sobre cómo ayudamos a nuestro planeta a recuperarse del cambio climático.

Coral

Getty Images
Los arrecifes de coral y el plancton se convirtieron en la principal fuente de carbonato en los océanos.

Los geólogos deben investigar los detalles de la actividad volcánica de Wrangellia y comprender cómo estas repetidas erupciones impulsaron el clima y cambiaron los ecosistemas de la Tierra.

Ha habido una serie de extinciones masivas inducidas por volcanes en la historia de la Tierra y las perturbaciones físicas que produjeron, como el calentamiento global, la lluvia ácida y la acidificación de los océanos, se encuentran entre los desafíos que vemos hoy.

Los paleontólogos deberán trabajar más de cerca con los datos de los registros fósiles marinos y continentales.

Esto nos ayudará a comprender cómo se desarrolló la crisis en términos de pérdida de biodiversidad, pero también a explorar cómo se recuperó el planeta.

*Michael J. Benton es profesor de Paleontología de Vertebrados de la Universidad de Bristol, Reino Unido.

Su artículo fue publicado originalmente en The Conversation y está reproducido bajo la licencia de Creative Commons. Haga clic aquí para leer el artículo original.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6hsbyQAQcWw

https://www.youtube.com/watch?v=j5UTs94JcUE&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.