Cómo es vivir en las 5 ciudades amuralladas más bonitas del mundo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Thinkstock

Cómo es vivir en las 5 ciudades amuralladas más bonitas del mundo

Esto es lo que dicen los habitantes de algunas de las más conocidas y mejor conservadas ciudades amuralladas, todas ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Thinkstock
Por BBCMundo
7 de septiembre, 2015
Comparte
Dubrovnik, Croacia

La ciudad mediterránea de Dubrovnik se ha vuelto todavía más famosa por ser una de las locaciones de Game of Thrones. Foto: Thinkstock

Unos enormes muros de piedra fueron en su día la última línea de defensa de las ciudades antiguas, unas estructuras impenetrables diseñadas para proteger a sus habitantes de los enemigos en el exterior.

Con los años muchas murallas fueron cayendo.

Pero las que siguen en pie protegen aún el estilo de vida de los que habitan en el interior.

Así, estas barreras de piedra además de ofrecerles una mirada diaria a la historia, también influyen en varios aspectos del día a día, desde el tráfico al turismo.

Hablamos con los habitantes de algunas de las más conocidas y mejor conservadas ciudades amuralladas, todas ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Les preguntamos cómo es vivir rodeados de tan imponentes piezas de historia.

Y esto fue lo que contestaron.

Dubrovnik, Croacia

Apreciada por su ubicación en la costa y su fácil acceso, la ciudad mediterránea de Dubrovnik ha ganado aún más fama en años recientes al ser el escenario deKings Landing o Desembarco del Rey, en la serie Game of Thrones.

Personas apoyadas en una de las murallas de Dubrovnik

Los muros fomentan “un sentido de comunidad” en Dubrovnik.

Las murallas de unos dos kilómetros que envuelven la ciudad antigua datan del siglo XVI y sus calles reservadas a los peatones ayudaron a preservar el ambiente histórico de la ciudad.

Pero la última oleada de turistas, inspirada por el tirón de la serie, ha provocado varios cambios en la ciudad antigua.

Así lo cuenta, al menos, Maja Milovcic, nacida y residente en Dubrovnik.

Como ella, muchos de los vecinos del centro histórico se mudaron a otras zonas y ahora alquilan sus apartamentos a los visitantes.

Aunque los que decidieron quedarse tratan de preservar esa forma de vida tan única que permiten las murallas.

Los niños que crecen en la ciudad antigua respetan la historia y los monumentos“, dice.

“La ciudad les enseña lo que la belleza y la armonía de la arquitectura significa para el futuro de esta ciudad y para las nuevas generaciones”.

Los muros también parecen fomentar un sentido de comunidad.

“Muchas parejas jóvenes con niños vuelven porque vivir aquí es mucho más seguro y amable, y es más fácil proteger a tus hijos de cualquier peligro posible”, añade.

“Cuando era niña la ciudad entera era un enorme patio de juegos”.

Jerusalén

Las murallas que rodean hoy la ciudad antigua de Jerusalén fueron construidas en 1500, pero el asentamiento estuvo protegido por muros de piedra desde tiempos bíblicos.

Jerusalén

“Cuando vives aquí sientes que todo va a estar bien”, dice una de las habitantes de Jerusalén.

“Las piedras viejas de los edificios, los nombres de las calles y los vecinos que son descendientes de seis, siete, hasta ocho generaciones anteriores hacen sentir que la ciudad es antigua”, explica Liz Cohen, autora del blog Lizrael Update, donde cuenta sus experiencias como extranjera.

Muchos puedan pensar que Jerusalén tiene un ambiente politíco o intenso, pero Cohen asegura que vivir en la ciudad cambia esa perspectiva.

“Cuando vives aquí sientes que todo va a estar bien”, dice.

“Nosotros (quienes viven de murallas para adentro) somos muy distintos (…). Muy a menudo nos ayudamos unos a los otros a bajar del autobús, en el mercado, en la calle“.

En Jerusalén, tanto en la ciudad antigua como más allá de sus muros, los barrios se dividen por religiones o nacionalidades, aunque algunos son más mixtos que otros.

Aquellos que hablan inglés o francés suelen preferir la moderna Colonia Alemana, la tranquila Katamon o Rechavia, situadas a unos pocos kilómetros al oeste de la ciudad antigua.

Nachloat, ubicada a 4 kilómetros al noroeste de la ciudad antigua, es particularmente popular entre los estudiantes.

Ávila, España

La muralla de Ávila fue construida en el siglo XII para proteger a sus habitantes del conflicto entre los reinos de Castilla y de Aragón.

La ciudad de Ávila

Ávila: como un cuento medieval.

Y cerca de 1.000 años después sigue rodeando por completo la perfectamente conservada ciudad, salpicada de iglesias románicas y góticas.

Sientes como si estuvieras viviendo en un cuento medieval“, dice Carolina Ares, nativa de Ávila.

“Es mágico”.

Además, la ciudad es amable y tranquila.

Los vecinos tienen cierta edad, por lo que, aunque celebran una gran cantidad de eventos culturales, la actividad decae de noche.

Así que quienes prefieran un ambiente más vivo, deben buscarlo al sur de la muralla.

“Los jóvenes suelen mudarse al sur, porque la ciudad está creciendo en esa dirección”, explica Jorge García, también nativo de Ávila.

