Los cesados por fuga del 'Chapo': una dirigió el penal de donde escapó por 1a. vez
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Los cesados por fuga del 'Chapo': una dirigió el penal de donde escapó por 1a. vez

Celina Oseguera dirigió el penal del que 'el Chapo' se escapó la primera vez, Valentín Cárdenas estuvo al frente de un penal federal en Sinaloa y Juan Ignacio Hernández era la máxima autoridad de los penales del país, a pesar de no tener experiencia en temas de operación o administración de centros penitenciarios federales.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel @arturoangel20
17 de julio, 2015
Comparte
El titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció la destitución de tres mandos del sistema penitenciario, luego de la fuga de 'el Chapo'. // Foto: Cuartoscuro.

El titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció la destitución de tres mandos del sistema penitenciario, luego de la fuga de ‘el Chapo’. // Foto: Cuartoscuro.

El secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong dio a conocer el pasado lunes 12 de julio la destitución de tres mandos pertenecientes a la cúpula del sistema penitenciario nacional, luego de que el líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera alias ‘el Chapo’, se escapó por segunda vez de una cárcel de máxima seguridad.

Una de las cesadas fue la encargada de los centros federales de readaptación social, Celina Oseguera Parra, quien en la década de los noventa fue directora del penal federal de Puente Grande, instalación de donde se escapó por primera vez Guzmán Loera.

Otro de los destituidos, el director del penal del Altiplano, Valentín Cárdenas Lerma, estuvo hasta 2014 al frente del Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) número 8 ubicado en Sinaloa, entidad considerada el corazón operativo del Cártel del Pacífico que dirige ‘El Chapo’ Guzmán. En dicho penal ya se había registrado un intento de fuga el año pasado.

Juan Ignacio Hernández Mora, comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social y que también fue removido del cargo, no contaba con experiencia por lo menos en el área de penales federales y aun así fue designado como cabeza de todo el sistema carcelario del país en 2014.

Animal Político, con los datos disponibles públicamente, presenta el perfil de los tres funcionarios ligados ahora por el escape del ‘Chapo’.

Celina Oseguera Parra.

Celina Oseguera Parra es una funcionaria experimentada en el ámbito penitenciario del país. En más de dos décadas ha sido directora de tres penales de alta seguridad (entre ellos los dos de donde ya se fugó Guzmán Loera) y ha llegado a ser la titular de todo el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y readaptación Social (OADPRS).

Egresada de la carrera de Derecho por la Universidad de Colima y con maestría en criminalística, ocupó su primer puesto de jerarquía en 1993 cuando fue asignada directora del CEFERESO número 2 Occidente de Puente Grande Jalisco.

Cuando el 22 de noviembre de 1995, luego de un supuesto primer intento de fuga, Guzmán Loera fue cambiado del penal de Almoloya al de Puente Grande en Jalisco, este seguía bajo la dirección de Oseguera Parra, quien a la postre reconocería que el capo estableció “relaciones no convenientes” con funcionarios del centro penitenciario que facilitaron su fuga.

En 2001, año en que Guzmán Loera se escapó, Oseguera ya no seguía al frente de ese penal sino que ocupaba la dirección de la cárcel de Almoloya (antes llamado penal de La Palma y hoy Altiplano) de donde el capo había sido movido previamente.

Los ceses y cambios inmediatos que siguieron en la estructura penitenciara tras el primer escape de ‘el Chapo’ llevaron a Celina Oseguera a ser nombrada titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), cargo en el que permaneció un año, y que volvería a repetir en el 2007 por otro periodo de un año.

Antes de volver al sistema penitenciario federal, Oseguera se desempeñó a nivel estatal en varias estructuras penitenciarias.

Uno de sus cargos más prolongados, por casi cinco años, fue el de subsecretaria del Sistema Penitenciario del Distrito Federal, es decir, era la titular de todos los reclusorios de la capital del país. Durante su administración prácticamente la población de reos en la capital se duplicó hasta llegar a más de 40 mil.

Durante su administración enfrentó varias situaciones de crisis y críticas. Por ejemplo, en febrero de 2009 se descubrió que se habían dado facilidades en el penal de Santa Martha Acatitla para que Sandra Ávila Beltrán, alias ‘La Reina del Pacífico’, recibiera visitas de personas sin autorización que supuestamente le brindaron un tratamiento estético.

Otro ejemplo fue el de enero del 2013 cuando se publicó que durante su gestión Oseguera contrató a personas dentro del área de seguridad penitenciaria sin que estos hubieran aprobado los exámenes de control de confianza.

En el arranque de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, Oseguera Parra regresó al sistema penitenciario federal primero con un cargo directivo y luego ya como coordinadora de los centros federales de readaptación social.

