Así es la escuela de Oaxaca donde (supuestamente) hay un maestro por cada 4 alumnos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nayeli Roldán.

Así es la escuela de Oaxaca donde (supuestamente) hay un maestro por cada 4 alumnos

De ser cierta la proporción de docentes y estudiantes, esta escuela estaría por encima de las cifras que registra Noruega, donde hay 10 alumnos por cada maestro. Sin embargo, dos terceras partes de las plazas de este plantel son de maestros aviadores.
Nayeli Roldán.
Por Nayeli Roldán
9 de septiembre, 2015
Comparte
Un aula vacía en la Escuela Secundaria Técnica No. 10, de Oaxaca. // Foto: Nayeli Roldán

Un aula vacía en la Escuela Secundaria Técnica No. 10, de Oaxaca. // Foto: Nayeli Roldán

Este artículo es la tercera entrega de la serie “Hacienda solapa el pago a los maestros aviadores”. Puedes ver las primeras dos entregas en las notas relacionadas. 

Los alumnos de la Secundaria Técnica 10, en la Costa de Oaxaca, estudian en salones con techo de lámina mientras la temperatura alcanza hasta 35 grados. A diario tienen dos o tres horas ‘muertas’ porque los maestros no se dan abasto. Aunque lo necesitan, no contratarán a más personal porque, según la nómina oficial, ésta es la escuela con el mayor número de docentes en todo el estado: 149. Si esto fuera cierto, cada maestro atendería a cuatro alumnos. 

Según los datos oficiales, esta escuela incluso estaría por encima de lo que ocurre normalmente en Noruega, el país con mejor proporción de alumnos por maestros entre los miembros de la OCDE. En ese país hay 10 estudiantes por cada profesor.

Pero en esta secundaria hay sólo un tercio de los maestros registrados en la nómina: 50 docentes para 629 alumnos y, además, hay 20 trabajadores administrativos y de limpieza.

Por estos 149 maestros en la nómina, la Secretaría de Hacienda paga hasta 8 millones de pesos cada trimestre. Aunque sólo 70 personas trabajan todos los días en esta secundaria, más de 79 reciben salario sin estar en clase. Es decir, son lo que se conoce como “aviadores”.

En esta secundaria, ni los maestros, ni el director Homero Cuevas y administrativos saben por qué hay tantos trabajadores registrados, ni quiénes son ni dónde están. Y aunque nadie los conoce y supuestamente ya hay una nómina magisterial depurada y sin aviadores, la Secretaria de Hacienda les paga.

Como parte de la Reforma Educativa, la Federación retiró la administración de la nómina magisterial a los gobiernos estatales y a partir de 2015, la Secretaría de Hacienda se hizo cargo del pago a los maestros. Así, supuestamente, se acabaría con las irregularidades como los pagos a aviadores, jubilados y hasta fallecidos, pero esto no está sucediendo, como Animal Político y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) revelaron el martes en una investigación conjunta. Al contrario, ahora se gasta más en sueldos a maestros.

Según prometieron el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el ex titular de la SEP, Emilio Chuayffet, los pagos se harían con base en el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (Cemabe). Por eso, sólo los trabajadores que están en las aulas recibirían salario. Eso tampoco ocurre.

Para comprobarlo, Animal Político ubicó y visitó la escuela de Oaxaca con el mayor número de maestros según el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo (FONE) –la nómina oficial– y esto fue lo que encontró.

Infografía: Animal Político

Infografía: Animal Político

Deudas y carencias en una secundaria con presupuesto millonario

La Secundaria Técnica 10 es una de las 175 escuelas del municipio de San Pedro Pochutla, en la Costa de Oaxaca, donde 70% de los 43 mil pobladores son pobres y 23% vive en casas con piso de tierra.

Se puede llegar en un taxi colectivo o en combis que atraviesan la carretera Oaxaca-Puerto Ángel; aunque algunos van a pie, sin importar que los más de 30 grados y un sol intenso hagan de la caminata un martirio.

Al llegar, lo primero que se ve es un muro con la pinta del escudo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), una cita del educador y filósofo brasileño Paulo Freire y la firma “sección XXII, la única, no hay dos”, como si fuese el aviso de que se está en territorio de la CNTE.

