Con lonas, así protege Chihuahua del frío y las lluvias a las viviendas pobres
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro.

Con lonas, así protege Chihuahua del frío y las lluvias a las viviendas pobres

Ciudadanos y organizaciones civiles calificaron como una "burla" la medida del Ayuntamiento para proteger de los temporales a quienes viven en las colonias pobres de la capital chihuahuense.
Foto: Cuartoscuro.
Por Manu Ureste
17 de septiembre, 2015
Comparte

El Ayuntamiento de Chihuahua busca proteger del frío y de la temporada de lluvias a las familias que habitan en las colonias más pobres del norte de la ciudad con la distribución de paquetes de hule negro.

Según detalló el municipio en un comunicado de prensa fechado el pasado 13 de septiembre, la Dirección de Atención Ciudadana entregó 120 paquetes de este hule –que es una lona de plástico- a familias de las colonias Nuevo Triunfo, Riberas de Sacramento y Porvenir III; todas ellas ubicadas en zonas vulnerables de la capital chihuahuense.

“El motivo del apoyo es para prevenir y evitar que las viviendas de las familias se vean afectadas por las lluvias que están pronosticadas”, explicó el Ayuntamiento en el texto, en el que además enfatizó que en el segundo año de gobierno ha beneficiado a 4 mil 500 familias con la entrega de material de construcción, hule negro e impac (impermeabilizante)”.

“Con estas acciones la administración municipal confirma su compromiso para los chihuahuenses y de esta manera se construye un mejor futuro”, recalcó el municipio en el texto.

“¿Hule? Creí que era una broma”

Sin embargo, ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil mostraron su malestar por estas acciones para “construir un mejor futuro”, las cuales las tildaron como “una burla” para la población que habitan viviendas en situación de pobreza.

Esto es una burla, ¿cómo que hule? Denles una casita o de perdida material para reparar los techos”, señaló la ciudadana Irene Vera, en un comentario a la nota publicado en el portal de noticias Segundo a Segundo.com.

“Qué poca, que los inviten cuando llueva para que vean para lo que sirve su plastiquito!!”; “¿Hule? Creí que era broma”; o “qué poca vergüenza… y todavía dice la nota con toda la ironía ‘de esta manera se construye un mejor futuro’”, fueron otros de los comentarios al comunicado que puedes leer aquí.

En esta misma línea, Martha Ramírez, regidora del Ayuntamiento de Chihuahua por el partido Acción Nacional, dijo que esta medida del municipio “no resuelve en nada” la situación de cientos de vecinos que, como sucede cada año cuando llega la temporada de lluvias, se ven afectados.

“Hemos platicado con gente que habitan estas colonias, y lo que nos expresan es que están indignados. Les pareció una burla que les lleven hule en lugar de materiales de construcción u otro tipo de apoyos. Esos hules no son una solución, porque sabemos que con las fuertes lluvias y el mal clima se los llevará el viento”, expuso la regidora en una entrevista con Animal Político.

“Además, no es la forma en la que se les debería ayudar. En el Ayuntamiento se pueden bajar recursos con Sedesol (Secretaría de Desarrollo Social) de un programa de techos y suelos; y se puede bajar también recursos del Fonden que están para eso, para apoyar cuando hay desastres naturales”, añadió la regidora, quien además dijo desconocer de dónde obtuvo el municipio los fondos para comprar los hules.

“Ni a mí como regidora del Ayuntamiento, ni a mis compañeros de fracción del PAN, nadie nos ha dicho de dónde sale ese recurso. No sabemos si fue una proporción del Fonden porque no nos han informado nada, y nos gustaría que el director de Atención Ciudadana nos diga de dónde sale el recurso y por qué se decidió comprar el hule”. 

“Los mismos ciudadanos son quienes nos piden los hules”: Atención Ciudadana

Animal Político planteó esta pregunta a Fernando Villarreal, director de Atención Ciudadana del Ayuntamiento de Chihuahua, quien explicó en una plática telefónica que el municipio tiene un “fondo especial a través de Protección Civil” destinado a cubrir “contingencias climáticas” de “alrededor” de un millón y medio de pesos, en el que va también incluido el reparto de hules negros.