Fue precisamente durante esta nueva fase de su gestión en los CEFRESOS, en agosto de 2013, cuando Rafael Caro Quintero salió del penal federal de Puente Grande. No se trató de una fuga sino de una decisión de un tribunal federal que determinó echar abajo la sentencia que se le había impuesto por el homicidio de un agente de la DEA.

Valentín Cárdenas Lerma.

De profesión psicólogo, la experiencia de este funcionario en el sistema penitenciario es de más de una década, según lo declarado el pasado 13 de julio por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, durante la conferencia de prensa en la que se dio a conocer, entre otras cosas, su destitución.

Animal Político no pudo ubicar públicamente un currículum o perfil de su trayectoria. En la página www.servidorespublicos.gob.mx, que contiene, entre otras cosas las declaraciones patrimoniales y perfiles de los servidores públicos, no fue posible localizarlo.

Pero por notas informativas se identifica a Valentín Cárdenas Lerma como director del Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) número 8 ubicado en Guasave, Sinaloa, cargo que habría ocupado por lo menos hasta enero de 2014, cuando fue cambiado de penal para ocupar la dirección de El Altiplano.

Su llegada al conocido reclusorio de Almoloya ocurrió semanas antes de que Joaquín Guzmán Loera fuera ingresado en dicho centro tras su recaptura en febrero de 2014 y en el que permaneció hasta fugarse el pasado 11 de julio.

De acuerdo con datos oficiales del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social durante en 2013, con Cárdenas Lerma al frente, se presentaron 133 incidentes de distinta índole en el CEFERESO número 8, entre ellos 41 riñas, un intento de suicidio, 12 agresiones a terceros, entre otros.

En 2014, cuando Cárdenas ya había dejado la dirección de este centro penitenciario, los incidentes bajaron a 98, aunque se presentó un intento de fuga, que según las investigaciones se había planeado varios meses atrás.

En cambio, en el CEFERESO número 1 del Altiplano hubo 142 incidentes de todo tipo durante 2014, un incremento de 69% en comparación con el año pasado.

Cabe señalar que la Procuraduría General de la República (PGR) tiene identificados entre los principales sospechosos de la fuga de ‘El Chapo’ a Valentín Cárdenas Lerma, quien fue trasladado a la SEIDO para que rinda declaración. Las investigaciones apuntan a que el capo o sus cómplices tuvieron acceso a información privilegiada del centro federal.

Juan Ignacio Hernández Mora.

El depuesto titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social no contaba con experiencia amplia en temas de operación o administración de centros penitenciarios federales, como lo evidencia la información sobre su perfil, que puede consultarse en el portal www.servidorespublicos.gob.mx.

Hernández Mora, doctor en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Madrid, se desempeñó del año 2000 al 2005 como secretario técnico del Banco Nacional de Comercio Exterior. Posteriormente, de 2005 a 2011 fue secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública en Quintana Roo y de 2011 a 2013 se desempeñó como subprocurador de justicia también en Quintana Roo.

Ya en el actual sexenio, el funcionario llegó al gobierno federal donde se le designó Director General de Vinculación y Seguimiento del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Fue apenas en junio de 2014 cuando se le nombró comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, o lo que es lo mismo, la máxima autoridad de los penales del país.

Animal Político publicó que 2014, primer año de la gestión de Hernández Mora, ha sido uno de los peores años en cuanto a incidentes en el sistema penitenciario federal. El balance oficial indica que se presentaron mil 262 incidentes en los centros penitenciarios federales, un incremento de más del 120 por ciento en comparación con lo que se registraba cuatro años antes.

Además, 2014 fue el primer año en la historia del país en que se registraron tres intentos de fuga en tres CEFERESOS distintos, uno de los cuales, el ocurrido en el penal de Ciudad Juárez, resultó exitoso. Y todo ello antes de la fuga de ‘el Chapo’.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Muere Mijaíl Gorbachov, el líder reformista que no pudo evitar la caída de la Unión Soviética

El exdirigente soviético fue una figura central en el fin de la Guerra Fría. Sin embargo, muchos en Rusia lo responsabilizaban del final abrupto de la URSS.
30 de agosto, 2022
Comparte

Mijaíl Gorbachov, el exdirigente soviético que puso fin a la Guerra Fría, murió a los 91 años, según informaron este martes agencias de noticias rusas que citan fuentes hospitalarias.

Padecía una larga y grave enfermedad, según indicó el hospital donde falleció a medios rusos.

Será enterrado en el cementerio Novodevichy de Moscú, lugar de descanso de muchos rusos prominentes, junto a su esposa Raisa fallecida en 1999, indicó la agencia de noticias rusa Tass.

