México, el principal cliente de una empresa que vende software para espiar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

México, el principal cliente de una empresa que vende software para espiar

Según Osorio Chong, los “equipos” fueron adquiridos en la “administración pasada” ; sin embargo, la información de la empresa italiana evidencia pagos hechos en esta administración. En algunos casos el software se contrató a través de intermediarios que ya han firmado contratos con distintos gobiernos en México para equipos de seguridad físicos y digitales.
AP
Por Arturo Angel
7 de julio, 2015
Comparte
Foto: AP

Foto: AP

Por lo menos 16 gobiernos estatales y dependencias federales de nuestro país pagaron más de 100 millones de pesos en los últimos cuatro años a la empresa italiana Hacking Team, una compañía que bajo la fachada de una empresa de ciberseguridad vende software malicioso a 35 países en el mundo, entre ellos varios señalados por graves violaciones a derechos humanos.

La cantidad de dinero entregado o comprometido de pago a los hackers italianos convierte a México en el principal cliente de dicha compañía, por encima de países como Rusia, Uzbekistán, Sudán, Chipre o Egipto.

La lista de clientes en México incluye desde instancias como el CISEN, la Policía Federal y Petróleos Mexicanos (Pemex) hasta gobiernos locales como el del Estado de México, Jalisco o Querétaro.

¿Y que han comprado exactamente estas dependencias y administraciones? Principalmente un software conocido como Remote Control System, bautizado por los italianos como “Da Vinci”, el cual es un programa malicioso que se instala incluso en teléfonos celulares y permite extraer todo tipo de información y hasta registrar que botones se oprimen en un teclado.

Esta información corresponde a los primeros hallazgos que expertos en derechos digitales están obteniendo de los más de 400 GB de información que fue sustraída de los archivos de la firma y revelados a través de su propia cuenta de Twitter la noche del 5 de junio.

Cabe señalar que Reporteros Sin Fronteras ha calificado públicamente a la empresa con sede en Milán como “enemigos de la internet” por sus herramientas ofensivas capaces de romper códigos encriptados y violentar los derechos a la privacidad no solo de periodistas sino de la sociedad en general.

Luis Fernando García, director de la Red en Defensa de los Derechos Digitales, una organización no gubernamental que está haciendo un análisis pormenorizado de la información revelada, consideró necesario que se inicie una investigación urgente en torno a este espionaje, ante la posibilidad de que los programas se estén usando fuera del marco legal.

De acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales y otras leyes generales, solamente las agencias del Ministerio público y Fiscalías además de órganos de inteligencia están facultados para realizar una intromisión de comunicaciones privadas y siempre dentro del marco de una averiguación previa.

Pero en la lista de clientes revelada en México aparecen instancias como el Cuerpo de Seguridad Auxiliar Mexiquense o Petróleos Mexicanos que no tienen esas facultades.

Sobre este tema, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aceptó ayer que este tipo de equipos fue adquirido por México pero dijo que lo anterior ocurrió “en la administración pasada” y no en la actual, aunque la información de la compañía italiana evidencia una situación distinta.

Animal Político consultó además a la Policía Federal y a la Procuraduría General de la República (PGR) en torno a este tema y en ambos casos s señaló que la información revelada estaba siendo revisada.

hackers1 (1)

Hacking Team… hackeado

Los orígenes del Hacking Team se remontan  –según el sitio especializado en tecnología Gizmodo–  a 2001, cuando dos programadores italianos, Alberto Ornhagi y Marco Valleri, diseñaron una herramienta digital llamada “Ettercap”, que era capa de sustraer contraseñas y quebrar algunos archivos encriptados.

La Policía de Milán detectó esta actividad, pero decidió apoyar a los hackers en beneficio de varias investigaciones en curso, algunas de ellas en contra de grupos de la mafia. Con el tiempo más gente se unió a la pareja italiana hasta formar la empresa que hoy cuenta con cerca de medio centenar de especialistas en su nómina.

