Los laboratorios secretos donde hackean tarjetas de crédito
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Los laboratorios secretos donde hackean tarjetas de crédito

El objetivo de estos laboratorios no es cometer alguna clase de delito sino combatirlos. Estas es las tecnología que utilizan las empresas de tarjetas de crédito para prevenirse de los ataques de los delincuentes.
Cuartoscuro
Por Paul Marks de BBC Mundo
26 de julio, 2015
Comparte
Para las empresas de tarjetas de crédito es un desafío permanecer un paso adelante de los criminales. // Foto: Cuartoscuro.

Para las empresas de tarjetas de crédito es un desafío permanecer un paso adelante de los criminales. // Foto: Cuartoscuro.

No podría parecerse más a una escena de una vieja película ciencia ficción si fuera a propósito: un robot de madera que sisea como un freno de aire cuando una ráfaga de aire comprimido empuja su brazo de lado a lado, enviando una tarjeta de crédito que lleva pegada a través de un ruidoso lector de tarjetas.

La máquina sisea otra vez y empuja la tarjeta de vuelta, lista para otra pasada. Este acto repetitivo y casi hipnótico, que sigue hasta que alguien decide detenerlo, no es parte de la instalación de un museo, sino de un laboratorio en el norte de Inglaterra que pertenece a la compañía MasterCard.

El laboratorio DigiSec tiene un impresionante arsenal de maquinaria de alta fidelidad, que incluye lásers, rayos X y otros dispositivos que tienen el fin de romper la tecnología que protege las contraseñas y códigos PIN de las tarjetas de crédito que usamos, algo en lo que están cada vez más interesados los cibercriminales.

También pueden averiguar cómo y dónde los criminales están tratando de utilizar estos sistemas dejan huellas de su propio ADN en cajeros automáticos, tarjetas y máquinas hackeadas de PIN.

Lee también: Los secretos del cibercrimen organizado para robar tarjetas de crédito

Tecnología de ayer y de siempre

El resultado es lo que cuenta, así que si una máquina rudimentaria que parece sacada de una película de ciencia ficción del siglo pasado puede hacer el trabajo, el jefe de investigación del laboratorio, Simon Blythe, parece disfrutar de la tarea de construirla. “Cónseguí la madera en una tienda local y el activador automático por internet”, dice, con una sonrisa.

El objetivo del robot de madera es determinar si un pago sospechoso con tarjeta de crédito ha sido manipulado por hackers.

Si lleva un chip malicioso, puede emitir una señal de radio que envía los detalles a un atacante equipado con una antena, por ejemplo, un punto de venta o un cajero automático.

Pero para que funcione, debe ser pasada varias veces, para permitir que el equipo sintonice la señal; el robot lo que hace es automatizar las “pasadas” de tarjeta.

Además, el robot es una versión electromagnética de una cámara anecoica (sin eco), que en vez de erradicar el sonido, monitorea todas las señales de electricidad, wi-fi, teléfono celular, radio y televisión, permitiendo que la señal del hacker sea detectada. Y para evitar que esa débil señal sea absorbida por un robot regular de estructura metálica, tiene que estar hecho de madera, plástico y neumático.

Un acceso inusual

¿Y cómo sabemos lo que está pasando en este laboratorio?

Y después de décadas de permanecer detrás de bambalinas, ahora MasterCard abre las puertas de tres de estos laboratorios: el de Inglaterra, otro ubicado en Nueva York y un tercero en San Luis, Misuri.

“Nunca antes hemos hablado de esto, pero hemos invertido mucho dinero en predecir ataques y proteger sistemas de pago tanto de forma digital como física“, dice Ajay Bhalla, presidente de seguridad de la compañía.

Lo primero que llama la atención al llegar al laboratorio del norte de Inglaterra es su ubicación: escondido en un zona industrial, apretado entre una granja lechera y un parque, no anuncia su existencia a los cuatro vientos precisamente.

“La gente de la zona sabe que estamos aquí pero no sabe exactamente qué hacemos”, afirma un portavoz de la compañía.

Esto tiene importancia porque el asunto que aquí se trata es materia de seguridad nacional. Y los laboratorios de MasterCard reciben un buen número de visitantes del sector de inteligencia y la policía, dice Bhalla.

Cómo te roban con tira magnética

El trabajo en el laboratorio empieza con la tecnología más anticuada: la tradicional tira magnética de las tarjetas.

Aunque esta tecnología está de a poco siendo reemplazada por la de chip y PIN, todavía hay bancos que la usan en todo el mundo.

