Decretan libertad a Semeí Verdía, exlíder de las autodefensas en Michoacán
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Decretan libertad a Semeí Verdía, exlíder de las autodefensas en Michoacán

Cuartoscuro
24 de septiembre, 2015
Comparte
Cemeí Verdía, líder de las autodefensas de Aquila. // Foto: Cuartoscuro.

Cemeí Verdía, líder de las autodefensas de Aquila. // Foto: Cuartoscuro.

El Juez Tercero menor en materia penal con sede en Morelia, Wilfrido Tapia, declaró por falta de pruebas, la libertad absoluta al exlíder de las autodefensas de Aquila, Michoacán, Semeí Verdía, acusado por el Instituto Electoral de Michoacán (IEM) por su presunta comisión en delitos electorales del pasado 07 de junio durante la jornada comicial en la entidad.

No obstante el también comandante de la Policía Comunitaria de Santa María de Ostula permanece recluido en el penal “David Franco Rodríguez”, donde también enfrenta dos procesos más por los delitos de Robo Calificado y Homicidio.

En torno a la resolución dictada este miércoles 24 de septiembre, el juzgador consideró que los elementos presentados por la fiscalía dentro de la causa 12/2015 no tenían sustento para dictarle el auto de formal prisión a Verdía Zepeda.

En ese sentido Wilfrido Tapia lo declaró en libertad y absuelto de todo cargo en cuanto al incidente de delitos electorales que desprendieron de una denuncia presentada por el titular del IEM, Ramón Hernández Reyes.

Apenas el pasado miércoles Hernández Reyes fue llamado a declarar dentro del término solicitado por la defensa de 72 horas con la finalidad de que sostuviera sus denuncias.

Verdía era acusado de ordenar el supuesto robo y quema de urnas y papelería electoral en la comunidad de Santa María de Ostula.

El acuerdo firmado por el juez confirmó que al cumplirse las 144 horas de la duplicidad del plazo constitucional solicitada por la defensa, el juzgador resolvió la libertad por falta de pruebas para procesar bajo reservas de ley, en la causa penal 12/2015 proveniente del Juzgado Menor de Coahuayana e identificado con el número de exhorto 6/2015.

La resolución se dio con base al acuerdo de consignación de donde se desprenden constancias, declaraciones de testigos, entre otros documentos de prueba que a consideración del titular del juzgado no son suficientes para acreditar la existencia del cuerpo del delito y, por consecuencia, la probable responsabilidad del imputado Cemeí Verdía Zepeda en su comisión.

“Es importante señalar que la resolución de hoy no implica que el proceso penal haya concluido, puesto que el término ‘por falta de pruebas para procesar’ tiene como resultado que el proceso quede en suspenso y abre la posibilidad de que la autoridad correspondiente continúe con la investigación y, en su caso, formule una nueva imputación, en tanto que este resolutivo no constituye una sentencia definitiva”, advierte el documento.

La sentencia definitiva también menciona que la función que se realiza en los órganos jurisdiccionales del Poder Judicial de Michoacán –por mandato Constitucional- es resolver todos los asuntos que se someten a su consideración con la aplicación del Derecho y la garantía al debido proceso, “por lo que jueces y magistrados resuelven basándose en las constancias que se someten a su consideración durante los tiempos que señala la ley”, cita el resolutivo.

Al conocer la determinación judicial, el líder comunitario indígena confió en que con esta determinación pueda librar en menos de un mes los otros dos procesos que enfrenta. Reiteró incuso deficiencias y dados cargados en su contra.

“Aunque faltan los delitos de robo y el de homicidio, el mensaje que acaba de enviar el juez en este caso de las acusaciones de delitos electorales es que aún existe la justicia y que todavía hay razones para confiar en las instituciones”, dijo Verdía Zepeda al conocer el laudo.

Por su parte Ignacio Mendoza Jiménez abogado defensor de Cemeí, aseguró que con esta determinación del juez empieza el final de la travesía.

