Las antiprincesas, las nuevas heroínas de los cuentos infantiles en Argentina
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Chirimbote/Sudestada

Las antiprincesas, las nuevas heroínas de los cuentos infantiles en Argentina

Dos editoriales crearon la colección antiprincesas, cuyas protagonistas son Frida Kahlo, Violeta Parra y Juana Azurduy.
Chirimbote/Sudestada
Por Veronica Smink de BBC Mundo
2 de septiembre, 2015
Comparte
Los libros están pensados para niños de entre 6 y 12 años e incluyen actividades para hacer en la casa o en la escuela. // Foto: Chirimbote/Sudestada.

Los libros están pensados para niños de entre 6 y 12 años e incluyen actividades para hacer en la casa o en la escuela. // Foto: Chirimbote/Sudestada.

Cansados de los clásicos cuentos infantiles en los que la protagonista es una princesa bella que debe ser rescatada, dos editoriales en Argentina lanzaron una propuesta que consideran revolucionaria: la colección de antiprincesas.

Queríamos romper con el estereotipo de la mujer cuya belleza está basada en su aspecto externo y mostrar ejemplos de mujeres que tienen belleza interior”, le explicó a BBC Mundo Nadia Fink, la autora de los libros.

Libertad, creatividad, la búsqueda de justicia, de amor… estas son algunas de las características de las antiprincesas de esta colección.

A diferencia de las clásicas historias infantiles, que son ficción, estas antiprincesas no son de fantasía. Son algunas de las mujeres más destacadas de la cultura y la historia latinoamericana.

Vea también: Fotos de princesas de cuentos de hadas con problemas de hoy

La colección fue inaugurada en junio pasado con un libro sobre la pintora mexicana Frida Kahlo, una figura que no se suele asociar con lo infantil.

La segunda antiprincesa de la serie fue Violeta Parra, la cantautora y artista chilena que fue una de las folcloristas más importantes de América Latina.

Y las editoriales (Sudestada y Chirimbote) trabajan en el tercer cuento de la colección, que será sobre Juana Azurduy, la heroína boliviana de las luchas de independencia.

“Queríamos mostrar ejemplos de mujeres que no se quedaron estáticas esperando que un príncipe las salve, sino que cambiaron sus propias vidas”, contó Fink.

Luchadoras

La idea de la colección surgió en el seno de la redacción de Sudestada, una prestigiosa revista política y cultural en la que trabaja Fink.

“Había investigado las vidas de Frida y Violeta para la revista, y me preguntaba cómo podíamos hacer para contar sus historias a los niños”, recordó.

Así, en combinación con Chirimbote, una nueva editorial infantil, decidieron lanzar esta colección que busca cambiar los paradigmas: “Que las chicas tengan otro tipo de modelo en el que verse reflejadas”.

Cuento sobre Frida Kahlo.
Image captionEl libro sobre Frida Kahlo cuenta que ella y Diego Rivera “tuvieron otros amores, aun estando juntos”.

Uno de los desafíos fue cómo contar las historias de estas mujeres, que fueron bastante sufridas y tuvieron finales trágicos.

Las dos vivieron tumultuosas historias de amor, ambas trataron de quitarse la vida (Violeta se suicidó y Frida hizo varios intentos), y las dos murieron antes de llegar a los 50 años.

Los libros evitan el dramatismo, aunque no esconden algunos de los hechos más polémicos de las vidas de estas artistas.

Por ejemplo, el cuento sobre Frida afirma que ella y Diego Rivera “tuvieron otros amores, aun estando juntos”.

Y habla sobre la bisexualidad de la mexicana: “Para Frida el amor se reflejaba en hombres y en mujeres”, señala.

En el caso de Violeta, cuenta que su primer marido, Luis, “quería una esposa que se quedara en su casa” y por eso abandonó a la cantante, que era famosamente nómada.

Nada más alejado de los típicos cuentos en los que un príncipe jamás abandonaría a la heroína y esta nunca osaría dejar el castillo para ir cantando por todo el país.

Kisco de revistas
Image captionLos cuentos se venden en kioscos y librerías a US$7,50. En octubre, saldrá el tercer libro de la colección, sobre la vida de la libertadora Juana Azurduy.

Anti-Disney, anti-Barbie

Fink admite que la intención de esta nueva colección fue hacerle frente a los modelos clásicos que admiran las niñas: Barbie y las princesas de Disney.

Vea también: Disney presenta a su primera princesa latina

Por eso, los cuentos aportan una refrescante aunque inusual cuota de realismo.

El libro sobre Violeta Parra relata en un momento que la cantante necesitaba ropa linda para poder actuar en público.

