El "día memorable" en que Oaxaca inició el ciclo escolar a tiempo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro

El "día memorable" en que Oaxaca inició el ciclo escolar a tiempo

Para el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, este lunes 25 de agosto fue “un día memorable” porque marca el inicio de la “reconstrucción” del sistema educativo y el fin del “tráfico de influencias, de las prácticas indebidas y los condicionamientos que durante más de dos décadas han obstaculizado el desarrollo académico”.
Foto: Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán / Oaxaca, enviada
25 de agosto, 2015
Comparte

En el primer día de clases, los 81 mil maestros de Oaxaca estuvieron en las aulas. Esto tendría que ser algo normal, pero no es así. Aquí, la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se ha mantenido casi ajena a la política educativa del país y cada año lo demuestra iniciando el ciclo escolar conforme a su cálculo político.

Será por las 15 órdenes de aprehensión giradas en contra de líderes de la CNTE o por la aplicación de la ley del Servicio Profesional Docente, que establece el despido de maestro si acumulan tres faltas sin justificación, pero este lunes 24 de agosto los maestros iniciaron labores.

Según la dirigencia, la Sección 22 arrancó el ciclo escolar 2015-2016 “bajo protesta”, como otra forma de “lucha y reorganización”, porque continuarán rechazando la reforma educativa y la restructuración del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), que le restó margen de acción a la CNTE al destituir a sus agremiados de los puestos administrativos.

Para el gobernador Gabino Cué, este lunes 24 de agosto fue “un día memorable” porque marca el inicio de la “reconstrucción” del sistema educativo y el fin del “tráfico de influencias, de las prácticas indebidas y los condicionamientos que durante más de dos décadas han obstaculizado el desarrollo académico de Oaxaca”.

El mandatario local encabezó la ceremonia de inicio de cursos en la escuela “La patria es primero”, en la ciudad de Oaxaca, aunque se mantuvo en secrecía hasta el último momento para evitar que integrantes de la CNTE boicotearan el acto. El único percance ocurrió cuando una maestra de esta escuela se acercó al mandatario para decirle que era integrante de la Sección 22 “orgullosamente”, pero que no generalizara porque los maestros de Oaxaca sí están comprometidos con la educación.

Casi un millón de estudiantes de educación básica de 13 mil 400 escuelas de Oaxaca iniciaron curso y, según el gobernador, una vez que el Estado recuperó la “rectoría de la educación”, habrá mayor inversión para la infraestructura escolar y los estudiantes tendrán “más y mejores clases”.

Para eso, los funcionarios del IEEPO deberán reportar cuando los maestros falten a clases y si no hubiera justificación, éstos podrían ser despedidos, como marca la ley del Servicio Profesional Docente. Según el argumento del gobierno estatal, dicha legislación no se aplicaba —pese a que los docentes no iban a trabajar por participar en marchas— porque los funcionarios del Instituto eran parte de la CNTE y no hacían los reportes.

Mismo curso, diferentes condiciones

Hace dos años, en el municipio de San Jacinto Amilpas, los padres de familia y maestros de la Sección 22 se enfrentaron para conseguir el control de la primaria, el preescolar y la secundaria de la colonia Los Ángeles. La comunidad era uno de los focos rojos para el gobierno del estado, pero este lunes 25 de agosto, los 200 alumnos de la primaria “Hermanos Flores Magón” toman clase en los 10 salones recién remozados y juegan futbol en un patio perfectamente liso.

Lo malo es que otros 150 alumnos de la colonia toman clase en seis carpas de plástico de una escuela que fue improvisada por los maestros de la Sección 22, pero que también lleva el nombre y comparte la clave del centro de trabajo como primaria “Hermanos Flores Magón”.

El terreno no está pavimentado y en época de lluvia es un lodazal. Hay una pequeña construcción con dos baños y la dirección es una choza de lámina donde sólo hay un escritorio y cuatro sillas. En la entrada, además de una pancarta con el nombre de la escuela, hay otra donde se pide “presentación con vida de los desaparecidos” y “juicio político al gobernador “Aguirre”.

