close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

México, el principal cliente de una empresa que vende software para espiar

Según Osorio Chong, los “equipos” fueron adquiridos en la “administración pasada” ; sin embargo, la información de la empresa italiana evidencia pagos hechos en esta administración. En algunos casos el software se contrató a través de intermediarios que ya han firmado contratos con distintos gobiernos en México para equipos de seguridad físicos y digitales.
AP
Por Arturo Angel
7 de julio, 2015
Comparte
Foto: AP

Foto: AP

Por lo menos 16 gobiernos estatales y dependencias federales de nuestro país pagaron más de 100 millones de pesos en los últimos cuatro años a la empresa italiana Hacking Team, una compañía que bajo la fachada de una empresa de ciberseguridad vende software malicioso a 35 países en el mundo, entre ellos varios señalados por graves violaciones a derechos humanos.

La cantidad de dinero entregado o comprometido de pago a los hackers italianos convierte a México en el principal cliente de dicha compañía, por encima de países como Rusia, Uzbekistán, Sudán, Chipre o Egipto.

La lista de clientes en México incluye desde instancias como el CISEN, la Policía Federal y Petróleos Mexicanos (Pemex) hasta gobiernos locales como el del Estado de México, Jalisco o Querétaro.

¿Y que han comprado exactamente estas dependencias y administraciones? Principalmente un software conocido como Remote Control System, bautizado por los italianos como “Da Vinci”, el cual es un programa malicioso que se instala incluso en teléfonos celulares y permite extraer todo tipo de información y hasta registrar que botones se oprimen en un teclado.

Esta información corresponde a los primeros hallazgos que expertos en derechos digitales están obteniendo de los más de 400 GB de información que fue sustraída de los archivos de la firma y revelados a través de su propia cuenta de Twitter la noche del 5 de junio.

Cabe señalar que Reporteros Sin Fronteras ha calificado públicamente a la empresa con sede en Milán como “enemigos de la internet” por sus herramientas ofensivas capaces de romper códigos encriptados y violentar los derechos a la privacidad no solo de periodistas sino de la sociedad en general.

Luis Fernando García, director de la Red en Defensa de los Derechos Digitales, una organización no gubernamental que está haciendo un análisis pormenorizado de la información revelada, consideró necesario que se inicie una investigación urgente en torno a este espionaje, ante la posibilidad de que los programas se estén usando fuera del marco legal.

De acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales y otras leyes generales, solamente las agencias del Ministerio público y Fiscalías además de órganos de inteligencia están facultados para realizar una intromisión de comunicaciones privadas y siempre dentro del marco de una averiguación previa.

Pero en la lista de clientes revelada en México aparecen instancias como el Cuerpo de Seguridad Auxiliar Mexiquense o Petróleos Mexicanos que no tienen esas facultades.

Sobre este tema, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aceptó ayer que este tipo de equipos fue adquirido por México pero dijo que lo anterior ocurrió “en la administración pasada” y no en la actual, aunque la información de la compañía italiana evidencia una situación distinta.

Animal Político consultó además a la Policía Federal y a la Procuraduría General de la República (PGR) en torno a este tema y en ambos casos s señaló que la información revelada estaba siendo revisada.

hackers1 (1)

Hacking Team… hackeado

Los orígenes del Hacking Team se remontan  –según el sitio especializado en tecnología Gizmodo–  a 2001, cuando dos programadores italianos, Alberto Ornhagi y Marco Valleri, diseñaron una herramienta digital llamada “Ettercap”, que era capa de sustraer contraseñas y quebrar algunos archivos encriptados.

La Policía de Milán detectó esta actividad, pero decidió apoyar a los hackers en beneficio de varias investigaciones en curso, algunas de ellas en contra de grupos de la mafia. Con el tiempo más gente se unió a la pareja italiana hasta formar la empresa que hoy cuenta con cerca de medio centenar de especialistas en su nómina.

Según declaraciones realizadas por uno de los cofundadores de la compañía en 2012, la firma era capaz de facturar hasta 700 mil euros en un año.

Pero los programas diseñados por Hacking Team despertaron en los últimos años el malestar de varios organismos internacionales. En especial el software Da Vinci fue puesto bajo la lupa por la artera violación que representa al derecho a la privacidad. En países como los Emiratos Árabes o Marruecos se acusó a la empresa de facilitar el espionaje de activistas y periodistas.

Fernando García explicó en entrevista con Animal Político que dicho programa tiene la capacidad incluso de espiar conversaciones vía Skype o WhatsApp, saquear toda la información de un disco duro y convertir en auténticos micrófonos espía teléfonos o equipos de cómputo.

