México, el principal cliente de una empresa que vende software para espiar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

México, el principal cliente de una empresa que vende software para espiar

Según Osorio Chong, los “equipos” fueron adquiridos en la “administración pasada” ; sin embargo, la información de la empresa italiana evidencia pagos hechos en esta administración. En algunos casos el software se contrató a través de intermediarios que ya han firmado contratos con distintos gobiernos en México para equipos de seguridad físicos y digitales.
AP
Por Arturo Angel
7 de julio, 2015
Comparte
Foto: AP

Foto: AP

Por lo menos 16 gobiernos estatales y dependencias federales de nuestro país pagaron más de 100 millones de pesos en los últimos cuatro años a la empresa italiana Hacking Team, una compañía que bajo la fachada de una empresa de ciberseguridad vende software malicioso a 35 países en el mundo, entre ellos varios señalados por graves violaciones a derechos humanos.

La cantidad de dinero entregado o comprometido de pago a los hackers italianos convierte a México en el principal cliente de dicha compañía, por encima de países como Rusia, Uzbekistán, Sudán, Chipre o Egipto.

La lista de clientes en México incluye desde instancias como el CISEN, la Policía Federal y Petróleos Mexicanos (Pemex) hasta gobiernos locales como el del Estado de México, Jalisco o Querétaro.

¿Y que han comprado exactamente estas dependencias y administraciones? Principalmente un software conocido como Remote Control System, bautizado por los italianos como “Da Vinci”, el cual es un programa malicioso que se instala incluso en teléfonos celulares y permite extraer todo tipo de información y hasta registrar que botones se oprimen en un teclado.

Esta información corresponde a los primeros hallazgos que expertos en derechos digitales están obteniendo de los más de 400 GB de información que fue sustraída de los archivos de la firma y revelados a través de su propia cuenta de Twitter la noche del 5 de junio.

Cabe señalar que Reporteros Sin Fronteras ha calificado públicamente a la empresa con sede en Milán como “enemigos de la internet” por sus herramientas ofensivas capaces de romper códigos encriptados y violentar los derechos a la privacidad no solo de periodistas sino de la sociedad en general.

Luis Fernando García, director de la Red en Defensa de los Derechos Digitales, una organización no gubernamental que está haciendo un análisis pormenorizado de la información revelada, consideró necesario que se inicie una investigación urgente en torno a este espionaje, ante la posibilidad de que los programas se estén usando fuera del marco legal.

De acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales y otras leyes generales, solamente las agencias del Ministerio público y Fiscalías además de órganos de inteligencia están facultados para realizar una intromisión de comunicaciones privadas y siempre dentro del marco de una averiguación previa.

Pero en la lista de clientes revelada en México aparecen instancias como el Cuerpo de Seguridad Auxiliar Mexiquense o Petróleos Mexicanos que no tienen esas facultades.

Sobre este tema, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aceptó ayer que este tipo de equipos fue adquirido por México pero dijo que lo anterior ocurrió “en la administración pasada” y no en la actual, aunque la información de la compañía italiana evidencia una situación distinta.

Animal Político consultó además a la Policía Federal y a la Procuraduría General de la República (PGR) en torno a este tema y en ambos casos s señaló que la información revelada estaba siendo revisada.

hackers1 (1)

Hacking Team… hackeado

Los orígenes del Hacking Team se remontan  –según el sitio especializado en tecnología Gizmodo–  a 2001, cuando dos programadores italianos, Alberto Ornhagi y Marco Valleri, diseñaron una herramienta digital llamada “Ettercap”, que era capa de sustraer contraseñas y quebrar algunos archivos encriptados.

La Policía de Milán detectó esta actividad, pero decidió apoyar a los hackers en beneficio de varias investigaciones en curso, algunas de ellas en contra de grupos de la mafia. Con el tiempo más gente se unió a la pareja italiana hasta formar la empresa que hoy cuenta con cerca de medio centenar de especialistas en su nómina.

Según declaraciones realizadas por uno de los cofundadores de la compañía en 2012, la firma era capaz de facturar hasta 700 mil euros en un año.

Pero los programas diseñados por Hacking Team despertaron en los últimos años el malestar de varios organismos internacionales. En especial el software Da Vinci fue puesto bajo la lupa por la artera violación que representa al derecho a la privacidad. En países como los Emiratos Árabes o Marruecos se acusó a la empresa de facilitar el espionaje de activistas y periodistas.

Fernando García explicó en entrevista con Animal Político que dicho programa tiene la capacidad incluso de espiar conversaciones vía Skype o WhatsApp, saquear toda la información de un disco duro y convertir en auténticos micrófonos espía teléfonos o equipos de cómputo.

