Los puntos por los que advierten que Ley de protección a periodistas en QRoo “es una simulación”
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manu Ureste (@ManuVPC)

Los puntos por los que advierten que Ley de protección a periodistas en QRoo “es una simulación”

A pesar de reconocer avances en la elaboración del nuevo dictamen que fue aprobado el lunes 3 de agosto por el Congreso de Quintana Roo (QRoo), organizaciones de la sociedad civil (OSC) como Artículo 19, Freedom House o Amnistía Internacional México, plantean dudas sobre la posible efectividad de este mecanismo en uno de los estados con más agresiones a la libertad de expresión.
Manu Ureste (@ManuVPC)
Por Manu Ureste
6 de agosto, 2015
Comparte
El periodista maya Pedro Canché, durante una plática con Animal Político el pasado 1 de junio, en la sede de Artículo 19. //Foto: Manuel Ureste.

El periodista maya Pedro Canché, durante una plática con Animal Político el pasado 1 de junio, en la sede de Artículo 19. Pedro estuvo preso durante ocho meses acusado de haber cometido el delito de motín mientras cubría una manifestación. A pesar de las irregularidades en su caso, el gobierno de Quintana Roo negó la recomendación de la CNDH para resarcir al comunicador //Foto: Manuel Ureste.

Quintana Roo, uno de los estados donde los ataques a la libertad de expresión son sistemáticos, y en donde ejercer el periodismo es una actividad de alto riesgo, ya tiene su propia ley para proteger a periodistas y defensores de derechos humanos.

La nueva disposición, que fue aprobada el pasado lunes 3 de agosto con aplastante mayoría por los diputados locales -21 a favor y sólo 1 en contra-, incluye una serie de medidas preventivas, de protección urgente, así como medidas sociales, que tendrán por objetivo reducir los factores de riesgo y evitar la consumación de agresiones a periodistas y activistas en la entidad.

Incluso, el dictamen –que puedes leer íntegro aquí- presentó importantes modificaciones a la propuesta presentada inicialmente por el gobernador Roberto Borge, la cual fue muy criticada debido a que ésta incluía una serie de disposiciones que organizaciones civiles y periodistas locales denunciaban como restrictivas del trabajo periodístico en el estado.

Hasta aquí todo es positivo sobre el papel.

Tanto, que los diputados salieron en diferentes medios de comunicación y en redes sociales para felicitarse por la aprobación de esta “ley de vanguardia”, tal y como la definió el legislador Pedro José Flota, presidente de la Gran Comisión del Congreso de Quintana Roo.

Sin embargo, organizaciones civiles no ven aún motivo para las felicitaciones por esta nueva ley, que incluso tachan de acto de simulación. Especialmente en una entidad que en 2014 fue la segunda con mayor número de ataques a la libertad de expresión: 42 casos de agresiones –entre amenazas, campañas de desprestigio a través de redes sociales, y hasta encarcelamientos-, de los cuales el 15% fueron cometidos por servidores públicos, según documentó la organización Artículo 19.

“Nos preocupa que esta ley se convierta en un mecanismo de cuates”

“Hay que admitir que sí se modificaron varios aspectos muy preocupantes de la anterior iniciativa de Borge (publicada el pasado 17 de julio), que le daban un aspecto más de Ley Mordaza, que de una ley de protección a periodistas”, concede en primera instancia Leopoldo Maldonado, abogado de Artículo 19. Sin embargo, matiza de inmediato, en el nuevo dictamen aún se mantienen muchos puntos que observan con preocupación.

Uno de los puntos más preocupantes, subraya Maldonado, es que la nueva ley de protección incluye, en su artículo 19, la conformación de una Junta de Gobierno, que será “la instancia máxima” del mecanismo, y el órgano que tomará las decisiones para la prevención y protección de los periodistas.

Es decir, que funcionarios del gobierno estatal decidirán cuándo se aplican las medidas de protección, cuáles serán estas medidas, y a quién o quiénes se aplicará. Esto, en un estado donde, en casos como el del reportero maya Pedro Canché –quien estuvo preso ocho meses por cubrir una manifestación, a pesar de las numerosas irregularidades que se cometieron en su caso-, los agresores de los periodistas son los propios funcionarios.

“A efectos prácticos, este nuevo mecanismo de protección estará totalmente controlado por el gobierno de Quintana Roo, el cual no se ha caracterizado precisamente por garantizar, proteger ni respetar la libertad de expresión en los últimos años. Por eso nos preocupa mucho que esta ley más bien se convierta en un mecanismo de cuates del gobierno”, apunta Maldonado.

