Los beneficios que tendría para Grecia abandonar el euro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Los beneficios que tendría para Grecia abandonar el euro

Este martes Grecia se convirtió en el primer país desarrollado en incumplir un pago con el FMI, un paso más hacia su posible salida de la eurozona.
AP
Por BBCMundo
1 de julio, 2015
Comparte
banco griego

Grecia ha implementado un “corralito” bancario.

Este martes, el gobierno griego incumplió el plazo para pagar cerca de mil 700 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI).

También terminó el martes la vigencia de un plan de rescate financiero a Grecia otorgado por los organismos europeos y el FMI, sin que se sepa si esa ayuda continuará en el futuro, pues está sujeta a negociaciones entre Atenas y sus distintos acreedores.

Algunos ven estos acontecimientos como el principio del fin de la permanencia de Grecia en la Eurozona.

Para los defensores del proyecto de integración europea, se trata de una pésima noticia para los griegos.

Pero otros creen que puede representar una solución a la crisis económica y social que ha vivido el país europeo desde hace un lustro.

Sin acuerdo

Pese a que las autoridades griegas enviaron el martes a sus acreedores una propuesta de última hora para refinanciar partes de su deuda de cerca de US$360.000 millones con el FMI, el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE) -conocidos como la Troika- no se ha podido llegar todavía a un acuerdo.

El gobierno del primer ministro Alexis Tsipras ha convocado a un referendo el próximo 5 de julio para preguntar a la ciudadanía si acepta las condiciones de austeridad fiscal que la Troika de acreedores exigen para extender más ayuda financiera a Grecia.

Las autoridades europeas han dicho que el miércoles se reunirán para estudiar las nuevas propuestas griegas.

Pero hay quienes temen que ya sea tarde para evitar en los próximos días la declaratoria oficial de moratoria en la deuda griega, un proceso que puede llevar a que Grecia salga de la moneda común europea.

La pregunta que muchos se hacen ahora es si esta eventual salida es mala en cualquier circunstancia para Grecia.

null

Los griegos llevan semanas manifestándose por las calles de las principales ciudades del país.

Devaluación

Uno de los beneficios más grandes que podría tener Grecia si sale del euro, se resume en una palabra: devaluar.

Grecia no controla en este momento su política monetaria o cambiaria, manejada ahora desde el BCE.

Si se retirase del euro y retomara control de este aspecto de su política, podría devaluar su nueva moneda nacional, abaratando las exportaciones y haciendo más caras las importaciones.

Ello podría dar un impulso a la producción nacional de bienes y servicios.

La mayor industria griega es el turismo, que representa cerca del 18% del PIB. Si Grecia se cambiara a una moneda nacional que valga mucho menos que el euro, les resultarían también más baratas las vacaciones en las islas del Mediterráneo griego a miles de visitantes europeos que frecuentan sus playas.

Con ello aumentaría el trabajo para los griegos en este sector, en un momento en que casi una cuarta parta de la fuerza laboral del país se encuentra desempleada.

Deuda en euros

Pero la devaluación también tendría aspectos negativos.

“Los ciudadanos y empresas griegas que quedaran con deudas en euros verían aumentado el valor de sus obligaciones en moneda local”, le dice a BBC Mundo el académico Mohamed Chaudhury, experto en finanzas de la Universidad de McGill, en Canadá.

El académico Barry Eichengreen, profesor de la Universidad de Berkeley, en Estados Unidos, también tiene dudas sobre la conveniencia de abandonar la moneda común como un mecanismo para poder devaluar.

Dejar el euro tendría costos inmediatos representados en caos financiero, y toda clase de inestabilidad. Los beneficios en forma de más exportaciones llegarían muy despacio”, asegura el experto a BBC Mundo. Para Eichengreen, los costos de la devaluación superan ampliamente los beneficios.

Con una salida del euro, los griegos recobrarían también la capacidad de fijar la tasa de interés e imprimir moneda a su conveniencia, sin necesidad de pedir permiso a las autoridades europeas o someterse a las condiciones que éstas les pidan para que el BCE les ofrezca liquidez.