Públicamente Hacking Team señalaba que su actividad era brindar soluciones de ciberseguridad tanto ofensivas como defensivas, y negó que colaborara con países señalados por Naciones Unidas de no respetar los derechos humanos.

Pero la información sustraída de la empresa en las últimas horas por otros hackers no identificados hasta ahora, evidencia que dicha empresa tiene contratos con por lo menos 35 países, algunos de ellos relacionados con gobiernos opresores y dictaduras.

Uno de los documentos filtrados y que parece evidenciar la doble “moral” de la empresa es un listado de países clientes. Ahí figuran naciones como Rusia o Sudán acompañados de una leyenda que dice “no apoyados oficialmente”, es decir, que los negocios que se hacen con ellos no se informan e incluso se niegan ante la opinión pública.

Los clientes mexicanos

hackers2 (1)

La Red en Defensa de los Derechos Digitales reveló ayer 6 de julio algunos de los documentos y facturas relacionados con los clientes en México de la empresa Hacking Team.

El archivo central en formato Excel denominado “Customer History” (historial de clientes traducido al español]) es una relación hecha por la empresa italiana de más de 75 instancias en distintos países que han contratado o renovado licencias del software comercializado.

México es el país con más clientes en la base de datos de la firma de hackers – 16 en total – los cuales han pagado en total cinco millones 808 mil 874 euros. Si además se suman las promesas de pago para 2015, la cifra asciende a seis millones 388 mil 784 euros, que equivalen a casi 111 millones de pesos.

Una gráfica elaborada por la misma empresa coloca a México en el primer sitio de la lista de compradores incluso por encima de Italia, país sede del Hacking Team. El top cinco lo completan Marruecos, Arabia Saudita y Chile.

De entre los clientes mexicanos la Secretaría de Gobernación a través del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) es el comprador más activo y que ha pagado más con casi un millón 400 mil euros facturados por el software. Le siguen la Procuraduría General de Justicia del estado de México y el gobierno de Jalisco con pagos superiores a los 700 mil euros.

Las otras dependencias federales que figuran son la Policía Federal, la Secretaría de Marina y Pemex. También aparecen gobiernos estatales o dependencias locales de Jalisco, estado de México, Nayarit, Sonora, Durango, Yucatán, Campeche, Querétaro y Tamaulipas.

La Red en Defensa de los Derechos Digitales identificó varias facturas de estos servicios. En algunos casos como el del CISEN fue la propia dependencia la que aparece como cliente pero en otras figuran empresas intermediarias.

Entre esas compañías está por ejemplo SYM Servicios Integrales que ha firmado contratos para la venta de equipos de seguridad con Jalisco en los últimos años. Entre esos contratos está, por ejemplo, el de chalecos antibala o el de la instalación de 250 cámaras de seguridad.

Otra empresa es Dynamic Trading Exchange Technologies Corporativo México, S. de R.L la cual fue señalada este mismo año por la Auditoría Superior de la Federación respecto a presuntas irregularidades en la venta del software “Eyenet” a Pemex. Los auditores consideraron que no había justificación para la compra de dicho programa en un contrato que superó los 108 millones de pesos.

Segob niega, pero…

Luego de un encuentro sobre igualdad de género, el secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong fue cuestionado en Yucatán respecto a la compra de software espía hecha por México evidenciada en la filtración a la firma italiana. El funcionario deslindó a la presente administración federal de este hecho.

Animal Político reproduce la respuesta textual de la versión estenográfica que Gobernación entregó a este medio luego de que se solicitaron datos respecto a la compra de dichos programas.

Reportero: la prensa internacional acaba de dar a conocer que el Gobierno de México estaba comprando sistema de vigilancia a una compañía italiana llamada Hacking Team, y se ha divulgado contratos, correos electrónicos de compras de equipos de vigilancia, ¿qué nos puede decir al respecto?

Miguel Ángel Osorio Chong: Respecto a los equipos que usted refiere, fueron comprados en la administración pasada. Esta administración no ha comprado ningún equipo a este gobierno.

La respuesta del secretario de Gobernación contrasta con los datos contenidos en el historial de clientes de la empresa Hacking Team. Ahí se registra que el CISEN a través de Gobernación continuó haciendo pagos en el presente sexenio, En el 2014 y 2015 se registraron cantidades de 205 mil euros.

Pemex y varios gobiernos estatales también registraron pagos realizados en años 2013 o 2014. En el caso dela secretaría de Marina y Policía Federal no se especifica.

Luis Fernando García de la Red en Defensa de los Derechos Digitales recordó que estos son apenas los primeros hallazgos de la revisión que se está realizando a los documentos filtrados. Se esperan nuevos hallazgos que podrían ser incluso más relevantes en los próximos días por lo que consideró urgente que se analice con seriedad el tema.

