Tercer Informe de Peña se hará público hasta hoy
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: AP.

Tercer Informe de Peña se hará público hasta hoy

Tras dos primeros años en los que su gobierno fue elogiado dentro y fuera de México por la capacidad para impulsar diversas reformas, incluida una que por primera vez permite la inversión privada en el sector petrolero, el Tercer Informe llega tras 12 meses en los que ha tenido que enfrentar sus mayores problemas.
Foto: AP.
1 de septiembre, 2015
Comparte
La desaprobación del presidente Enrique Peña Nieto está en su punto más alto. // Foto: AP.

La desaprobación del presidente Enrique Peña Nieto está en su punto más alto. // Foto: AP.

Contrario a lo que ha sucedido en años pasados, el Tercer Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no se hará público el mismo día en que el secretario de Gobernación lo entrega al Congreso, sino hasta mañana, cuando el mandatario mexicano ofrezca un mensaje nacional.

La oficina de Comunicación Social de la Presidencia confirmó esta información a Animal Político.

El artículo 69 de la Constitución Mexicana dice que “el Presidente de la República presentará un informe por escrito en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país”. Sin embargo, nunca menciona si debe hacerse público el mismo día de la entrega al Congreso.

Esta tarde, el presidente Enrique Peña Nieto envió al Congreso su Tercer Informe de Gobierno a través del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

El encargado de recibir el informe fue el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el perredista Jesús Zambrano Grijalva, quien dijo que la sociedad y las encuestas dicen que “no hay conformidad con el rumbo del país” y que “las cosas no van bien”, por lo que “tenemos que buscar acuerdos que permitan el bienestar y una mayor calidad de vida para la gente.”

Durante su discurso, Zambrano pidió a los legisladores debatir “la conveniencia y necesidad de que el Presidente venga personalmente a entregar el Informe”, como sucede en “democracias avanzadas, donde el Presidente acude al Legislativo a discutir, a encontrarse, a deliberar, a encontrar cosas que tengan que ver con el rumbo del país. Sería muy saludable que el secretario Osorio Chong lleve este mensaje al Presidente de la República y ojalá y los grupos parlamentarios pudiéramos avanzar en coincidir en este mismo sentido”.

Previo al mensaje de Zambrano, Osorio Chong también ofreció un discurso al entregar el Tercer Informe de Gobierno, en el que destacó que “se han concretado cambios estructurales esperados por los mexicanos” y llamó a consolidar “el proyecto de nación”.

El envío del Tercer Informe de Gobierno de Peña Nieto ocurre en momentos en que el Presidente tiene sus peores niveles de popularidad tras un año en el que la economía ha ido a la baja y ha enfrentado escándalos de posible corrupción y diversos problemas de seguridad.

Tras dos primeros años en los que su gobierno fue elogiado dentro y fuera de México por la capacidad para impulsar diversas reformas, incluida una que por primera vez permite la inversión privada en el sector petrolero, el tercer informe llega tras 12 meses en los que ha tenido que enfrentar sus mayores problemas.

“Es el año donde menos tiene que entregar”, dijo a The Associated Press José Antonio Crespo, analista político del Centro de Investigación y Docencia Económicas. “No tiene logros, sino puras dificultades”, añadió y consideró que si en su discurso del miércoles ofrece un mensaje demasiado optimista “no se va a creer nada”.

A mediados de 2014 el gobierno comenzó a enfrentar críticas cuando una investigación reveló que soldados habían ejecutado extrajudicialmente a algunos de 22 presuntos delincuentes fallecidos en lo que inicialmente se dijo había sido un enfrentamiento.

Pero en septiembre, las cosas fueron a peor cuando 43 estudiantes de magisterio desaparecieron tras ser detenidos ilegalmente por policías municipales de la ciudad de Iguala y que según la autoridad federal habrían sido entregados a sicarios que supuestamente los mataron y quemaron. La indagatoria oficial ha sido cuestionada por familiares y algunas organizaciones y se enfrenta a otra prueba cuando el domingo una comisión de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presente un análisis sobre la investigación.

Para finales del año, investigaciones periodísticas revelaron que Peña Nieto, su esposa y su secretario de Hacienda habían adquirido viviendas a contratistas públicos, lo que desató señalamientos de posible conflicto de interés. Y aunque el órgano anticorrupción resolvió hace unos días que no lo hubo, las conclusiones han satisfecho a pocos en parte porque el titular de hacer la investigación es un subalterno del mandatario.

Ya en 2015, el gobierno del mandatario recibió un duro golpe en materia de seguridad cuando el líder del cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, se fugó de una prisión de máxima seguridad. Su captura, un año antes, había sido un motivo de festejo y elogio, pero el capo se evadió por segunda ocasión en poco más de una década de una cárcel de ese tipo.

