¿Qué confesó realmente el único detenido por caso Narvarte? Ni robo, ni abusos, ni crimen
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Qué confesó realmente el único detenido por caso Narvarte? Ni robo, ni abusos, ni crimen

Animal Político tuvo acceso a la declaración oficial de Daniel Pacheco, quien no reconoce haber cometido ni presenciado delito alguno. Ayer, el subsecretario Roberto Campa lo calificó como “un responsable material plenamente identificado”, pero será el juez quien determine si está o no involucrado
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
20 de agosto, 2015
Comparte
Personal del PGJDF con resguardo de policías de la SSP-DF retomaron los peritajes en el interior de departamento donde el 31 de julio asesinaron a cinco personas. //Foto: Cuartoscuro

Personal del PGJDF con resguardo de policías de la SSP-DF retomaron los peritajes en el interior de departamento donde el 31 de julio asesinaron a cinco personas. //Foto: Cuartoscuro

Daniel Pacheco Gutiérrez, único detenido y procesado por el multihomicidio ocurrido el 31 de julio en la colonia Narvarte, no reconoció ni confesó ante el Ministerio Público haber participado en algún hecho delictivo en el departamento donde ocurrió el crimen ni ser testigo de algún acto de violencia en el mismo.

Aunque públicamente se difundieron algunas informaciones donde se reportaba que el detenido presuntamente había “confesado” participar en un robo (una línea de investigación que tiene la procuraduría por el homicidio)  o incluso haber visto una violación u  homicidio en contra de las víctimas, su testimonio no evidencia nada de lo anterior.

Animal Político tuvo acceso a la declaración ministerial completa de Pacheco Gutiérrez que consta de siete cuartillas y que fue rendida ante Ricardo Rivera Díaz, agente del Ministerio Público de la Fiscalía de Homicidios, dentro de la averiguación previa número FBJ/BJ-1/T2/4379/15-07.

En la misma el detenido, que se identifica como herrero y pulidor de autos,  sí admite haber estado en el domicilio pero narra una convivencia sin violencia en el rato que él y sus dos acompañantes permanecieron en el sitio.

Pacheco no hizo referencia a algún robo de dinero – se ha publicado que faltan 6 mil pesos en el departamento – y dice que la maleta que sacó del edificio no tenía – por lo menos que el supiera-  objetos robados sino cosas de uno de sus amigos, y que el Mustang que se llevaron era prestado.

Tampoco hace referencia a que alguien estuviera armado o que él o las víctimas se dedicaran a algún tema de tráfico de drogas u otro delito.

Por cierto, la declaración de Pacheco fue rendida a las 4 de la mañana del 5 de agosto, es decir, cinco horas después de que fue detenido por agentes judiciales en la puerta de su casa.

Cabe recordar que Pacheco Gutiérrez está actualmente bajo proceso por los delitos de homicidio lesiones y robo. Su inocencia o culpabilidad será determinada por la jueza 25 en Materia Penal, Hermenilda Silva.

Ayer, en una entrevista en el programa Atando Cabos el subsecretario de Derechos Humanos de la secretaría de Gobernación Roberto Campa, dijo que en el caso del multihomicidio de la colonia Narvarte había un detenido que era “responsable material plenamente identificado”.

Públicamente, el procurador Rodolfo Ríos Garza ha señalado que el detenido se “ubica el mismo en circunstancia de tiempo y lugar” en la escena de los hechos. Cabe recordar que fue identificado a través de una huella dactilar en el sitio del crimen.

Aquí un resumen de lo declarado por esta persona:

La invitación

Pacheco comienza su historia señalando que el 31 de julio del  2015 a las 11 de la mañana recibió una llamada a su teléfono celular de su amigo José Abraham.

“A Abraham lo conocí hace aproximadamente ocho o nueve meses en el estacionamiento del centro comercial que se ubica en Calzada del Hueso y Miramontes, ya que en ese lugar se dedica a trabajar como acomodador de coches” dijo Pacheco.