Públicamente Hacking Team señalaba que su actividad era brindar soluciones de ciberseguridad tanto ofensivas como defensivas, y negó que colaborara con países señalados por Naciones Unidas de no respetar los derechos humanos.

Pero la información sustraída de la empresa en las últimas horas por otros hackers no identificados hasta ahora, evidencia que dicha empresa tiene contratos con por lo menos 35 países, algunos de ellos relacionados con gobiernos opresores y dictaduras.

Uno de los documentos filtrados y que parece evidenciar la doble “moral” de la empresa es un listado de países clientes. Ahí figuran naciones como Rusia o Sudán acompañados de una leyenda que dice “no apoyados oficialmente”, es decir, que los negocios que se hacen con ellos no se informan e incluso se niegan ante la opinión pública.

Los clientes mexicanos

hackers2 (1)

La Red en Defensa de los Derechos Digitales reveló ayer 6 de julio algunos de los documentos y facturas relacionados con los clientes en México de la empresa Hacking Team.

El archivo central en formato Excel denominado “Customer History” (historial de clientes traducido al español]) es una relación hecha por la empresa italiana de más de 75 instancias en distintos países que han contratado o renovado licencias del software comercializado.

México es el país con más clientes en la base de datos de la firma de hackers – 16 en total – los cuales han pagado en total cinco millones 808 mil 874 euros. Si además se suman las promesas de pago para 2015, la cifra asciende a seis millones 388 mil 784 euros, que equivalen a casi 111 millones de pesos.

Una gráfica elaborada por la misma empresa coloca a México en el primer sitio de la lista de compradores incluso por encima de Italia, país sede del Hacking Team. El top cinco lo completan Marruecos, Arabia Saudita y Chile.

De entre los clientes mexicanos la Secretaría de Gobernación a través del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) es el comprador más activo y que ha pagado más con casi un millón 400 mil euros facturados por el software. Le siguen la Procuraduría General de Justicia del estado de México y el gobierno de Jalisco con pagos superiores a los 700 mil euros.

Las otras dependencias federales que figuran son la Policía Federal, la Secretaría de Marina y Pemex. También aparecen gobiernos estatales o dependencias locales de Jalisco, estado de México, Nayarit, Sonora, Durango, Yucatán, Campeche, Querétaro y Tamaulipas.

La Red en Defensa de los Derechos Digitales identificó varias facturas de estos servicios. En algunos casos como el del CISEN fue la propia dependencia la que aparece como cliente pero en otras figuran empresas intermediarias.

Entre esas compañías está por ejemplo SYM Servicios Integrales que ha firmado contratos para la venta de equipos de seguridad con Jalisco en los últimos años. Entre esos contratos está, por ejemplo, el de chalecos antibala o el de la instalación de 250 cámaras de seguridad.

Otra empresa es Dynamic Trading Exchange Technologies Corporativo México, S. de R.L la cual fue señalada este mismo año por la Auditoría Superior de la Federación respecto a presuntas irregularidades en la venta del software “Eyenet” a Pemex. Los auditores consideraron que no había justificación para la compra de dicho programa en un contrato que superó los 108 millones de pesos.

Segob niega, pero…

Luego de un encuentro sobre igualdad de género, el secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong fue cuestionado en Yucatán respecto a la compra de software espía hecha por México evidenciada en la filtración a la firma italiana. El funcionario deslindó a la presente administración federal de este hecho.

Animal Político reproduce la respuesta textual de la versión estenográfica que Gobernación entregó a este medio luego de que se solicitaron datos respecto a la compra de dichos programas.

Reportero: la prensa internacional acaba de dar a conocer que el Gobierno de México estaba comprando sistema de vigilancia a una compañía italiana llamada Hacking Team, y se ha divulgado contratos, correos electrónicos de compras de equipos de vigilancia, ¿qué nos puede decir al respecto?

Miguel Ángel Osorio Chong: Respecto a los equipos que usted refiere, fueron comprados en la administración pasada. Esta administración no ha comprado ningún equipo a este gobierno.

La respuesta del secretario de Gobernación contrasta con los datos contenidos en el historial de clientes de la empresa Hacking Team. Ahí se registra que el CISEN a través de Gobernación continuó haciendo pagos en el presente sexenio, En el 2014 y 2015 se registraron cantidades de 205 mil euros.

Pemex y varios gobiernos estatales también registraron pagos realizados en años 2013 o 2014. En el caso dela secretaría de Marina y Policía Federal no se especifica.

