close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tomada de Change.org

Kínder en Sonora suspende a alumno por no querer cortarse el cabello, acusa la madre

"Sólo las niñas pueden tener el cabello largo, Axan no puede asistir a la escuela hasta que se le corte el cabello”, le dijeron las autoridades de la escuela IMARC A.C. a la madre; ella lanza una petición para que ningún otro niño o niña sean víctimas de discriminación por su apariencia.
Tomada de Change.org
Por Redacción Animal Político
23 de septiembre, 2015
Comparte
"Mi hijo Axan tiene 4 años y, por alguna razón, le gusta mucho su cabello largo", explica la madre. // Foto: Tomada de Change.org.

“Mi hijo Axan tiene 4 años y, por alguna razón, le gusta mucho su cabello largo”, explica la madre. // Foto: Tomada de Change.org.

Sin importar que su colegiatura estaba pagada, directivos de la escuela IMARC A.C., en Hermosillo, Sonora, suspendieron a Axan, un alumno de 4 años, por no cortarse el pelo, acusó su madre A. de la Maza Pérez Tamayo.

“Sólo las niñas pueden tener el cabello largo, Axan no puede asistir a la escuela hasta que se le corte el cabello”, le indicaron los directivos a la madre, por lo que ella lanzó la petición #AxanDecide: ¡No a los estereotipos de género en las escuelas!, a través de la plataforma Change.org.

“Hace tres meses nos mudamos a Hermosillo, Sonora y, para que (Axan) reciba su educación preescolar, lo inscribí en la escuela IMARC, A.C. Axan se sentía orgullosísimo de estudiar ahí y estaba muy contento. Todo transcurría con normalidad hasta que se le impidió rotundamente el acceso a la escuela.

“Es simple, tal como los argumentos que sostienen la discriminación: a Axan le gusta mucho su cabello largo, pero a IMARC y a su directora NO. Simple pero ilógico y, más que carente de lógica, de sentido constitucional. (…) ¿Tiene esta ideología algún sentido? Peor, ¿tengo derecho a decirle a mi hijo que debe cortarse el cabello para PODER ir a la escuela? ¿Cómo explicarle que su derecho a la educación pende de un estereotipo de género?”, cuestiona la madre en la petición.

Luego de indicar que le ha enseñado a su hijo que “su cuerpo es suyo y que no se toca sin su permiso”, la madre explica que ya interpuso quejas ante la Secretaría de Educación Pública (SEP), ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y con el Consejo Ejecutivo de Atención a Víctimas.

“Sin embargo, aunque estos organismos han actuado oportunamente, a la escuela IMARC parece no importarle y no ha acatado las Medidas Precautorias que se le ordenaron por haber violado el principio constitucional de igualdad y no discriminación”, señala.

Por esa razón y a través de Change.org, la madre pide apoyo “para que con sus firmas, IMARC reflexione que ser una escuela privada no le sitúa por encima de la Constitución, permita a mi hijo volver a la escuela y, en consecuencia, que ningún otro niño o niña sean víctimas de discriminación por su apariencia, si ésta no se ajusta a estereotipos de género”.

El representante legal del colegio dijo a Animal Político que Axan nunca fue suspendido por no cortarse en cabello y jamás le fue negado el servicio educativo y se le notificó a sus padres que podía continuar asistiendo a la escuela.

Al buscar en su portal de internet alguna postura sobre el tema, se encontró el apartado de “Valores”, donde la escuela IMARC A.C. indica que se compromete a “actuar siempre tomando en cuenta los derechos del ser humano, tratando a los demás como me gustaría ser tratado”.

Además, el reglamento escolar señala: “El pelo debe usarse corto (casquete corto). No se aceptará cabello pintado, rayitos, mechones, así como coletas, rebajes, peinados parados con gel, cortes de tipo hongo ni copetes. A todos los alumnos que no cumplan con este reglamento se les regresará a su casa para que se les corrija el corte”.

A continuación te presentamos el reglamento de la escuela IMARC A. C.

