Edomex reserva por 9 años destino del dinero que OHL cobra a conductores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro/Archivo

Edomex reserva por 9 años destino del dinero que OHL cobra a conductores

Revelar datos pone en riesgo procesos judiciales, indicó el gobierno. Hasta febrero pasado eran al menos 110 mdp los reunidos para un sistema cuya instalación fue cancelada, pero su cobro no. Cada conductor paga 50 centavos, monto que la propia SCT dijo ayer que no tiene justificación.
Cuartoscuro/Archivo
Por Arturo Angel
9 de septiembre, 2015
Comparte
Obras de la constructora OHL en el DF. Foto: Cuartoscuro

Obras de la constructora OHL en el DF. Foto: Cuartoscuro

Desde enero del 2013, cada automovilista que transita en el Circuito Exterior Mexiquense tiene que pagar 50 centavos extra de cuota por un sistema de monitoreo que no existe. Pero además, el destino de ese dinero, que no se usa en el concepto por el cual se cobra, no podrá conocerse hasta el 2024.

Esto, luego de que el Gobierno del Estado de México decidió clasificar como información reservada por nueve años, el destino y utilización del dinero bajo el argumento de que la concesión del Circuito Exterior está inmersa en procesos judiciales en curso. Dicha autopista fue construida y operada por la empresa española OHL.

De acuerdo con documentos a lo que Animal Político ha tenido acceso, hasta noviembre del 2014 eran 98 millones de pesos los acumulados por el cobro de los 50 centavos y para febrero de 2015 sumaban 110 millones, que ese mismo mes fueron entregados por OHL al gobierno mexiquense. Posterior a esa fecha se ha continuado cobrando la tarifa aumentada a los automovilistas.

En la quinta modificación hecha al título de concesión del Circuito Exterior en diciembre del 2012, se incluyó el monto extra a la tarifa para instalar el llamado Sistema Independiente de Verificación de Aforo Vehicular (SIVA). Pero como ya se publicó, la instalación de ese sistema ni siquiera ha comenzado.

Ayer, en un comunicado emitido para “aclarar” la difusión de unos audios que supuestamente involucran al secretario de Comunicaciones Gerardo Ruíz Esparza con OHL, esa dependencia respaldó la cancelación del SIVA pues consideró que el monto de los 50 centavos “no tiene justificación”. Pero en el Circuito Exterior Mexiquense la tarifa se ha cobrado aunque los sistemas no se instalaron.

En ese contexto, en agosto pasado Animal Político solicitó vía transparencia al gobierno mexiquense conocer cuál ha sido la utilidad y destino de los recursos recaudados para el inexistente SIVA pero la respuesta fue que es información reservada.

¿Dónde está el dinero?

El Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares (SAASCAEM) es el área del gobierno del estado de México responsable, entre otras cosas, de administrar y supervisar el funcionamiento de las vías de comunicación locales en dicha entidad, entre ellos el Circuito Exterior Mexiquense cuya concesión la ostenta OHL hasta el año 2051.

El SAASCAEM a través de su entonces director Apolinar Mena, avaló en diciembre del 2012 una modificación al título de concesión de dicha vía que facultó a OHL para cobrar 50 centavos más a los conductores por la instalación el SIVA, el cual tenía como objetivo estimar el tránsito en la vía, calcular ganancias, entre otros.

Cabe señalar que Apolinar Mena renunció en mayo pasado a su cargo tras la revelación de audios en los que se hacía referencia a presuntos actos de corrupción, entre ellos unas vacaciones que habría pagado OHL a ese funcionario.

En enero del 2013 comenzó a cobrarse a los conductores el nuevo cargo pero la instalación del SIVA que llevaría a cabo la empresa Infraiber, no ocurrió. OHL impidió la entrada del personal que se encargaría de ellos con un oficio del gobierno mexiquense que instruía que no se realizaran los trabajos.

En sus estados financieros presentados ante el público inversionista – OHL es una empresa que cotiza en bolsa- la firma española reveló que hasta diciembre de 2014 la suma acumulada por el cobro del SIVA era de 98 millones de pesos. Un informe de la dirección de la empresa indicaba que al cierre del 2014 estaban “en espera” de que el gobierno mexiquense indicara su uso o pago.

En febrero de 2015, confirmaron a Animal Político distintas fuentes con pleno conocimiento del caso, OHL entregó al SAASCAEM 110 millones de pesos por concepto del SIVA . El dinero, se supone, debería quedar en un fideicomiso diseñado para este recurso.

En ese contexto, en la solicitud de información folio 211D10000/441/2015 hecha al SAASCAEM, se pidió conocer “el destino que se le han dado” o en que se ha invertido los más de cien millones de pesos ya entregados por OHL. El pasado 31 de agosto el gobierno mexiquense proporcionó la respuesta negando dar a conocer los datos.