Pero como señala Chaudhoury, otro riesgo que se presenta con la posibilidad de devaluar y de aumentar la impresión de moneda local, es que esto lleve a un aumento significativo de la inflación.

“No hay almuerzo gratis”, le dice Chaudhury a BBC Mundo, advirtiendo que “aunque en el corto plazo podría haber ciertos beneficios para Grecia, en el largo plazo no es claro que esta situación fuera beneficiosa para el país”.

¿Más gasto social?

El otro aspecto enormemente controversial de la actual coyuntura griega es el que busca establecer qué le pasaría al país si finalmente se declara en cesación de pagos de los cerca de 360.000 millones que le debe a la Troika.

Algunos advierten que un incumplimiento de las deudas llevaría a Grecia a ser excluida en el futuro de los mercados financieros internacionales, lo que le impediría volver a pedir prestado, o podría obligar a los griegos a pagar intereses más elevados para obtener crédito, una vez el país quedara clasificado como “mal pagador”.

En cambio, otros sugieren que declararse en moratoria de pagos liberaría recursos del gobierno que hoy se dedican al servicio de la deuda, y que en cambio se podrían destinar a mayor gasto social o a mejorar la competitividad del país.

Algunos presentan como ejemplo la experiencia de Argentina, que a principios de 2002 declaró la mayor cesación de pagos de la historia.

“Después del default, Argentina empezó a crecer a una tasa del 8% anual, la segunda más alta en el mundo después de China”, le dijo este lunes a BBC Mundo el Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz.

“La experiencia argentina prueba que hay vida después de una restructuración de deuda”, agregó el economista.

Pero Barry Eichengreen está más del lado de los pesimistas en este aspecto.

“Grecia tendrá que restructurar su deuda ya sea que se quede o que se vaya del euro. Si coopera con los acreedores, podrá regresar al mercado de capitales después de un tiempo. Si en cambio, se declara en default unilateralmente, el país se verá en los zapatos de Argentina, sin poder pedir prestado por una década o más”, asegura Eichengreen a BBC Mundo.

Lo inédito

¿Aplicará esto también para Grecia?

null

Muchos temen el efecto político de la crisis económica.

El problema de aventurar una hipótesis de esta clase es que hay pocos antecedentes de una situación semejante en años recientes.

Grecia es el primer país desarrollado en incumplir sus obligaciones con el FMI.

Sería el primero en retirarse del euro.

Y parece estar encaminándose a protagonizar uno de los defaults más grandes de la historia.

Por lo que, incluso los que advierten que podrían salir cosas buenas de todo esto, saben que Grecia corre riesgos enormes para su bienestar económico y estabilidad política por cuenta de su actual crisis de deuda, independiente del camino que al final escoja.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el "agua muerta", el fenómeno que atrapa a los barcos en medio del océano

Un estudio realizado en Francia explica un fenómeno que ha dejado perplejos a los oceanógrafos desde que fue observado por primera vez en 1893 por el explorador noruego Fridtjof Nansen.
1 de agosto, 2020
Comparte

En 1893, el explorador noruego Fridtjof Nansen comenzó una expedición al Polo Norte que le daría fama mundial por conseguir romper el récord de latitud norte.

Esa travesía también lo convertiría en la primera persona en observar un extraño fenómeno que ha desconcertado a los oceanógrafos por más de un siglo.

Cuando navegaba por las aguas del Ártico, al norte de Siberia, Nansen notó que de pronto su barco, el Fram, comenzó a detenerse, a pesar de que sus motores andaban a toda máquina.

El aventurero describiría la anomalía como una “fuerza misteriosa” que retenía a su embarcación, haciendo que casi no pudiera maniobrar.

“Hicimos bucles en nuestro curso, a veces dimos vueltas, probamos todo tipo de estrategias para evitarlo, pero con muy poco éxito”, relató luego.