Para demostrar su vulnerabilidad uno de los jefes del laboratorio, Alan Mushing, aplica un spray a la tira magnética que revela inmediatamente la serie de bandas oscuras y claras que corresponden a los unos y ceros de la tarjeta.

Esta facilidad para ser descifrada hace que la tecnología esté rápidamente quedando obsoleta, y en el laboratorio están ya intentando predecir lo que harán los cybercriminales en el futuro.

Muchos de los experimentos se basan en la actual tecnología de chip y PIN.

Por ejemplo, es posible descifrar la secuencia de unos y ceros de una tarjeta aplicando una carga eléctrica a los circuitos del chip.

Esto puede hacer que los criminales descifren el código fácilmente, aunque por el momento la seguridad está funcionando.

Todavía no hemos visto una tarjeta clonada“, afirma Mushing.

Aunque no todos en el laboratorio están convencidos de que nunca pasará, ya que los intentos de descifrar esa tecnología son constantes.

“La gente que se dedica a esto tiende a observar puntos débiles de forma permanente. No son trabajadores de 9 a 5”, dice Paul Trueman, vicepresidente de seguridad de MasterCard.

Cómo te roban desde un punto de venta

Otra forma de atacar las tarjetas es centrarse en los dispositivos de lectura de las tarjetas en puntos de venta.

Esto implica añadir chips de memoria y conectores dentro de los dispositivos que pueden ser atacados.

Ahí es donde las máquinas de rayos X del laboratorio, un poco como en los aeropuertos, entran en juego. Al mirar a través del dispositivo, los ingenieros pueden buscar cambios mínimos que sugieran que los hackers añadieron un circuito.

A veces puede tratarse de algo tan pequeño como un cable suelto que lleva a un conector USB ilegal.

El truco, dice Mushing, es continuar perfeccionando las funciones de resistencia de los dispositivos, asegurándose de que alguien que trate de añadirles algo termine borrando todo su software criptográfico y lo inutilice.

El laboratorio también está tratando de predecir qué tipo de receptores pueden usar los hackers escondidos en el “paisaje” para robar datos. Uno de ellos, apodado el “bintenna” por Blythe, es un cesto de basura con un alambre receptor enrollado en un núcleo oculto.

Cuando pagas con tarjeta o usas un cajero, el chip intervenido, que puede estar ubicado en el propio cajero, le envía tus PIN a una bintenna ubicada cerca. Al equipo DigiSec le encanta tratar de adivinar cuál será el próximo mecanismo loco que utilizarán los criminales.

Cómo te roban tus datos biométricos

Pero además de chips y PINS, el futuro parece estar centrado en pagos inalámbricos a través del celular.

¿Cómo entonces podemos proteger las lecturas biométricas que hacen los teléfonos de cosas como huellas digitales falsas que los hackers hacen con cera o cola para madera?

“Está bien usar una huella digital para activar tu teléfono, pero el pago de US$1.000 desde una cuenta de banco es algo distinto. Así que ahora mismo nos estamos centrando en esto”, dice Trueman.

Como parte de este trabajo los fabricantes de tarjetas tiene que trabajar con compañías como Apple y Google para conocer mejor sus sistemas de medición biométrica para pagos.

Pero ya que este tipo de compañías son conocidas por su discreción, ¿es fácil trabajar con ellas en este tipo de cosas?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué son los interferones: los "soldados" con los que nuestro cuerpo combate el COVID (y qué peligros tienen)

Los humanos producimos interferones de manera natural para combatir los efectos de algún virus y científicos ahora buscan formas de potenciarlos ante la pandemia.
2 de septiembre, 2020
Comparte

Fueron nombrados como “nuestros mejores combatientes”. Así, el epidemiólogo más reconocido y líder en la lucha de Estados Unidos contra el coronavirus, Anthony Fauci, describió a los interferones.

Y de acuerdo a los expertos consultados por BBC Mundo, no exagera.

Los interferones son glucoproteínas de alta actividad antiviral producidas en nuestro cuerpo y se consideran parte esencial de la defensa del organismo contra múltiples virus, entre ellos el nuevo SARS-CoV-2.

De hecho, diferentes estudios plantean que fortalecer la presencia de estas moléculas en el cuerpo humano a tiempo puede inhibir con fuerza los efectos de la covid-19.

La esperanza es que, junto a otros tratamientos, se pueda acelerar la recuperación y prevenir daños a largo plazo en la salud.

Pero se señala que también existen peligros cuando la enfermedad ya está avanzada por los intensos efectos secundarios que se pueden provocar.

Pese a ello, tratamientos con interferones ya son usados con males como la hepatitis C y la esclerosis múltiple.

