Así es la escuela de Oaxaca donde (supuestamente) hay un maestro por cada 4 alumnos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nayeli Roldán.

Así es la escuela de Oaxaca donde (supuestamente) hay un maestro por cada 4 alumnos

De ser cierta la proporción de docentes y estudiantes, esta escuela estaría por encima de las cifras que registra Noruega, donde hay 10 alumnos por cada maestro. Sin embargo, dos terceras partes de las plazas de este plantel son de maestros aviadores.
Nayeli Roldán.
Por Nayeli Roldán
9 de septiembre, 2015
Comparte
Un aula vacía en la Escuela Secundaria Técnica No. 10, de Oaxaca. // Foto: Nayeli Roldán

Un aula vacía en la Escuela Secundaria Técnica No. 10, de Oaxaca. // Foto: Nayeli Roldán

Este artículo es la tercera entrega de la serie “Hacienda solapa el pago a los maestros aviadores”. Puedes ver las primeras dos entregas en las notas relacionadas. 

Los alumnos de la Secundaria Técnica 10, en la Costa de Oaxaca, estudian en salones con techo de lámina mientras la temperatura alcanza hasta 35 grados. A diario tienen dos o tres horas ‘muertas’ porque los maestros no se dan abasto. Aunque lo necesitan, no contratarán a más personal porque, según la nómina oficial, ésta es la escuela con el mayor número de docentes en todo el estado: 149. Si esto fuera cierto, cada maestro atendería a cuatro alumnos. 

Según los datos oficiales, esta escuela incluso estaría por encima de lo que ocurre normalmente en Noruega, el país con mejor proporción de alumnos por maestros entre los miembros de la OCDE. En ese país hay 10 estudiantes por cada profesor.

Pero en esta secundaria hay sólo un tercio de los maestros registrados en la nómina: 50 docentes para 629 alumnos y, además, hay 20 trabajadores administrativos y de limpieza.

Por estos 149 maestros en la nómina, la Secretaría de Hacienda paga hasta 8 millones de pesos cada trimestre. Aunque sólo 70 personas trabajan todos los días en esta secundaria, más de 79 reciben salario sin estar en clase. Es decir, son lo que se conoce como “aviadores”.

En esta secundaria, ni los maestros, ni el director Homero Cuevas y administrativos saben por qué hay tantos trabajadores registrados, ni quiénes son ni dónde están. Y aunque nadie los conoce y supuestamente ya hay una nómina magisterial depurada y sin aviadores, la Secretaria de Hacienda les paga.

Como parte de la Reforma Educativa, la Federación retiró la administración de la nómina magisterial a los gobiernos estatales y a partir de 2015, la Secretaría de Hacienda se hizo cargo del pago a los maestros. Así, supuestamente, se acabaría con las irregularidades como los pagos a aviadores, jubilados y hasta fallecidos, pero esto no está sucediendo, como Animal Político y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) revelaron el martes en una investigación conjunta. Al contrario, ahora se gasta más en sueldos a maestros.

Según prometieron el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el ex titular de la SEP, Emilio Chuayffet, los pagos se harían con base en el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (Cemabe). Por eso, sólo los trabajadores que están en las aulas recibirían salario. Eso tampoco ocurre.

Para comprobarlo, Animal Político ubicó y visitó la escuela de Oaxaca con el mayor número de maestros según el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo (FONE) –la nómina oficial– y esto fue lo que encontró.

Infografía: Animal Político

Infografía: Animal Político

Deudas y carencias en una secundaria con presupuesto millonario

La Secundaria Técnica 10 es una de las 175 escuelas del municipio de San Pedro Pochutla, en la Costa de Oaxaca, donde 70% de los 43 mil pobladores son pobres y 23% vive en casas con piso de tierra.

Se puede llegar en un taxi colectivo o en combis que atraviesan la carretera Oaxaca-Puerto Ángel; aunque algunos van a pie, sin importar que los más de 30 grados y un sol intenso hagan de la caminata un martirio.

Al llegar, lo primero que se ve es un muro con la pinta del escudo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), una cita del educador y filósofo brasileño Paulo Freire y la firma “sección XXII, la única, no hay dos”, como si fuese el aviso de que se está en territorio de la CNTE.

La escuela es la más grande de la zona y también la más antigua. Fue fundada el 12 de diciembre de 1969, pero inició como un plantel agropecuario dotado de establo y chiquero para criar animales, pero cuando se volvió secundaria técnica, éstas áreas fueron adaptadas como salones.

