Detenido por caso Narvarte cambia declaración: dice que fue golpeado y amenazado
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Detenido por caso Narvarte cambia declaración: dice que fue golpeado y amenazado

Hay dos declaraciones, una rendida ante la PGJDF y la segunda una semana después ante el juez. Ambas difieren en puntos clave: su captura e interrogatorio. La CDHDF confirmó a Animal Político que inició el Protocolo de Estambul para dictaminar si el detenido fue torturado, por lo que ya lo examinaron médicos en el reclusorio.
Cuartoscuro
Por Arturo Ángel
21 de agosto, 2015
Comparte
Detenido por caso Narvarte cambia declaración: dice que fue golpeado, amenazado y no tuvo abogado. Foto Cuartoscuro

Detenido por caso Narvarte cambia declaración: dice que fue golpeado, amenazado y no tuvo abogado. Foto Cuartoscuro

El único detenido por el caso del multihomicidio en la colonia Narvarte ya cambió su declaración de los hechos en dos puntos clave: cómo fue que lo capturaron y bajo qué condiciones lo interrogaron. Pasó de decir que “se golpeó solo” con un coche y fue asesorado legalmente al declarar, a luego narrar que presuntamente fue amenazado, golpeado y no tuvo abogado.

En su testimonio ante el Ministerio Público y luego en el rendido seis días después ante el juez, (ambas declaraciones a las que Animal Político tuvo acceso) Daniel Pacheco Gutiérrez describe dos historias totalmente distintas respecto a lo ocurrido a partir de que la policía llegó a su domicilio la noche del 4 de agosto.

En las dos declaraciones, Pacheco mantiene su versión de que él no fue testigo de delito alguno en el departamento donde perdieron la vida Nadia Vera, Yesenia Quiroz, Alejandra Negrete, Mile Martin y Rubén Espinosa, y que el tiempo en el que estuvo con sus dos amigos – supuestamente llamados Omar y Jesús Abraham – no ocurrió ningún hecho de violencia.

Pero en la versión asentada en la averiguación previa de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) dice que intentó escapar cuando lo quisieron detener y que supuestamente se pegó el mismo con la patrulla. Además sostiene que declaró siempre con apoyo de un abogado y “sin presión física ni moral”.

En cambio, ante el Juzgado 25 Penal, dijo que lo anterior era “falso” y que fue golpeado en repetidas ocasiones por los agentes judiciales e incluso fue amenazado con que algo le pasaría a su familia, además de haber sido interrogado sin apoyo de abogado alguno.

Luego de este segundo testimonio la jueza Hermelinda Silva Meléndez, responsable del proceso, ordenó que se lleven a cabo los peritajes correspondientes para evaluar las lesiones de Pacheco Gutiérrez y establecer si hubo tortura. Hasta ahora no se han dado a conocer los resultados.

En tanto, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) también inició un expediente de queja. El organismo confirmó a Animal Político que se activó el Protocolo de Estambul para dictaminar si existió tortura, por lo que un equipo de médicos y psicólogos ya se entrevistó con Pacheco en el reclusorio.

Por otra parte, ayer por la tarde familiares y coadyuvantes del caso se reunieron con autoridades de la PGJDF en la Fiscalía de Homicidios con el objetivo de que se revisaran los peritajes realizados hasta ahora.

Primera declaración

Declaración ministerial ante la PGJDF

Lugar: Fiscalía de Homicidios

Fecha: 5 agosto

Hora: 4:00am

Expediente: FBJ/BJ-1/T2/4379/15-07

En la declaración rendida ante el Ministerio Público (publicada ayer por Animal Político) Pacheco narra que aproximadamente a las 11:45 de la noche del martes 4 de agosto, se había “bajado a fumar un cigarro” en el estacionamiento de la unidad donde vive ubicada en el número 7659 de Periférico Sur.

“En ese momento llegaron elementos de la Policía de Investigación y que ante su presencia traté de echarme a correr para evitar que me detuvieran pero fui asegurado a los pocos metros (…) les dije que ya sabía que se trataba por la muerte de la colombiana, que me tiraran un paro” se lee en la declaración.

Tras ser detenido, continúa la narrativa, Pacheco fue trasladado a una patrulla donde se golpeó al subir a la misma.

“Por cuanto hace a las lesiones que presento me las ocasioné cuando me estaban subiendo a la unidad ya que no calculé y me golpeé por lo que no es mi deseo querellarme (presentar denuncia) por las mismas” dijo el detenido según la declaración de la Procuraduría.

Cabe recordar que en la foto que la PGJDF difundió públicamente el 5 de agosto, tras anunciar la detención de esta persona, se aprecia el rostro de Pacheco con un golpe en el costado izquierdo del rostro e inflamada la zona cercana a su ojo.