Luis Fernando García de la Red en Defensa de los Derechos Digitales recordó que estos son apenas los primeros hallazgos de la revisión que se está realizando a los documentos filtrados. Se esperan nuevos hallazgos que podrían ser incluso más relevantes en los próximos días por lo que consideró urgente que se analice con seriedad el tema.

“”Las filtraciones demuestran que múltiples autoridades mexicanas han gastado cerca de 100 millones de pesos para espiar a la población. Resulta particularmente preocupante que algunas autoridades ni siquiera tengan facultades para la intervención de comunicaciones privadas. Resulta urgente una investigación seria e imparcial pues existen altos indicios de que al menos algunas autoridades han contratado y utilizado estas formas de vigilancia de manera ilegal” dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Consecuencias del covid-19: 'Mi fatiga no se parecía a nada que hubiera experimentado antes'

La fatiga crónica es uno de los síntomas que experimentan miles de pacientes recuperados de covid-19, incluso aquellos que no estuvieron tan enfermos como para estar hospitalizados. Jade cuenta cómo fue su caso.
22 de septiembre, 2020
Comparte
Jade Gray-Christie

Zoë Savitz/BBC News
Jade Gray-Christie nunca fue hospitalizada, pero meses después de haberse recuperado sufre fatiga crónica.

Si has leído noticias de personas con coronavirus que experimentaron síntomas “permanentes”, puede que la historia de Jade Gray-Christie te resulte familiar. Ella tenía síntomas “leves” y no fue hospitalizada, pero su vida dio un vuelco desde que se enfermó en marzo.

Antes de la pandemia, Jade tenía una vida muy ocupada.

Esta londinense, de 32 años de edad, compaginaba un gratificante trabajo dando apoyo a jóvenes de entornos desfavorecidos con una vida social activa, e iba al gimnasio tres veces por semana.

Pero en las primeras horas de la mañana del 15 de marzo, Jade llegó a casa tras un largo día de trabajo y supo que algo no iba bien.

“Me sentía fatal. Tenía mucho calor y mucho frío, y no paraba de toser, toser y toser”, me contó en voz baja, con dificultad para respirar.

A medida que pasaron los días, Jade, que es asmática y vive sola, comenzó a sentirse peor y más asustada.

Llamó al 111 (el número de emergencias). Le enviaron una ambulancia, pero los paramédicos se negaron a entrar. “Me hablaron a través de la ventana y me preguntaron qué me pasaba”, dice ella.

Jade Gray-Christie

Zoë Savitz/BBC News
Los paramédicos no quisieron entrar a casa de Jade.

Tumbada en la cama y sin apenas poder pronunciar las palabras, Jade explicó que tenía problemas para respirar y que le dolía mucho el pecho.

Le dijeron que tenía la típica “tos covid”, pero por su edad no podían llevarla al hospital. Eres joven y tu cuerpo es lo suficientemente fuerte como para recuperarse, le dijeron.

Jade se sorprendió. “¿Qué hago con mi respiración? Soy asmática. Vivo sola, así que si pasa algo no tengo a nadie que me ayude“, les comentó.

Pero ellos le respondieron que no se llevaban a nadie menor de 70 años por si pudiera contagiar a alguien más en el hospital.

“Comprendí lo que decían, pero al mismo tiempo estaba muy mal y no sabía qué iba pasar. Por las noches sentía miedo al acostarme”, dice Jade.

Con el tiempo, parecía mejorar poco a poco. Pero cada vez que pensaba que estaba recuperándose, sus síntomas volvían.

En mayo, se sintió lo suficientemente bien como para comenzar a trabajar desde casa a tiempo parcial. Tenía dolor en el pecho y a veces se sentía cansada, pero pensó que se las podría arreglar.

Hasta que a finales de mes, algo cambió.

Durmiendo 16 horas al día

“Mi pecho volvió a empeorar. Me costaba respirar y no podía salir de la cama”, dice ella. “Mi fatiga no se parecía a nada que hubiera experimentado antes”.

Los inhaladores de Jade

Zoë Savitz/BBC News
Jade tiene un inhalador para el asma y recibió dos más para tratar la covid.

Los meses pasaron con pocas mejoras. A veces dormía más de 16 horas al día y le costaba hacer las actividades diarias para cuidar de sí misma.

Cuando hablé con Jade a fines de julio, me contó que su médico le había dicho que tenía fatiga posviral, pero no le dieron ningún consejo sobre cómo manejar sus síntomas, más allá de que estableciera una rutina para dormir y despertar.

La idea era aprender estrategias de recuperación para ayudar a mejorar su calidad de vida y estabilizar su salud.