La escuela es la más grande de la zona y también la más antigua. Fue fundada el 12 de diciembre de 1969, pero inició como un plantel agropecuario dotado de establo y chiquero para criar animales, pero cuando se volvió secundaria técnica, éstas áreas fueron adaptadas como salones.

El inmueble tiene 40 aulas con mesabancos de todos colores y condiciones. Apenas el ciclo escolar de 2014, el gobierno estatal les envió 34 sillas nuevas color naranja que resaltan del resto. Cada vez que hace falta, los maestros y padres de familia van a la bodega de pedacería y “hacen milagros”, pues de dos o tres sillas destartaladas hacen una, dice el maestro Sergio Hernández.

Pero la Federación gasta hasta 8 millones de pesos cada tres meses para, supuestamente, pagar la nómina de esta secundaria. Con ese dinero alcanzaría para pagar los adeudos a profesores que han trabajado horas extra y no se les ha pagado. Según el director, 25 maestros han laborado 183 horas de más –acumuladas desde 2009 a 2014– que el gobierno estatal no ha pagado porque oficialmente no están aprobadas.

“La necesidad de la demanda educativa hace que se generen grupos de atención”, por eso, dice, tiene que convencer a los maestros de dar clases adicionales a las que establece su contrato. “Hay profesores que cobran 11 horas y trabajan 30. Las maestras de español, por ejemplo, cobran 20 horas y trabajan 25, ése es un déficit que el gobierno no quiere ver”, afirma Cuevas.

Él mismo reconoce que el registro de 149 maestros en la nómina oficial los afecta directamente porque, aunque ellos solicitan más personal, no están permitidas más contrataciones, ni tampoco pagan los adeudos porque –en teoría– no deberían existir si tienen suficientes trabajadores.

El director asegura que la escuela es la más interesada en aclarar esta situación, por eso la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y el Instituto Estatal de Educación de Oaxaca (IEEPO) estaban investigando el caso, pero el proceso se suspendió luego de que el gobernador Gabino Cué mandató la reestructuración administrativa del instituto.

Esa reestructuración eliminó el acuerdo entre el gobierno de Oaxaca y la CNTE firmado en 1994, que permitía a la disidencia magisterial nombrar a quienes ocuparían cargos medios en el IEEPO. Esto, según el actual director, Moisés Robles, había propiciado el crecimiento de la nómina porque los sindicalistas vendían plazas sin control.

Sin embargo, Robles también ha reconocido que había corrupción entre los funcionarios y la CNTE porque el proceso de contratación comienza con la demanda de personal en cada escuela, ésta pasa al supervisor, quien la entrega al jefe de sector, luego al jefe de departamento y llega a la unidad de planeación educativa del IEEPO que finalmente autoriza una clave de trabajo.

La maestra Indira Martínez coincide en que se trata de una responsabilidad compartida. “¿Por qué dicen que el sindicato vendía plazas? Si lo hicieron, tendrían que haber tenido la relación con los funcionarios”, afirma.

Los maestros se enteraron de los 79 aviadores que existen en su escuela hasta que la Federación hizo pública parte de la nómina magisterial, dice el profesor Marco Salinas, quien tiene 20 años dando clase aquí. Por eso están enojados, pues mientras hay un recurso millonario que nadie sabe dónde está, las carencias de la escuela permanecen.

Por falta de dinero no han podido reemplazar los ventiladores oxidados que sólo sirven de adorno en el techo de lámina, por eso los niños tienen que clases debajo de los árboles en los días de sol sofocante.

Tampoco han reconstruido los dos salones que están a punto de derrumbarse y fueron clausurados por protección civil. Hace cuatro años, los padres de familia los construyeron, pero no sabían que debían dejar un espacio entre el muro de de uno y otro, por eso es que las fisuras de las paredes se hacían cada vez más grandes durante los temblores.

Por la falta de recursos gubernamentales, los padres de familia tienen que dar 130 pesos cada año para solventar los gastos de mantenimiento y consumibles, como hojas para los exámenes o trámites, lo que significa un esfuerzo para la familia de Beatriz. “Cada año gastamos en los uniformes, los útiles y tenemos que dar para la escuela porque aquí el gobierno nos tiene olvidados”.