Según declaraciones realizadas por uno de los cofundadores de la compañía en 2012, la firma era capaz de facturar hasta 700 mil euros en un año.

Pero los programas diseñados por Hacking Team despertaron en los últimos años el malestar de varios organismos internacionales. En especial el software Da Vinci fue puesto bajo la lupa por la artera violación que representa al derecho a la privacidad. En países como los Emiratos Árabes o Marruecos se acusó a la empresa de facilitar el espionaje de activistas y periodistas.

Fernando García explicó en entrevista con Animal Político que dicho programa tiene la capacidad incluso de espiar conversaciones vía Skype o WhatsApp, saquear toda la información de un disco duro y convertir en auténticos micrófonos espía teléfonos o equipos de cómputo.

Públicamente Hacking Team señalaba que su actividad era brindar soluciones de ciberseguridad tanto ofensivas como defensivas, y negó que colaborara con países señalados por Naciones Unidas de no respetar los derechos humanos.

Pero la información sustraída de la empresa en las últimas horas por otros hackers no identificados hasta ahora, evidencia que dicha empresa tiene contratos con por lo menos 35 países, algunos de ellos relacionados con gobiernos opresores y dictaduras.

Uno de los documentos filtrados y que parece evidenciar la doble “moral” de la empresa es un listado de países clientes. Ahí figuran naciones como Rusia o Sudán acompañados de una leyenda que dice “no apoyados oficialmente”, es decir, que los negocios que se hacen con ellos no se informan e incluso se niegan ante la opinión pública.

Los clientes mexicanos

hackers2 (1)

La Red en Defensa de los Derechos Digitales reveló ayer 6 de julio algunos de los documentos y facturas relacionados con los clientes en México de la empresa Hacking Team.

El archivo central en formato Excel denominado “Customer History” (historial de clientes traducido al español]) es una relación hecha por la empresa italiana de más de 75 instancias en distintos países que han contratado o renovado licencias del software comercializado.

México es el país con más clientes en la base de datos de la firma de hackers – 16 en total – los cuales han pagado en total cinco millones 808 mil 874 euros. Si además se suman las promesas de pago para 2015, la cifra asciende a seis millones 388 mil 784 euros, que equivalen a casi 111 millones de pesos.

Una gráfica elaborada por la misma empresa coloca a México en el primer sitio de la lista de compradores incluso por encima de Italia, país sede del Hacking Team. El top cinco lo completan Marruecos, Arabia Saudita y Chile.

De entre los clientes mexicanos la Secretaría de Gobernación a través del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) es el comprador más activo y que ha pagado más con casi un millón 400 mil euros facturados por el software. Le siguen la Procuraduría General de Justicia del estado de México y el gobierno de Jalisco con pagos superiores a los 700 mil euros.

Las otras dependencias federales que figuran son la Policía Federal, la Secretaría de Marina y Pemex. También aparecen gobiernos estatales o dependencias locales de Jalisco, estado de México, Nayarit, Sonora, Durango, Yucatán, Campeche, Querétaro y Tamaulipas.

La Red en Defensa de los Derechos Digitales identificó varias facturas de estos servicios. En algunos casos como el del CISEN fue la propia dependencia la que aparece como cliente pero en otras figuran empresas intermediarias.

Entre esas compañías está por ejemplo SYM Servicios Integrales que ha firmado contratos para la venta de equipos de seguridad con Jalisco en los últimos años. Entre esos contratos está, por ejemplo, el de chalecos antibala o el de la instalación de 250 cámaras de seguridad.

Otra empresa es Dynamic Trading Exchange Technologies Corporativo México, S. de R.L la cual fue señalada este mismo año por la Auditoría Superior de la Federación respecto a presuntas irregularidades en la venta del software “Eyenet” a Pemex. Los auditores consideraron que no había justificación para la compra de dicho programa en un contrato que superó los 108 millones de pesos.