Según se lee en su declaración, Abraham invitó a Pacheco a un departamento en la colonia Narvarte donde vivía  “una colombiana de nombre Nicole” a quien “ya conocía de meses atrás de vista, ya que esta persona se dedicaba a regentear a un grupo de chicas, ofreciendo sus servicios sexuales a domicilio”.

Por cierto, más adelante el detenido añadió que Jesús Abraham tenía una supuesta relación sentimental con “Nicole”, cuyo nombre real de acuerdo a lo que hoy se sabe es Mile Virginia Martí.

Aceptada la invitación, Daniel se trasladó primero a su domicilio ubicado en  la colonia Granjas Coapa, y luego a la estación del Metro General Anaya, en donde se encontró a las 13:30 horas con otro de sus amigos de nombre Omar, quien era malabarista y también había recibido la invitación de José Abraham. El detenido narra que descendieron en la estación San Antonio y tomaron un taxi.

Al llegar al cruce de Doctor Barragán y Luz Saviñón, ya los esperaba José Abraham quien llegó al sitio a bordo de su automóvil Renault tipo Mégane.

“Abraham tocó el interfón y Nicole contestó y bajó a abrir la puerta. En ese momento entramos al inmueble y primero entró Abraham, luego yo y al último entró Omar  subiendo por el elevador al departamento 401 y entramos al departamento siguiendo a Nicole” detalló.

La convivencia

De acuerdo con el relato de Daniel Pacheco asentado en la averiguación previa, en el departamento estaba un grupo de jóvenes que no conocía con excepción de “Nicole”. Narró, por ejemplo, que había un chico y una chica en una habitación  y otra chica en la estancia.

Explica que estuvieron platicando todos y “diez minutos después” llegó otra señora de “tez blanca” que se metió a la cocina y comenzó a realizar trabajos de limpieza.

Posteriormente, se lee en la declaración, Pacheco acordó con una joven (cuyo nombre no menciona) sostener un encuentro íntimo a cambio del pago de mil 800 pesos. Antes que lo anterior ocurriera transcurrieron “30 minutos más” en donde hubo una plática en la sala en la que Abraham, Nicole y otras dos personas “consumieron cocaína”.

Después vino el supuesto encuentro sexual en la recámara principal de la vivienda, que según lo dicho por Pacheco fue “de común acuerdo”. Luego, el detenido dice que regresó a la sala donde  pasaron otros 30 minutos más de plática.

La suma de los minutos descrita por el detenido, tomando en cuenta las 13:30 horas que refiere que eran al llegar a la estación General Anaya, indicaría que para ese momento ya serían por lo menos las 14:40 horas aunque, en el testimonio, precisa que eran 14:30 horas cuando ocurrió lo siguiente:

“Me comencé a despedir y le pregunté a Omar y Abraham si se iban o se quedaban y me contestaron que ahorita me alcanzaban y yo me salí del departamento y toqué el elevador. Salió Abraham del departamento y me dio una mochila y me dijo toma llévatela son mis cosas” explicó Pacheco.

El detenido hizo hincapié en que sabía que José Abraham tenía una “relación” con “Nicole” por lo que consideró natural que tuviera sus cosas en el departamento.

Antes de poder salir del edificio pasaron “4 o 5 minutos más” porque Abraham regresó por las llaves al departamento. Según el detenido ya eran las 2:55 horas.

La retirada

Una de las primeras versiones oficiales en torno al multihomicidio ocurrido en la colonia Narvarte era que los tres sujetos que salieron del departamento se robaron el vehículo Mustang que pertenecía a ”Nicole” o Mile Virginia Martí, pero de acuerdo con la declaración de Daniel Pacheco, el que se llevaran el auto no era raro ni irregular.

En su testimonio, el detenido asegura que una vez que subió la mochila al Renault Mégane esperó en dicho vehículo cerca de 15 minutos hasta que saliera Omar quien se había quedado unos minutos más en el departamento. Cuando Omar salió se subió al auto y se  retiraron. Más adelante se encontraron con Abraham que iba en el Mustang.

