De Hitler, prostitutas y diésel: la polémica historia de Volkswagen
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

De Hitler, prostitutas y diésel: la polémica historia de Volkswagen

A pesar de haber sido un apreciado símbolo de la economía social de mercado alemana, la compañía de automóviles ha sido foco de polémica desde el momento de su creación en 1937.
AP
27 de septiembre, 2015
Comparte
Hasta 11 millones de autos en todo el mundo podrían estar afectados. // Foto: AP.

Hasta 11 millones de autos en todo el mundo podrían estar afectados. // Foto: AP.

No es la primera vez que Volkswagen está en boca de todos por malos hábitos.

A pesar de haber sido un apreciado símbolo de la economía social de mercado alemana, la compañía de automóviles ha sido foco de polémica desde el momento de su creación en 1937.

Y ahora que un escándalo por disfrazar los niveles de contaminación que emiten 11 millones de vehículos de motor diésel, la controversia vuelve a dominar las calles de Wolfsburgo, la ciudad que se erigió alrededor de la empresa.

Después de que Martin Winterkorn renunciase el viernes, ahora se esperan detalles sobre sobre los modelos y la ubicación de los carros que no pasaron los controles ambientales y, sin embargo, se vendieron.

Mientras tanto, muchos recuerdan el origen indecoroso de la empresa.

Hitler necesitaba competir con los carros de venta masiva de Ford. El Escarabajo fue su carta. Foto: AP

Hitler necesitaba competir con los carros de venta masiva de Ford. El Escarabajo fue su carta. Foto: AP

“Carro del pueblo”

Volkswagen fue creada por el Frente Alemán del Trabajo, una organización sindical alemana que surgió después de que el gobierno nazi aboliera los sindicatos tradicionales.

Se trataba de una productora de autos de lujo.

Luego, cuando compañías como Ford y Mercedes estaban produciendo modelos para las masas, Adolfo Hitler pidió a Volkswagen crear un “automóvil del pueblo”.

El carro tendría espacio para dos adultos y tres niños, motor trasero refrigerado por aire y se podría comprar a través de un plan estatal de crédito, que por sus malos resultados terminó siendo un estilo de subsidio.

Más de 300 mil personas entraron al plan. Y así empezó la larga, exitosa y popular historia del Escarabajo, considerado uno de los carros más influyentes del siglo XX.

Mano de obra esclava

En 1998, sobrevivientes del holocausto demandaron a más de 10 mil compañías austriacas y alemanas, entre ellas Volkswagen, por aprovecharse de las legislaciones del gobierno nazi que permitían el trabajo forzado.

La demanda se produjo cuando dos académicos alemanes detallaron cómo el fundador de Volkswagen, Ferdinand Porsche, quien fuera cercano al Führer, no solo aplicó cuestionables reglas de trabajo forzoso a sus obreros, sino también permitió el esclavismo que se le atribuye al nazismo.

Algunos empleados eran obligados a trabajar por largas jornadas y tenían expectativas de producción excesivas y de armamento, documentó la investigación.

La mayoría de la mano de obra, que era extranjera, fue sometida a golpes continuos, desnutrición y muerte prematura, reportaron los investigadores.

En el libro, titulado “Volkswagen y sus trabajadores durante el Tercer Reich”, se ven fotos de jóvenes mujeres, según éste soviéticas y polacas, trabajando descalzas en pleno invierno.

Unas 20 mil personas de varios países europeos fueron forzadas a trabajar en las plantas de Volkswagen durante la Segunda Guerra Mundial, según reconoce la misma compañía.

Hasta 1998 Volkswagen había negado compensar a las víctimas, alegando que la reparación era responsabilidad del Estado alemán.

Pero en 1998 la compañía lanzó un fondo para proveer ayuda humanitaria a los sobrevivientes del Holocausto.

Y, en 1999, construyó una exposición permanente en Wolfsburgo donde se hace homenaje a las víctimas y se documentan los crímenes.