El gobierno será el “gran censor”

Además de funcionarios estatales, la Junta de Gobierno también estará integrada por representantes del sector periodístico y de los defensores de derechos. No obstante, advierte Maldonado, la ley dice que deben ser “acreditados”, en el caso de los periodistas, y “reconocidas por el Estado”, en el de los defensores. Criterios que para Artículo 19 constituyen restricciones desproporcionadas, “además de generar un elemento discriminatorio y arbitrario por parte del gobierno estatal, quien se erigirá como un gran censor para determinar a quién acredita o reconoce”.

Otro punto de la ley que critica Artículo 19, es la definición que ésta hace de lo que es un periodista, oficio al que le coloca la etiqueta de que debe ser una actividad de carácter “permanentemente con remuneración” para ser reconocida. Dejando fuera de la protección a periodistas que no trabajen de tiempo completo, así como a periodistas ciudadanos, o blogueros, por ejemplo.

En cuanto al artículo 8, el que regula el secreto profesional, la ley de protección establece que éste regirá como regla general, “salvo lo dispuesto en otras leyes específicas aplicables en la materia”. En este sentido, Artículo 19 considera que esa excepción legal “ambigua” deja la puerta abierta a la posibilidad de “interpretarla y aplicarla a modo”, por lo que se deja vulnerable esta garantía que tienen los periodistas para proteger a sus fuentes de información.

“Se tiene una mejor ley, pero en QRoo no hay autoridad moral para ponerla en marcha”

Al margen de los aspectos técnicos de cada uno de los artículos de la nueva ley –Artículo 19 publicó en su web un artículo dedicado a analizar cada uno de los puntos problemáticos, que puedes leer íntegro aquí-, Leopoldo Maldonado resalta que “lo más preocupante” para las organizaciones defensoras de derechos “son las condiciones reales para el ejercicio de la libertad de expresión en Quintana Roo”.

“Es decir, por un lado está la realidad en materia de libertad de expresión en el Gobierno de Quintana Roo, donde hay un hostigamiento sistemático y donde hay agresiones sistemáticas contra la prensa crítica. Y por otro lado, nos encontramos con esta ley de protección a periodistas, que nos parece un acto de simulación”, expone el letrado.

En este sentido, Jacobo Dayán, consultor de Freedom House, coincide en apuntar que aún y cuando esta nueva ley mejora a la anterior propuesta de Roberto Borge, en la práctica es una iniciativa “irrelevante”.

“Se tiene una mejor ley, pero el gran problema es que en Quintana Roo no hay autoridad moral para ponerla en marcha”, apunta el activista, quien recuerda que recientemente el gobierno de Jorge Borge rechazó cumplir una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en la que le pide que ofrezca una disculpa pública al periodista maya Pedro Canché y una indemnización, por tenerlo preso ocho meses a pesar de que su caso presentaba irregularidades documentadas.

“Además del caso de Pedro, la situación de Luces del Siglo sigue siendo muy delicada con la clonación de su revista -en septiembre de 2014, su director acusó que la publicación había sido clonada 48 veces, y denunció una “política de sabotaje” por parte de las autoridades estatales-. Hay agresiones a periodistas, hostigamiento, y casos documentados de que los agresores son en algunos casos los miembros del estado. Entonces, no hay garantías de que esta nueva ley vaya a operar, cuando el mensaje que se da desde el gobierno de Borge va en el sentido totalmente contrario”, señala Dayán.

“Lo que hace falta es una política real para que la ley de protección se cumpla”

Por su parte, Amnistía Internacional México recuerda que más que leyes y mecanismos de protección, lo que se requiere son políticas que los aterricen y pongan en funcionamiento.

“De lo que se trata es que los mecanismos y leyes que tenemos actualmente funcionen y cumplan con todo lo establecido”, hace hincapié Perseo Quiroz, director ejecutivo de Amnistía en México, quien recuerda que estados como Veracruz ya cuentan con este tipo de mecanismo desde hace años, “y eso no ha implicado que las amenazas y agresiones contra periodistas hayan bajado”.

“Más allá de publicar una ley nueva, lo que hace falta es una política real para que esa ley se cumpla”, concluye el activista.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué el aire que respiras y que se consideraba seguro ya no lo es, segun la OMS

La OMS ha limitado aun más los niveles de calidad de aire en vista de la evidencia científica encontrada sobre los contaminantes que afectan la salud humana.
Getty Images
24 de septiembre, 2021
Comparte

La contaminación del aire es más peligrosa de lo que se pensaba.

Esa es la conclusión a la que ha llegado la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha actualizado los umbrales de contaminación del aire por primera vez en 16 años.

¿La razón? Más del 90% de la población mundial respira niveles de contaminación mucho mayores a los considerados seguros.