“A Violeta no se le apareció ninguna hada madrina para regalarle un supervestido”, aclara la historia, que cuenta en vez cómo su madre solucionó el problema transformando una cortina en una falda.

Lo que más distingue a los libros de antiprincesas es que se enfocan no en la vida romántica o sentimental de las protagonistas sino en su obra.

El cuento sobre Frida muestra algunos de sus cuadros más famosos y explica su origen.

Cuento sobre Violeta Parra.
Image captionLos libros se concentran en las obras de Violeta Parra y Frida Kahlo y no tanto en su vida romántica.

El de Violeta relata cómo viajó recolectando el arte popular perdido de Chile y la región, y cómo les dio nueva vida.

Ambos libros incluyen al final una serie de actividades que invitan a los chicos a hacer arte, inspirados en el trabajo de esas dos heroínas.

Pero aunque la idea sea mostrar algo distinto, la pregunta es si los niños estarán interesados.

Damián y Martín, dos amigos de treinta y tantos con hijos chicos, le dijeron a BBC Mundo que estarían encantados de que sus hijos conocieran otras historias más allá de las princesas y los superhéroes.

“A mí me encantaría que mi hija viera otra cosa, otros modelos de vida, pero tiene ocho años y tiene locura por las princesas de Disney, es difícil que vea otra cosa”, admitió.

Según Martín, que tiene un varón de cuatro, parte del problema es que “las princesas y los superhéroes están en todos lados, en el cine, en los dibujitos en la tele, te venden las figuritas, los muñecos, los chicos están rodeados y es lo que quieren ver y leer”.

Opciones

Sin embargo, todos los adultos consultados para esta nota apoyaron la idea de las antiprincesas.

“A mí me hubiera gustado conocer estas historias cuando era niña”, admitió Agostina, una abogada de 26 años a quien BBC Mundo encontró sentada cerca de unas hamacas en una plaza de Buenos Aires.

“Está bueno porque no todas las niñas tienen el aspecto de princesitas. Algunas lo tienen pero otras no, y se sienten excluidas”, opinó.

“Las que quieren ser princesas tienen esa opción pero también hay otras opciones y está bueno”, concluyó.

Teresa, una contadora pública de 71 años, con hijos grandes, coincidió e incluso sugirió que los próximos cuentos de la colección podrían incluir a “las heroínas anónimas de nuestra sociedad, como las enfermeras”.

Fink admitió que aún no tienen claro quiénes serán las próximas antiprincesas.

Algunas de las mujeres consideradas, como las poetisas argentinas Alfonsina Storni y Alejandra Pizarnik, tuvieron vidas “demasiado trágicas” como para contar a un público infantil.

Pero aunque aún no se sepa quiénes son, lo que es seguro es que las nuevas antiprincesas serán “mujeres antisistema que sufrieron mucho por romper con los moldes de la sociedad”.

En ese sentido, Fink consideró que es bueno mostrarles a los niños que “la vida también es eso”, que hay dolor, que no todo es color de rosa.

“Los cuentos clásicos transmiten que la quietud te preserva de las situaciones difíciles. Nuestras antiprincesas enseñan a romper los estereotipos y a trascender lo impuesto”.

Cuento de Violeta Parra
Image captionEl libro sobre Violeta cuenta algunas cosas de su vida privada, pero no su final trágico. En vez, invita a los niños a investigar qué pasó con ella en otros libros.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Afganistán: los primeros cambios para las mujeres en Kabul tras el control talibán

La toma del control de la capital afgana por parte del Talibán causa desconfianza en la población, particularmente en las mujeres, que temen perder los derechos ganados en los últimos 20 años
17 de agosto, 2021
Comparte
Mujeres caminan en Kabul el 15 de agosto.

Getty Images
Mujeres caminan en Kabul el 15 de agosto.

La llegada del Talibán a Kabul, la capital de Afganistán, despertó el miedo en los ciudadanos, principalmente en las mujeres.

Con el retorno del Talibán al poder 20 años después, las mujeres en Afganistán tienen miedo a perder los derechos sociales y económicos que ganaron en las dos últimas décadas.

El Talibán impone una interpretación radical y restrictiva de la ley islámica que restringe notablemente los derechos de las mujeres.

Estos son algunos de los cambios que se observan ya en Kabul contra las mujeres en los primeros días de control talibán.

Sin mujeres en la TV

Los principales canales de televisión de Afganistán siguen transmitiendo tras la llegada del Talibán al poder.

Sin embargo, hay diferencias notables, como el hecho de que ya no hay presentadoras mujeres en la pantalla, según detalla el servicio BBC Monitoring.

También se destaca que hay un gran aumento de comentarios favorables y muy pocas críticas al Talibán en los canales como el estatal National Afghanistan TV y los privados Tolo News, Ariana, Shamshad y 1TV.