Angélica, madre de familia, afirma que la infraestructura de esta escuela tiene malas condiciones pues los bebederos están a medio construir, el patio tiene fisuras y hacen falta más baños, pero para ella el problema más grave es la falta de profesores.

Su hija Mariana le cuenta que todos los días tiene dos o tres horas sin maestro, por eso ella y el resto de sus compañeros sólo juegan en el salón o las canchas. ¿Entonces para qué los mandamos a la escuela? Lo que queremos es que aprendan para ser alguien en la vida y si no, ¿para qué tanto sacrificio? dice la mujer.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El boom de los jóvenes que invierten en acciones a través de apps (y qué peligro tiene)

La bonanza de las plataformas de comercio de acciones en internet está tentando a inversores no experimentados a tomar grandes riesgos, advierten expertos.
2 de julio, 2021
Comparte

Con tiempo libre en sus manos, la londinense Andreea Ion, de 25 años, se unió a dos sitios web de comercio de acciones al comienzo de la pandemia de coronavirus.

“Mi novio y yo quedamos atrapados en este apartamento de Londres realmente pequeño, y solo pensamos que teníamos que hacer algo, o nos volveríamos locos aquí”, recuerda.

Durante el último año, inversores más jóvenes como Ion han estado inundando las plataformas de comercio de acciones en línea, incluidas eToro, Freetrade y Robinhood.

Andreaa y su novio Jamie ahora publican juntos en Instagram sobre sus inversiones.

“Estamos siendo testigos de una era en la que todos pueden comenzar a invertir y acumular riqueza con sus teléfonos con tarifas casi nulas por una transacción”, dice Ion, quien vivió en Rumania hasta los 18 años y recientemente completó una maestría en la Universidad de Cambridge .

Pero, ¿es buena esta ola de nuevos inversores?

“Hábito saludable”

Adam Dodds, director ejecutivo de Freetrade, sostiene que la participación en el comercio de acciones es algo bueno: “Lo comparo con comer sano o hacer ejercicio. Es un hábito saludable”, dice Dodds.

Ciertamente ha sido bueno para su negocio.

Los clientes registrados de Freetrade se multiplicaron por seis en 2020, pasaron de 50.000 en enero a más de 300.000 en diciembre y hasta 700.000 ahora.

Casi el 60% de ellos se describen a sí mismos como inversores primerizos, y su edad promedio es de 31 años.

Las mujeres ahora constituyen uno de cada cuatro inversores de la plataforma, frente al 13% de hace un año.

Y no es solo Freetrade. Otras plataformas han visto un aumento de nuevos clientes.

Durante 2020, Robinhood agregó 3 millones de usuarios, un aumento del 30% y eToro agregó otros 5 millones, una ganancia cercana al 40%.

Una forma en que las aplicaciones de comercio de acciones han reducido las barreras para involucrarse en la inversión es mediante la fraccionalización, lo que permite a los usuarios comprar fracciones de acciones enteras.

Por ejemplo, una participación en Tesla de Elon Musk era de US$880 en enero, aunque actualmente ronda los US$688.

Para algunos inversores, comprar una acción consumiría todos los fondos que tienen disponibles para invertir.

Por lo tanto, comprar una fracción de una acción de alto valor permite a los pequeños inversores realizar otras inversiones y distribuir su riesgo.

Adam Dodds

Freetrade
Adam Dodds, presidente ejecutivo de Freetrade describe el comercio de acciones como “hábito saludable”.

Pero esta prisa por invertir preocupa a algunas personas.

Constantin Gurdgiev, profesor de economía en el Trinity College de Dublín, Irlanda, señala que los foros de discusión en línea y las redes sociales pueden ejercer todo tipo de presión sobre los inversores sin experiencia.

Es posible que se los persuada más fácilmente para que se unan a una manada de inversores y se apresuren a comprar una acción sobrevaluada, por ejemplo, o la percepción de costos más bajos podría alentarlos a comerciar más de lo necesario.

La gestión y el análisis de riesgos fracasan y el miedo a perderse algo se hace cargo, dice el profesor Gurdgiev.