“No es extraño (que Abraham llevara el Mustang) en virtud de que yo tenía entendido que la colombiana y Abraham tenían una relación sentimental y regularmente le prestaba su vehículo (el Mustang)” declaró Pacheco.

Lo que se lee en la declaración concuerda en términos generales con el video que reveló la Procuraduría en donde se aprecia que un hombre sube con la maleta (o mochila) a otro vehículo distinto al Mustang y ahí espera hasta que salga otra persona, mientras que Abraham se retiró desde un inicio en el automóvil que presuntamente le prestó “Nicole”.

Pacheco señala que más adelante, en un sitio no precisado exactamente, Abraham se bajó del Mustang y regresó al Mégane mientras que Omar se llevó el coche deportivo.

“Abraham siguió conduciendo hasta un bajo puente en donde me dijo que me bajara porque ellos iban a otro lado, por lo que me bajé y me dirigí a bordo de un pesero a la casa de mi chica que se ubica en la misma unidad en la que yo vivo” declaró Pacheco y con eso concluye su relato de lo sucedido el 31 de julio.

Las noticias

De acuerdo con la declaración del detenido, fue hasta el domingo 2 de agosto que en “las noticias” se enteró que se había cometido un homicidio múltiple en el departamento donde él había estado, y que entre las víctimas “había un reportero”. Añadió que de inmediato le marcó a Omar y a Abraham.

“Les pregunté qué pedo, hicieron una mamada, no me vayan a meter en un pedo contestándome Abraham que no había pedo y Omar me dijo no sé de qué me hablas” detalló Pacheco.

El detenido continua su testimonio señalando que el martes 4 de agosto a las 20 horas, vio en  la televisión el video en donde se ve a varias personas saliendo del edificio en donde ocurrió el crimen.

“Me vi en la televisión cargando la mochila que he referido como la misma que me dio Abraham, atravesando la calle de Luz Saviñon” se lee en la declaración de Pacheco, quien agrega que le envió un mensaje a su novia y de nuevo le llamó a sus dos amigos que le dijeron “chinga a tu madre no pasa nada”.

A las 23:45 horas del mismo martes, explica Pacheco, salió a fumar un cigarro en el estacionamiento de la unidad y  fue ahí donde se encontró con los agentes judiciales. “Trate de echarme a correr” se lee en el testimonio oficial, pero finalmente se logró su detención.

“Les dije que me tiraran un paro y una vez que me revisaron me subieron a una unidad y me trasladaron a estas oficinas” dijo Pacheco.

En cuanto a los golpes que tenía en la cara, el detenido señaló, según lo que se lee en la declaración, que “me las ocasione cuando me estaban subiendo a la unidad ya que no calculé y me golpeé por lo que no es mi deseo querellarme de las mismas”.

Omar y Abraham

Daniel Pacheco le dijo al Ministerio Público que José Abraham es un hombre de aproximadamente 25 años de edad, 1.70 metros de estatura, complexión regular, tez morena, cabello corto tipo militar ya que “al parecer fue policía preventivo”,  y que al parecer había estado detenido por un tema de abuso de autoridad.

Además tiene cara ovalada, frente amplia, cejas pobladas, ojos medianos, nariz chata, y no usa barba ni bigote. Su clave de radio Nextel era 42*12*38966.

En cuanto a Omar es de aproximadamente 25 años de edad, 1.50 metros de estatura complexión delgada, tez blanca, cabello negro un poco largo peinado hacia atrás, cara redonda, frente mediana, ojos rasgados, cejas escasas, nariz recta, boca pequeña, labios regulares y con una cicatriz en la frente. Su clave de radio es 62*2*42224.

Pacheco dijo desconocer la dirección de los dos. Hasta ahora la Procuraduría capitalina no ha logrado ubicar a ninguno.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ayman al Zawahiri: cómo la CIA encontró y mató al sucesor de Bin Laden en Afganistán

Luego de estar prófugo por más de 20 años, el hombre falleció en un ataque con drones.
2 de agosto, 2022
Comparte

Cuando el año pasado Estados Unidos se retiró apresuradamente de Afganistán, el presidente Joe Biden prometió no permitir que el nuevo régimen de los talibanes hiciera del país un refugio seguro para los terroristas.