“”Las filtraciones demuestran que múltiples autoridades mexicanas han gastado cerca de 100 millones de pesos para espiar a la población. Resulta particularmente preocupante que algunas autoridades ni siquiera tengan facultades para la intervención de comunicaciones privadas. Resulta urgente una investigación seria e imparcial pues existen altos indicios de que al menos algunas autoridades han contratado y utilizado estas formas de vigilancia de manera ilegal” dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Samuel Little: el historial del mayor asesino serial en EU, según el FBI

Samuel Little pasará a la historia como el mayor asesino serial convicto de EE.UU. El hombre de 79 años dejó estupefactos a los detectives por la cantidad de detalles que ofreció a las autoridades en sus confesiones, lo que ha permitido vincularlo hasta ahora con medio centenar de muertes.
8 de octubre, 2019
Comparte

Su nombre es Samuel Little, pero para el experimentado detective Tim Marcia, este hombre de 79 años “es pura maldad”.

El estadounidense, sentenciado a tres cadenas perpetuas por el asesinato de tres mujeres en el área de Los Ángeles, se encuentra actualmente en una prisión de Texas desde la que el año pasado decidió hablar sobre su pasado criminal.

Little dijo haber matado al menos a 93 personas entre 1970 y 2005.

Siguiendo las pistas ofrecidas en sus confesiones, el Buró Federal de Investigaciones estadounidense (FBI, por sus siglas en inglés) inició un esfuerzo para comprobar sus palabras y tratar de esclarecer la mayor cantidad de crímenes posibles.

Los resultados son espeluznantes.

Hasta ahora, la policía ha logrado vincular a Little con 50 homicidios ocurridos entre 1970 y 2005, cifra que según el FBI lo convierte en el asesino en serie convicto con más víctimas en la historia moderna de Estados Unidos.

En una declaración divulgada este lunes, este cuerpo de investigación señaló que sus analistas consideran que “todas sus confesiones son creíbles”.

Dibujos de Samuel Little

AFP
El FBI dio a conocer los retratos que Samuel Little hizo de sus víctimas con la esperanza de que las mujeres puedan ser identificadas.

Aún trabajan en los 43 casos restantes sobre los cuales confesó.

“Aunque ya él está en prisión, el FBI cree importante buscar justicia para cada víctima, cerrar cada caso posible”, dijo en una declaración Christie Palazzolo, analista criminal del FBI.

Pero ¿quién es Little y qué dijo en sus confesiones?

“Pura maldad”

“Lo creas o no, solo ves el mal unas pocas veces en tu carrera”, le dijo Marcia, del Departamento de Policía de Los Ángeles, al diario The New York Times.

“Mirándolo a los ojos, diría que él era pura maldad”, contó.

Y es que la cantidad de detalles sobre los asesinatos que Little dice haber cometido, la mayoría contra mujeres, dejó estupefactos a detectives, policías y fiscales.

Da miedo la claridad que tiene sobre ciertas cosas después de todo este tiempo. Recuerda nombres y caras”, le contó al diario el detective Michael Mongeluzzo, del condado Marion (Florida), donde ocurrió uno de los asesinatos confesados por Little.

Samuel Little con su abogado en 2014

Getty Images
Samuel Little (derecha) fue sentenciado a tres cadenas perpetuas en 2014 por el asesinato de tres mujeres en California.

El peso de este caso hizo que el estadounidense fuera referido al Programa de Captura de Criminales Violentos del FBI (ViCAP, por sus siglas en inglés), que luego hizo público un reporte en el que indicaron que las víctimas confirmadas de Little tienen “patrones alarmantes” y “vínculos convincentes” con muchos otros asesinatos sin resolver en Estados Unidos.

“El método de matar de Little no siempre dejó signos evidentes de que la muerte fue un homicidio”, recoge el informe.

“Sin puñaladas ni heridas de bala, muchas de estas muertes no se clasificaron como homicidios, sino que se atribuyeron a sobredosis de drogas, accidentes o causas naturales”.

Muchos casos sin resolver que estaban archivados en al menos 14 estados de todo EE.UU. han sido desempolvados a la luz de las revelaciones de este hombre.

Las víctimas: mujeres pobres o adictas

Little está encarcelado desde 2013 en Los Ángeles por el asesinato de tres mujeres entre 1987 y 1989, crímenes por los cuales cumple tres sentencias de cadena perpetua.

Pero en julio de 2018, pruebas de ADN confirmaron su implicación en la muerte de Denise Christie Brothers, por lo que fue transferido a la prisión del condado Ector, en Texas.