Descripción

“Son nuestros soldados de primera línea. Cuando te infectas con un virus, las células realizan un trabajo fundamental. Podemos decir que lo primero que hacen es un llamado para aumentar las defensas del cuerpo. Esa acción es mediada por estas proteínas llamadas interferones“, explica a BBC Mundo Benjamin tenOever, director del Centro de Ingeniería de Virus para Terapia e Investigación, con sede en Nueva York.

Dosis de tratamiento con interferones inyectables

BBC
Los interferones son producidos de manera natural por el cuerpo humano, pero se desarrollaron tratamientos para fortalecer el sistema inmune de las personas.

El médico describe, por ejemplo, que los interferones actúan cuando tienes síntomas de un resfrío o gripe como la fiebre y dolor corporal.

“Combaten los efectos que producen los virus. Intentan reducir lo que generan”, señala.

Por su parte, un ensayo publicado por científicos alemanes, publicado en julio por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, indica que los interferones “reaccionan rápidamente durante el proceso de una infección viral.

“Forman una parte esencial de un mecanismo de defensa muy temprano”.

Frente al coronavirus

De acuerdo al equipo de médicos alemanes, un indicador de la importancia de los interferones es el hallazgo de que en cultivos celulares y experimentos con animales se detectó que pueden inhibir fuertemente los efectos del coronavirus.

Es por ello que diferentes estudios en el mundo apuntan a potenciar su capacidad en el cuerpo humano, lo que significaría que el sistema inmune de las personas tenga mayores opciones de que la covid-19 no produzca efectos graves o fatales.

Hasta este 1 de septiembre, 850.545 personas fallecieron por el contagio del nuevo virus y se registraron más de 25 millones de infecciones en el mundo.

Estados Unidos, Brasil, India y México son los países con mayor cantidad de fallecimientos por la pandemia.

Personas con mascarilla en Guatemala

Getty Images
Hasta finales de agosto, la pandemia llegó a provocar más de 850.000 muertes.

Benjamin tenOever explica que no es una sorpresa que dotar de interferones es una forma efectiva de combatir infecciones como el coronavirus, pero también añade que existen problemas.

Los peligros

“Pueden existir casos en los que si se proporciona esta proteína como un medicamento puedes experimentar la peor gripe de tu vida. Una dosis puede ser mucho más grande de lo que tu organismo puede producir de forma natural y te sentirás terrible incluso en el caso de que te pueda ayudar con una infección de algún virus”, explica.

El experto sostiene que esa es una de las razones por las que todavía se debate si esta posibilidad se debe usar de manera más generalizada con aquellos contagiados con el nuevo coronavirus.

Y es una posibilidad de que el momento en el que se aplica este procedimiento el que defina los posibles efectos.

Una dosis en una etapa temprana del coronavirus puede ser más efectiva que cuando el paciente ya se encuentra hospitalizado, “pero es algo que todavía se analiza”, dice tenOever.

“Todavía no está claro. Es algo que aún no sabemos y, además, actúa de manera diferente en cada caso”, señala.

Y por ello científicos alrededor del mundo estudian cómo se puede lograr que los interferones logren ser incluso mejores soldados de lo que son ahora en la lucha contra el coronavirus.

A la par que diferentes laboratorios del mundo intentan desarrollar una vacuna para la covid-19 que sea segura y efectiva.

Prueba de coronavirus en Cuba

Getty Images
Cuba desarrolló hace más de dos décadas su medicamento Interferon Alfa 2b, que produce con su propia tecnología.

El tiempo para actuar parece ser vital, de acuerdo a las investigaciones de un grupo de científicos franceses liderados por Jérôme Hadjadj.

En su artículo, publicado en la revista Science, explican que la producción de células inmunes desciende en los casos ya avanzados de la enfermedad en un artículo publicado en la revista estadounidense Science.

“Descubrimos que cuanto más graves estaban los pacientes, menos interferón tipo 1 producían”, señalan el artículo “Deterioro de la actividad del interferón tipo I y respuestas inflamatorias en pacientes con COVID-19 grave”.

TenOever, por su parte, añade que en casos avanzados el virus “reprime de forma muy activa tanto la producción como la acción de los interferones”.

A pesar de que estos tratamientos para la el virus no los avala la Organización Mundial de Salud, ya son usados en países como Cuba, que desarrolló hace más de dos décadas su medicamento Interferon Alfa 2b, que produce con su propia tecnología.

El Ministerio de Salud Pública de la isla resalta que la inclusión de este medicamento en sus protocolos de tratamiento trajo resultados positivos.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.