El presidente ruso, Vladimir Putin, expresó sus más profundas condolencias por la muerte de Gorbachov, dijo su portavoz, Dmitry Peskov, a la agencia Interfax.

Gorbachov se ganó la aclamación de la comunidad internacional y recibió el Premio Nobel de la Paz en octubre de 1990 por su papel en la finalización de la Guerra Fría y la reunificación de Alemania.

En Rusia, sin embargo, su reputación nunca se recuperó entre quienes lo consideran el culpable de la caída de la Unión Soviética.

Cuando se presentó a las elecciones presidenciales en 1996 solo recibió el 5% de los votos.

Según algunos analistas, su error consistió en pensar que podía reformar y, a la vez, mantener la Unión Soviética tal y como estaba.

El mismo Gorbachov analizaba así su papel en la caída del bloque soviético:

“A pesar de todos los males y miserias actuales, los rusos, y en general la gran mayoría de los ciudadanos de los países de la ex órbita soviética, prefieren vivir en una sociedad libre y democrática, como la que hoy disfrutan, a la situación que vivían bajo el comunismo. Ese es el marco en el que puedo encuadrar mi responsabilidad en mi etapa como exmandatario de la Unión Soviética”.

Carrera política

Mijaíl Sergeiovitch Gorbachov nació en 1931 en Privolnoe, un pueblo de la región de Stravopól, en el sur de Rusia.

Su carrera política comenzó cuando alcanzó la posición de director regional del Partido Comunista.

Mijaíl Gorbachov

Getty Images
Gorbachov nació en 1931.

A los 48 años se convirtió en ministro de Agricultura del gobierno de Josif Stalin y viajó a Moscú.

En 1986, tras la muerte de Konstantín Cherchenko fue elegido como secretario general del Partido Comunista, el más alto cargo en la Unión Soviética.

Su nombramiento sorprendió a muchos, pues se impuso a políticos con más experiencia y edad.

Tras su elección, la entonces primera ministra británica, Margaret Thatcher, le dio lo que fue considerado como el visto bueno de los países occidentales.

“Me gusta Gorbachov”, dijo la Dama de Hierro. “Creo que podemos hacer negocios con él”.

Mijaíl Gorbachov y Margarte Thatcher

Getty Images
Para muchos, el error de Gorbachov consistió en pensar que podía reformar y, a la vez, mantener la Unión Soviética tal y como estaba.

Su forma elegante de vestir y su manera directa de hablar lo distinguían de sus predecesores, y su esposa, Raisa -quien falleció en 1999-, parecía más una primera dama estadounidense que la esposa de un secretario general.

Perestroika y Glasnost

Una vez llegó al poder, Gorbachov lanzó dos estrategias para tratar de impedir el colapso de la Unión Soviética, que parecía inminente.

Según el líder, el país necesitaba una perestroika o reestructuración económica.

“Se están quedando rezagados tras el resto de la economía. Sus productos de mala calidad son una desgracia”, les dijo a los líderes del Partido Comunista.

Mijaíl Gorbachov y su esposa Raisa

Getty Images
Gorbachov junto a su esposa Raisa durante una visita a Londres.

La perestroika iba acompañada de otra estrategia, glasnost, que se traduce como apertura o transparencia.

En efecto, bajo su mandato aumentaron la tolerancia de credo y pensamiento y la divulgación de noticias nacionales e internacionales.

Emprendió además una campaña para democratizar el Partido Comunista y permitir el pluripartidismo.

En cuanto a la política exterior, Gorbachov se centró en poner fin a años de Guerra Fría y firmó varios acuerdos con los gobiernos estadounidenses de Ronald Reagan y de George Bush para el control de armas nucleares.

El mandatario también puso fin a la ocupación soviética de Afganistán, regularizó las relaciones diplomáticas con China, e incluso se alió con Estados Unidos durante la Guerra del Golfo en 1991.

El colapso

A finales de la década de los 80, Gorbachov enfrentó su más dura prueba: la Unión Soviética comenzaba a resquebrajarse.

Gorbachoy y Reagan firman un acuerdo para el desarme nuclear.

Getty Images
Gorbachoy y Ronald Reagan firman un acuerdo para el desarme nuclear.

En julio de 1989, anunció que los países miembros del Pacto de Varsovia podían decidir su propio futuro.

En Polonia, Lech Walesa asumió el poder y, en septiembre, Hungría abrió sus fronteras hacia occidente sin respuesta alguna de las tropas soviéticas.

En noviembre de ese mismo año, el curso de la historia europea cambió: el muro de Berlín cayó y, poco después, Alemania se reunificó.

En marzo de 1991, las repúblicas bálticas de Lituania, Estonia y Letonia se independizaron de Moscú.

