Cómo es vivir en las 5 ciudades amuralladas más bonitas del mundo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Thinkstock

Cómo es vivir en las 5 ciudades amuralladas más bonitas del mundo

Esto es lo que dicen los habitantes de algunas de las más conocidas y mejor conservadas ciudades amuralladas, todas ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Thinkstock
Por BBCMundo
7 de septiembre, 2015
Comparte
Dubrovnik, Croacia

La ciudad mediterránea de Dubrovnik se ha vuelto todavía más famosa por ser una de las locaciones de Game of Thrones. Foto: Thinkstock

Unos enormes muros de piedra fueron en su día la última línea de defensa de las ciudades antiguas, unas estructuras impenetrables diseñadas para proteger a sus habitantes de los enemigos en el exterior.

Con los años muchas murallas fueron cayendo.

Pero las que siguen en pie protegen aún el estilo de vida de los que habitan en el interior.

Así, estas barreras de piedra además de ofrecerles una mirada diaria a la historia, también influyen en varios aspectos del día a día, desde el tráfico al turismo.

Hablamos con los habitantes de algunas de las más conocidas y mejor conservadas ciudades amuralladas, todas ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Les preguntamos cómo es vivir rodeados de tan imponentes piezas de historia.

Y esto fue lo que contestaron.

Dubrovnik, Croacia

Apreciada por su ubicación en la costa y su fácil acceso, la ciudad mediterránea de Dubrovnik ha ganado aún más fama en años recientes al ser el escenario deKings Landing o Desembarco del Rey, en la serie Game of Thrones.

Personas apoyadas en una de las murallas de Dubrovnik

Los muros fomentan “un sentido de comunidad” en Dubrovnik.

Las murallas de unos dos kilómetros que envuelven la ciudad antigua datan del siglo XVI y sus calles reservadas a los peatones ayudaron a preservar el ambiente histórico de la ciudad.

Pero la última oleada de turistas, inspirada por el tirón de la serie, ha provocado varios cambios en la ciudad antigua.

Así lo cuenta, al menos, Maja Milovcic, nacida y residente en Dubrovnik.

Como ella, muchos de los vecinos del centro histórico se mudaron a otras zonas y ahora alquilan sus apartamentos a los visitantes.

Aunque los que decidieron quedarse tratan de preservar esa forma de vida tan única que permiten las murallas.

Los niños que crecen en la ciudad antigua respetan la historia y los monumentos“, dice.

“La ciudad les enseña lo que la belleza y la armonía de la arquitectura significa para el futuro de esta ciudad y para las nuevas generaciones”.

Los muros también parecen fomentar un sentido de comunidad.

“Muchas parejas jóvenes con niños vuelven porque vivir aquí es mucho más seguro y amable, y es más fácil proteger a tus hijos de cualquier peligro posible”, añade.

“Cuando era niña la ciudad entera era un enorme patio de juegos”.

Jerusalén

Las murallas que rodean hoy la ciudad antigua de Jerusalén fueron construidas en 1500, pero el asentamiento estuvo protegido por muros de piedra desde tiempos bíblicos.

Jerusalén

“Cuando vives aquí sientes que todo va a estar bien”, dice una de las habitantes de Jerusalén.

“Las piedras viejas de los edificios, los nombres de las calles y los vecinos que son descendientes de seis, siete, hasta ocho generaciones anteriores hacen sentir que la ciudad es antigua”, explica Liz Cohen, autora del blog Lizrael Update, donde cuenta sus experiencias como extranjera.

Muchos puedan pensar que Jerusalén tiene un ambiente politíco o intenso, pero Cohen asegura que vivir en la ciudad cambia esa perspectiva.

“Cuando vives aquí sientes que todo va a estar bien”, dice.

“Nosotros (quienes viven de murallas para adentro) somos muy distintos (…). Muy a menudo nos ayudamos unos a los otros a bajar del autobús, en el mercado, en la calle“.

En Jerusalén, tanto en la ciudad antigua como más allá de sus muros, los barrios se dividen por religiones o nacionalidades, aunque algunos son más mixtos que otros.

Aquellos que hablan inglés o francés suelen preferir la moderna Colonia Alemana, la tranquila Katamon o Rechavia, situadas a unos pocos kilómetros al oeste de la ciudad antigua.

Nachloat, ubicada a 4 kilómetros al noroeste de la ciudad antigua, es particularmente popular entre los estudiantes.