“La información solicitada se encuentra clasificada como reservada (…) toda la información que deriva del Título de Concesión del Circuito Exterior Mexiquense se encuentra sujeta a procesos jurisdiccionales, amparos así como juicios administrativos y todos los catos que deriven de los mismos los cuales se encuentran sin resolución definitiva” respondió el SAASCAEM.

Además del destino del dinero del SIVA, el gobierno mexiquense dijo que está clasificada toda la información de la concesión incluidas las contraprestaciones, como la construcción de Torres Bicentenario. Cabe recordar que dichas torres fueron edificadas por Grupo Higa pero el financiamiento salió de la operación del Circuito Exterior Mexiquense.

Los ocho procesos

En su negativa, el SAASCAEM argumentó que revelar los datos podría causar un daño evidente a ocho procesos que están actualmente en curso, según lo establecido en el Acuerdo COMINF/019/058 resuelto por su Comité de Información desde el pasado 28 de abril.

“De hacerse pública la información, la opinión pública podría incidir como un factor adicional en la determinación de las autoridades que intervienen en el procedimiento, situación que podría menoscabar la imparcialidad en la decisión de las autoridades competentes, lo que deriva en un daños específico” señala el acuerdo del Comité.

De acuerdo con dicho documento de 14 páginas, de los ocho procesos hay cuatro que son de amparo. Se trata del proceso 871/2014 radicado en el Juzgado tercero de Distrito en Materia Administrativa en el DF, el 579/2014 radicado en el Juzgado Décimo Primero de Distrito del estado de México, y los 350/2015 y 381/2015 que se encuentran en el Juzgado Quinto de Distrito en Materia de Amparo del estado de México.

En los referidos amparos, algunos interpuestos por los representantes de la propia empresa Infraiber, se reclaman presuntas irregularidades en el título de concesión del Circuito Exterior Mexiquense así como sus distintas ampliaciones y modificaciones.

Además, en los expedientes de amparo 350/2015 y 381/2015 se identifican entre los actos reclamados la entrega de recursos del referido sistema de aforo vehicular (SIVA).

Los otros cuatro procesos son los juicios administrativos 147/2014, 442/2014, 342/2014 y 154/2014 que se encuentran en curso en el Tribunal Contencioso Administrativo del estado de México, y están relacionados con la adjudicación y recursos del circuito exterior.

“Por ende se considera que el título de concesión del circuito exterior mexiquense incluyendo todas sus modificaciones y anexos (…) se clasifican como información reservada por un plazo de nueve años salvo que antes del cumplimiento del periodo de restricción dejasen de existir los motivos de su reserva” concluyó el comité de información del SAASCAEM.

Monto injustificado

Esta semana se difundió en internet una nueva grabación de una conversación telefónica en la que dos personas, que se dice son el secretario de Comunicaciones y Transportes Gerardo Ruíz Esparza y el ex representante de OHL en México, Pablo Wallentin, abordan el tema de la demanda de Infraiber por la cancelación de El SIVA.

Al respecto, la SCT emitió un comunicado en el que asegura que la difusión de este y otros audios proviene de la cancelación del contrato de la instalación del sistema de monitoreo.

De acuerdo con la dependencia federal, a través de los “ataques y audios ilegales, editados y manipulados” se intenta restaurar la validez de un contrato que fue declarado nulo. Según la Secretaría, el estado de México de forma “justa y fundada” dio marcha atrás a que se colocaran los equipos de monitoreo.

“La razón principal del rechazo y por lo tanto de la no suscripción del contrato, era el cobro de hasta 50 centavos por cruce vehicular, costo fuera de mercado, sin justificación alguna, que hubiera tenido que ser pagado por los usuarios de las autopistas” señaló la SCT.

Lo que la Secretaría no mencionó, es que en el Circuito Exterior mexiquense OHL si cobra los 50 centavos hasta la fecha.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Tsunamis en el Ártico: la nueva y peligrosa amenaza del cambio climático

Geólogos advierten que Alaska está en puertas de un deslizamiento de rocas tan grande que puede ser capaz de provocar un tsunami no visto nunca antes.
28 de octubre, 2020
Comparte
Hielo en Alaska

Getty Images
Millones de toneladas de roca pueden deslizarse hasta el océano por el derretimiento del permafrost.

Barry Arm es una estrecha brecha de costa en el sur de Alaska.

No es muy grande si se la compara con el extenso borde de Norteamérica que colinda con el océano Pacífico, pero el lugar provoca una particular preocupación.

En Barry Arm, advierten geólogos, se puede llegar a producir un deslizamiento de hielo y roca capaz de desatar un tsunami catastrófico para la región.

Y ese sería solo uno de los posibles efectos del cambio climático que amenazan a Alaska y otras regiones del Ártico.