“Allí hay más servicios que en el centro”, añade.

Cartagena de Indias, Colombia

Al otro lado del mundo y cientos de años después, España se dispuso a construir otros muros.

El puerto caribeño de Cartagena resultó ser un puesto de avanzada importante.

Cartagena

Cartagena: amistosa, vívida y dramática.

Tanto los ingleses como los franceses atacaron la ciudad, y España invirtió millones de reales para protegerla de la plaga de piratas en el siglo XVIII.

Así erigió los muros y fuertes que aun hoy siguen en pie.

Vivir en la ciudad antigua es como estar “en un set de filmación pero en la vida real”, dice Silvia Tcherassi, diseñadora de moda y propietaria del hotel que lleva su apellido, una mansión colonial ubicada dentro de las murallas.

Este tipo de edificios, junto con las animadas plazas y los acogedores cafés y restaurantes, proveen de un telón de fondo vivo a sus vecinos.

Además, Tcherassi añade que Cartagena es una verdadera ciudad caribeña.

“La ciudad antigua captura ese espíritu de forma perfecta: feliz, amistoso, vívido y dramático”, dice.

Quienes quieran vivir de cerca ese ambiente deben buscar vivienda en los alrededores de las plazas, donde los vendedores de fruta ponen sus puestos y los vecinos se reúnen para charlar.

A menos de un kilómetro al sur de la ciudad amurallada, Getsemaní atrae a los más hipster, con su arte callejero y sus modernos hoteles y restaurantes.

Carcassonne, Francia

Si se vive en la ciudadela amurallada de Carcassonne es inevitable convertirse en un aficionado a la historia.

“Te hace pensar en cómo vivirían aquí hace cientos de años y en la destreza de los artesanos que trabajaron en la construcción del castillo, las casas y los muros de La Cité, que soportaron el paso del tiempo”, dice Jacqui Boulter, una australiana que se mudó a la ciudad en 2013 y dirige el hostal L’Echappee Belle.

Carcassonne, Francia

Carcassonne: 50 residentes y cuatro millones de turistas.

Dentro de la propia ciudadela hay menos de 50 hogares de residentes permanentes, una cifra muy pequeña en comparación con los cuatro millones de turistas que la visitan cada año.

“Muchos visitantes no son conscientes que aquí vive gente”, señala Boulter.

“Suelen pensar que es una mera atracción turística”.

En los últimos años se volvió cada vez más difícil vivir en la ciudad amurallada, ya que cerraron el banco y la oficina de correos.

Además, acceder a la ciudad en coche, una opción exclusiva para los residentes y los repartidores, se vuelve casi imposible en verano, con las calles abarrotadas de turistas.

Por ello, los vecinos de la ciudadela se apoyan unos a otros y respiran tranquilos en invierno.

Muchos recién llegados deciden vivir en Bastide St Louis, la parte más nueva de Carcassonne, a kilómetro y medio al oeste de la ciudad medieval.

Y aunque pocos turistas lleguen hasta allí, el barrio cuenta con sus museos y cafeterías interesantes.

Pero nada como vivir dentro de las murallas, protegido y rodeado de historia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vladimir Putin otorga la nacionalidad rusa al exagente estadounidense Edward Snowden

Snowden vive exiliado en Rusia desde que en 2013 filtró a la prensa información secreta del programa de vigilancia masiva de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).
26 de septiembre, 2022
Comparte

El exagente de inteligencia estadounidense Edward Snowden, conocido por filtrar operaciones de vigilancia secreta de Washington, ha obtenido la nacionalidad rusa.

El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó el lunes el decreto que le otorga la nacionalidad.

Snowden, de 39 años, vive exiliado en Rusia desde que en 2013 filtró a la prensa información secreta del programa de vigilancia masiva de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés) que habría vulnerado la privacidad de millones de estadounidenses.

Snowden, buscado en EE.UU. por cargos de espionaje, no ha hecho comentarios públicos.

En 2020, la Corte de Apelaciones de EE.UU. declaró ilegal la vigilancia de la NSA de los registros telefónicos de millones de ciudadanos estadounidenses.

Snowden aseguró más tarde que se sentía reivindicado por el fallo.

Sin embargo, si llegase a pisar de nuevo suelo estadounidense se enfrentaría a cargos que pueden conllevar hasta 30 años de prisión por la acusación de haber violado la Ley de Espionaje.

Altos funcionarios de inteligencia de Washington habían negado públicamente que la NSA recopilara datos de registros telefónicos privados, hasta que Snowden expuso pruebas que demostraban que sí lo había hecho.

Tras la revelación, las autoridades alegaron que el programa de vigilancia de la NSA había jugado un papel crucial en la lucha contra el terrorismo dentro de EE.UU., facilitando las condenas de Basaaly Saeed Moalin, Ahmed Nasir Taalil Mohamud, Mohamed Mohamud e Issa Doreh, de San Diego, por brindar ayuda a militantes de al Shabab en Somalia.

Organizaciones como Human Rights Watch, Amnistía Internacional (AI) y la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) han pedido en varias ocasiones al gobierno estadounidense que indulte a Snowden al considerar que expuso violaciones a los derechos humanos por parte de la agencia federal.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rVTadf5UTPY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.