Nansen se convirtió así en el primero en observar este fenómeno, al que le dio el nombre de “agua muerta”.

Capas

Once años más tarde, en 1904, el físico y oceanógrafo sueco Vagn Walfrid Ekman logró identificar qué causaba esta anomalía.

Ekman demostró en un laboratorio que olas formadas en esta parte del océano Ártico debajo de la superficie, entre capas de agua salada y dulce -que tienen distinta densidad- interactuaban con un barco, generando resistencia.

Ártico

Getty Images
En el agua del Ártico se mezclan capas de diversa salinidad.

Lo atribuyó a los glaciares que se derretían, formando una capa de agua dulce sobre el mar, más salado y denso.

Sin embargo, en sus pruebas de laboratorio, Ekman vio que las olas de arrastre generaban oscilaciones en la velocidad del barco.

Esto difería de las observaciones de Nansen, cuyo barco se detuvo a una velocidad constante y anormalmente baja.

Hasta ahora nadie había podido explicar estas diferencias, ni tampoco entender exactamente cómo funciona el efecto que genera el agua muerta.

Pero un equipo interdisciplinario del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS), la institución de investigación más importante de Francia, y de la Universidad de Poitiers, cree haber develado ambos misterios.

“Cinta transportadora”

El grupo de físicos, expertos en mecánica de fluidos y matemáticos franceses utilizó una clasificación matemática de diferentes olas internas y un análisis de imágenes experimentales a escala de subpíxel para estudiar el fenómeno.

En un trabajo que publicaron a comienzos de julio en la revista científica PNAS concluyeron que las variaciones de velocidad descritas por Ekman se deben a la generación de olas que actúan como una especie de “cinta transportadora ondulante”.

Cinta transportadora con valijas en un aeropuerto

Getty Images
El agua muerta atrapa a los barcos y hace que se muevan hacia adelante y hacia atrás, como si estuvieran en una cinta transportadora ondulante, descubrieron los científicos franceses.

Esta “cinta” hace que las embarcaciones se muevan hacia adelante y hacia atrás.

Los científicos también lograron unificar las observaciones de Ekman con las de Nansen, afirmando que el efecto oscilante es solo temporal.

Finalmente “el barco termina escapando y alcanza la velocidad constante que describió Nansen“, publicaron en su estudio.

Los expertos resaltaron que el fenómeno no solo se da en lugares con glaciares, sino en todos los mares y océanos donde se mezclan aguas de diferentes densidades.

“También se encuentra en lagos fríos de montaña en verano porque hay estratificación de la temperatura, y por lo tanto, existe el riesgo de que los nadadores se ahoguen”, advirtió el coautor del estudio Germain Rousseaux, en declaraciones al diario ABC de España.

Rousseaux agregó que el fenómeno ocurre además en la desembocadura de ríos como el Orinoco, en América del Sur, debido al flujo de los ríos con sedimentos sobre el agua salada del mar.

Cleopatra

Curiosamente, este estudio no se realizó con el fin de develar el misterio de lo que le ocurrió a Nansen hace más de un siglo, sino para desentrañar una incógnita mucho más antigua.

Ilustración de la Batalla de Accio

Getty Images
¿Quedó la flota de Cleopatra y Marco Antonio atrapada en agua muerta durante la Batalla de Accio?

El trabajo forma parte de un gran proyecto que investiga por qué durante la Batalla de Accio o Actium (en el año 31 a. C.), en la Grecia antigua, las grandes naves de Cleopatra y Marco Antonio perdieron cuando se enfrentaron a los buques más débiles de César Octavio.

¿Podría la bahía de Accio, que tiene todas las características de un fiordo, haber atrapado a la flota de la reina de Egipto en agua muerta?

Eso fue en realidad lo que se preguntaron los científicos franceses.

“Ahora tenemos otra hipótesis para explicar esta rotunda derrota, que en la antigüedad se atribuía a rémoras, ‘peces lechón’ adheridas a los cascos, según decía la leyenda”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SON0H-nAbZw

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=JwghZEmvmb8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.