Segob niega, pero…

Luego de un encuentro sobre igualdad de género, el secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong fue cuestionado en Yucatán respecto a la compra de software espía hecha por México evidenciada en la filtración a la firma italiana. El funcionario deslindó a la presente administración federal de este hecho.

Animal Político reproduce la respuesta textual de la versión estenográfica que Gobernación entregó a este medio luego de que se solicitaron datos respecto a la compra de dichos programas.

Reportero: la prensa internacional acaba de dar a conocer que el Gobierno de México estaba comprando sistema de vigilancia a una compañía italiana llamada Hacking Team, y se ha divulgado contratos, correos electrónicos de compras de equipos de vigilancia, ¿qué nos puede decir al respecto?

Miguel Ángel Osorio Chong: Respecto a los equipos que usted refiere, fueron comprados en la administración pasada. Esta administración no ha comprado ningún equipo a este gobierno.

La respuesta del secretario de Gobernación contrasta con los datos contenidos en el historial de clientes de la empresa Hacking Team. Ahí se registra que el CISEN a través de Gobernación continuó haciendo pagos en el presente sexenio, En el 2014 y 2015 se registraron cantidades de 205 mil euros.

Pemex y varios gobiernos estatales también registraron pagos realizados en años 2013 o 2014. En el caso dela secretaría de Marina y Policía Federal no se especifica.

Luis Fernando García de la Red en Defensa de los Derechos Digitales recordó que estos son apenas los primeros hallazgos de la revisión que se está realizando a los documentos filtrados. Se esperan nuevos hallazgos que podrían ser incluso más relevantes en los próximos días por lo que consideró urgente que se analice con seriedad el tema.

“”Las filtraciones demuestran que múltiples autoridades mexicanas han gastado cerca de 100 millones de pesos para espiar a la población. Resulta particularmente preocupante que algunas autoridades ni siquiera tengan facultades para la intervención de comunicaciones privadas. Resulta urgente una investigación seria e imparcial pues existen altos indicios de que al menos algunas autoridades han contratado y utilizado estas formas de vigilancia de manera ilegal” dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La razón médica por la que el COVID-19 puede hacernos perder el olfato y el gusto

Algunos pacientes de coronavirus COVID-19 han reportado pérdida de gusto y olfato. Un experto explica por qué puede suceder esto.
Getty Images
12 de mayo, 2020
Comparte

Quien haya perdido el olfato en las ultimas semanas debe saber que es posible que haya tenido una infección oculta por el virus que produce la enfermedad COVID-19 y aún no lo sepa.

Los síntomas más populares de la COVID-19 son la fatiga, la congestión nasal y la tos, con el inconveniente de que no permiten distinguirla de un resfriado común o una gripe.

Sin embargo, la infección por el virus SARS-CoV-2 también produce en muchas personas una pérdida de olfato (anosmia) y del gusto (disgeusia), que muchas veces pasan desapercibidos para el paciente y también para muchos médicos.

Muchas personas ignoran que la anosmia suele ser unos de los síntomas iniciales y, por lo tanto, puede ayudar mucho a la identificación de personas portadoras del virus en fases iniciales de la enfermedad.

No sabe (ni huele) a nada

La anosmia, y también las alteraciones del gusto, se han descrito tanto en pacientes graves hospitalizados por COVID-19 en Italia, como en pacientes con síntomas leves que no necesitaron hospitalización en Estados Unidos.

Síntomas de coronavirus

BBC

Ahora sabemos que en torno al 70% de las personas que son infectadas por el virus presentan anosmia o disgeusia, aunque solo tengan una infección leve. Por tanto, en la situación de pandemia actual, una persona con fatiga, tos y perdida de olfato es sospechosa de tener una infección por COVID-19.

¿Por qué se pierde el olfato si nos infectamos por el SARS-CoV-2?

Para entenderlo hace falta conocer la forma en que el virus se cuela en nuestras células, y también cuales son sus puertas de entrada favoritas en el cuerpo humano.

