close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro.

¿Vuelve la cocaína? Reporte de Sedena revela disparo de más del 340% en decomisos de 2015

En 6 meses ya se aseguró más coca que en todo 2012 y 2014. El año podría concluir con el segundo mayor decomiso anual de esta droga de los últimos ocho. El tráfico de la coca ha evolucionado desde el polvo escondido en donas o tiburones, hasta diluido en líquido de transformadores eléctricos o en pulpa de frutas. Especialista advierte que con legalización de marihuana, cocaína adoptará rol principal en la narco economía.
Foto: Cuartoscuro.
Por Arturo Angel
1 de agosto, 2015
Comparte
Paquete de cocaína. //Foto: Cuartoscuro.

Paquete de cocaína. //Foto: Cuartoscuro.

La cocaína es la nueva protagonista del narcotráfico en 2015. Contrario a todas las demás drogas (marihuana, heroína, metanfetaminas), los decomisos de esta sustancia en el primer semestre del año hechos por el Ejército no solo subieron sino que se dispararon más del 340 por ciento. Fueron casi dos mil 800 kilos encontrados en seis meses.

Hasta el año pasado se pensaba que la tendencia sería a la inversa. La aparente caída de la demanda en EU y la baja siembra del árbol de coca en Sudamérica según el Informe Mundial sobre Drogas justificaba el descenso en los decomisos registrados de 2013 a 2014. Pero los datos de este año proyectan un nuevo escenario.

Los decomisos de cocaína reportados por la Secretaría de la Defensa Nacional en el primer semestre de 2015, superan a toda la cocaína que se consiguió asegurar en los años 2014, 2012 y 2010. Semestralmente, es el segundo volumen más alto de cocaína encontrada en ocho años en nuestro país.

En entrevista con Animal Político el Profesor-Investigador de la División de Estudios Internacionales del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y experto en temas de seguridad y crimen organizado Jorge Chabat, dijo que el notorio incremento en los decomisos de cocaína es un indicador que debe analizarse cuidadosamente.

“Esto puede obedecer  a varios factores. En efecto esto puede ser resultado de que haya más cocaína circulando y esto eleva la probabilidad de los decomisos. También podría deberse a que los cárteles estén moviendo cargamentos señuelos o a un cambio en la dinámica de rutas. Es necesario que se investigue” dijo.

Lo que si advirtió es que con la legalización de la marihuana, la cocaína cobrará paulatinamente un nuevo  protagonismo como la base más redituable de ganancia de los cárteles.

El volumen de cocaína que se podría estar traficando no es el único reto para las autoridades. Los cárteles paulatinamente han sofisticado el movimiento de grandes cargamentos de forma camuflada. Esta semana  se descubrió un importante volumen de coca disuelto en pulpa de mora y el año pasado se había hecho el hallazgo de esta droga diluida en líquido de transformadores eléctricos.

Coca al alza

La estadística actualizada de la Secretaría de la Defensa Nacional arroja un total de dos mil 797 kilogramos de cocaína decomisados de enero a junio de 2015. Esta cantidad, que solo corresponde al primer semestre de este año, equivale al  40 por ciento de toda la cocaína que se ha logrado asegurar en el presente sexenio.

Dichos decomisos se realizaron dentro de la Campaña Permanente de Combate al Narcotráfico en la que participa el Ejército junto con las otras fuerzas de seguridad federal.

No hay datos actualizados para este año en torno a la cocaína encontrada por Policía Federal o la PGR sin embargo, lo asegurado por el Ejército corresponde históricamente al 70 u 80 por ciento de toda la droga que se encuentra.

El balance de cocaína decomisada  en lo que va de 2015 ya supera al de varios años completos y apunta para cerrar como el año con mayor cantidad de esta droga encontrada por lo menos en la administración de Enrique Peña Nieto.

decomisos_coca

Cabe señalar que aunque hay un mercado de consumo interno que no es despreciable, las investigaciones federales apuntan a que más del 80 por ciento de la cocaína que traen los cárteles mexicanos proviene de Sudamérica y tiene como destino el mercado de los Estados Unidos.