Hules que el funcionario defendió como “la medida más útil” para muchas viviendas ubicadas en colonias vulnerables, las cuales no cuentan con techos de construcción.

“Repartimos el hule negro ante contingencias por lluvias porque, debido a la infraestructura de muchas de estas viviendas, es imposible darles Impac (impermeabilizante). ¿Cómo les voy a dar impermeabilizante a personas que tienen casas cuyo techo es de lámina o de cartón? No les va a servir absolutamente de nada y por eso les damos el hule, para la prevención ante contingencias climáticas”, argumentó Villarreal, quien subrayó que “en esas colonias son los mismos ciudadanos los que muchas veces nos piden los hules”.

“Para dar una opinión hay que conocer realmente las circunstancias de estas colonias y conocer el diagnóstico en el que viven estas familias. Porque muchas veces, por las condiciones de la vivienda, les es mucho más útil el hule negro que cualquier otro elemento para prevenir las contingencias”, insistió el director de Atención Ciudadana para concluir haciendo hincapié en que el gobierno municipal, junto con el estatal y el federal, ya ha puesto “a más de 2 mil familias” piso firme “y un techo digno” en Chihuahua.

“Con reparto de hules no están cumpliendo con la ley”: Chihuahua Sin Temor

Sin embargo, para Linda Flores, integrante de la organización civil Chihuahua sin Temor, estos argumentos de la Dirección de Atención Ciudadana y ese millón y medio de pesos del “fondo especial” del Ayuntamiento para atender “contingencias climáticas” no son suficientes para garantizar el derecho a una vivienda digna.

“En Chihuahua hay una ley del derecho a la vivienda digna que se aprobó en el año 2006, la cual establece de manera muy clara que compete a los tres niveles de gobierno responder a las necesidades de vivienda de la ciudadanía. Y con ese reparto de hules no están cumpliendo con la ley”, expuso la activista.

“Y más grave aún es que digan que no pueden repartir impermeabilizantes porque las viviendas de estas personas no cuentan con techos dignos. Porque entonces no tendría que ser nada más un millón y medio de pesos; tendrían que estar los tres niveles de gobierno gestionando más recursos para que la gente de esas colonias pueda tener una vivienda como tal”, exigió Flores.

Por su parte, Francisca Jiménez, integrante de la organización civil Red por la Participación Ciudadana, pidió que las autoridades municipales elaboren políticas que vayan más allá de la emergencia del momento y que permitan prevenir y atender la problemática de quienes viven en las colonias vulnerables.

“En previsión de la temporada de lluvias que está por comenzar, debieron de haber implementado políticas para entregar materiales de construcción. La entrega de hules no debería ser la política del Ayuntamiento para mejorar las condiciones de vida de la gente”, concluyó Jiménez.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Birmania: decenas de miles se manifiestan contra el golpe de Estado en las mayores protestas en décadas

Este sábado la ciudad más grande del país asiático vivió las protestas más multitudinarias hasta la fecha contra el nuevo régimen militar, que se impuso en el poder con un golpe el pasado 1 de febrero.
Por BBC News Mundo
7 de febrero, 2021
Comparte

Birmania vive días convulsos.

Los gobernantes militares, que tomaron el poder el lunes con un golpe de Estado que atajó abruptamente la frágil democracia birmana, han bloqueado la internet en el país mientras miles de personas salen a la calle a protestar.

A la multitudinaria manifestación del sábado en Yangón, la antigua capital, le siguió otra este domingo que no solo es la más grande hasta la fecha contra el nuevo régimen militar, sino la mayor en décadas.

“No queremos una dictadura militar. Queremos democracia “, coreó la multitud, ataviada con camisas rojas y sostenía globos del mismo color, que es el del partido de la depuesta Aung Suu Kyi.