Posteriormente, casi al finalizar su declaración de siete páginas, Pacheco señala (según lo ahí asentado), que rindió todo su testimonio sin ningún tipo de presiones y acompañado de su defensor.

“La presente declaración la rendí sin ninguna presión física ni moral y en presencia siempre de mi abogado particular de nombre Víctor Hugo Ruíz Callejo” dijo Pacheco.

Otro elemento importante es que en esta declaración el detenido dijo que “aceptaba parcialmente” los cargos aunque no dijo que hubiera participado o hubiera sido testigo de algún delito en el departamento de la colonia Narvarte

De acuerdo con la hora en que fue registrada esta declaración – 4:00 am – habían transcurrido cuatro horas desde su detención.

Segunda declaración

Ampliación de declaración preparatoria ante juez

Lugar: Juzgado 25 Penal Reclusorio Oriente

Fecha: 10 agosto

Hora: 10:00 am

Expediente: 129/2015

En su comparecencia en el juzgado, ya ante la rejilla de prácticas del Juzgado 25 Penal en el Reclusorio Oriente, Pacheco dijo que deseaba realizar una “ampliación de su declaración” pues en su testimonio rendido ante la Procuraduría había señalamientos que eran “falsos”.

Explicó que el día de su detención, es decir la noche del martes 5 de agosto, él se encontraba junto con una mujer llamada Daniela Osorio y un oficial de la Secretaría de Seguridad Pública, cuando llegó un hombre que “nunca se identificó” y que le dijo al uniformado que él (Daniel) se veía “sospechoso” y que si todo se encontraba bien.

Posteriormente, Pacheco agrega que el civil desconocido le dijo que su vehículo tipo Ford Fiesta tenía reporte de robo. El detenido negó lo anterior, agregó que el vehículo era de su papa y tomó el teléfono para pedirle a un conocido que le trajera los papeles.

“En ese momento se me acercaron cinco o seis hombres y dos mujeres y comenzaron a golpearme para introducirme a un auto que llegó, me subieron aplicándome la llave china (asfixia en el cuello) y diciéndome que si pensaba que no iban a dar conmigo y que les dijera lo que yo había hecho.

Según Pacheco los golpes continuaron durante un rato mientras le decían que “lo estaban esperando los colombianos” y que era mejor que hablara.

“Me decían con palabras obscenas que no me hiciera pendejo, que ellos ya sabían todo y que si no les decía iban a ir por mi familia para mandarla a chingar, uno de ellos me presionaba más el cuello perdiendo por unos segundos el conocimiento y reaccioné a base de golpes y en el traslado aún me fueron golpeando” dijo el detenido a la juez.

Pacheco agrega que fue llevado a un sitio sin saber cuál era y que ahí lo amenazaron de nuevo con hacerle daño a su familia. Lo bajaron a un sótano donde varias personas lo interrogaban sobre lo que había sucedido.

Fue en ese sótano donde el detenido narró lo que había ocurrido en la colonia Narvarte el 31 de julio y el supuesto encuentro sexual que sostuvo en el departamento. Los agentes se habrían molestado con esta historia y le exigieron que ya aceptara que él había cometido el crimen. Todo lo anterior ocurrió, según Pacheco, sin que estuviera presente un abogado.

Nunca tuve un Licenciado que me asesorara que me dijera lo que estaba ocurriendo, después de varias horas que estuve yo ahí me regresaron al mismo cuarto donde llegué y diciéndome que les dijera la verdad lo cual les dije que ya lo había hecho” dijo el detenido.

En esta declaración Pacheco señala que a las diez de la mañana fue subido a una camioneta y lo llevaron donde trabajaba para que reconociera a “sus cómplices” en el homicidio. Estuvieron dos horas en ese vehículo donde de nuevo fue amenazado.

Al regresar al edificio, que Pacheco ya pudo reconocer como la “agencia de Homicidios”, dijo que le preguntaron si aceptaba los cargos a lo que él respondió que no. En este instante ya había “un licenciado” presente pero el cual no intercambio con el mayor palabra. Posteriormente fue el traslado al reclusorio.

Indagan tortura

Tras la ampliación de la declaración de Pacheco, la jueza Hermelinda Silva Meléndez ordenó que se certificaran las lesiones que presentaba la persona detenida, según consta en el expediente judicial.

Por su parte la CDHDF informó a Animal Político que se abrió de oficio un expediente de queja  y se inició el llamado Protocolo de Estambul que contempla una serie de análisis psicológicos y físicos para determinar si una persona padece los efectos o secuelas de haber sido sometido a algún tipo de maltratos.