Alianzas con gobiernos militares

Esta semana, un grupo de extrabajadores de Volkswagen presentó una demanda civil contra la compañía arguyendo que durante el gobierno militar entre los años 1964 y 1985 los empleados supuestamente fueron torturados en una fábrica de Volkswagen en Sao Bernardo do Campo, cerca de Sao Pablo.

Volkswagen Brasil dijo que está investigando las acusaciones.

“La empresa está en contacto con las partes involucradas para conocer sus versiones sobre los hechos cometidos por exempleados durante la dictadura militar”, dijo Volkswagen en un comunicado.

El año pasado una comisión del Parlamento brasileña encontró que el abuso a trabajadores durante el gobierno militar era frecuente, prácticas que dejaron más de 400 muertos y miles de víctimas de torturas y detenciones arbitrarias.

Los abusos se dirigían a sindicalistas y activistas de izquierda críticos del gobierno militar, que supuestamente tenían como cómplices a varias empresas entre ellas Volkswagen, que en Brasil tiene una de sus operaciones más grandes.

Sobornos y prostitución

En 2005, Volkswagen fue el protagonista de uno de los escándalos sexuales de mayor impacto en la historia reciente de Alemania.

Más del 20% de las acciones de Volkswagen son públicas, del Estado noroccidental de Baja Sajonia, y son manejadas por miembros de un consejo federal.

Varios altos ejecutivos de Volkswagen, que además tenían cargos públicos y eran cercanos al gobierno central, tuvieron que renunciar en 2005 después de que se reveló que pagaron ilegalmente a miembros del consejo federal para que apoyaran una polémica serie de reformas y despidos en medio de una crisis financiera en la compañía.

Muchos de los sobornos se financiaron con el servicio de prostitutas alrededor del mundo que por su parte eran pagadas con dinero de la compañía.

Diez años después, el escándalo de los motores diesel se añadió a una historia de grandes éxitos y sonados fracasos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Óscar Guerrero

Habitantes de Chilpancingo, Guerrero, afectados por las lluvias y los sismos

Hasta el momento no hay respuesta de las autoridades y los pobladores piden la intervención de la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda y del Ejército, a través del Plan DN-III para apoyar a 18 familias en la misma situación de riesgo.
Óscar Guerrero
Por José Miguel Sánchez / Amapola periodismo
21 de septiembre, 2022
Comparte

Domingo Cortés Albino es habitante de la comunidad Emperador Cuauhtémoc, en Chilpancingo, su vivienda fue una de las 18 afectadas en la comunidad por la tormenta tropical Lester, el pasado fin de semana, y por el sismo de magnitud 7.7 registrado este lunes.

La tarde noche del día viernes 16 de septiembre mientras Domingo y su esposa descansaban, un estruendo los alarmó.

El muro de contención de su vecina cayó sobre su pared de madera y techo de lámina.

Ese viernes, mientras Domingo Cortés batalló con su familia por el deslave de tierra y piedras en su casa, la tormenta tropical Lester inundó un barrio en la ciudad de Tixtla y la Secretaría de Protección Civil (SPC) emitió alerta roja para todo el estado por las fuertes lluvias.

Domingo es ayudante de albañil, su esposa hace tortillas en casa para la venta y el molino que usa para la masa fue aplastado por el derrumbe. Las tortillas son la única fuente segura de ingresos, actividad que suspendió por los daños causados en su vivienda.

Además del molino de nixtamal también fue aplastada la silla de ruedas de su hijo, quien sufrió un accidente que lo dejó con discapacidad.

La vivienda de Domingo se ubica en la comunidad Emperador Cuauhtémoc, un asentamiento donde convergen migrantes de las cuatro poblaciones originarias del estado.

La comunidad fue gestionada por la organización 500 Años de Resistencia Indígena, organización dedicada a la defensa de derechos de los pueblos originarios, para apoyar a migrantes que no tenían una vivienda en Chilpancingo.

La mayoría de los pobladores son de escasos recursos y se emplean en Chilpancingo en trabajos de albañilería y en el comercio informal.