Esto dejó claro que, para la administración de Biden, la prolongada guerra contra el terrorismo no se acercaba a su fin.

Casi un año después, los principales asesores de seguridad del presidente le sugirieron que agentes de inteligencia podrían haber localizado al líder de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, en Afganistán.

Un objetivo de alto valor

En sesiones informativas, autoridades del gobierno indicaron a la prensa que creían que Al Zawahiri había regresado a Afganistán el año pasado, tras producirse el colapso del gobierno respaldado por Occidente.

Los espías estadounidenses prestaban especial atención a Afganistán desde la retirada de sus tropas, en busca de señales de que los líderes de al Qaeda estuvieran regresando poco a poco al país, declaró un asesor de Biden.

Ayman al-Zawahiri. Junio de 2011

AFP
Aún no es claro qué ocurrió con el cuerpo de Al Zawahiri luego del ataque.

Al Zawahiri se habría instalado con su esposa e hija en un gran complejo con altos muros protectores en el centro de Kabul.

El barrio que escogió, un área relativamente próspera llamada Choorpur, había acogido embajadas y viviendas de diplomáticos extranjeros bajo la anterior administración.

Ahora, la mayoría de los altos funcionarios talibanes viven en las lujosas instalaciones de esa zona.

A principios de abril, autoridades de la CIA comunicaron algo importante a los asesores de Biden y luego al propio presidente: habían identificado una red que apoyaba al líder de al Qaeda y su familia, según varias fuentes de inteligencia.

Los espías estudiaron patrones de comportamiento de los residentes de la casa, incluidos los particulares gestos de una mujer que los espías identificaron como la esposa de Al Zawahiri.

Los funcionarios aseguraron haber reconocido su uso de las “habilidades” terroristas al intentar evitar el acceso de personas a la vivienda de seguridad de su esposo en Kabul.

Observaron que, desde que llegó a la casa, Al Zawahiri nunca abandonó las instalaciones y tenía el hábito de asomarse, de vez en cuando y por cortos periodos, a un balcón frente a los muros de la propiedad.

Lee: El día que mataron a Osama Bin Laden

Cómo se planeó la operación

Para Biden, la oportunidad de matar a uno de los hombres más buscados por Estados Unidos entrañaba muchos riesgos.

Al Zawahiri vivía en un barrio residencial densamente poblado.

Probablemente Biden tenía presente no repetir ciertos errores, como el ataque con aviones no tripulados que mató accidentalmente a 10 inocentes en Kabul entre ellos un trabajador humanitario y siete niños en los últimos días de la presencia estadounidense en Afganistán.

Mapa de donde se cree ocurrió el ataque

En mayo y junio, el líder estadounidense se centró en la guerra en Ucrania y en impulsar una legislación histórica sobre el control de armas y el cambio climático.

Pero, en secreto, un grupo “muy pequeño y selecto” de altos funcionarios de inteligencia preparaba varias opciones para mostrárselas.

Biden había encargado a los agentes de inteligencia asegurarse que en el ataque no murieran civiles, incluyendo la familia de Al Zawahiri y funcionarios talibanes.

El 1 de julio, el presidente estadounidense reunió a altos funcionarios, entre ellos el director de la CIA, William Burns, y la directora de inteligencia nacional, Avril Haines, para una sesión informativa.

Biden evaluó junto a sus asesores un modelo a escala de la vivienda de Al Zawahiri que los agentes de inteligencia habían construido y llevado a la Casa Blanca.

“Se centró particularmente en garantizar que se tomaran todas las medidas necesarias para garantizar que la operación minimizara ese riesgo”, declaró un asesor principal.

Biden pidió información sobre la estructura del edificio y, en particular, sobre cómo recibiría el impacto de un proyectil, antes de volar a Camp David para un receso de fin de semana.

En las semanas siguientes, los funcionarios se reunieron en la sala de crisis de la Casa Blanca, un centro de comando similar a un búnker bajo el edificio pensado para que el presidente controle situaciones límite dentro y fuera del país.