Los seis maestros de la CNTE dan clase a alumnos de primero a sexto de primaria, aunque sea en esas condiciones porque los padres de familia así lo han pedido, dice el director Jesús Juárez.

Como esta escuela hay otras 500 donde los profesores de la Sección 59 son apoyados por las comunidades, luego de los constantes paros de labores por parte de los profesores de la Sección 22. Pero esto resulta en una división de los servicios educativos, de por sí precarios en el estado.

Hay niños que estudiaban en escuelas bien instaladas y otros que lo hacían en inmuebles o terrenos improvisados durante el pasado ciclo escolar y aún cuando el Estado recuperó la rectoría de la educación, la situación no ha cambiado.

“El gobierno debe de normar todas estas incidencias si es que va a aplicar la ley porque ni ellos están bien (la Sección 59), ni nos entregan el edificio”, asegura el director; y los padres de familia aceptan que sus hijos tomen clases en esta escuela porque aquí entregan los documentos a tiempo.

En la otra escuela, aunque tenga mejor infraestructura, los certificados de los alumnos llegaron hasta con seis meses de retraso porque los funcionarios del IEEPO “nos negaban los servicios y los beneficios porque todo lo manejaba la CNTE”, dice el director integrante de la Sección 59, Rodolfo Salmerón.

Confía en que la reestructuración del IEEPO repercuta en un trato “igual para todos”, sobre todo en los trámites de los alumnos, porque eso es un factor indispensable para que los padres de familia inscriban a sus hijos en dicha escuela. Por lo pronto, esta mañana ya recibieron 200 uniformes escolares.

Paulina Reyes, madre de familia que apoya la escuela improvisada, reconoce que “las condiciones no son adecuadas, pero el presidente (Enrique Peña Nieto) y el gobernador (Gabino Cué) tienen que solucionar esto. Nosotros no sabemos de leyes, pero ya deben de solucionar esto por los chiquitos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Roe vs. Wade: el mapa que muestra dónde estará prohibido o restringido abortar en Estados Unidos

Te explicamos qué estados serán los primeros en limitar la interrupción del embarazo ahora que se anuló Roe vs. Wade, en cuáles existe ya legislación que la restringe y cuáles han actuado para fortalecer o ampliar el acceso al aborto.
24 de junio, 2022
Comparte

Era la crónica de una muerte anunciada: lo adelantó un borrador de la Corte Suprema de Estados Unidos filtrado el 2 de mayo.

Ahora, revocada Roe vs. Wade, la decisión histórica de 1973 que garantizaba el derecho constitucional al aborto en EE.UU., queda en manos de los estados legislar si la interrupción del embarazo es legal o no y bajo qué circunstancias.

Y muchos ya han puesto en marcha la maquinaria legal para limitar la práctica.

Los primeros que se prevé que prohíban o restrinjan el aborto son los 17 estados señalados en este mapa:

Mapa estados Estados Unidos con leyes gatillo, de activación o desencadenantes para restringir el aborto.

BBC

De estos territorios, 13 tienen listos las llamadas leyes desencadenante ogatillo:

  • Arkansas, Idaho, Kentucky, Luisiana, Misisipi, Misuri, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah y Wyoming.

Conocidas también como leyes de activación, fueron diseñadas para entrar en vigencia automáticamente o mediante una acción estatal rápida una vez eliminada la protección constitucional.

Y en al menos otros cuatro estados podrían revivir las prohibiciones del aborto anteriores a Roe vs. Wade o tendrían nuevas leyes que no han sido bloqueadas por tribunales:

  • Alabama, Arizona, Florida y Wisconsin.

A eso se suman las legislaciones relacionadas con el fin de la gestación que los estados han ido discutiendo en los últimos años. En total, el Instituto Guttmacher, una organización privada sin ánimo de lucro que apoya el derecho al aborto, prevé que podrían ser 26 los estados en los que se terminaría eventualmente restringiendo el procedimiento.