En un principio, Gorbachov intentó evitarlo por la fuerza, pero la ola independista se propagó por todos los países miembros del Pacto de Varsovia.

Berlineses del este escalando el Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989.

Reuters
La caída del Muro de Berlín fue el símbolo más poderoso del fin derrumbe del bloque socialista.

Gorbachov fue acusado por los miembros de su partido de línea dura de haber dejado ir a los países bálticos y de socavar los fundamentos del Partido Comunista y de la Unión Soviética.

Golpe

En agosto de 1991, Mijaíl Gorbachov fue retenido en su villa de verano en Crimea por un grupo de delegados del Partido Comunista que intentó forzarlo a renunciar e impedir la firma del nuevo acuerdo que reemplazaba la estructura central soviética por una más federal.

El entonces presidente de la Federación Rusa, Boris Yeltsin, denunció el golpe y reunió apoyo para Gorbachov.

Boris Yeltsin y Miajíl Gorbachov

Getty Images
El apoyo de Yeltsin fue clave para que Gorbachov conservara el poder, pero no pudo hacerlo por mucho tiempo.

El aún secretario general regresó a Moscú, pero estaba políticamente debilitado.

En diciembre de 1991 y tras la independencia de Ucrania, Yeltsin declaró la disolución de la Unión Soviética y el establecimiento de la Comunidad de Estados Independientes.

Cuatro días después, el día de Navidad, Mijaíl Gorbachov renunció a su cargo.

La URSS había dejado de existir.

Su visión 25 años después

En 2016, en el 25º aniversario de aquellos acontecimientos que cambiaron el mundo, el ex líder soviético concedió una entrevista al corresponsal en Moscú de la BBC, Steve Rosenberg.

“Lo que ocurrió con la URSS fue mi drama. Y un drama para todos los que vivieron en la Unión Soviética“, dijo. “Hubo traición a nuestras espaldas. A mis espaldas”, aseguró el ex mandatario.

“No pudieron hacerlo por medios democráticos. Entonces cometieron un crimen. Fue un golpe de Estado”, declaró.

Mijaíl Gorbachov en la Plaza Roja

Getty Images
Luego de su salida del poder Gorbachov se dedicó a la fundación que lleva su nombre.

En esa misma conversación con la BBC, Gorbachov justificó sus acciones ante quienes lo responsabilizaron, especialmente en Rusia, de la descomposición del país y la pérdida consiguiente de influencia internacional.

“El enfrentamiento y la división en un país como el nuestro, repleto de armas, incluyendo armas nucleares, podía haber causado numerosas muertes y una inmensa destrucción”, explicó.

“No podía permitir que eso pasara. Renunciar fue mi victoria“, dijo.

De la perestroika a la Rusia de Putin

Cuando preguntaban en los últimos años su opinión acerca de la situación actual de Rusia, la deriva autoritaria de la que muchos acusan al actual mandatario ruso, Vladimir Putin, y el balance de la perestroika, el ex secretario general se mostraba crítico.

“Ese proceso (iniciado por la perestroika) no se ha completado“, le dijo a la BBC en 2016.

Souvenirs con os rostros de los líderes rusos o soviéticos.

Getty Images
Para Gorbachov el proceso de reformas iniciado por la perestroika no ha sido completado.

“Tenemos que hablar francamente de esto. Hay personas para quienes la libertad es una molestia, no se sienten bien con ella”, apuntó, sin aclarar a qué personas se refería.

Desde la desaparición de la URSS, Gorbachov viajó por el mundo dictando conferencias y administrando la fundación que lleva su nombre.

También publicó libros como “La hora de la Paz”, “El siglo futuro de la Paz”, “No hay alternativa de la Paz”, “Moratoria” y “Perestroika”.

El desarme nuclear se convirtió en una de sus causas.

Sin embargo, en sus últimos años, Gorbachov vio cómo uno de sus grandes logros como dirigente era desarticulado.

Mijaíl Gorbachov y Vladimir Putin en una foto de 2004

Getty Images
Algunos de los principales acuerdos nucleares suscritos por Gorbachov han sido abandonados por Trump y Putin.

En 2019, Donald Trump retiró a su país del tratado de las Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) que habían suscrito Gorbachov y el entonces presidente de Estados Unidos Ronald Reagan en 1987.

Poco después, Putin siguió los pasos de Washington.

“Todas las naciones deben destruir todas las armas nucleares. Es necesario para salvarnos a nosotros mismos y a nuestro planeta”, le dijo Gorbachov a la BBC en noviembre de 2019, cuando se conmemoraba el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín, el hecho que probablemente más marcó su intensa vida política.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sQxT-oKkuko

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.