Ávila, España

La muralla de Ávila fue construida en el siglo XII para proteger a sus habitantes del conflicto entre los reinos de Castilla y de Aragón.

La ciudad de Ávila

Ávila: como un cuento medieval.

Y cerca de 1.000 años después sigue rodeando por completo la perfectamente conservada ciudad, salpicada de iglesias románicas y góticas.

Sientes como si estuvieras viviendo en un cuento medieval“, dice Carolina Ares, nativa de Ávila.

“Es mágico”.

Además, la ciudad es amable y tranquila.

Los vecinos tienen cierta edad, por lo que, aunque celebran una gran cantidad de eventos culturales, la actividad decae de noche.

Así que quienes prefieran un ambiente más vivo, deben buscarlo al sur de la muralla.

“Los jóvenes suelen mudarse al sur, porque la ciudad está creciendo en esa dirección”, explica Jorge García, también nativo de Ávila.

“Allí hay más servicios que en el centro”, añade.

Cartagena de Indias, Colombia

Al otro lado del mundo y cientos de años después, España se dispuso a construir otros muros.

El puerto caribeño de Cartagena resultó ser un puesto de avanzada importante.

Cartagena

Cartagena: amistosa, vívida y dramática.

Tanto los ingleses como los franceses atacaron la ciudad, y España invirtió millones de reales para protegerla de la plaga de piratas en el siglo XVIII.

Así erigió los muros y fuertes que aun hoy siguen en pie.

Vivir en la ciudad antigua es como estar “en un set de filmación pero en la vida real”, dice Silvia Tcherassi, diseñadora de moda y propietaria del hotel que lleva su apellido, una mansión colonial ubicada dentro de las murallas.

Este tipo de edificios, junto con las animadas plazas y los acogedores cafés y restaurantes, proveen de un telón de fondo vivo a sus vecinos.

Además, Tcherassi añade que Cartagena es una verdadera ciudad caribeña.

“La ciudad antigua captura ese espíritu de forma perfecta: feliz, amistoso, vívido y dramático”, dice.

Quienes quieran vivir de cerca ese ambiente deben buscar vivienda en los alrededores de las plazas, donde los vendedores de fruta ponen sus puestos y los vecinos se reúnen para charlar.

A menos de un kilómetro al sur de la ciudad amurallada, Getsemaní atrae a los más hipster, con su arte callejero y sus modernos hoteles y restaurantes.

Carcassonne, Francia

Si se vive en la ciudadela amurallada de Carcassonne es inevitable convertirse en un aficionado a la historia.

“Te hace pensar en cómo vivirían aquí hace cientos de años y en la destreza de los artesanos que trabajaron en la construcción del castillo, las casas y los muros de La Cité, que soportaron el paso del tiempo”, dice Jacqui Boulter, una australiana que se mudó a la ciudad en 2013 y dirige el hostal L’Echappee Belle.

Carcassonne, Francia

Carcassonne: 50 residentes y cuatro millones de turistas.

Dentro de la propia ciudadela hay menos de 50 hogares de residentes permanentes, una cifra muy pequeña en comparación con los cuatro millones de turistas que la visitan cada año.

“Muchos visitantes no son conscientes que aquí vive gente”, señala Boulter.

“Suelen pensar que es una mera atracción turística”.

En los últimos años se volvió cada vez más difícil vivir en la ciudad amurallada, ya que cerraron el banco y la oficina de correos.

Además, acceder a la ciudad en coche, una opción exclusiva para los residentes y los repartidores, se vuelve casi imposible en verano, con las calles abarrotadas de turistas.

Por ello, los vecinos de la ciudadela se apoyan unos a otros y respiran tranquilos en invierno.

Muchos recién llegados deciden vivir en Bastide St Louis, la parte más nueva de Carcassonne, a kilómetro y medio al oeste de la ciudad medieval.

Y aunque pocos turistas lleguen hasta allí, el barrio cuenta con sus museos y cafeterías interesantes.

Pero nada como vivir dentro de las murallas, protegido y rodeado de historia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ómicron: 3 incógnitas y 3 cosas que sabemos sobre la nueva variante de COVID que preocupa al mundo

La variante más mutada del coronavirus hasta la fecha, ya ha provocado la vuelta de algunas restricciones y genera preocupación mundial.
30 de noviembre, 2021
Comparte

Ómicron, la última variante de SARS-CoV-2 en ser detectada y la más mutada hasta la fecha, es el foco de atención de autoridades sanitarias, gobiernos y población a nivel global.