Y los asesinatos, que su gobierno sostiene van a la baja, muestran un incremento. Estadísticas oficiales señalan que entre enero y julio de 2015 se registraron 9.601 homicidios dolosos, un 3% más frente a los 9.317 del mismo periodo de 2014.

Además, la economía que Peña Nieto prometió que mejoraría con las reformas enfrenta dificultades en medio un entorno internacional más complicado con la caída de las monedas frente al dólar y un precio del crudo a la baja. Apenas el martes, especialistas consultados por el banco central como parte de una encuesta mensual redujeron nuevamente sus pronósticos y estimaron que el producto interno bruto crecerá un 2,34% al cierre del 2015 (la previsión anterior era de 2,55).

Junto a eso, la popularidad ha ido a la baja hasta llegar a sus peores niveles.

Una encuesta de la empresa Buendía & Laredo divulgada el martes señaló que la aprobación del mandatario se ubicó en 35%, el peor nivel según los propios registros de la firma. La desaprobación alcanzó el 57%, también la más alta.

El sondeo se realizó a 1.000 personas entre el 14 y 19 de agosto, con un margen de error de 3,53 puntos porcentuales.

Sin embargo, hay una percepción de que el mandatario no reacciona a lo que las encuestas señalan.

“Si algo ha demostrado el presidente Peña Nieto es que no responde a las encuestas ni a las opiniones de los comentócratas”, señaló el martes en su columna del diario Milenio el escritor e intelectual Héctor Aguilar Camín.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué la oposición a AMLO está 'desaparecida' (y cómo le puede ayudar a consolidar su poder)

Los grandes partidos tradicionales de México, hoy en la oposición, llegan a las elecciones intermedias de este domingo muy débiles y con dificultades para contrarrestar la popularidad del presidente.
4 de junio, 2021
Comparte

La celebración este domingo de elecciones intermedias en México supone el gran test, tres años después de su aplastante victoria frente a los partidos tradicionales, para la formación de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Y aunque el grupo que está en el poder siempre suele ver tradicionalmente reducida su representación en estos comicios, las previsiones auguran que Morena mantendría esta vez su amplia mayoría.

Según el agregador de encuestas Oraculus, el partido oficialista obtendría el 41% de votos para la Cámara de Diputados. Es más del doble que lo que lograría la siguiente formación más apoyada en estas elecciones en las que también se elegirán gobernadores de 15 estados y casi 20.000 cargos locales.

Desde su cuestionada estrategia ante el covid-19 a su reciente reacción tras el accidente de metro en Ciudad de México, son muchas las críticas que ha recibido el presidente mexicano en la primera mitad de su mandato.

Pero lo cierto es que AMLO llega a esta cita electoral con un elogiable 60% de aprobación, frente a una oposición en México que está enfrentando serias dificultades para contrarrestar su gran popularidad y visibilidad.

“Desde 2018, podríamos decir que la oposición en México esta desaparecida o casi invisible, muy débil, muy fragmentada o perdida. Adjetivos no faltan”, le dice a BBC Mundo Luis Antonio Espino, consultor de comunicación.

¿Por qué está la oposición en esta situación?

Si bien un partido en el poder siempre logra mayor repercusión y presencia mediática que sus rivales políticos, lo cierto es que la popularidad de la oposición en el país es actualmente tan distante a la del gobierno que a muchos mexicanos les cuesta identificar quiénes son sus principales líderes.

Intención de voto para la Cámara de Diputados de México 2021. (agregado de las principales encuestas). .

Según Espino, el desencanto de la población con las gestiones anteriores de los tres grandes partidos de la transición democrática mexicana (PRI, PAN y PRD) continúa pesando, así como en 2018 fue determinante para que AMLO ganara gracias en parte a millones de “votos de castigo” hacia sus oponentes.

“El problema de la oposición es de identidad, como si ante los ojos de la mayoría hubieran perdido la legitimidad para plantear soluciones y críticas a los errores del gobierno. Sus palabras encuentran mentes y oídos cerrados, y están teniendo mucha dificultad para conectar con la gente”, dice.

No son pocos quienes creen que esta situación de la oposición se debe a la falta de autocrítica pública de sus errores pasados, como los que llevaron por ejemplo a que el PRI (al frente del anterior gobierno con Enrique Peña Nieto como presidente) sufriera el batacazo electoral hace tres años.

Pero su secretaria general, Carolina Viggiano, cree que el PRI ya hizo “su catarsis” y reconoció sus errores suficientemente tras aquellos comicios.

“No podemos quedarnos en la autocrítica, porque eso también pasa por reconocer lo que hemos aportado al país. Creo que son más nuestras aportaciones que los errores cometidos”, dice en entrevista con BBC Mundo.

Carolina Viggiano

PRI
La secretaria general del PRI, Carolina Viggiano, cree que su partido ya hizo autocrítica suficiente de los errores cometidos.

