close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro/Archivo

Veracruz debe responder 15 denuncias por la evasión de 4,600 mdp

La Auditoría Superior de la Federación interpuso 15 denuncias penales contra funcionarios del gobierno de Veracruz por presuntos engaños a la autoridad al tratar de ocultar faltantes de recursos públicos.
Cuartoscuro/Archivo
Por Sandra Isabel Jiménez
26 de agosto, 2015
Comparte
MÉXICO, D.F., 21AGOSTO2015.-  Javier Duarte de Ochoa, Gobernador del Estado de Veracruz y Luis Ángel Bravo Contreras, Procurador General de Justicia del mismo Estado, durante la XXXVIII Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública realizada en Palacio Nacional. FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

Javier Duarte de Ochoa, Gobernador del Estado de Veracruz. Foto: Cuartoscuro/Archivo.

El gobierno de Veracruz debe responder a 15 denuncias penales interpuestas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por engañar a la autoridad intentando ocultar faltantes de recursos públicos.

El gobernador Javier Duarte mintió al asegurar que tales demandas ya habían sido sobreseídas.

En todas las denuncias presentadas por la ASF se acredita que los funcionarios del gobierno de Veracruz que desviaron estos recursos realizaron movimientos bancarios, primero para simular la solventación de las irregularidades detectadas por la Auditoría y después para retirar los recursos y depositarlos en cuentas distintas, sin que pudieran acreditar el destino final de esos recursos.

A esto, el 22 de junio de 2015, Javier Duarte aseguró que se habían sobreseído las 15 denuncias penales que la ASF interpuso contra su gobierno el 11, 12, 13 y 20 de noviembre del 2014.

Sin embargo, ante una solicitud de acceso a la información a la ASF, ésta autoridad respondió el 17 de agosto de 2015 con folio 00028615, que las denuncias están en curso.

La Auditoría Superior de la Federación rechazó proporcionar detalles sobre el estado de las 15 denuncias penales porque “la información solicitada se encuentra clasificada como reservada, toda vez que se relaciona con el estado que guardan las Averiguaciones Previas iniciadas y presentadas por la Auditoría Superior de la Federación ante el Ministerio Público de la Federación”.

También en el apartado de “Denuncias penales” de la página de la Auditoría, las mismas continúan en línea hasta la modificación de la página del 19 de agosto de 2015.

6 extitulares de la Secretaría de Finanzas aparecen en la lista

Los datos de los implicados se conocieron porque el 6 de mayo de 2015, Miguel Ángel Yunes Linares, hoy diputado federal electo por el PAN y entonces, candidato, mostró un segundo paquete que completaba la documentación de 12 de estas denuncias.

El numero de involucrados puede ser mayor, al no revelarse aún el contenido de las otras 3 denuncias vigentes.

En esos documentos, la ASF asienta que con estas acciones de evasión “se causó un daño grave” y se “atentó contra el interés superior de la sociedad”.

En el primer paquete se demostraba que 2,500 millones de pesos no fueron reintegrados, mientras que en el segundo, eran 2,100 millones; 4,600 millones de pesos, en total.

La cifra, igualmente, puede ser mucho más que esta cantidad.

En sus denuncias, la propia ASF señala que “los servidores públicos involucrados en este proceso de simulación con sus conductas provocaron que, en su momento, no se ejerciera acción alguna, entre ellas las de carácter administrativo o resarcitorio, por parte de esta entidad de fiscalización superior de la federación, con lo cual se habría estado en la aptitud de obtener la recuperación de los recursos materia del daño a la Hacienda Pública Federal y, en su caso sancionar a los presuntos responsables”.

La grave crisis financiera de Veracruz

El gobierno de Veracruz tiene la tercera mayor deuda bancaria del país, con 44,470.8 millones de pesos, cantidad reconocida por el mismo Javier Duarte el lunes 17 de agosto, cifra mayor a la reportada a la Secretaría de Hacienda al segundo semestre del año, por sólo 41,661.9 millones de pesos.

La disparidad de estos montos se suma a un crédito bancario reconocido por 1,338 millones de pesos adquirido con Multiva, lo cual da 4,146.9 millones de pesos de deuda nueva en 2015.

El Senador José Yunes Zorrilla, presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, calcula la deuda de Veracruz en, por lo menos, 80 mil millones de pesos.

“Son 44 mil millones los registrados con el sistema financiero, pero deuda, hay que decirlo con todas sus letras, es toda aquella obligación que compromete recursos futuros; ahí solo estamos considerando lo que se pidió prestado. Hay que sumarle todo lo que son estos instrumentos de PPS (es una modalidad de participación pública privada en el cual el sector privado presta servicios de apoyo al gobierno para que éste, a su vez, preste un servicio público), de APS (asociación pública privada), hay que sumarle las presiones que por ley obliga el IPE (Instituto de Pensiones del Estado), hay que tener en cuenta los adeudos con el IMSS y hay que tener en cuenta también los pasivos contingentes con contratistas y prestadores de servicios y proveedores. No hay una cifra clara pero desde luego que es mucho más de 44 mil 470.8 millones de pesos”, por eso –refiere- hay quienes la calculan en hasta 80 mil millones de pesos.