“Ojalá en las otras dos resoluciones que faltan que habrán de ser por la primera de Robo el 2 de octubre y calculamos que la de homicidio será entre mediados y finales del mes de octubre, impere la misma lógica y se le dé la razón a la defensa y a Semeí porque la tienen”, enfatizó Ignacio Mendoza.

Finalmente, Mendoza Jiménez agregó que aunque el juez y la defensa hicieron su trabajo, lo que hay que resaltar es que lo que imperó fue el Derecho y la justicia.

Apenas el pasado 06 de agosto agentes del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del estado de Michoacán (PGJE), cumplimentaban a Semeí Verdía Zepeda una orden de aprehensión por delitos electorales.

Dos días antes, la juez primero de lo penal lo declaraba inocente del cargo de Homicidio, y 24 horas después, el síndico del Ayuntamiento de Aquila se desistía de las demandas por Robo Calificado, delitos que lo mantenían encarcelado,

Las imputaciones de parte de la Procuraduría Estatal, ahora son en torno al robo y quema de urnas, registrados durante la jornada electoral del pasado 07 de junio, en Santa María Ostula.

Por si fuera poco, Semeí enfrentó un proceso por delitos federales, mismos que también libró por la vía legal, y en los cuales se le declaró también inocente.

Verdía Zepeda, se encuentra recluido en el Centro de Readaptación Social “David Franco Rodríguez”, mejor conocido como “Mil Cumbres” y ubicado a 12.5 kilómetros de la ciudad de Morelia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Burnout: qué es el síndrome de estar ‘quemado’ por el trabajo y cómo combatirlo

Fruto del estrés laboral crónico, el síndrome es uno de los principales problemas de salud mental y la antesala de muchas patologías psíquicas que puede empeorar con la pandemia.
16 de julio, 2021
Comparte

¿Se ha encontrado en alguna ocasión de su vida agotado física y mentalmente? ¿Ha tenido una actitud de indiferencia y desapego en el trabajo? ¿Se ha sentido desmotivado, frustrado y ha disminuido su productividad laboral?

Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa entonces ha sufrido el síndrome de burnout o síndrome del “quemado”.

Catalogado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un riesgo laboral en 2019, se incluyó en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE-11), cuya entrada en vigor se ha fijado para el 1 de enero de 2022.

Se trata de un trastorno cada vez más conocido y diagnosticado.

Combina factores de riesgo personales con factores de riesgo relacionados con la organización.

De hecho, es uno de los principales problemas de salud mental y la antesala de muchas patologías psíquicas.

Un chico tapándose la cara

Getty Images

Origen del síndrome

El término “burnout” fue descrito por primera vez en 1974 por el psicoanalista Herbert Freudenberger.

Observó en una clínica para toxicómanos en Nueva York cómo la mayoría de los voluntarios tenía una pérdida de energía progresiva hasta llegar al agotamiento.

También detectó síntomas de ansiedad, depresión y desmotivación en el trabajo, además de agresividad hacia los pacientes al cabo de un año de estar trabajando.

Su descripción fue la siguiente: “Una sensación de fracaso y una experiencia agotadora que resulta de una sobrecarga por exigencias de energía, recursos personales o fuerza espiritual del trabajador”.

Doctora en su oficina

Getty Images

Principales características

El síndrome es consecuencia de un estrés laboral crónico.

Suele aparecer en personas cuya profesión demanda entrega y dedicación a los demás, como es el caso de la enseñanza, la salud o los servicios sociales.

Afecta especialmente a los profesionales de la salud, dado que se encuentran expuestos al sufrimiento humano y a la muerte.

Además tienen un alto nivel de exposición laboral, con largas jornadas de trabajo y un nivel elevado de exigencia y sobrecarga de tareas.

Esta exposición a largo plazo genera una pérdida de energía, un sentimiento de falta de realización personal y una despersonalización que pueden ocasionar trastornos de salud y poca motivación para el trabajo, generando errores y deterioro de la calidad del servicio.