Planearon metódicamente la operación, tratando de anticipar cualquier pregunta que pudiera hacer el presidente.

En paralelo, un reducido equipo de abogados se reunió para evaluar la legalidad del ataque y concluyó que Al Zawahiri era un objetivo legítimo por “su papel de liderazgo continuo en al Qaeda, y su participación y apoyo operativo para los ataques del grupo”.

El 25 de julio, tras convocar a su equipo por última vez y pedir la opinión de sus principales asesores, Biden autorizó el ataque.

Inquietud entre los talibanes

A las 6:18 hora local, dos misiles Hellfire disparados por un dron alcanzaron el balcón de la casa de Al Zawahiri, matando al líder de al Qaeda. Los miembros de su familia resultaron ilesos, informaron autoridades de inteligencia.

Las ventanas de la casa parecían destruidas, pero sorprendentemente no se observaban más daños.

Muchos analistas creen que se utilizó una versión poco conocida del misil Hellfire, sin ojiva explosiva.

El cohete que se usó en el ataque

Esta variante llamada AGM-114R9X posee seis cuchillas que se despliegan en la superficie del misil a medida que se acerca al objetivo.

La energía cinética provocada por la velocidad de esta arma es lo que causa la destrucción, ya que hace trizas todo lo que alcanza y minimiza los daños colaterales.

A miles de kilómetros de distancia, en Washington, el presidente fue informado del éxito de la operación.

El domingo, el Ministerio del Interior talibán comunicó al medio local Tolo que un cohete había impactado en una vivienda vacía sin causar víctimas. No aportó detalles adicionales en ese momento.

Sin embargo, poco después la administración Biden anunció que combatientes de la red Haqqani, un ala ultraviolenta de los talibanes, habían sacado a la familia de Al Zawahiri del lugar y tratado de encubrir su presencia.

Cuando un periodista de la BBC acudió la mañana del lunes a la vivienda, un cordón del talibán lo detuvo, apuntándole con rifles e insistiendo en que “no había nada que ver”.

La supuesta locación del ataque con drones

BBC
Este es el supuesto sitio en el que se mató a Al Zawahiri.

Funcionarios estadounidenses afirmaron que “múltiples” fuentes de inteligencia habían confirmado la muerte de Al Zawahiri, pero enfatizaron que no hay personal estadounidense sobre el terreno en Kabul.

Se negaron a dar más detalles sobre cómo fue posible confirmar el éxito del ataque.

El cuerpo

Las agencias de inteligencia preservan con celo las identidades de sus espías. James Clapper, exdirector de inteligencia nacional durante la presidencia de Barack Obama, explicó a BBC que los exaliados de EU en Kabul pueden haber proporcionado alguna información.

No está claro qué ocurrió con el cuerpo de Al Zawahiri tras el ataque.

Según fuentes de la administración Biden, las autoridades de Estados Unidos no trataron de recuperar los restos de Al Zawahiri, a diferencia de la operación en la que se dio muerte a Osama Bin Laden.

En aquella ocasión, las fuerzas especiales recuperaron el cuerpo de Bin Laden para confirmar su identidad antes de lanzarlo al mar para evitar que su tumba se convirtiera en un santuario para los islamistas.

Mientras Biden transmitía la noticia al mundo desde la Casa Blanca, los líderes talibanes condenaron enérgicamente la incursión de Estados Unidos en su territorio.

Pero en sus comentarios no mencionaron a Al Zawahiri.

Ahora toca preguntarse hasta qué punto los altos líderes talibanes sabían de la presencia de Al Zawahiri en Kabul y qué ayuda le podrían haber estado brindando.

Un afgano que vive en la zona aseguró a BBC que los combatientes talibanes habían estado vigilando la calle y que la presencia de “residentes no afganos” era un secreto a voces entre los vecinos.

Es probable que esta hipótesis plantee algunas preguntas incómodas para los líderes talibanes.

Informes adicionales sobre el sistema Hellfire de Chris Partridge.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ukb6MjvW83Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.