“La investigación muestra que un mejor acceso a la negociación y la percepción de menor costo que ofrecen estas plataformas conduce a una toma excesiva de riesgos y a una negociación excesiva por parte de los inversores minoristas”, argumenta.

Para algunos, el comercio puede incluso volverse adictivo, señala.

En esta nueva era de negociación, también han surgido las denominadas acciones de memes, o acciones de Reddit: ésta es una acción que se ha convertido en un foco de intensa atención en las redes sociales.

El minorista de videojuegos, GameStop, es quizás el ejemplo reciente más conocido.

En enero, el precio de sus acciones subió un 1.500% de $ 17,25 a $ 483, luego de que los contribuyentes a un foro de Reddit llamado wallstreetbets alentaron a los inversionistas a comprar.

Constantin Gurdgiev

C GURDGIEV
El profesor Gurdgiev dice que las nuevas apps de inversión podrían alentar tomar riesgos excesivos.

“Sobre las acciones de memes, creo que las veremos de nuevo, para ser honesto”, dice Lewis Harding, un joven de 23 años de Leeds, Inglaterra, que bloguea sobre sus inversiones.

Él cree que los inversores deberían de pasar por una capacitación gratuita después de registrarse en una plataforma de negociación, antes de que puedan comenzar a operar.

La ola anterior de los llamados inversores minoristas surgió en la década de 1990, inicialmente en Estados Unidos.

Los corredores de Internet en línea como E*Trade y Ameritrade aparecieron en servicios como CompuServe y America Online.

Sus comisiones, de alrededor de US$5 a US$7 por operación, eran significativamente más bajas que las de los corredores de bolsa establecidos en el momento de abrir el mercado a los inversores más pequeños.

Muchos de los lotes actuales de aplicaciones comerciales en línea han reducido estas comisiones comerciales hasta cero, abriendo las puertas a nuevos inversores que no tienen mucho dinero.

Pero ha habido críticas a la forma en que las aplicaciones comerciales obtienen ganancias. Para muchas de esas aplicaciones, implica algo llamado pago por flujo de pedidos.

WallStreetBets

Getty Images
El foro de wallstreetbbets en Reddit creó un frenesí de inversión en GameStop.

Robinhood, con sede en Estados Unidos (quizás la más conocida de las nuevas plataformas de negociación), y otras, venden sus pedidos a firmas más grandes llamadas creadores de mercado, que pagan hasta un centavo por acción para ejecutarlas.

Si bien este proceso permite que las aplicaciones ofrezcan a sus clientes comercio libre, significa que cuanto más comercian sus clientes, más de dinero de los creadores de mercado ganan las plataformas de comercio.

Por lo tanto, existe un fuerte incentivo para lograr que sus inversores operen de manera más activa, lo que no es necesariamente lo mejor para ellos.

En algunos países, incluidos Reino Unido y Canadá, el pago por el flujo de pedidos no está permitido en absoluto.

El regulador de los mercados financieros de Estados Unidos, la Comisión de Bolsa y Valores, ha dicho ahora que está investigando la práctica.

También está investigando qué aplicaciones fomentan el sobrecomercio con alertas por correo electrónico, avisos y otras herramientas.

Ganancias

Entonces, ¿cómo ganan dinero las aplicaciones comerciales que ofrecen comercio gratuito en el Reino Unido, donde no pueden vender su flujo de pedidos?

En el caso de Freetrade, gana dinero vendiendo a los inversores una actualización de la plataforma gratuita a una versión premium con más funciones, dice Dodds.

“La gente sabe por lo que está pagando, no es que todo sea gratis y luego haya tarifas ocultas en el margen”, dice.

Pero argumenta que el comercio sin comisiones es importante para democratizar la inversión, es decir, abrirla a inversores más pequeños.

“Realmente no puedes invertir US$140 al mes en ocho o nueve acciones cuando pagas una comisión de US$14-16 por cada operación”, dice.

Mientras tanto, Ion y su novio esperan que invertir en acciones les ayude a mudarse de su pequeño apartamento en Londres y hacer un depósito para su primera casa.

“Nos dimos cuenta de que simplemente vivir de nuestros salarios probablemente no nos llevaría muy lejos, teniendo también en cuenta la inflación”, explica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=38PLMHqw8aw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.