Hombre en la cama, mirando el celular durante la noche

Getty Images

Tres componentes significativos caracterizan al síndrome del quemado:

  1. Estado de agotamiento emocional: sentimiento de estar sobrepasados emocionalmente y exhausto en el trabajo.
  2. Actitud cínica o distante frente al trabajo: percepción deshumanizada de las personas con las que nos relacionamos en el trabajo.
  3. Sensación de ineficacia, de no hacer bien las tareas: insatisfacción en el trabajo con sentimientos de descontento y desmotivación.

Instrumentos de evaluación

Existen varios instrumentos para medir el desgaste profesional por parte de los médicos.

Uno de los más conocidos es la escala de Maslach o Maslach Burnout Inventory, que consta de 22 ítems en forma de afirmaciones sobre los sentimientos y actitudes del profesional.

Otra escala es el inventario de burnout de Conpenhague, compuesto por 19 preguntas divididas en tres escalas para medir el agotamiento personal.

Ambos instrumentos son de utilidad para poder determinar si un trabajador sufre el síndrome del quemado.

Pero los tiene que utilizar un profesional, para realizar una correcta interpretación.

Edificio de oficinas con muchas personas trabajando de noche

Getty Images
Algunas sociedades glorifican el exceso de trabajo hasta el punto de agotamiento.

Otros factores que influyen

Existen varios factores que influyen en este síndrome.

Estos son los más destacables:

  1. Los turnos laborales y el horario de trabajo. Tienen influencias biológicas y emocionales claras: alteraciones del ritmo cardiaco, ciclo sueño-vigilia, etc.
  2. La seguridad y estabilidad del trabajo, especialmente en época de crisis. Perder el trabajo o estar bajo la presión de perderlo durante un tiempo prolongado.
  3. Falta de formación profesional para desempeñar las tareas y falta de asertividad. No estar preparado y, por lo tanto, no poder hacer correctamente el trabajo. No saber decir no y asumir más carga de trabajo de la que podemos llevar a cabo.
  4. La estructura y clima organizacional: organizaciones complejas, con muchos requerimientos, exceso de burocracia y responsabilidades que pueden afectar al grado de control del individuo, incluyendo un alto nivel de estrés, carga de trabajo excesiva o poca autonomía profesional.
  5. Las relaciones interpersonales con otros compañeros de trabajo basadas en la falta de confianza, poca o escasa cooperación o destructivas, con altos niveles de tensión.

Además de lo anteriormente expuesto, a nivel personal hay una serie de factores de riesgo, como son: el deseo de destacar y ser brillante, la autoexigencia, una baja tolerancia al fracaso, el perfeccionismo, la ambición, creerse indispensable, tener pocos intereses fuera del trabajo o ser excesivamente idealistas.

Bañistas sentados frente a la playa

Getty Images

¿Cómo lo podemos prevenir?

Existen algunas medidas eficaces:

  • Dar información sobre el síndrome de burnout, sus síntomas y consecuencias, de manera que lo podamos detectar de forma rápida.
  • Permanecer atentos a las condiciones del ambiente laboral.
  • Impartir formación sobre habilidades sociales y estrategias para enfrentarse a los cambios.
  • Fomentar actividades extralaborales.

Es muy importante no estar centrados en temas de trabajo siempre, dentro y fuera, sino romper y mantener una vida activa desconectados del trabajo.

Mejor tratamiento

El tratamiento se centra principalmente en la atención a la disminución del estrés o el desarrollo de nuevos hábitos positivos que reduzcan la aparición del mismo.

Trabajar la resiliencia es muy importante, para que la persona pueda aprender, mejorar y recuperarse.

La mejora de la autoestima, el ajuste de las expectativas a la realidad o el fomento de hábitos saludables, además de contar con herramientas para combatir el estrés, nos darán la llave del éxito frente a una enfermedad que ha crecido durante la pandemia.

*Fernando Díez Ruiz es profesor doctor en la Facultad de Psicología y Educación de la Universidad de Deusto y Pedro César Martínez Morán es director del Máster en Recursos Humanos de ICADE Business School de la Universidad Pontificia Comillas.

Esta nota apareció originalmente en The Conversation y se publica aquí bajo una licencia de Creative Commons.

Lee el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=xxU3WMtwJpU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.