Por ello diferentes autoridades, científicos y activistas ambientales quieren llamar la atención sobre el peligro.

¿Alaska en peligro?

“Posibles efectos devastadores” es como califica Anna Liljedahl a lo que puede pasar en Alaska, que algunos científicos hablan incluso de en 12 meses o tan solo algunos años.

La geóloga le señala a BBC Mundo que su preocupación es muy grande debido a que existen condiciones para un deslizamiento mucho más grande que todos los vistos en el siglo XX.

“Se trata de fenómenos diferentes a los que conocimos antes. Y lo peor es que pensamos que se volverán cada vez más frecuentes”, señala la experta del Woods Hole Research Center de Alaska.

 

Liljedahl añade que la energía de un deslizamiento como el que considera es posible en Barry Arm puede superar al de un terremoto de magnitud 7.

“Se trata de una combinación muy peligrosa y es apenas un ejemplo de los peligros que tenemos en Alaska”, afirma.

Ante este tipo de advertencias, la División de Estudios Geológicos y Geofísicos de Alaska ha querido expresar cautela y señala que monitorea de manera permanente los posibles movimientos de tierra en la zona.

La entidad señala que se generaron modelos para el estudio de la geología de la región para predecir qué tan grande podría ser un tsunami y cómo se propagaría.

Se utilizan monitores con el sistema GPS (sistema de posicionamiento global) que funcionan con energía solar para detectar el potencial de deslizamientos que son los que preceden a los eventos sísmicos.

La preocupación

El estrecho de Barry Arm se encuentra en la bahía de Prince William Sound, en el golfo de Alaska.

Se trata de una zona con frecuente presencia de pescadores y que, antes de la pandemia, también recibía turistas en cruceros.

Ártico

Getty Images
El Ártico es una de las zonas que mayores riesgos corre ante el cambio climático.

Un deslizamiento de millones de toneladas de roca tiene potencial para eliminar esas actividades económicas en el lugar por un tiempo indeterminado.

Así lo advierte Steve Masterman, director de la División de Estudios Geológicos y Geofísicos de Alaska.

“El más notable de los tsunamis fue en 1958, cuando un deslizamiento de tierra generó una ola que se elevó a 1.700 pies (520 metros)”, señala el experto.

Masterman apunta que las rocas liberadas en esa ocasión eran apenas una décima parte del tamaño de un hipotético deslizamiento en Barry Arm.

Es por ello que la entidad dirigida por Masterman expresó su preocupación sobre los peligros geológicos que corren los habitantes de la zona.

Montañas de Alaska

Getty Images
Alaska puede estar a muy poco de un fenómeno climático devastador, advierten los expertos.

El paulatino del derretimiento del permafrost, la capa de suelo congelado existente en regiones como Alaska, el noreste de Canadá, Groenlandia (Dinamarca) o Siberia (Rusia), es apuntado como uno de los principales factores de riesgo de tsunamis en esa zona.

“El permafrost mantiene unida a la tierra y cuando ese hielo se convierte en agua de manera repentina cambian las condiciones y el suelo puede moverse”, explica Liljedahl.

La geóloga apunta que se trata de un asunto muy complejo porque es difícil hacer un diagnóstico de las condiciones en las que se encuentra esa capa congelada en la región, pese a las numerosas simulaciones con computadores que se realizan.

“Realmente necesitamos saber un poco más para determinar qué tan peligroso es el deslizamiento que se avecina. Por eso creemos necesario que se conozca de esta amenaza”, indica.

Liljedahl, al igual que Masterman y un grupo de científicos escribieron una carta pública a mediados de año advirtiendo del peligro de que un deslizamiento y un tsunami devastador se produzca en Alaska.

Otros peligros

Alaska no es la única región que se encuentra en peligro, explica la geóloga del Woods Hole Research Center.

También Columbia Británica, una provincia en el noroeste de Canadá, y Noruega se encuentran ante la posibilidad de deslizamientos y tsunamis por causa del cambio climático.

Terremoto Alaska

Getty Images
En 1964, Alaska vivió un terremoto que dejó decenas de muertos.

“A medida que el calentamiento global continúe derritiendo los glaciares y el permafrost, los tsunamis creados por deslizamientos de tierra están emergiendo como una amenaza mayor”, explica.

Durante el siglo pasado, 10 de los 14 tsunamis más altos registrados ocurrieron en áreas montañosas glaciares.

En 1958, el deslizamiento de tierra en la bahía de Lituya, en Alaska, creó una ola de más de 520 metros, la más alta jamás vista en la zona.

También, después de un el terremoto en Alaska en 1964, la mayoría de las muertes se debieron a tsunamis provocados por deslizamientos de tierra bajo el agua.

190 personas fallecieron aquella vez y se lo registra como el movimiento sísmico más poderoso en Estados Unidos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.