La comunidad Emperador Cuauhtémoc fue establecida en las faldas de los cerros al sur de Chilpancingo, entre los límites con Petaquillas, por lo que la zona es de difícil acceso; las calles están sin pavimento.

Por lo difícil de la zona, las viviendas de los pobladores fueron construidas en los cerros, con retajes y muros de contención de piedra, una casa arriba de otra sobre los cerros.

El muro de contención que cayó sobre la vivienda de Domingo era el que sostenía el hogar de Verónica Mendoza Gatica.

“Eran como las cuatro cuando empezó la lluvia”, recuerda Verónica.

Por las fuertes lluvias, la tierra se aflojó y la humedad venció el muro de contención que sostenía la vivienda de Verónica Mendoza.

“Era como las 8:30 cuando escuchamos un estruendo, pensé que era un rayo, pero cuando salimos ya no estaba nuestro comedor”, mencionó Verónica.

El comedor de Verónica estaba sobre el plan generado por el muro de contención.

Unos centímetros más y la casa de Verónica hubiera caído completamente sobre la de Domingo.

La puerta del comedor de Verónica ahora da al vacío, a un voladero de tres metros.

Por el derrumbe llamaron a Protección Civil, institución que lo único que hizo fue recomendar a Domingo y Verónica evacuar la zona y trasladarse a un refugio temporal o con un familiar.

“Para ellos es fácil pero uno aquí tiene todo, yo tengo mi tienda y de eso vivo, si me voy puedo perder todo”, dijo Verónica.

Por las lluvias, Protección Civil les dijo que regresarían pero después de tres días eso no sucedió.

Hasta el momento no hay respuesta de las autoridades y los pobladores piden la intervención de la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, de la gobenadora Evelyn Salgado Pineda y del Ejército, a través del Plan DN-III para apoyar a 18 familias en la misma situación de riesgo.

Con el sismo del 19 de septiembre , los pobladores temen aún más por sus viviendas.

“Con el temblor de ayer vimos como se abrió más la tierra, y solo pensé en el riesgo que existe de que la casa se caiga”, dijo Verónica.

La mañana de este martes 20 de septiembre el sol salió después de un fin de semana de lluvias intensas, por lo que Domingo se dedicó a sacar la tierra y las piedras del muro de contención que cayó en su vivienda.

En la calle hay una rampa que conecta con la vivienda de Domingo.

Domingo trabaja con otros dos vecinos; acarrean cubetas llenas de tierra y piedras.

Por precaución, Domingo y Verónica taparon el derrumbe con una lona para que no le caiga el agua y evitar más desprendimientos.

“Protección Civil nos dijo que si sacábamos la tierra se iba a venir más y que teníamos que esperar a que dejara de llover para hacerlo de manera segura, pero no ha dejado, trabajamos con ese riesgo”, mencionó Domingo.

Hugo Juárez Ocampo, representante de la comunidad, pidió la intervención de los tres órdenes de gobierno para atender a los 90 afectados que hay en la zona.

Amador Cortés, otro habitante de la Comunidad, pidió que se cree un fondo de emergencia para los afectados por las lluvias y el sismo de ayer.

Además pidieron la construcción de los muros de contención para evitar más derrumbes y la construcción de viviendas dignas.

“Somos de escasos recursos, somos indígenas, el presidente López Obrador dice que primero los pobres y queremos que cumpla su promesa”, mencionó Amador Cortés.

“Protección Civil nos dijo que la zona era inhabitable pero ya invertimos aquí, tenemos nuestra familia y nuestro patrimonio”, dice Verónica quién tiene una tienda y reconoce que de ahí no sale para reparar el muro de contención.

“Desde 2013 vivimos aquí, nuestro hogar aguantó Ingrid y Manuel y los temblores del 2017 y 2021, pero a la tormenta Lester no, fue mucha lluvia y humedad”, dijo Verónica.

Los pobladores de la Emperador Cuauhtémoc esperan ser atendidos por las autoridades pero hasta el momento no hay un acercamiento.

Esta nota fue publicada en Amapola, periodismo transgresor, y puedes consultarla aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.