Esto deja muy por detrás a los últimos indicadores de la OMS, los cuales estaban vigentes desde 2005.

¿Por qué ocurre esto? Los científicos están encontrando cada vez más evidencia de los efectos adversos de seis tipos de contaminantes en la salud humana: las partículas en suspensión PM2.5 y PM10; el ozono (O3); el monóxido de carbono (CO); el dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2).

Los contaminantes vienen de la quema de combustibles.

Getty Images
Los contaminantes vienen de la quema de combustibles.

Con esta medida, la OMS pone en evidencia que incluso el aire considerado seguro hasta ahora ya no lo es debido a que los contaminantes son peligrosos para la salud incluso en niveles bajos y tolerados hasta ahora.

Se estima que más de 7 millones de personas mueren prematuramente cada año como consecuencia de la contaminación del aire.

Esto equipara a la contaminación del aire con el tabaquismo y la alimentación poco saludable.

“La evidencia acumulada es suficiente para justificar acciones para reducir la exposición de la población a contaminantes atmosféricos clave, no solo en países o regiones particulares, sino a escala global”, dijo la organización a través de un comunicado.

¿Por qué ahora?

A los científicos les resulta difícil entender cómo afectan los contaminantes a la salud humana.

No solo porque la exposición a altos niveles ya es de por sí dañina. Sino porque también estamos expuestos a una combinación de varios de ellos.

Algunos, como las partículas en suspensión menores a 10 micras (PM10) y 2.5 micras (PM2.5) tienen un origen muy variado.

Se sabe que pueden venir de la quema de combustibles, incluido el transporte, la energía, los hogares, la industria y la agricultura.

Son además partículas tan pequeñas que pueden penetrar en los pulmones y entrar al torrente sanguíneo.

Varios estudios epidemiológicos han indicado que la exposición a PM2.5 puede afectar la salud incluso en niveles bajos.

Se les asocia principalmente a enfermedades cardíacas y pulmonares. Incluso la exposición a corto plazo, durante horas o días, puede aumentar el riesgo de ingreso hospitalario.

La OMS tuvo que revisar más de 500 estudios (incluyendo varias rondas de revisión hechas por pares) para determinar que se necesitan niveles mucho más estrictos a la contaminación del aire para proteger la salud humana.

Diferentes estudios han vinculado la contaminación del aire a problemas respiratorios y cardíacos.

Getty Images
Diferentes estudios han vinculado la contaminación del aire con problemas respiratorios y cardíacos.

Casi el 80% de las muertes relacionadas con PM2.5 podría evitarse en el mundo si los niveles actuales de contaminación del aire se redujesen a los propuestos en la directriz actualizada, según un análisis rápido de escenarios realizado por la OMS.

Las disparidades en la exposición a la contaminación del aire están aumentando en todo el mundo, particularmente porque los países de ingresos bajos y medianos están experimentando niveles crecientes de contaminación del aire debido a la urbanización a gran escala y el desarrollo económico que se ha basado en gran medida en la quema de combustibles fósiles.

Nuevas medidas

En el caso de las PM10, la OMS redujo el límite de exposición anual de 20 microgramos por metro cúbico a 15.

Para las PM2.5, la reducción es de la mitad: de 10 microgramos por metro cúbico pasa a 5.

También se han introducido nuevos límites para el dióxido de nitrógeno NO2, un contaminante que genera problemas en el aparato respiratorio y que está muy vinculado en las ciudades a los vehículos de diésel y gasolina.

Las nuevas directrices hacen hincapié en otros contaminantes, como el monóxido de carbono, el ozono y el dióxido de azufre, como medida preventiva a la espera de mayor evidencia científica.

Una panoramica de Santiago de Chile cubierta por el smog.

Getty Images
Una panorámica de Santiago de Chile cubierta por la contaminación.

Sin embargo, las nuevas directrices de la OMS no son de carácter vinculante. Es decir, que le corresponderá a los gobiernos tomar las medidas necesarias para mejorar la calidad del aire.

Aunque la OMS asegura que una reducción en los niveles de contaminación en el aire traería sustentables beneficios, tambien aclara que no hay niveles completamente seguros.

La OMS dijo que si bien la calidad del aire había mejorado notablemente desde la década de 1990 en los países de ingresos altos, el número mundial de muertes y años de vida saludable perdidos apenas había disminuido, ya que la calidad del aire en general se había deteriorado en la mayoría de los demás países.

“La contaminación del aire es una amenaza para la salud en todos los países, pero afecta más a las personas de los países de ingresos bajos y medianos”, dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Las nuevas pautas llegan pocas semanas antes de que comience la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en la ciudad escocesa de Glasgow el 31 de octubre.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PR5cECLVsBs&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.