Y en aquellos en los que exista más de una ley sobre el tema, serán los funcionarios locales los que decidirán qué prohibición aplicar.

Si todas estas normas estatales terminaran por entrar en vigor, limitarían el aborto a partir de:

  • La concepción: Alabama, Arkansas, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Idaho, Kentucky, Luisiana, Michigan, Misisipi, Misuri, Ohio, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah, Wisconsin y Wyoming.
  • La sexta semana: Carolina del Sur, Georgia e Iowa.
  • La semana 13: Arizona, Carolina del Norte y Virginia Occidental.

Estados en los que ya se prohibía

Sin embargo, la existencia de Roe vs. Wade tampoco garantizó que se respetara el acceso al aborto en todo el país.

El precedente legal, que imposibilitaba a los estados prohibir el procedimiento mientras el feto no fuera viable fuera del útero (lo que hoy se considera ocurre alrededor de la semana 23 de embarazo), ya fue desafiado por Texas y Oklahoma con sendas leyes antes de ser invalidado.

Mapa estados Estados Unidos con leyes en vigor para restringir o prohibir el aborto.

BBC

La primera en entrar en vigor fue la de Texas, en septiembre del año pasado.

Desde entonces, la llamada “ley del latido” prohíbe interrumpir la gestación si el doctor puede detectar actividad cardíaca embrionaria o fetal, lo que ocurre usualmente a partir de la sexta semana, un punto en el que muchas mujeres aún no saben que están embarazadas.

No contempla excepciones para los casos de incesto o violación, aunque sí para cuando la vida de la mujer está en peligro, y persigue a quienes practican el aborto, no a quien se somete a él.

Inspirada en esa legislación, Oklahoma aprobó en mayo una aún más restrictiva, la más limitante del país hasta el momento: prohíbe el aborto desde el momento de la fecundación, salvo en casos en los que la vida de la madre esté amenazada o el embarazo sea consecuencia de una violación o del incesto.

Y ahora, con las “leyes gatillo” que ambos estados tienen ya listas, el acceso al aborto quedaría aún más limitado.

Tres excepciones

En las leyes estatales la prohibición no es absoluta y en la mayoría se contemplan excepciones, aunque se limitan a cuando la salud o la vida de la mujer corre riesgo, o a los casos de violación o incesto.

Son salvedades que están actualmente codificadas en la Enmienda Hyde —una disposición legislativa aprobada en 1976 y en vigor desde 1980— como las únicas razones por las que el gobierno federal pagará los abortos a través de Medicaid, el programa a través del cual las personas de menos ingresos reciben servicios de salud.

Manifestantes marchan frente a la Corte Suprema de Estados Unidos para pedir protección al derecho al aborto el 28 de mayo de 2022 en Washington DC.

Getty Images

Ya las contempló en 1959 el American Law Institute, un grupo independiente de juristas, cuando comenzó a redactar una legislación modelo sobre el delito del aborto.

Y han sido apoyadas durante décadas incluso por aquellos que trabajaron para conseguir la revocación de Roe vs. Wade, así como por la mayoría de los estadounidenses (incluidos los de los estados mayoritariamente republicanos), tal como han mostrado año tras año las encuestas.

Sin embargo, estas leyes estatales no hacen excepciones para las víctimas de violación o incesto:

  • Alabama, Arkansas, Dakota del Sur, Kentucky, Luisiana, Michigan, Misuri, Oklahoma, Ohio, Tennessee y Texas.

El senador estatal que patrocinó la legislación de Arkansas, Jason Rapert, republicano y presidente de la Asociación Nacional de Legisladores Cristianos, dijo que fue su fe lo que lo impulsó a ello.

Mujer con un cartel durante una marcha antiabortista en Dallas, Texas, el 15 de enero de 2022.

Getty Images

Explicó que había escuchado testimonios de víctimas de violación e incesto que expresaron “la angustia mental por la que pasaron cuando lidiaron con el hecho de que terminaron con la vida de su propio bebé” y que ahora se oponen al aborto. “Lo que ha hecho Texas es absolutamente increíble”, dijo Rapert en septiembre refiriéndose a la “ley del latido”.