El inmueble tiene 40 aulas con mesabancos de todos colores y condiciones. Apenas el ciclo escolar de 2014, el gobierno estatal les envió 34 sillas nuevas color naranja que resaltan del resto. Cada vez que hace falta, los maestros y padres de familia van a la bodega de pedacería y “hacen milagros”, pues de dos o tres sillas destartaladas hacen una, dice el maestro Sergio Hernández.

Pero la Federación gasta hasta 8 millones de pesos cada tres meses para, supuestamente, pagar la nómina de esta secundaria. Con ese dinero alcanzaría para pagar los adeudos a profesores que han trabajado horas extra y no se les ha pagado. Según el director, 25 maestros han laborado 183 horas de más –acumuladas desde 2009 a 2014– que el gobierno estatal no ha pagado porque oficialmente no están aprobadas.

“La necesidad de la demanda educativa hace que se generen grupos de atención”, por eso, dice, tiene que convencer a los maestros de dar clases adicionales a las que establece su contrato. “Hay profesores que cobran 11 horas y trabajan 30. Las maestras de español, por ejemplo, cobran 20 horas y trabajan 25, ése es un déficit que el gobierno no quiere ver”, afirma Cuevas.

Él mismo reconoce que el registro de 149 maestros en la nómina oficial los afecta directamente porque, aunque ellos solicitan más personal, no están permitidas más contrataciones, ni tampoco pagan los adeudos porque –en teoría– no deberían existir si tienen suficientes trabajadores.

El director asegura que la escuela es la más interesada en aclarar esta situación, por eso la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y el Instituto Estatal de Educación de Oaxaca (IEEPO) estaban investigando el caso, pero el proceso se suspendió luego de que el gobernador Gabino Cué mandató la reestructuración administrativa del instituto.

Esa reestructuración eliminó el acuerdo entre el gobierno de Oaxaca y la CNTE firmado en 1994, que permitía a la disidencia magisterial nombrar a quienes ocuparían cargos medios en el IEEPO. Esto, según el actual director, Moisés Robles, había propiciado el crecimiento de la nómina porque los sindicalistas vendían plazas sin control.

Sin embargo, Robles también ha reconocido que había corrupción entre los funcionarios y la CNTE porque el proceso de contratación comienza con la demanda de personal en cada escuela, ésta pasa al supervisor, quien la entrega al jefe de sector, luego al jefe de departamento y llega a la unidad de planeación educativa del IEEPO que finalmente autoriza una clave de trabajo.

La maestra Indira Martínez coincide en que se trata de una responsabilidad compartida. “¿Por qué dicen que el sindicato vendía plazas? Si lo hicieron, tendrían que haber tenido la relación con los funcionarios”, afirma.

Los maestros se enteraron de los 79 aviadores que existen en su escuela hasta que la Federación hizo pública parte de la nómina magisterial, dice el profesor Marco Salinas, quien tiene 20 años dando clase aquí. Por eso están enojados, pues mientras hay un recurso millonario que nadie sabe dónde está, las carencias de la escuela permanecen.

Por falta de dinero no han podido reemplazar los ventiladores oxidados que sólo sirven de adorno en el techo de lámina, por eso los niños tienen que clases debajo de los árboles en los días de sol sofocante.

Tampoco han reconstruido los dos salones que están a punto de derrumbarse y fueron clausurados por protección civil. Hace cuatro años, los padres de familia los construyeron, pero no sabían que debían dejar un espacio entre el muro de de uno y otro, por eso es que las fisuras de las paredes se hacían cada vez más grandes durante los temblores.

Por la falta de recursos gubernamentales, los padres de familia tienen que dar 130 pesos cada año para solventar los gastos de mantenimiento y consumibles, como hojas para los exámenes o trámites, lo que significa un esfuerzo para la familia de Beatriz. “Cada año gastamos en los uniformes, los útiles y tenemos que dar para la escuela porque aquí el gobierno nos tiene olvidados”.

Angélica, madre de familia, afirma que la infraestructura de esta escuela tiene malas condiciones pues los bebederos están a medio construir, el patio tiene fisuras y hacen falta más baños, pero para ella el problema más grave es la falta de profesores.