Allí, un detective identificado por el diario The Washington Post como James Holland se ganó la confianza de Little y logró que hablara sobre sus crímenes del pasado.

El exboxeador acumuló un centenar de arrestos por delitos como secuestro, violación o robo a mano armada durante cinco décadas.

Se las arreglaba para salir de la cárcel “una y otra vez”, explicó Beth Silverman, la fiscal de Los Ángeles que logró las tres sentencias contra Little.

Familiares de una de las víctimas de Little

Getty Images
Samuel Little fue detenido en Kentucky luego de que se comprobó su relación con un asesinato en California a través de pruebas de ADN.

Las confesiones muestran que Little tenía como víctimas en su mayoría a mujeres, muchas de ellas pobres o con adicciones al alcohol o a las drogas, según los investigadores.

Los casos de ese tipo de víctimas frecuentemente quedan sin resolver en Estados Unidos, lo que pudo haber contribuido a la impunidad de Little durante años.

El estrangulamiento, su marca

Según las fuentes citadas por The Washington Post y The New York Times, el hombre se ganaba la confianza de las mujeres, las golpeaba, abusaba de ellas y las estrangulaba hasta matarlas.

La fiscal Beth Silverman señaló a The New York Times que la motivación sexual era lo que movía a Little, pero añadió que el hombre se ofende si alguien lo llama violador.

Little afirmó que tiene problemas de erección, pero los fiscales encontraron semen en los cuerpos y ropa de víctimas.

“La forma en que obtiene la satisfacción sexual es durante la estrangulación“, le dijo Silverman al diario.

Uno de los casos que confesó Little es el de Melissa Thomas, de 24 años, cuyo cadáver desnudo fue encontrado en 1996 en un cementerio de Opelousas, Luisiana.

Samuel Little con su abogado en 2014

Getty Images
Samuel Little ha sido descrito por los detectives como un “psicópata carismático”.

Aseguró que la conoció en la calle y la invitó a su auto a consumir drogas. Aparcaron junto al cementerio y cuando iban a tener relaciones sexuales en el asiento trasero, él comenzó a acariciarle el cuello.

“¿Por qué sigues tocándome el cuello? ¿Eres un asesino serial?”, le preguntó ella, según le contó Little a la detective del caso, Crystal LeBlanc.

Entonces Little se enfureció y decidió matarla.

Para LeBlanc, fue impresionante cómo Little recordaba nombres de calles, bares y la ubicación del cementerio de la pequeña iglesia de Opelousas.

El hombre usaba su fuerza de forma tan desmedida que una de sus víctimas a la que golpeó en el abdomen sufrió la rotura de la columna vertebral.

“Dios sabía todo”

Antes de las confirmaciones hechas en el caso de Little, Gary Ridgway, el “asesino de Green River”, era considerado como el mayor homicida serial en la historia moderna de EE.UU.

Ridgway se encuentra en prisión por la muerte de 49 personas en las décadas de 1980 y 1990.

Randy Kraft, otro homicida convicto, dijo haber matado al menos a 65, pero está en prisión solo por el asesinato de 16.

Gary Ridgway

Getty Images
Gary Ridgway, el “asesino de Green River”, se encuentra convicto por 49 asesinatos.

Los interrogadores coinciden en que Little no muestra signos de remordimiento, que cuenta todo a detalle, como por ejemplo dónde dejó el cuerpo de cada mujer hace años.

Según la descripción de detectives entrevistados por la prensa, Little habla con entusiasmo sobre sus crímenes y hasta se ríe cuando recuerda detalles. “Es un psicópata carismático”, dicen.

El sargento Mongeluzzo le preguntó cómo se las había arreglado para evitar ser capturado: “Puedo entrar en mi mundo y hacer lo que quiero hacer”, respondió Little en alusión a los barrios pobres con problemas de drogadicción.

Juicio.

Getty Images
La hermana de una de las víctimas del llamado “Asesino de Green River”, Debra Estes, habla durante el juicio contra Gary Ridgway.

A la detective LeBlanc le dijo: “Dios me hizo de esta manera, entonces ¿por qué debería pedir perdón?”, según The New York Times.

“Dios sabía todo lo que hacía”, añadió.

*Esta nota fue publicada originalmente el 27 de noviembre de 2018 y fue actualizada posteriormente luego de que el FBI confirmó a Little como el mayor asesino en serie de la historia moderna de EE.UU.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=MCmqUp2XTPY&t=112

https://www.youtube.com/watch?v=3rcExl9PeFo

https://www.youtube.com/watch?v=ZU3QkNT_HGo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.