La deuda con los prestadores de servicios y contratistas es de tal dimensión que los reclamos incluso se dan por parte de los dirigentes de los organismos empresariales de México, como el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, quien en su mensaje semanal del 13 de julio dijo que: “En el caso de Veracruz, tenemos conocimiento de que tiene una deuda muy significativa a proveedores”.

Los nombres de los funcionarios y exfuncionarios implicados, al menos en 12 de estas denuncias, son:

  1. Juan Felipe Aguilar de la Llave, exsecretario de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan)
  2. Rafael Germán Murillo Pérez, exsecretario de Finanzas y Planeación
  3. José Salvador Sánchez Estrada, exsecretario de Finanzas y Planeación
  4. Fernando Charleston Hernández, , exsecretario de Finanzas y Planeación, diputado federal saliente.
  5. Mauricio Martín Audirac Murillo, exsecretario de Finanzas y Planeación y excontralor General del Estado
  6. Carlos Aguirre Morales, subsecretario de Egresos de la Sefiplan
  7. Antonio Ferrari Cazarín, exsubsecretario de Finanzas de la Sefiplan (actual director de Patrimonio del Estado de Veracruz)
  8. Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, Auditor general del ORFIS, exdirector general de Control y Evaluación de la Contraloría General del estado.
  9. Jon Gurutz Rementería Sempé, exsecretario de Salud (2004-2007), actual delegado del IMSS en la Zona Sur de Veracruz
  10. Leonel Bustos Solís, exdirector general del Régimen Estatal de Protección Social en Salud de la SSA, actualmente director general del Seguro Popular
  11. Beda Ocampo López, directora de Recursos Humanos de la SEV
  12. José Rafael Méndez Escobar, exfuncionario de la Secretaría de Salud
  13. Clara Luz Prieto Villegas, Subdelegada de Desarrollo Comunitario y Participación Social de la delegación de Sedesol en Veracruz, excontralora del Estado
  14. Jesús Guillermo Villegas Ríos, director de Control y Evaluación de la Contraloría del Estado
  15. Santiago Mota Bolfeta, director de la Comisión Constructora de Salud del Estado
  16. Nicolas Gerardo Baizabal Silva, exsubdirector de Operación Financiera de la Subsecretaría de Finanzas y Planeación, cuando Javier Duarte era Subsecretario de Finanzas
  17. Rocío Hernández Ríos, exsubdirectora administrativa del Régimen Estatal de Protección Social en Salud de la SSA
  18. Timoteo Aldana Carrión, director administrativo de los Servicios de Salud de la SSA
  19. Carlos González Cruz, exjefe del Departamento de Contabilidad de la Secretaria de Salud de Veracruz
  20. Edgardo Hernández Callejas, exfuncionario de la Secretaría de Salud de Veracruz
  21. Juan Gabriel Hernández Jiménez, exfuncionario de la Sefiplan
  22. Tomás José Ruíz González. Actual Secretario de Infraestructura y Obras Públicas del gobierno del estado; era Secretario de Finanzas y Planeación al darse el ilícito.
  23. Gabriel Deantes Ramos. Actual Secretario del Trabajo y Previsión Social; era Subsecretario de Finanzas y Administración de la Sefiplan al momento del ilícito.
  24. Carlos Aguirre Morales. Subsecretario de Egresos de la Sefiplan; tenía el mismo cargo al momento del ilícito.
  25. Vicente Guillermo Benítez González. Actual Oficial Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz; era Tesorero de la Sefiplan al momento del ilícito.
  26. Lorenzo Antonio Portilla. Actual Auditor Superior del Organo de Fiscalización Superior (ORFIS). Cuando se cometió el delito era Director General de Control y Evaluación de la Contraloría General del Gobierno del Estado de Veracruz.
  27. Antonio Ferrari Cazarín. Actual Director de Patrimonio del Estado de Veracruz. Cuando se cometió el delito era Subsecretario de la Secretaría de Finanzas y Planeación del Estado.
  28. Antonio Tarek Abdalá Saad, diputado federal electo por Cosamalopan, exsubsecretario de la Sefiplan
  29. Edgar Spinoso Carrera, diputado federal electo por Martínez de la Torre, ex Oficial Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz, de donde fue removido después de un escándalo de corrupción, junto con Gabriel Deantes (23, en esta lista)
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

WhatsApp: ¿desinstalar la aplicación hace el teléfono más seguro?

Algunos usuarios de teléfonos móviles están abandonando la popular aplicación de mensajería por alternativas ante los recientes ataques cibernéticos. Sin embargo, los expertos dicen que esta no es la solución.
5 de noviembre, 2019
Comparte
Logo de WhatsApp con un gráfico por detrás.

Getty Images
Teléfonos de activistas, periodistas y diplomáticos fueron bancos de ataques cibernéticos recientemente y sus mensajes de WhatsApp se filtraron.

WhatsApp es una de las aplicaciones de mensajería instantánea más populares grandes del mundo. ¿Pero es de las más seguras?