Su hija Mariana le cuenta que todos los días tiene dos o tres horas sin maestro, por eso ella y el resto de sus compañeros sólo juegan en el salón o las canchas. ¿Entonces para qué los mandamos a la escuela? Lo que queremos es que aprendan para ser alguien en la vida y si no, ¿para qué tanto sacrificio? dice la mujer.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: ¿qué son los autoanticuerpos y qué tienen que ver con la COVID-19 grave?

Hay una creciente evidencia de que muchas reacciones extremas al coronavirus podrían estar relacionadas con la presencia de anticuerpos "rebeldes" que atacan tejidos y órganos sanos.
27 de septiembre, 2021
Comparte

Desde que comenzó la pandemia de COVID-19, los científicos han estado tratando de entender qué hace que unos y otros reaccionemos de manera tan diferente a la enfermedad.

¿Por qué algunas personas se enferman mucho más que otras? ¿Y por qué afecta a diferentes órganos del cuerpo, potencialmente durante períodos prolongados, cuando es COVID-19 prolongado?

Ahora existe una creciente evidencia de que algunos de estos procesos podrían estar relacionados con la producción de unos anticuerpos “rebeldes” conocidos como autoanticuerpos.

Los anticuerpos normalmente luchan contra las infecciones, pero los autoanticuerpos se dirigen por error a las células, tejidos u órganos del propio cuerpo.

Pero, ¿cuál es su rol en la COVID y cómo podrían impulsar la gravedad de la enfermedad?

Cuando el cuerpo se ataca a sí mismo

Incluso las personas sanas producen autoanticuerpos, pero generalmente no en cantidades lo suficientemente grandes como para causar un daño significativo al sistema inmunológico.

Sin embargo, en pacientes con COVID-19 se ha descubierto que no solo dañan el sistema inmunológico, sino también el tejido sano del cerebro, los vasos sanguíneos, las plaquetas, el hígado y el tracto gastrointestinal, según investigadores de la Universidad de Yale, en Connecticut (Estados Unidos).

Anticuerpos atacando el virus SARS-Covid-2

Getty Images
Se descubrió que los autoanticuerpos atacan múltiples vías del sistema inmunológico, según investigadores de Yale.

En las infecciones por COVID-19, los autoanticuerpos pueden apuntar a “docenas de vías inmunes”, le dijo a la BBC Aaron Ring, profesor adjunto de inmunobiología en la Facultad de Medicina de Yale.

En un estudio reciente publicado en la revista Nature, su equipo examinó la sangre de 194 pacientes que contrajeron el virus con diversos grados de gravedad, y encontró “aumentos marcados” en la actividad de los autoanticuerpos, en comparación con los individuos no infectados.

Cuantos más autoanticuerpos se detecten, más grave será la enfermedad experimentada por los pacientes.

Es un arma de doble filo. Los anticuerpos son cruciales para defendernos de las infecciones, pero algunos pacientes con COVID-19 también desarrollan anticuerpos que dañan sus propias células y tejidos”, dijo el científico.

Bloqueo de la respuesta inmune ante la COVID-19

El estudio del doctor Ring se basó en trabajos anteriores dirigidos por el doctor Jean-Laurent Casanova en la Universidad Rockefeller de Nueva York (Estados Unidos).

El laboratorio de Casanova lleva más de 20 años estudiando variaciones genéticas que afectan la capacidad de una persona para combatir infecciones.

Su investigación destaca el papel de los autoanticuerpos que atacan algunas de las proteínas encargadas de combatir las infecciones virales y bloquear la replicación del virus (los llamados interferones tipo 1).

En octubre de 2020, el equipo del doctor Casanova informó en la revista Science que había encontrado esos autoanticuerpos en aproximadamente el 10% de casi 1.000 pacientes con COVID-19 grave.

Un detalle crucial: cerca del 95% de ellos eran hombres, lo cual podría explicar por qué son ellos los que desarrollan mayoritariamente la COVID-19 grave.

Pacientes que sufren de covid-19 grave recibiendo oxígeno en una unidad de cuidados intensivos (UCI) de un hospital en Nueva Delhi, India, mayo de 2021.

Getty Images
El doctor Casanova ha encontrado evidencia que podría ayudar a explicar por qué el covid parece ser más grave entre los pacientes varones mayores.

El mes pasado informaron en la revista Science Immunology los hallazgos de un estudio más amplio, con análisis de 3.600 pacientes ingresados en el hospital con COVID-19 grave.