Presentador afgano en el canal Shamshad TV.

Shamshad TV
Captura de pantalla de un presentador afgano en el canal Shamshad TV.

La televisión estatal, cuya dirección está en manos del Talibán desde la noche del 15 de agosto, ha estado transmitiendo en gran medida programas religiosos.

Por su parte, la mayor parte de la grilla de Tolo News y 1TV ha estado repitiendo programas emitidos el domingo, posiblemente debido a dificultades en el trabajo.

Sin embargo, Saad Mohseni, propietario de Moby Group, que incluye Tolo TV y Tolo News TV, dijo en un tuit: “Puedo asegurarles que nuestra gente está bien y que hemos continuado con nuestra transmisión ininterrumpida durante esta ‘transición'”.

Moby Group es el mayor generador de programas de entretenimiento, noticias y actualidad de Afganistán.

Asimismo, Shamshad TV, propiedad de un exasistente presidencial, estuvo transmitiendo contenido a favor de los talibanes.

En un programa, el corresponsal del canal mostró a los residentes de Kabul celebrando que el grupo traería seguridad y unidad al país.

Ni vestidos, ni maquillajes

Tras el avance del Talibán en Afganistán, muchos derechos sociales y económicos alcanzados durante los últimos 20 años se acabaron de repente, según le dijeron a la BBC varios ciudadanos afganos.

Mujeres con burka caminan frente a retratos de otras mujeres maquilladas en Kabul, el 7 de agosto de 2021.

Getty Images
En las calles de Kabul, hasta hace unos pocos días se podía ver publicidad con mujeres luciendo maquillaje.

Y las denuncias de recortes de libertades de las mujeres no son la excepción.

“Hay muchas restricciones ahora. Cuando salgo, tengo que llevar la burka (el traje que impide ver completamente el cuerpo de la mujer), como me lo ordenan los talibanes, y un hombre me tiene que acompañar”, aseguró una partera de Ishkamish, un distrito rural con escasos servicios, en la provincia de Takhar, en la frontera noreste de Afganistán con Tayikistán.

En los primeros dos días de la llegada del Talibán a Kabul, las calles de la capital empiezan a mostrar también indicios de esos cambios restrictivos para las mujeres.

Fotos en las redes sociales muestran que vidrieras con imágenes de mujeres sin velo, con maquillaje y con vestidos de fiesta estaban siendo arrancadas o tapadas con pintura.

https://twitter.com/bbclysedoucet/status/1426855750601789449

“No sé cómo será nuestro futuro”

Muchas mujeres en Kabul sienten miedo y desesperanza.

Una joven -que prefirió no identificarse- describió la ciudad como “silenciosa”. El Talibán gobierna la ciudad y todos están en casa, le dijo a la BBC.

“Tenía muchos planes para mi futuro, pero ahora no puedo ir al trabajo ni a la universidad”, agregó.

“No sé cómo será nuestro futuro. Esto me ha hecho perder la esperanza. Estoy buscando una manera de salir de Afganistán porque no hay esperanza para las mujeres”.

Mujer con los ojos pintados y burka.

Getty Images

Por su parte, Aisha Ahmad, que estudia Ciencias de la Computación en la Universidad de Kabul, terminó el domingo golpeada por la multitud que intentaban tomar un vuelo desde el aeropuerto internacional Hamid Karzai de la capital.

“A la multitud la empujó la policía, los niños y las mujeres estaban en el suelo, yo me lastimé las manos, los pies y las rodillas”, contó la joven de 22 años a la agencia de noticias PA.

Después de no poder abordar un vuelo, Ahmad pidió en las redes sociales que algún país le diera asilo para poder terminar su educación, que ya no lo cree posible.

“He perdido la esperanza y creo que no será un camino fácil”, aseguró. “Me siento como si estuviera en un túnel… No puedo ver ninguna luz brillante y no sé qué tan largo es el túnel”, añadió.

https://www.youtube.com/watch?v=eHBHETE7NM4

Mahbouba Seraj, una activista por los derechos de las mujeres y los niños en Kabul le dijo a la BBC que no le servía a nadie si todas las mujeres abandonaban el país y agregó que está dispuesta a dialogar y trabajar con el Talibán.

“Si las mujeres de Afganistán, las que están involucradas y hemos estado trabajando, pudiéramos sentarnos en una mesa y hablar con estas personas, podrían ser inteligentes y conocer los recursos que tienen en las mujeres de Afganistán”, afirmó.

“Porque antes de esto, antes del Talibán, ni el mundo ni nuestra propia república vio realmente la fuerza de la mujer afgana“.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6X6MQcydovo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.