A fines de octubre, WhatsApp, cuya dueña es Facebook, presentó una demanda contra el Grupo NSO de Israel, que fabrica software para vigilancia conocido como Pegasus, alegando que la empresa estaba detrás de ataques cibernéticos.

Los piratas informáticos pudieron instalar de forma remota el software de vigilancia en teléfonos y otros dispositivos aprovechando una vulnerabilidad importante en la aplicación de mensajería.

WhatsApp acusa a la compañía de enviar malware a aproximadamente 1.400 teléfonos móviles con fines de espiar a periodistas, activistas de derechos humanos, disidentes políticos y diplomáticos de todo el mundo, aunque en su mayoría son de India.

Hombre encapuchado con un teléfono.

Getty Images
El software para vigilancia es conocido como Pegasus.

En México, por ejemplo, se conoció el caso porque se utilizó para espiar a figuras públicas como la periodista Carmen Aristegui.

El diario The Washington Post señaló que el teléfono del periodista saudita Jamal Khashoggi, que fue asesinado dentro del consulado de Arabia Saudita en Estambul el año pasado, estaba “infectado” con un programa de la compañía israelí.

NSO Group, por su parte, rechaza las acusaciones y dijo que su misión es la de una empresa dedicada a prestar servicios a los gobiernos para luchar “contra el terrorismo”.

En una presentación judicial en San Francisco, Estados Unidos, WhatsApp dijo que NSO Group “desarrolló su malware para acceder a los mensajes y otras comunicaciones después de que fueron descifrados en los dispositivos de destino”.

Tras este escándalo de ciberseguridad, algunos usuarios están buscando opciones distintas a WhatsApp, incluidas aplicaciones de mensajería como Signal o Telegram, que se dice que están encriptadas de forma más segura.

Y muchos otros están pensando en desinstalar la aplicación WhatsApp de sus teléfonos. Pero ¿es esta la solución?

Encriptados pero vulnerables

WhatsApp en un teléfono.

Getty Images
La aplicación WhatsApp presentó una demanda contra el Grupo NSO de Israel alegando que la empresa estaba detrás de ataques cibernéticos que infectaban dispositivos con software malicioso.

Los expertos dicen que WhatsApp, una aplicación utilizada por aproximadamente 1.500 millones de personas en 180 países (solo en India están 400 millones), está sufriendo la peor parte del ataque cibernético que no es completamente su culpa.

Si bien una vulnerabilidad en la función de videollamadas de la aplicación permitió que el spyware funcionara sin la intervención del usuario, finalmente infectó el teléfono debido a lagunas en los sistemas operativos del dispositivo.

“Las vulnerabilidades que el spyware supo explotar estaban en el nivel del sistema operativo, ya sea Android o Apple”, dijo Vinay Kesari, un abogado especializado en privacidad en tecnología.

“Si hay un programa espía en tu teléfono, todo lo que es legible o lo que sea que pase por tu cámara o micrófono está en riesgo“, dijo el consultor especialista en tecnología Prasanto K. Roy.

WhatsApp se promociona como una aplicación de comunicaciones “segura” porque los mensajes están encriptados de principio a fin. Esto significa que solo deben mostrarse de forma legible en el dispositivo del remitente o del destinatario.

“En este caso, no importa si la aplicación está encriptada o no, una vez que el spyware está en tu teléfono, los piratas informáticos pueden ver lo que esté en tu teléfono tal como lo ves, esto ya está descifrado y en una forma legible en esta etapa”, describió Prasanto K. Roy a la BBC.

“Pero lo más importante, es que esta violación muestra cuán vulnerables son los sistemas operativos“, agregó.

Cambios de aplicación

Una mujer india habla por teléfono.

Getty Images
Los usuarios más afectados por la filtración de mensajes de Whatsapp son de India, uno de los mercados de internet de más rápido crecimiento en el mundo.

Desde que Whatsapp reconoció esta brecha en la seguridad y presentó la demanda, gran parte de la conversación en las redes se ha centrado en cambiar a otras aplicaciones de mensajería.

Una de las opciones de las que más se habla es Signal, conocida por su código fuente abierto, es decir que es un modelo de desarrollo de software basado en la colaboración abierta que todos pueden ver.

Pero ¿esto significa que tu teléfono estaría mejor protegido contra un ataque? No necesariamente, dicen los expertos.

“Con Signal, hay una capa adicional de transparencia porque liberan su código al público, por lo que si tú eres un desarrollador de código sofisticado y la compañía dice que ha solucionado un error, puede acceder al código y verlo por ti mismo”, dijo Kesari.

“Pero eso no significa que la aplicación tenga una capa adicional de protección contra tales ataques”.

Prasanto K Roy asegura que este ataque en particular fue más allá de la aplicación de mensajería.

“Para aquellos cuyos teléfonos estaban comprometidos, toda la información estaba en riesgo, no solo WhatsApp”, dijo Roy.

A partir de ahora, no hay razón para creer que WhatsApp es “menos seguro” que otras aplicaciones, agregó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg

https://www.youtube.com/watch?v=4GB0hAUrKks

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.