Para ello hace unos días un equipo médico de la comisión acudió al penal a entrevistarse con Pacheco Gutiérrez y realizar tanto una entrevista como los exámenes correspondientes. Los resultados se continúan valorando y hasta ahora no hay todavía una determinación.

*Segunda declaración rendida ante el Juzgado 25 Penal:

Segunda declaración de Daniel Pacheco rendida ante el Juzgado 25 Penal.// Foto: Especial

Segunda declaración de Daniel Pacheco rendida ante el Juzgado 25 Penal.// Foto: Especial

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué saben los científicos de lo que se siente en el momento en que morimos

¿Qué sucede cuando llega el momento de pasar de esta vida a lo que sea que sigue? ¿Sentimos algo o es una gran nada?
12 de julio, 2022
Comparte

¡Ah, la vida! Esa cosa en la que naces y te haces un poco más grande, te enamoras de una persona (o de pescar), tal vez produces algunas personas más pequeñas, y luego, antes de que te des cuenta, es hora de la siguiente parte: la muerte. La inevitable desaparición de nuestro ser.

Hay una gama ecléctica de formas en que podrías morir.

Comúnmente es por una enfermedad cardíaca o cáncer, pero hay incluso alrededor de 600 víctimas anuales de la asfixia autoerótica.

No importa cómo ocurra, en algún momento experimentarás la muerte clínica, que es algo así como la vida, pero sin respiración ni circulación sanguínea.

En otras palabras, es el comienzo del paso de esta vida a lo otro.

Para la mayoría de las personas, la muerte no es completamente instantánea.

Entonces, ¿qué puede decirnos la ciencia moderna sobre la experiencia de esos momentos finales?

¿Qué se siente al morir?

En la última etapa cuando se acerca la muerte, las personas suelen estar muy insensibles, por lo que normalmente imaginamos que la experiencia es un desvanecimiento somnoliento e inconsciente de la vida.

Pero algunos experimentos cuentan una historia muy distinta.

La Parca

Getty Images
Quizás sea más colorido…

En 2013, científicos de la Universidad de Michigan midieron la actividad cerebral de unas ratas de laboratorio mientras morían.

Y sucedió algo muy interesante.

Después de que las ratas experimentaran un paro cardíaco –sin latidos cardíacos ni respiración-, sus cerebros mostraron un aumento de la actividad global, con niveles de ondas gamma bajas que estaban más sincronizadas en todo el cerebro que en los estados normales de vigilia de las ratas.

E, increíblemente, ese tipo específico de actividad cerebral se ha relacionado con la percepción consciente de las personas en estudios anteriores.

En otras palabras, esas ratas podrían haber estado experimentando algo mientras estaban entre la muerte clínica y la muerte cerebral completa.

El experimento desafió la suposición de que el cerebro está inactivo durante la muerte.

Por el contrario, parecía que antes de la inconsciencia duradera podría haber un período de mayor consciencia y planteaba: ¿qué estaban experimentando las ratas mientras morían?, ¿podría ser lo mismo cierto para las personas?

Sorpresas

Los humanos tenemos cerebros más grandes y complejos que los de las ratas, pero un experimento muy interesante realizado en el Imperial College de Londres en 2018 arrojó algo de luz sobre cómo podría sentirse morir en los seres humanos.

Paisaje psicodélico

Getty Images
¿Un final psicodélico?

Los científicos querían investigar las similitudes entre dos fenómenos muy diferentes.

Por un lado, las experiencias cercanas a la muerte, o ECM, las alucinaciones experimentadas por alrededor del 20% de las personas que han sido reanimadas después de la muerte clínica.

Por otro lado, las alucinaciones provocadas por DMT, una droga psicodélica (que genera de manera confiable un amplio espectro de efectos subjetivos en las funciones cerebrales humanas, incluida la percepción, el afecto y la cognición).

Así que les administraron dosis de DMT a los sujetos del estudio y, una vez regresaron a la realidad, les pidieron que describieran sus experiencias utilizando la lista de verificación comúnmente utilizada para evaluar las experiencias cercanas a la muerte.

Y se sorprendieron al ver una cantidad increíble de puntos en común.

Tanto las experiencias de ECM como las de DMT incluyeron sensaciones como “trascendencia del tiempo y el espacio” y “unidad con objetos y personas cercanas”.

La experiencia de casi morir resultó ser sorprendentemente similar a un poderoso alucinógeno.

¿Un final psicodélico?

Cuando consideramos la muerte, pensamos en ella como un sombrío proceso de incorporación. Pero la ciencia pregunta: ¿y si es psicodélico?

Neurocientífico Chris Timmermann.