Por su parte, la legislación de Misisipi —que prohíbe abortar más allá de la semana 15 y a cuyo favor votó la Corte Suprema, invalidando así de facto Roe vs. Wadepermite poner fin a la gestación en casos de violación pero no especifica el incesto.

Y si bien todas las prohibiciones permiten una excepción para salvar la vida de la mujer, solo la de estos estados citan la protección de su salud (“evitar un daño físico severo a la madre”):

  • Arizona, Carolina del Norte, Georgia, Kentucky, Michigan, Misuri, Virginia Occidental y Wyoming.

Para hacer la salvedad, los estados requerirían que tanto los médicos como los pacientes proporcionen documentación para justificar el procedimiento, en la que se incluya información como la edad gestacional del feto, la indicación de la actividad cardíaca y los registros médicos que atestiguan, como apunta la ley de Oklahoma, “el estado médico” o la condición de la mujer embarazada que impide su cumplimiento.

Protección al aborto

Paralelamente, hay estados que se han movido para fortalecer las protecciones existentes o ampliar el acceso al aborto este año.

Una activista proaborto y una antiabortista fuera de una clínica de Planned Parenthood en la ciudad de Nueva York el 4 de junio de 2022.

Getty Images

De acuerdo al Instituto Guttmacher, estos cuatro estados han codificado el derecho al aborto a lo largo del embarazo sin la interferencia del Estado:

  • Colorado, el Distrito de Columbia, Nueva Jersey y Vermont.

Y 12 explícitamente lo permiten mientras el feto no sea viable fuera del útero o la intervención sea necesaria para proteger la vida o la salud de la embarazada:

  • California, Connecticut, Delaware, Hawaii, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Nevada, Nueva York, Oregón, Rhode Island, Washington y la capital federal del país.

Estos continuarían brindando el procedimiento no solo a las mujeres de su jurisdicción, sino a aquellas provenientes de territorios en donde esté prohibido.

Ya entre 2012 y 2017 al menos 276.000 mujeres terminaron sus embarazos fuera de su estado de origen, según un análisis realizado en 2019 por Associated Press en base a datos de informes estatales y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

Asimismo, representantes de organizaciones con clínicas en Texas le confirmaron a BBC Mundo que desde que la “ley del latido” entró en vigor han tenido que rechazar “cientos, miles de pacientes porque no son elegibles”, mientras los centros de salud que ofrecen servicios de interrupción del embarazo en Nuevo México, Kansas, Colorado, Misuri y Oklahoma han visto un incremento considerable de pacientes texanas.

Según datos recolectados por Planned Parenthood, una organización estadounidense sin ánimo de lucro que ofrece servicios de salud reproductiva, de educación sexual, de planificación familiar y de aborto en EE.UU. y en el mundo, entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2021, el incremento era ya de un 800% en comparación con ese mismo periodo en 2020.

El Instituto Guttmacher calcula que unos 36 millones de mujeres en edad reproductiva vivirían en estados sin acceso al aborto.

Perfil promedio de quien aborta

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), en 2019 se llevaron a cabo 630.000 abortos en EE.UU., aunque en base a sus propios cálculos el Instituto Guttmacher asegura que la cifra real se acerca más a los 860.000.

En cuanto al perfil promedio de la mujer que buscó terminar el embarazo, los CDC indican que el 92,8% lo hizo durante el primer trimestre.

Perfil promedio de quien aborta en Estados Unidos

BBC

Según esa misma fuente, mayoría de quienes abortaron no estaban casadas, aunque podían estar viviendo en pareja en el momento en el que se sometieron al procedimiento.

Aproximadamente una de cada 10 mujeres que pusieron fin a la gestación eran adolescentes, aunque la mayoría tenía entre 20 y 30 años.

En torno al 60% había dado a luz antes, y casi el 60 % nunca antes había tenido un aborto.

Gráfico perfil promedio de quien aborta en Estados Unidos

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dC7xjJ7eIBk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.