Algunos analistas han estimado que el precio del kilo de cocaína en la frontera con estados Unidos  fluctúa entre los 12 mil y 15 mil dólares, por lo que la cantidad de esta droga asegurada solo en 2015 equivaldría a  una pérdida de hasta  40 millones de dólares (650 millones de pesos aproximadamente) para los cárteles.

No obstante, y como advierte Chabat, los cargamentos decomisados en muchos casos podrían servir como señuelos para un tráfico oculto de mucha mayor escala y redituable.

El registro histórico de la Defensa Nacional indica que de diciembre del 2006 a junio de este año ya suman 45 mil 195 kilogramos de cocaína asegurados por el Ejército. No hay datos desagregados de 2015 pero hasta 2014, Tamaulipas era entidad en la que se ha concentrado la mayor cantidad de cocaína decomisada con 13 mil 543 kilos, seguido de Sonora con 8 mil 448 y Chiapas con 4 mil 734 kilos.

El notorio incremento en los decomisos de cocaína durante 2015 no es un hecho generalizado que se esté presentando con otras drogas. En el primer semestre de este año se aseguraron 452 mil kilos de marihuana, más o menos la misma proporción de esa droga que en los dos últimos años.

En cuanto a heroína  el Ejército decomisó 53 kilos, cifra que de mantenerse para el segundo semestre, representaría un descenso de más del 50 por ciento en el decomiso de esta droga. Más notorio es el tema de la metanfetaminas donde los dos mil 236 kilos decomisados en la primera parte de 2015 apenas representa el 14 por ciento de lo que se encontró en 2014.

El Informe Mundial sobre Drogas 2015 publicado por Naciones Unidas a finales de junio advertía, con datos de 2013,  que el tráfico de la cocaína estaba en realidad estabilizado, con algunos descensos en América del Sur y América del Norte.

Según el estudio, las 120 mil hectáreas de cultivo de arbusto de coca erradicadas en 2013 en Colombia y Perú es la extensión más baja de sembradíos de esta planta desde 1990. Es en esos países donde se produce  la cocaína que trafican los cárteles mexicanos, de ahí que se justificaba el descenso en decomisos en los dos últimos años.

Autoridades federales consultadas por Animal Político sobre el incremento en los decomisos de cocaína que ahora se presenta en 2015,  indicaron que hay líneas de investigación abiertas pero todavía no se tienen conclusiones.

Sofisticado camuflaje

Esconder los cargamentos de cocaína que se trafican ha sido una práctica recurrente de los cárteles. Desde la década de los 80 se registraban casos de esta droga ingerida en cápsulas o escondidas en materiales como muñecos o figuras de yeso. Pero año con año los mecanismos se han ido sofisticando.

Por ejemplo, en enero pasado soldados del Ejército mexicano aseguraron varias cajas con donas que en lugar de azúcar estaban espolvoreadas con el polvo blanco de la cocaína. Previamente también se habían encontrado paquetes escondidos dentro de tiburones congelados.

El cártel de Sinaloa es la organización criminal que ha estado detrás de las operaciones más sofisticadas de camuflaje de coca. Además de los casos anteriores, en febrero del 2014 se descubrió en Culiacán un cargamento de cuatro mil pepinos y plátanos rellenos de cocaína.

Un hecho sin precedentes se dio el 1 de mayo del año pasado cuando se descubrió  en Puerto Progreso Yucatán, un contenedor con cuatro transformadores eléctricos los cuales tenían cocaína diluida en casi dos mil 360 litros de aceite dieléctrico, el cual funciona como aislante de dichos aparatos.

Otro hallazgo realizado apenas el pasado 27 de julio fue el de pasta de cocaína mezclada en 24 mil kilos de pulpa de mora que fue trasladada desde Colombia dentro de 120 tambos. Hasta ahora nos e ha  precisado la cantidad exacta de droga que viajó pues se tiene que llevar a cabo un proceso químico para extraerla por completo.

“Hay muchas formas de hacer que la cocaína se mezcle con otros productos legítimos lo cual la hace difícil de detectar. Seguramente hay otros productos más que desconocemos en los cuales la cocaína está siendo diluida y mezclada y después con un proceso químico se vuelve a recuperar. Es una industria en constante innovación literalmente” dijo Chabat.