Preocupa que, por ser tan diferente a la versión original identificada por primera vez en Wuhan, sea más contagiosa, letal o burle el efecto de vacunas y tratamientos.

Es muy pronto para saber hasta qué punto debemos preocuparnos, advierten los científicos, quienes piden prudencia mientras se conocen más detalles.

Distintas proyecciones apuntan a que en un período de dos semanas podríamos tener información más consistente sobre ella.

Te explicamos tres aspectos que ya conocemos sobre la nueva variante y lastres incógnitas que más preocupan a los expertos.

¿Qué sabemos?

1. Es la variante más mutada hasta la fecha

No caben dudas: lo que más alarma a las autoridades de salud es el alto número de mutaciones de ómicron.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha definido como “variante de preocupación”, la categoría del listado conocido de SARS-CoV-2 en que también se encuentran alpha, beta, gamma y delta.

A ella pertenecen las variantes del virus que se transmiten con más facilidad, que son más virulentas o disminuyen la eficacia de las medidas de protección o de las vacunas y tratamientos disponibles.

Tabla de principales variantes de Sars-CoV-2 monitoreadas por la OMS

BBC

El profesor Tulio de Oliveira, director del Centro de Innovación y Respuesta a Epidemias en Sudáfrica, país donde se detectó por primera vez, dijo que posee una “constelación inusual de mutaciones” y que es “muy diferente” a otras variantes que han circulado.

En total tiene más de 50 mutaciones, más que la delta, que hoy domina en el mundo.

“Pero no es el número de mutaciones lo que importa, sino la posición de esas mutaciones”, le advierte a BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester, en Reino Unido.

La mayoría de las mutaciones de ómicron se encuentran en la proteína de espiga y el dominio de unión del receptor, dos zonas que intervienen en cómo el patógeno entra y se adhiere a nuestras células.

Los cambios son tan numerosos que entre los científicos existe el temor de que nuestros cuerpos no reconozcan al virus si entramos en contacto nuevamente con él, incluso estando vacunados.

2. Está más extendida de lo que se pensaba

La variante fue detectada por primera vez en Sudáfrica, lo cual no implica que surgiera allá.

Es uno de los países del continente que cuenta con mayor capacidad técnica para la detección de variantes.

Varias naciones han impuesto severas restricciones sobre este país y otros en el sur de África.

Pero a pesar de estas restricciones, ya se han registrado casos en varios de los países que horas antes habían cancelado vuelos o impuesto nuevas medidas de control a pasajeros procedentes de esta zona.

Bélgica, el primer país en Europa en descubrir un caso en su territorio, informó que se trataba de turista que llegó el 11 de noviembre procedente de Egipto.

Gráfico de la variante Ómicron

BBC

La variante fue identificada por primera vez el 9 de noviembre, apenas dos días antes.

En Reino Unido hay algunos casos registrados de los que no se conoce un historial de viaje en común, lo que podría ser indicio detransmisión comunitaria.

Aunque eso solo se podrá saber en vista de cómo evolucione la situación.

3. La necesidad de altas tasas de vacunación

Los científicos lo han advertido desde el principio: no dominaremos al virus si el mundo entero no marcha a la par en la carrera por la vacunación.

Hay mucha desigualdad en cuanto a las tasas de inmunización y los países africanos están a la cola, muy lejos de los países con más recursos.

Según Our World in Data, solo un 10% del total de población de África ha recibido al menos una dosis.

En Europa, Estados Unidos y Canadá, incluso en América Latina, este porcentaje supera el 60%.

Para hablar de niveles razonables de inmunidad, señalan los expertos, más de un 80% de la población mundial debe recibir la pauta completa.

Las vacunas han demostrado proteger no solo contra los cuadros más graves de la enfermedad, sino también tener un impacto importante en ralentizar la transmisión del patógeno.

Una persona vacunándose contra el coronavirus.

Getty Images

Una muestra grande de población sin vacunar, como sucede en la mayoría de países africanos, es caldo de cultivo para que el virus circule sin control, mute y aparezcan variantes como ómicron.

“De hecho, esta no tiene por qué ser la última variante que veremos, aunque tampoco quiere decir que cada nueva variante implique ser más o menos peligrosa que las anteriores”, contextualiza para BBC Mundo el biólogo José Manuel Bautista, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid.

Entonces ¿cuáles son las 3 principales incógnitas?

1. ¿Será esta variante la más peligrosa de todas?

La OMS advirtió este lunes que el riesgo que plantea ómicron podría ser “muy alto”.