Nota del editor: En una primera versión de esta nota se publicó que el colegio suspendió a Axan por no cortarse el cabello, pero el IMARC aclaró que nunca se le negó el servicio educativo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Marijuana Pepsi: la mujer que se sobrepuso al bullying y a las burlas por su nombre

Esta mujer estadounidense de 46 años utilizó su propia experiencia para investigar sobre nombres tradicionalmente de personas negras y cómo afectan a la educación de los niños en Estados Unidos.
21 de junio, 2019
Comparte

Todas las burlas que recibió a lo largo de sus estudios no impidieron que esta mujer llegara muy lejos. Ella decidió que no dejaría que sus acosadores ganaran.

Marijuana Pepsi Wandyck dice que pasó su vida recibiendo burlas debido a su distintivo nombre (marijuana es como se conoce a la marihuana en inglés).

Pero en lugar de cambiarlo, decidió sentirse orgullosa de su nombre y se negó a dejar que eso la detuviera.

Esta mujer estadounidense de 46 años utilizó su propia experiencia para investigar sobre nombres tradicionalmente de personas negras y cómo afectan a la educación de los niños en Estados Unidos.

Al recordar la primera conversación que tuvo cuando era niña con su madre acerca de por qué la habían llamado Marijauna Pepsi, cuenta: “Mi madre me dijo: ‘tu nombre te llevará por todo el mundo‘”.

“En ese momento fui escéptica, pero conozco a mi madre, ella es inteligente, es un genio y confié en que realmente creía eso”.

Primer plano de Marijuana Pepsi

Marijuana Pepsi Vandyck
Marijuana también era hostigada por los profesores que le pedían que repitiera su nombre o lo cambiara por Mary Jackson.

Nombre inusual

Marijuana tenía 9 años cuando por primera vez se dio cuenta de que tenía un nombre poco convencional.

En la escuela de Wisconsin donde estudiaba, recuerda que no solo los otros niños hablaban sobre su nombre, sino también los maestro, que le pedían que repitiera su nombre.

“Marijuana ya es inusual y si luego le agregas Pepsi… los comentarios simplemente no se detenían y todavía no se detienen”, le dijo a la BBC.

“Me pedían llamarme Mary, y al principio estuvo bien hasta que gané un concurso de ortografía. Vine a casa con mi certificado y mi madre se molestó cuando vio el nombre que decía Mary Jackson”, relata.

“Ella me dijo que nunca dejara que me volvieran a llamar Mary y luego fue a la escuela y exigió que lo cambiaran. No estaba de broma”.

De la risa al acoso

En la escuela secundaria las preguntas inquisitivas sobre su nombre inusual se convirtieron en comentarios hirientes.

“Cuando estaba en cuarto grado (9-10 años) era una rareza, pero en la escuela secundaria se convirtió en intimidación”.

Marijuana Pepsi junto a su madre en su graduación

Marijuana Pepsi Vandyck
Marijuana Pepsi decidió estudiar cómo afectan los nombres que utilizan los negros para sus hijos en sus estudios.

“(Mi nombre) les sirvió de munición y tuve que aguantar mucho. Un día decidí que no volvería a soportarlo”, cuenta sobre sus hostigadores.

Marijuana explica que su familia le dio la fuerza para hacer frente a los comentarios y cambiar su actitud.

Inspiración para su tesis

El mes pasado recibió su doctorado en liderazgo en educación superior en la Universidad Cardinal Stritch en Wisconsin luego de su tesis “Nombres negros en aulas blancas: comportamientos de los maestros y percepciones de los estudiantes”.

“Aunque tuve problemas con mi nombre, nunca había pensado mucho en cómo podría afectar a los demás“, señala.

En el primer día de curso mientras trabajaba como maestra, recuerda a una colega que se quejó con el director después de ver la lista de los estudiantes a los que estaría enseñando ese año.

“Le pregunté a los demás qué sucedía y me dijeron: ‘Marijuana, mira los nombres, son los nombres. Ella puede ver por los nombres de la lista que tiene a su cargo a los niños negros‘, y pensé: esto es ridículo. Voy a escribir sobre esto”.

Ahora está casada y vive con su esposo e hijo en Illinois, donde trabaja en un programa para ayudar a los estudiantes universitarios.

“Somos humanos, cuando escuchamos un nombre por primera vez formamos opiniones y juicios. Lo que uno hace después es lo que marca la diferencia”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rYcx1SF9_JM

https://www.youtube.com/watch?v=kO4eUGmvdNE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.