Nuevo protagonismo

El investigador del CIDE Jorge Chabat advirtió que si bien la marihuana ha sido históricamente la droga más traficada en volumen mientras que las metanfetaminas se convirtieron en una novedad creciente en los últimos años, es la cocaína la que es base de la narco riqueza y podría ganar incluso un rol más significativo en breve.

Chabat recordó que tanto en Estados Unidos como en México existe un mercado de consumo de la cocaína que se ha mantenido y cuya rentabilidad podría dispararse por el fenómeno de legalización de la marihuana.

“Seguramente si la tendencia a legalizar la marihuana en varias partes del mundo continua esto hará que la misma sea cada vez menos rentable pues se traficará menos (…) los beneficios para los cárteles se van a concentrar en otras drogas y obviamente la cocaína por su demanda de consumo será la base” dijo en entrevista.

En ese contexto el especialista consideró importante que se analice el repunte que se aprecia en los decomisos de cocaína en este año y que puede deberse a múltiples factores desde una mayor cantidad de esta droga que esté circulando hasta una estrategia específica que este practicando el gobierno.

Chabat también dijo que los cárteles de la droga de forma constante cambian sus rutas de trasiego. Por ejemplo en los últimos años la cocaína que se traficaba hacia Estados Unidos se había recargado hacia el Caribe pero no es descabellado pensar que de nuevo se haya optado por rutas en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty

Crisis climática: cómo era la Tierra cuando había tanto CO2 en la atmósfera como ahora

Hace millones de años las concentraciones del dióxido de carbono fueron similares a las actuales. Las condiciones extremas de la Tierra en esa época ofrecen importantes lecciones para el futuro.
Getty
26 de noviembre, 2019
Comparte

“Los datos son desoladores”, señala el informe de este martes de Naciones Unidas.

Los países deben quintuplicar sus compromisos de reducción de emisiones de CO2, uno de los principales gases de efecto invernadero, si se quiere evitar un calentamiento mayor de 1,5 grados respecto a la era preindustrial.

Ésa es una de las conclusiones del nuevo informe de ONU-Medio Ambiente sobre “disparidad de emisiones”, la comparación entre los niveles actuales de emisiones de gases de invernadero y los niveles admisibles para evitar los efectos más catastróficos del calentamiento global.

Aun si los países cumplieran sus compromisos delineados tras el Acuerdo de París, el mundo va camino a un calentamiento de al menos tres grados si no hay cambios drásticos y se reducen las emisiones en un 7,6% cada año durante la próxima década. La temperatura ya amentó un grado a nivel global respecto a la era preindustrial (cerca del año 1780).

El reporte se suma a otro publicado el lunes por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) sobre un nuevo récord en las concentraciones de gases de invernadero en la atmósfera.

Desde la era preindustrial, cuando los niveles de CO2 eran de 228 partes por millón o ppm, las concentraciones promedio alcanzaron en 2018 un nivel de 407,8 ppm. El año anterior el nivel fue de 405,5 ppm.

El secretario general de la OMM, Peteri Taalas, recordó que “la última vez que la Tierra experimentó concentraciones de CO2 comparables a las actuales” fue hace millones de años, cuando el nivel del mar alcanzó niveles que pondrían hoy en peligro a todas las ciudades costeras del planeta.

Fósiles de hojas de hayas

JANE FRANCIS/BAS
Estos fósiles de hojas de hayas revelan cómo eran los bosques cerca del Polo Sur durante el Plioceno.

¿Qué lecciones alberga ese pasado geológico para nuestro futuro?

“El mar era 20 metros más alto que ahora”

Las concentraciones de CO2 fueron comparables a las actuales, de unos 400 ppm, “durante el Plioceno, hace entre 5 y 3,5 millones de años aproximadamente”, explicó a BBC Mundo Martin Siegert, experto en geofísica y cambio climático de Imperial College en Londres.

No se trató de un momento sino de un proceso de cientos de miles de años, “pero en cierto punto durante el Plioceno la temperatura fue 4 grados centígrados superior a la actual y el nivel del mar llegó a ser 20 metros más alto que ahora”.