El virus SARS-CoV-2 utiliza básicamente dos proteínas de la superficie de las células para entrar en ellas: ACE2 (Angiotensin converting enzyme II) y TMPRSS2 (transmembrane serine protease 2).

La proteína ACE2 es el receptor para una hormona llamada Angiotensina 2, que entre otras cosas regula la presión arterial.

Mujer en supermercado con mascarilla.

Getty Images
No está entre los síntomas más comunes, pero muchas personas experimentan una pérdida de gusto y olfato cuando se contagian por coronavirus.

Por su parte, el virus cuenta con una proteína clave en su superficie llamada proteína S (spike). Funciona como una llave que puede unirse a la proteína ACE2, el receptor o “cerradura”.

En ese momento entra en acción la proteasa TMPRSS2, una enzima que corta la proteína S en dos fragmentos, S1 y S2, lo que permite la incursión del virus mediante un proceso conocido como endocitosis.

Una vez que el virus entra en las células forma una cubierta con la membrana celular como si fuese un escudo que la sujeta, “agarrándose” a los receptores ACE2. Y así tiene vía libre para invadirnos.

¿Por qué infecta el epitelio olfatorio?

El techo de las fosas nasales está tapizado de epitelio olfatorio, un tejido formado por 3 tipos de células: células basales, neuronas sensitivas olfatorias (que sobreviven entre 30 y 60 días) y células de soporte. Lo que ocurre con SARS-CoV-2 es que tiene una especial facilidad para meterse en las entrañas de estas células.

Analizando la expresión de los genes de estas células, los científicos han descubierto que las células de soporte presentan una elevada expresión de los genes ACE2 y TMPRSS2, según adelanta un estudio reciente que se encuentra en revisión.

Niño comiendo sandía.

Getty Images
El sentido del gusto puede ser una de las víctimas de la infección por coronavirus.

Aunque es necesario validar estos resultados para confirmar la localización de estas proteínas en la membrana de las células de soporte, cabe sospechar que el SARS-CoV-2 infecta las células de soporte del epitelio olfatorio utilizando las proteínas ACE2 y TMPRSS2 como puerta de entrada.

De esta forma, produce un daño en las células de soporte que, posteriormente, afectaría a las neuronas sensitivas olfatorias.

El sentido del gusto es otra víctima. La sensación que nos permite distinguir los sabores al comer se encuentra en unas estructuras de la lengua, las papilas linguales.

Estas papilas tienen unos receptores denominados yemas gustativas formadas por 3 tipos de células: células receptoras gustativas, células de soporte y células precursoras o basales.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Aunque no se conoce aún el nivel expresión de las proteínas ACE2 y TMPRSS2 en las papilas linguales, es probable que el virus infecte en las yemas gustativas de la misma forma que lo hace en la nariz.

Una pérdida reversible

La buena noticia es que es posible recuperar tanto el sentido del olfato como el sentido del gusto. De que así sea se ocupan en la nariz las células basales, que son las encargadas de volver a formar las neuronas sensitivas olfatorias.

En este proceso se tardarían unos 60 días, por lo que, una vez superada la enfermedad, la mayoría de los pacientes deberían de recuperar el olfato en un plazo máximo de 2 meses.

En cuanto a las células receptoras gustativas, se regeneran a partir de las células precursoras cada 10-14 días. Por tanto es previsible que el gusto se recupere antes que el olfato.

Lo que está claro es que, en la situación epidemiológica actual, la anosmia y la disgeusia de reciente comienzo deben ser considerados como síntomas de alerta temprana, incluso en ausencia de otros síntomas respiratorios, para identificar nuevos casos de infección por SARS-CoV-2.


*José Antonio López Escamez es profesor contratado y doctor en otorrinolaringologia del Departamento de Cirugía y sus Especialidades, Universidad de Granada.

*La versión original de este artículo fue publicada en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.