Los automóviles y autobuses reducían la velocidad para hacer sonar sus bocinas en apoyo, con muchos haciendo el saludo de tres dedos, un símbolo de desafío contra el autoritarismo en la región.

También se re realizaron manifestaciones en más de una docena de otras ciudades.

“Tenemos que acabar con esto ahora”

Los manifestantes son trabajadores de fábricas y estudiantes, pidieron la liberación de los detenidos por el ejército, incluida la líder electa Aung San Suu Kyi.

“Estamos aquí para luchar por nuestra próxima generación, para liberarlos de una dictadura militar“, dijo una manifestante a la agencia AFP. “Tenemos que acabar con esto ahora”.

Hasta ahora Birmania, se había mantenido mayoritariamente en calma después del golpe, aunque se produjeron algunas manifestaciones en diferentes partes del país.

Las autoridades militares están atrincheradas en la capital, Naypyidaw, y hasta ahora han evitado entablar contacto directo con los manifestantes.

Policía bloqueando las calles en Yangón.

EPA
La policía bloqueó las calles en Yangón, la ciudad más grande del país.

Nyein Chan, corresponsal de la BBC en Yangon, dice que los birmanos conocen muy bien la violencia de las que son capaces los militares, pero ahora que la gente tuvo tiempo de digerir lo que está sucediendo están encontrando diferentes formas de hacer oír su voz.

El país fue gobernado por un gobierno militar opresivo desde 1962 hasta 2011.

Pero según Chan, aunque la atmósfera estaba cargada, los manifestantes se mostraron desafiantes.

“Están enojados pero también silenciosamente asustados. Saben que los militares son capaces de utilizar la violencia para reprimir la disidencia, pero sienten que no tienen otra opción”, explicó.

“Cuando un grupo de manifestantes se encontró con una fila de soldados, les gritaron: ‘Están entrenados para ser soldados profesionales, no maten a civiles‘”, relató.

Regresó internet

Por lo demás, el servicio de internet, que había sido interrumpido, ya fue restablecido.

El apagón de internet hizo que la conectividad cayera a un 16% de los niveles normales, dijo NetBlocks Internet Observatory, un organismo que monitorea las redes.

Pero el tráfico ya había aumentado a un 50% a las 14:00 hora local (07:30 GMT) de este domingo, aunque el acceso a las redes sociales, incluídas Facebook y Twitter, permanecía bloqueado.

Muchos usuarios evadieron las restricciones en las redes sociales mediante el uso de redes privadas virtuales (VPN), pero el apagón más general interrumpió gravemente su actividad.

mujer protestando en Yangón

AFP
El miércoles hubo protestas, pero no fueron tan multitudianrias como las de este sábado.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional calificó el cierre como “atroz e irresponsable.

Organizaciones de la sociedad civil instaron a los proveedores de internet y redes móviles a desafiar la orden del apagón.

Mientras tanto, Suu Kyi está bajo arresto domiciliario, según su abogado. Documentos policiales muestran que está acusada de importar y utilizar ilegalmente equipos de comunicaciones (walkie-talkies) en su casa de la capital.

Además, Sean Turnell, un académico australiano exasesor económico de Suu Kyi, fue detenido en Yangón.

Turnell le dijo a la BBC que lo han confinado en su hotel y que no sabe de qué pueden acusarlo.

El golpe tuvo lugar cuando se inauguró una nueva sesión del parlamento, tras la aplastante victoria electoral de noviembre del partido Liga Nacional para la Democracia (NLD) de Suu Kyi.

Aung San Suu Kyi en 2020.

Getty Images
Aung San Suu Kyi en 2020.

Muchos birmanos vieron cómo se desarrollaban los eventos a través de Facebook, la principal fuente de información y noticias en el país.

Tres días después, se ordenó el bloqueo de plataforma por “razones de estabilidad”.

Una vocera de Twitter dijo que la prohibición socava “la conversación pública y los derechos de las personas a hacer oír su voz”. Facebook, propietaria de Instagram, pidió a las autoridades que “restablezcan la conectividad”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.