Fósiles de árboles hallados en la Antártica demuestran que durante el Plioceno había bosques de hayas (Nothofagus beardmorensis) cerca del Polo Sur.

Y se había perdido el hielo en Groenlandia y en gran parte del oeste y este de la Antártica.

Rocas a 500 km de Polo Sur

JANE FRANCIS/BAS
Estas rocas en las que se hallaron fósiles de árboles del Plioceno están a solo 500 km del Polo Sur.

Pero las concentraciones del Plioceno representaron una reducción de un nivel mucho mayor.

Siegert señaló que hace 55 millones de años las concentraciones de CO2 alcanzaron más de 1000 partes por millón, lo que fue producto fundamentalmente de gases emitidos por la actividad volcánica.

A partir de ese momento el carbono en la atmósfera comenzó a bajar a lo largo de millones de años debido a procesos naturales, lo que explica por qué en la era preindustrial los niveles eran de 280 ppm.

La reducción se debió a que el carbono en la atmósfera fue extraído gradualmente por plantas y animales, y luego enterrado.

“Los organismos marinos que mueren caen al fondo del mar y son enterrados con el carbono que contienen. Recordemos que todos los árboles formaron depósitos de carbón y los organismos marinos formaron reservas de petróleo y gas”, afirmó Siegert.

“Y lo que hemos estado haciendo en los últimos 150 años es excavar todo el carbono y ponerlo en la atmósfera. Es una locura”.

Antárctica

Getty Images
El mar durante el Plioceno llegó a tener 20 metros más de altura que en la actualidad.

“Esto nunca pasó antes”

El Plioceno, con sus concentraciones de CO2 similares a las actuales, podría ofrecer una analogía útil para entender los cambios que la acción humana está forzando en el planeta.

Pero hay un aspecto en el que los niveles actuales de CO2 no tienen precedente, de acuerdo a Siegert.

Cuando hace 55 millones de años los niveles de CO2 pasaron de unas 300 ppm a cerca de 1000 ppm debido a la actividad volcánica, eso sucedió en un período de unos 20.000 años.

Siegert advirtió que “si seguimos quemando combustibles fósiles al ritmo que lo hacemos ahora, llegaremos a 1000 ppm a fin de este siglo. Esto significa que lo que le llevó a la Tierra 20 mil años antes, nosotros lo haremos en 80″.

“Por eso digo que estamos ante una verdadera emergencia climática”, agregó el experto de Imperial College.

Planta que emite dióxido de carbono

Getty Images
La ONU advirtió que las emisiones de gases de efecto invernadero deben reducirse un 7,6% cada año durante la próxima década.

No tenemos una analogía para el ritmo de cambio que estamos viendo ahora, esto nunca pasó antes en la historia de la Tierra”.

COP25

La próxima semana representantes de cerca de 200 países se reunirán en Madrid en la nueva cumbre anual de cambio climático, la conferencia de las partes o COP25.

El mensaje que esos delegados y todos debemos tener presente tras el nuevo informe de la ONU es que “el problema es urgente y las naciones deben enfocarse en qué van a hacer el respecto”, señaló a BBC Mundo Chris Rapley, exdirector del Instituto Antártico Británico y profesor de ciencia climática de University College London.

Torre de energía eólica

Getty Images
Los países deben quintuplicar sus compromisos de reducción de emisiones para evitar un calentamiento mayor de 1,5 grados.

“Desafortunadamente, con inundaciones, incendios, olas de calor y tormentas intensas, vemos cómo los impactos del cambio climático se están acelerando más de lo que esperábamos hace unos años”.

Rapley señala que, además de la acción de los gobiernos, se necesita que cada persona reflexione sobre qué puede hacer.

Para algunos será comer menos carne, para otros dejar de invertir dinero en instituciones que financian combustibles fósiles, votar por candidatos que lidien con el cambio climático o usar transporte público.

Según el científico británico, “cada uno de nosotros debe pensar en una cosa grande que podría hacer y hacerla”.

Para Siegert, “cuanto más tardemos en actuar más difícil y más caro será hallar soluciones”.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg&t=18s

https://www.youtube.com/watch?v=-NSjnc3NL2k&t=7s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.