Para saber si es más peligrosa habría que ratificar los análisis preliminares del organismo, que apuntan a que conlleva un mayor riesgo de reinfección y transmisión.

Pero esto no implica que sea más peligrosa. Para comprobarlo será necesario que inevitablemente más gente se infecte y seguir su evolución.

En Sudáfrica, la doctora Angelique Coetzee, que fue la que descubrió la nueva variante, le dijo a la BBC que los pacientes a los que ha tratado presentan síntomas muy leves y que hasta ahora no han requerido hospitalización.

La doctora Angelique Coetzee.

BBC
La doctora Angelique Coetzee habló con la BBC desde Pretoria, capital ejecutiva de Sudáfrica.

Pero el virus puede comportarse distinto según la demografía.

“Las poblaciones de África y países europeos o norteamericanos son diferentes. Por ejemplo, en África hay mayores porcentajes de enfermedades endémicas como el VIH y eso puede tener una incidencia en la gravedad o en la transmisión del virus”, explica Tang.

“Los primeros reportes desde África indican síntomas más leves y no hay reportes de daños neurológicos como pérdida de sentido u olfato”, dice Tang.

“Una nueva variante más adaptada a los humanos podría perder todas estas complicaciones que hemos visto con otras mutaciones y parecerse más a las cepas de resfriados comunes que vemos cada temporada”, continúa.

“Pero como sucede con las vacunas, no todos somos iguales. Hay mucha heterogeneidad y el virus afecta de forma distinta a las personas”, completa Bautista.

2. ¿Burlará el efecto de las vacunas y la respuesta inmunitaria?

Con las vacunaciones avanzadas en varios países y con muchos otros aún pendientes de ponerse al día, es una de las incógnitas más preocupantes.

“La combinación de mutaciones de ómicron sugieren que hay una evolución selectiva y una presión por escapar del efecto de las vacunas, pero esto no es algo sorprendente”, dice Tang.

Prueba de coronavirus en el aeropuerto de Sídney, Australia.

Getty Images
En Australia han empezado a hacer más pruebas en los aeropuertos para identificar y aislar los casos infectados con la nueva variante de coronavirus.

El virólogo explica que escapar de la respuesta inmunitaria natural o de las vacunas es una especie de evolución lógica de cualquier patógeno.

En este caso se abrirían dos escenarios hipotéticos.

¿El más pesimista? Que sea necesaria una nueva vacuna. Desarrollarla tomaría menos tiempo que cuando se creó una desde cero al comienzo de la pandemia, pero implicaría algunos meses.

Un escenario más optimista es que, aunque nuestros cuerpos vacunados no reconozcan igual de bien al virus por sus distintas mutaciones, éste sea más leve y no tenga consecuencias graves.

“Si la vacuna no protegiera contra la nueva variante, pero esta no causara una mayor gravedad, realmente no sería tan importante que las vacunas funcionaran peor”, explica Tang.

3. ¿Se volverá la variante dominante?

Todas las variantes compiten por ser dominantes. Es el comportamiento natural de los virus.

Y para dominar, los expertos coinciden en que el virus debe ser muy efectivo al transmitirse. “Pero aún no estamos seguros si será así o no”, aclara Tang.

Es por ello que los expertos subrayan que las dos semanas que siguen seráncruciales para saber qué rumbo podría tomar esta nueva variante.

Hasta el momento, las dos variantes que han sido más eficientes en esta carrera han sido alpha y delta.

Si ómicron terminará por dominar el panorama o no, habrá que esperar para verlo. Como también para saber si será o no más leve.

Pasajeros con y sin mascarilla en el metro de Londres.

Getty Images
Las variantes compiten de forma natural por convertirse en dominantes.

Bautista advierte que si es más transmisible y no menos leve que las anteriores, al contagiar a muchas más personas el porcentaje de fallecidos o ingresados podría ser mayor.

Tang insiste en que si es más infeccioso pero menos peligroso, podría ser hasta una buena noticia: que el virus finalmente esté convirtiéndose en uno de los coronavirus comunes, como el de la gripe o el resfriado, que nos afectan cada temporada.

Se trata de un escenario que los científicos han barajado desde el comienzo de la pandemia.

Sea como fuera, Bautista concluye que “la principal advertencia que nos deja esta situación es que hay vacunar lo más posible, mantener el uso de las mascarillas, la distancia y la ventilación”.

“Mientras no sepamos en qué se va a convertir el patógeno, hay que impedir que circule libremente”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VVpFyhF9iiY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.