BBC
El neurocientífico Chris Timmermann dirigió en 2018 una investigación sobre la experiencia de la muerte.

Le preguntamos al doctor Chris Timmermann, quien dirigió la investigación en el Imperial College de Londres, qué podía decirnos este experimento sobre la muerte.

“Creo que la principal lección de la investigación es que podemos encontrar la muerte en la vida y en las experiencias de la vida”, señaló.

“Lo que sabemos ahora es que parece haber un aumento de la actividad eléctrica.

“Esas ondas gamma parecen ser muy pronunciadas y pueden ser responsables de las experiencias cercanas a la muerte.

“También hay regiones específicas en el cerebro, como lo que llamamos los lóbulos temporales mediales -áreas que se encargan de la memoria, el sueño e incluso el aprendizaje- que podrían estar relacionadas también con esas experiencias.

“En cierto modo, nuestros cerebros están simulando de alguna manera una forma de realidad”.

Alrededor del 20% de las personas que han sido pronunciadas clínicamente muertas y viven reportan ECM.

¿Será que todas las experimentan y solo unas pocas las recuerdan o que esas experiencias son muy raras?

“Es una gran posibilidad que haya una falta de recuerdo debido a diferentes razones”, explicó Timmermann.

“En nuestra experiencia con el DMT psicodélico hemos visto que, cuando les damos altas dosis, hay una parte de la experiencia que también se olvida.

“Lo que creo que pasa es que la experiencia es tan novedosa, que es inefable o difícil de poner en palabras.

“Cuando una experiencia trasciende la capacidad de describirla con el lenguaje, tenemos dificultades para recordarla.

“Pero también podría ser que algunas personas simplemente no la experimenten”.

¿Qué investigación adicional a partir de ahí podría ayudar a nuestra comprensión de la muerte?

“Es muy interesante lo que está sucediendo en estos días con los escáneres cerebrales y cómo podemos descifrar lo que está sucediendo en el cerebro, cómo eso se remonta a la experiencia”, respondió.

“Hay escaneos que se realizan en personas en los que puedes reproducir, si están viendo una película, qué tipo de película están viendo.

“Por lo tanto, es factible que en algún momento nuestras técnicas de imágenes cerebrales lleguen a ser tan avanzadas que podamos leer la mente de las personas para que nos acerquemos a comprender cuáles son los mecanismos cerebrales que sustentan estas experiencias tan extraordinarias e inusuales”.

Optimista

La ciencia de la muerte es un paisaje bastante turbio, pero lo que ya sabemos pinta una imagen sorprendentemente optimista.

Silueta en paisaje sereno

Getty Images

Por ejemplo, sabemos que las personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte a menudo informan sentimientos de tranquilidad y serenidad y muestran una reducción duradera en el estrés asociado con la muerte.

También sabemos que las ECM se describen abrumadoramente como libres de dolor, lo que significa que esa mayor consciencia que podríamos experimentar al morir también es probable que sea indolora…

Y, tal vez, un poco divertida.

La investigación también muestra que las personas tienden a perder sus sentidos en un orden específico.

Primero, el hambre y la sed, luego el habla y la visión.

La audición y el tacto parecen durar más tiempo, lo que significa que muchas personas pueden escuchar y sentir a sus seres queridos en sus momentos finales, incluso cuando parecen estar inconscientes.

Y un escáner cerebral reciente de un paciente con epilepsia moribundo mostró actividad relacionada con la memoria y los sueños, lo que llevó a la especulación de que incluso podría haber algo de verdad en eso de que “ves la vida pasar ante sus ojos”.

Mano de mujer madura

Getty Images

Finalmente, sabemos por estos experimentos que la experiencia de la muerte podría involucrar una conciencia elevada, posiblemente alucinatoria. Un último viaje psicodélico antes de la nada.

“En una sociedad como la nuestra, en la que tendemos a negar la muerte y tratamos de ponerla debajo de la alfombra, creo que esta es una de las grandes lecciones que la investigación psicodélica puede darnos: cómo incorporarla en nuestras vidas“, concluyó Timmermann.

En última instancia, todos vamos a morir. Pero estos experimentos mostraron que la transición entre la vida y la muerte podría ser mucho más experiencial, emocional e incluso psicodélica de lo que podríamos esperar.

Estamos programados como animales a temerle a nuestra desaparición, pero comprender la muerte más profundamente ayuda a relajarnos un poco.

Esos últimos momentos pueden no ser aterradores. Son solo parte de un viaje inevitable con destino desconocido, probablemente indoloro y potencialmente psicodélico.

* Si quieres ver el video original de BBC Reel, haz clic aquí.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=eeU0dpGZPZ8&t=13s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.