close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP
Cómo impacta a Latinoamérica la devaluación del yuan en China
El Banco Central de China descartó que la depreciación que el yuan ha tenido pueda continuar indefinidamente como muchos temen y sostuvo que la moneda se había ajustado a las fuerzas del mercado.
AP
Por BBC Mundo
13 de agosto, 2015
Comparte
Los expertos creen que con la devaluación de su moneda, China gana competitividad para exportar sus productos a América Latina y todo el mundo. // Foto: AP.

Los expertos creen que con la devaluación de su moneda, China gana competitividad para exportar sus productos a América Latina y todo el mundo. // Foto: AP.

Es algo que no se veía en décadas: China debilitó en un 4,4% su moneda frente al dólar en tres días. El movimiento causó inquietud en una América Latina que solía ver al gigante asiático como una solución a sus problemas y ahora descubre sus riesgos.

El Banco Central de China descartó este jueves que la depreciación que el yuan ha tenido desde el martes pueda continuar indefinidamente como muchos temen y sostuvo que la moneda se había ajustado a las fuerzas del mercado.

Sin embargo, esto ha dejado abierta una pregunta especialmente relevante para América Latina: ¿China busca ganar competitividad ante una desaceleración de su economía mayor a la prevista?

La cuestión surge porque, al devaluar el yuan, Pekín le da una mano especial a sus exportadores para que coloquen bienes relativamente más baratos en los mercados globales, algo que algunos asocian a una “guerra cambiaria” global.

Las autoridades chinas negaron que ese sea su propósito, pero más allá de intenciones los expertos, creen que Latinoamérica debe tomar nota de lo que hizo su segundo mayor proveedor en el mundo y tercer principal destino de sus exportaciones.

“Para la región es malo indudablemente porque los productos chinos quedan más baratos para que ellos exporten a la región y los productos de la región quedan más caros para ser exportados a China”, le dijo a BBC Mundo Gustavo Segré, director de la consultora comercial Center Group, desde São Paulo.

Sin embargo, analistas advierten que el impacto de la depreciación del yuan puede variar según el país y quizá hasta lleve cierto alivio a los consumidores latinoamericanos que sufren con la inflación.

Sudamericanos expuestos

Los países sudamericanos parecen a priori más expuestos que sus vecinos del norte a los cambios de la economía china y en particular de su moneda.

En los últimos años, Pekín pasó a ser el principal socio comercial de países comoBrasil, Chile y Perú, que desde hace meses sienten la desaceleración china y la consiguiente baja en los precios de materias primas.

Distintos expertos anticipan que esos precios, sobre todo de metales, pueden seguir cayendo tras la devaluación del yuan si los mercados interpretan que anticipó un crecimiento menor a lo proyectado en China.

Un análisis del área de investigación de mercados emergentes para América Latina de J.P. Morgan ubicó a Chile y Perú a la cabeza de un ranking de riesgo global por exposición a la pérdida de valor del yuan, informó el diario estadounidense The Wall Street Journal.

Brasil figuró en el quinto lugar y Colombia en el séptimo.

Pero Segré indicó que Brasil podría amortiguar el impacto debido a que su propia moneda, el real, perdió 30% de valor frente al dólar este año, lo que le ha dado competitividad e impulsó sus exportaciones.

En cambio, advirtió que la situación puede ser más difícil para Argentina, que tiene a China como segundo socio comercial, después de Brasil.

“Argentina viene con un atraso cambiario importantísimo”, dijo. “Si a eso le agregas que parte de tu destino desvaloriza la moneda, el producto argentino tiene pérdida de competitividad en origen y queda más caro en destino”.

¿Más devaluaciones?

De hecho, algunos analistas creen que la movida china puede forzar una pérdida de valor de algunas monedas de la región.

“Cuando un país como China se ve motivado a devaluar su moneda, aunque sea poco, la indicación es muy clara: las monedas de los emergentes tienen que debilitarse frente al dólar”, sostuvo Arturo Porzecanski, experto en finanzas internacionales y economía latinoamericana.

“Hay países como Argentina o Venezuela que se rehusan a reconocer la realidad en que viven (y) esas monedas tienen que caer formalmente”, agregó en declaraciones a BBC Mundo.

Tras la devaluación china, en Venezuela existe preocupación por una posible nueva caída de los precios del petróleo, casi única fuente de ingresos para el país.