“Y los errores los cometieron personas con nombre y apellido, muchos de los cuales ni siquiera son militantes del partido o ya fueron expulsados”, agrega, si bien reconoce que aquellas acciones siguen muy presentes en la memoria de los mexicanos “también porque recordarlas es un discurso continuo del gobierno actual para justificar su falta de resultados”.

Para el politólogo y analista Bernardino Esparza, otro de los motivos de la situación actual de la oposición es el que no cuenten con un político “de peso” que pueda enfrentar al partido en el gobierno. “Ningún líder opositor es suficientemente carismático”, señala.

El “efecto AMLO” y las mañaneras

Frente a eso, el posicionamiento popular de AMLO se mantiene. “Se dice que, sin ser candidato para estas elecciones intermedias, es realmente el candidato de preferencia, más que su partido Morena”, destaca Esparza.

Así, en el debate en las calles persiste la idea de que el presidente es el castigador de la clase política tradicional que merece pagar por los errores del pasado, coinciden analistas.

“Su misión, de la que él habla a diario, es reivindicar a un pueblo victimizado que durante años fue objeto de abusos por parte de una élite mezquina y poderosa que traicionó al pueblo. Mientras sus seguidores crean y valoren ese relato, seguirá siendo la fuerza de su exitoso discurso”, afirma Espino, autor del libro “López Obrador: el poder del discurso populista”.

Para trasladar sus mensajes a la población, AMLO cuenta con una valiosa herramienta: las largas conferencias de prensa o “mañaneras” que protagoniza cada día (además de videos en sus redes durante sus giras de fin de semana) y que marcan la actualidad diaria.

El Instituto Nacional Electoral, de hecho, ordenó eliminar de los canales del gobierno las grabaciones de algunas conferencias de las últimas semanas al considerar que, con sus declaraciones, AMLO incidía y se posicionaba en el debate político de estas elecciones.

AMLO en la mañanera.

Gobierno de México
Cada día de lunes a viernes, puntual a las 7:00 de la mañana, AMLO protagoniza sus ya tradicionales “mañaneras”.

Espino cree que “nunca México había estado tan expuesto a un esfuerzo de propaganda tan sistemático y poderoso desde el Estado”, que en su opinión debe su éxito a cuatro factores.

“La simplicidad de cómo comunica, la inmediatez y la fantasía de la transparencia que te hace pensar que lo que ocurría a puerta cerrada ahora sucede a vista de todos. Y por último la autenticidad, el arma secreta del populismo: AMLO se muestra orgulloso como es, hasta con sus carencias y limitaciones, y con lo que millones de mexicanos se identifican”.

Las mañaneras “obviamente es un micrófono con el que no podemos competir”, reconoce Viggiano del PRI. “Somos una voz que a lo mejor no se escucha con la misma resonancia que la del titular del Ejecutivo, que está todos los días en las mañanas, por horas y horas platicando con la gente. Es inequitativo, sin duda”.

La coalición opositora

AMLO

Getty Images

La renovación de su imagen, lenguaje político y dirigentes podría ser una de las claves para que la oposición recupere su espacio, aunque Viggiano asegura que el PRI acude a estas elecciones repitiendo muy pocos candidatos, y en todo caso muchos menos que Morena.

Esparza cree también que la oposición “no ha sabido aprovechar los errores que el gobierno ha tenido en su momento” y algunos expertos creen que una comunicación más agresiva les ayudaría a que el electorado se de cuenta de las fallas.

Pero la secretaria general priista responde que la actual oposición es muy distinta de la que hacía Morena, “que era una oposición recalcitrante, gritona, que tomaba las calles y no le importaba destruir caminos. A nosotros, como nos ha costado mucho trabajo construir, no haremos nunca ese tipo de cosas”.

De momento, la solución que los partidos opositores han visto como más factible para arrebatar la mayoría al partido de AMLO en la Cámara de Diputados es la creación de una coalición legislativa entre PRI, PAN y PRD. Pese a todo, las encuestas también los dejan muy lejos de Morena y sus aliados.

Carteles electorales

Getty Images
La coalición entre PRI, PAN y PRD tratará de arrebatar la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados en las elecciones del domingo.

Este pacto ha recibido no pocas críticas por quienes consideran que no tiene sentido la unión entre formaciones con idearios tan distintos. Algunos creen que incluso podría restarles votos al alejarles de sus seguidores tradicionales.

Esparza prevé que en esta coalición será necesario “mucho diálogo” para llegar a consensos y presentar iniciativas en conjunto y en beneficio de la sociedad, “no del interés del grupo político al que pertenezcan”.

“Espero que nuestros simpatizantes de cada partido tengan claro que lo más importante es rescatar al país del desastre que estamos viviendo”, argumenta Viggiano.

“Por eso hacemos un esfuerzo de poner a un lado los intereses de cada grupo, porque es difícil competir uno a uno con un partido que concentra tanto poder (…). Pero son muchas más las cosas que nos unen que nos separan”, remata.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=yP0AgFBUKVQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.