Encontraron autoanticuerpos contra los interferones tipo 1 en la sangre del 18% de las personas que habían muerto a causa de la enfermedad.

Más del 20% de los pacientes mayores de 80 años con COVID grave tenían esos autoanticuerpos, en comparación con el 9.6% entre los menores de 40 años.

El doctor Casanova dijo que los hallazgos proporcionaron “pruebas convincentes” de que la “interrupción” causada por los anticuerpos rebeldes “es a menudo la causa del covid-19 potencialmente mortal”.

Autoanticuerpos, enfermedad autoinmune y COVID prolongado

Otros estudios están encontrando vínculos entre los autoanticuerpos y las condiciones médicas relacionadas con la COVID-19 que continúan incluso después de que el virus ha sido eliminado del organismo.

En un estudio publicado este mes en Nature Communications, investigadores de la Universidad de Stanford, en California (Estados Unidos), encontraron que al menos una de cada cinco personas ingresadas en el hospital con COVID-19 desarrolló autoanticuerpos en la primera semana de ingreso.

En el caso de unos 50 pacientes, dispusieron de muestras de sangre extraídas en diferentes días, incluido el día en que ingresaron por primera vez.

“En una semana después de registrarse en el hospital, aproximadamente el 20% de estos pacientes había desarrollado nuevos anticuerpos contra sus propios tejidos que no estaban allí el día en que fueron admitidos”, dijo el investigador principal PJ Utz, profesor de inmunología y reumatología en Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

Un trabajador médico administra una dosis de la vacuna contra el covid en Nantes, Francia, el 14 de septiembre de 2021.

Reuters
Los expertos dicen que los hallazgos refuerzan la causa de aumentar la inmunidad a través de la vacunación.

El profesor Utz dijo que esto también podría explicar por qué algunos síntomas persisten meses incluso después de que la enfermedad haya desaparecido, en la condición conocida como COVID de larga duración.

“Si te enfermas lo suficiente por la COVID-19 como para terminar en el hospital, es posible que no estés fuera de peligro incluso después de recuperarte”.

En Reino Unido, investigadores del Imperial College de Londres encontraron autoanticuerpos en pacientes con COVID-19 de larga duración, que estaban ausentes en personas que se recuperaron rápidamente del virus o que no dieron positivo.

El profesor Danny Altmann, que dirige el grupo de investigación, le dijo a la BBC que el equipo está trabajando para averiguar si se puede diagnosticar COVID de larga duración identificando autoanticuerpos creadosrecientemente.

La investigación aún se encuentra en una etapa inicial, pero podría dar como resultado una prueba lo suficientemente simple como para ser utilizada en la consulta médica.

“Esperamos no solo avanzar hacia un diagnóstico, sino también en conocimientos terapéuticos: que esto ilumine mecanismos y tratamientos específicos”, dijo Altmann.

Para los expertos, estos hallazgos también justifican la vacunación.

En una infección viral mal controlada, el virus permanece durante mucho tiempo, mientras que una respuesta inmune que se intensifica continúa rompiendo las partículas virales en pedazos, lo cual confunde al sistema inmunológico, dijo el profesor Utz.

Sin embargo, las vacunas contienen solo una proteína de pico o instrucciones genéticas para producirla, por lo que el sistema inmunológico no está expuesto a la misma actividad frenética que podría conducir a la producción de autoanticuerpos.

Eso no es todo

Un médico atiende a un paciente infectado por covid-19 en la unidad de cuidados intensivos del hospital Lyon-Sud en Pierre-Benite, el 8 de septiembre de 2021

Getty Images
Los expertos advierten que la respuesta inmune al covid es compleja y los autoanticuerpos son solo una parte de la historia.

Pero aunque los avances en este campo son emocionantes, los científicos advierten que la respuesta inmune a la COVID es compleja y los autoanticuerpos no lo son todo.

Otro mecanismo que se está investigando es la respuesta inmune hiperactiva que ocurre en algunos casos.

La producción de proteínas llamadas citocinas (también denominadas citoquinas) puede alcanzar niveles peligrosos y causar daño a las propias células del cuerpo, las llamadas tormentas de citocinas.

Todavía no comprendemos exactamente qué sucede en nuestras células cuando el virus ingresa a nuestros cuerpos; es el resultado de esa batalla lo que determina la gravedad y, en última instancia, la mortalidad de la enfermedad.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.