En México, donde el peso se ha depreciado 10% este año y también se siente la caída del precio del petróleo, el Banco Central volvió a bajar esta semana la proyección de crecimiento económico para 2015 (la ubicó entre 1,7% y 2,5%).

Analistas el país ven la devaluación china como un nuevo factor de riesgo para el golpeado peso mexicano y señalan que podría afectar las inversiones a largo plazo en México.

Sectores como el acero, cuya importación desde China se incrementó 85% este año y generó un conflicto por el despido de miles de trabajadores, están en alerta.

Un yuan más barato, advierten, podría hacer que el acero chino inunde aún más el mercado.

Sin embargo, desde el gobierno mexicano, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, sostuvo que la “afectación es claramente más limitada” porque Estados Unidos es el principal socio comercial del país.

¿Menos inflación?

Porzecanski sostuvo que la devaluación del yuan tiene para América Latina un impacto “más que nada psicológico”: aunque es menor a 5%, se suma a un contexto de desaceleración y menores precios de materias primas.

“Esto agregó mal ambiente a lo que ya veíamos”, dijo el economista de la Universidad American, con sede en Washington DC.

Kevin Gallagher, profesor de relaciones internacionales en la Universidad de Boston y autor de estudios sobre el vínculo China- América Latina, observó sin embargo que tal vez disminuya la presión inflacionaria en países latinoamericanos.

“Si la devaluación causa una baja de precios para bienes industriales y otros bienes, podría bajar el nivel general de precios”, indicó a BBC Mundo. “Los consumidores pueden beneficiarse y reducir algo el impacto de la inflación en la región”.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
BBC
El boliviano que dejó su trabajo como exitoso hombre de negocios para alimentar a perros callejeros
Durante más de 15 años dirigió campañas de mercadeo de marcas de lujo, pero ahora Fernando Kushner dedica su tiempo y talento a rescatar a los perros callejeros de La Paz.
BBC
18 de marzo, 2019
Comparte

Cada día, justo antes del amanecer, Fernando Kushner se sube a su viejo minibús y se adentra en las calles de La Paz para alimentar a los perros callejeros de esta ciudad boliviana.

Hace cuatro años, cuando era un hombre de negocios de alto vuelo, Ferchy, como lo llaman sus amigos, podía llegar a casa a esa misma hora después de una noche de fiesta.

He renunciado a todo por mis perros. Romances, familia, carrera, todo“, dice, con la pasión de un verdadero converso.

Ferchy atribuye a un perrito callejero llamado Choco este giro radical que le hizo renunciar a su exitosa carrera como ejecutivo de mercadotecnia en el mundo de la moda para dedicar su tiempo a los perros callejeros de La Paz.

Fernando Kushner con Choco.
BBC

Choco fue el perrito callejero que la cambió la vida a Kushner.

Kushner vio al perro después de salir de su clase de yoga y le dio un pedazo de su sándwich. El animal frotó su hocico con el cuello de Kushner y le lamió las manos, y ese simple acto de gratitud bastó para convencerlo de regresar y alimentar a Choco al día siguiente.

Antes de que se diera cuenta, estaba alimentando a cinco perros, luego a 10, luego a 20. Hoy, la cifra llega a centenares.

Haciendo rondas

Su rutina para alimentar a los animales es similar cada día; visita los mismos siete u ocho distritos y deja porciones de comida en los mismos lugares. Cada perro recibe 1 kg de pollo y huesos al día, y se agrega una porción de 250 g de galletas para perros.

Fernando Kushner recoge la comida que sobre en los restaurantes de comida rápida.

BBC
Ferchy ha convencido a varios locales de comida rápida de que le regalen las sobras para alimentar a los perros.
Fernando Kushner.

BBC
Kushner usa su camioneta para recorrer la ciudad y distribuir la comida.

Ferchy hace dos rondas cada día, una por la mañana y otra por la tarde. Entre una y otra, pasa otras tres o cuatro horas conduciendo por La Paz para recoger alimentos de varios donantes.

Las donaciones más generosas provienen de dos cadenas de comida rápida, Don Pollo y Pollos Copacabana.

En promedio, recolecta 15 contenedores del tamaño de un cubo de basura, cada uno de los cuales puede contener 50 litros. Rellena los cubos con galletas para perros. Cada mes gasta unos cincuenta sacos de 22 kilos durante el mes, a un costo de 9,000 bolivianos (1,300 dólares), que paga de su propio bolsillo.