Pero a Jade le costó entender cómo aplicarlo a su vida. Mantener una rutina le resultaba casi imposible, ya que a menudo se despertaba agotada y se volvía a dormir.

“Cuando hablé con el médico sobre mis mareos, el hecho de que me hubiera desmayado y también sobre mi fatiga, me dijo abiertamente que no sabía cómo ayudarme y que el virus todavía es muy nuevo. Esto, por supuesto, me hizo sentirme aún peor “, comenta.

“Si los médicos no podían ayudarme, ¿entonces quién?”, se preguntó.

Jade Gray-Christie usando su laptop

Zoë Savitz/BBC News
Jade se sintió desesperada; no sabía a quién pedir ayuda.

Covid “de largo plazo”

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que no comprende por completo la covid-19.

Dice que los plazos de recuperación típicos son de dos semanas para pacientes leves, y hasta ocho para los que están graves, pero reconoce que hay personas como Jade que continúan teniendo síntomas durante más tiempo.

En tales casos, dice la OMS, los síntomas pueden incluir fatiga extrema, tos persistente o intolerancia al ejercicio. El virus puede causar inflamación en los pulmones, los sistemas cardiovascular y neurológico, y el cuerpo puede tardar mucho en recuperarse.

La experiencia de Jade le ha ocurrido a otras decenas de miles de personas,y se conoce como “covid de largo plazo”.

Barbara Melville, administradora de un grupo de apoyo en Facebook para este tipo de pacientes, explica que muchos de ellos dicen que no tienen acceso al cuidado y apoyo que necesitan, que no les toman en serio o que les dicen que sus síntomas son causados por ansiedad.

Short presentational grey line

BBC

Cómo conservar la energía si tienes fatiga

  • Para lidiar con la fatiga, los terapeutas ocupacionales usan “las tres pes”: planificación, pacing (ritmo) y priorización
  • Esto implica identificar estrategias para facilitar las cosas y gestionar la energía de forma más eficaz
  • Por ejemplo, si la ducha es agotadora, inténtalo en otro momento del día o siéntate en lugar de quedarte de pie
  • Divide las actividades en tareas más pequeñas y distribúyelas a lo largo del día
  • Planifica de 30 a 40 minutos de descansos entre actividades

Lauren Walker, Royal College of Occupational Therapists, Reino Unido

Short presentational grey line

BBC

¿Dónde deja esto a los pacientes? Para muchos es una cuestión de paciencia.

En el caso de Jade, su salud sigue con altibajos, pero ahora recibe sesiones de fisioterapia y de terapia ocupacional en la clínica covid del centro hospitalario University College Hospital de Londres.

Sus jefes han sido un gran apoyo, lo cual ha marcado la diferencia. Le dijeron que habían visto muchos casos similares.

“Fue un gran alivio,”, dice ella, tras haber pasado muchos meses sintiendo que tenía que demostrar que lo que le estaba ocurriendo no estaba “todo en su cabeza”.

Al final, recibió una carta confirmando su diagnóstico de covid-19 esta semana.

Jade planea ahora trabajar desde casa por el resto del año, con horas y responsabilidades reducidas, y le han aconsejado que divida su día, trabajando en períodos de dos horas con pequeños descansos en el medio.

Está contenta de poder volver al trabajo y de tener su mente activa.

jade en la puerta de su casa

Zoë Savitz/BBC News
A la joven inglesa le gusta haber vuelto a trabajar.

Barbara Melville advierte que no todos los empleadores son tan comprensivos y afirma que ha leído muchas historias en su grupo de apoyo de personas obligadas a regresar al trabajo demasiado pronto.

“Tienen miedo de no poder alimentar a sus familias. El descanso y la regulación del ritmo de vida son un privilegio“, comenta a la BBC.

Otros le han dicho que sufren discriminación en el trabajo porque no pueden proporcionar pruebas de que tenían la enfermedad, a pesar de que no hubo tests disponibles durante meses, y no se les dieron los ajustes que necesitaban para trabajar de manera segura.

Sin embargo, tiene la esperanza de que esta crisis lleve a un cambio cultural en cómo se trata a las personas que viven con problemas de salud a largo plazo.

“La covid ha puesto de relieve las desigualdades y esta es una oportunidad para empezar a hacer algo“, señala.

Jade dice que tras haberse enfermado sintió realmente que su vida se acababa. Solo cuando comenzó a recibir apoyo, atención y comprensión las cosas comenzaron a cambiar para ella.

Ahora siente que puede encontrar una manera de hacer frente a su nueva normalidad.

Fotografía de Zoë Savitz

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.