Además de alimentar a “sus perros”, también es voluntario en diferentes organizaciones benéficas y refugios para perros en La Paz.

María Angulo Sandoval, quien trabaja en un refugio para perros en el municipio vecino de El Alto, dice que Ferchy ha actuado donde los funcionarios de la ciudad han fallado.

“Las autoridades de la ciudad son responsables de la salud y la seguridad públicas, lo que incluye mantener a la población de perros bajo control. Pero son absolutamente inexistentes”, dice.

Sacrificios en abundancia

Ferchy dice que dejar su lucrativo trabajo para dedicarse a los perros fue fácil y que la decisión de renunciar la tomó “de un día para otro”.

Ferchy junto a uno de los perros que alimenta.

Sergio Echazú
Ferchy junto a uno de los perros que alimenta.

Más difícil ha sido cumplir con los compromisos familiares. La primera vez que se perdió la celebración navideña de su familia porque estaba alimentando a los perros, sus familiares se pusieron furiosos.

Hoy, están un poco más resignados.

“Pensé que se aburriría de todo eso después de unos tres meses y lo dejaría”, dice su madre, Lolita Kushner. “Pero cada vez que lo veo, parece más preocupado que nunca por los perros y más comprometido con su misión”.

Ferchy espera emplear pronto a algunos ayudantes, pero por ahora la suya es más o menos una misión de un solo hombre. Ni siquiera tiene tiempo para citas amorosas, dice. Eso no le ha impedido considerar a una futura pareja, pero “tendría que amar a los animales, de lo contrario sería imposible”.

No todos son tan apasionados con los perros como Ferchy.

Raúl Alcázar, un residente local, piensa que al alimentar a los perros de la calle, Ferchy puede estar agravando el problema. “Los perros se quedan en la calle, hurgando en la basura y generalmente creando un problema”, dice.

Alcázar también se pregunta si los perros son los que más necesitan ayuda. “Lo que hace es bueno, pero ¿no sería mejor dar el dinero a un orfanato o a un anciano?”

Ferchy no niega que Bolivia, donde una de cada tres personas son pobres y una de cada seis es considerada como extremadamente pobre, tiene necesidades sociales agudas. Pero argumenta que hay “cientos de organizaciones benéficas” que cuidan a los pobres de Bolivia y que solo unos pocos cuidan a los animales.

Usando sus conexiones

Aun así, reconoce que sus esfuerzos no son más que una gota en el océano. Según sus propios cálculos, cerca de 250,000 perros callejeros viven en las calles de La Paz, con otros 350,000 en El Alto.

Uno de los animales a los que Ferchy lleva alimentos.

Fernando Kushner
Uno de los animales a los que Ferchy lleva alimentos.

En su opinión, la única solución a largo plazo para el problema de los perros callejeros de La Paz es la educación pública y la sensibilización.

Aquí es donde entra en juego su experiencia en marketing. Después de pasar más de 15 años ayudando a dirigir campañas de marcas de lujo, no tiene ningún reparo en aprovechar sus contactos sociales y profesionales para ayudar en su misión.

Hasta ahora, ha persuadido a decenas de compañías importantes en Bolivia para que publiquen su eslogan de “Adopte, no compre” y su mayor éxito hasta la fecha ha sido lograr que la aerolínea privada de Bolivia Amazonas acepte cubrir el costo total de enviar a los perros en avión de una ciudad a otra para su adopción.

En la actualidad, está ocupado tratando de recaudar dinero para construir un santuario para viejos perros callejeros, que se convertirá en un centro de esterilización. Ya convenció a Incerpaz, uno de los fabricantes de ladrillos más grandes de Bolivia, para que le diera ladrillos a precio de costo.

Ferchy y un niño dan de comer a un perro callejero.

BBC
Ferchy espera conseguir más ayuda pero, por lo pronto, se encarga de esta tarea casi solo.

La tenacidad de Ferchy en defensa de los perros callejeros de La Paz parece no tener límites. Incluso ha llegado a contactar a través de los canales diplomáticos a Jared Kushner, el yerno del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

“Aunque tenemos el mismo apellido, él no tiene ninguna relación. ¿Pero qué hay que perder?”, razona. “Si él quisiera, podría pagar para esterilizar a todos los perros en Bolivia”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BqCxat4eNRo

https://www.youtube.com/watch?v=x_-KV-ydCvA

https://www.youtube.com/watch?v=uUGQmcaAGcc

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.