Le recortan a estados casi 2 mil 900 millones en seguridad y Mando Único para 2016
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Le recortan a estados casi 2 mil 900 millones en seguridad y Mando Único para 2016

El gobierno federal decidió fusionar subsidios y revisar fondos destinados a las policías locales para el próximo año. La ASF había reportado que estados como Veracruz desviaron millones de esos subsidios. También le recortaron 600 millones al Programa Nacional de Prevención.
AP
Por Arturo Angel
11 de septiembre, 2015
Comparte
Policía federal monta guardia en una tubería de drenaje fuera de la prisión de máxima seguridad del Altiplano. //Foto: AP

Policía federal monta guardia en una tubería de drenaje fuera de la prisión de máxima seguridad del Altiplano. //Foto: AP

Por primera vez en cinco años, el gobierno federal recortó los recursos que otorga en materia de seguridad a los estados. El Proyecto de Egresos, enviado al Congreso de la Unión para el 2016, plantea una disminución de casi 2 mil 900 millones de pesos en fondos y subsidios para la seguridad pública en las entidades.

Esto como resultado de la fusión de dos subsidios, el SUBSEMUN y el SPA, que hasta este 2015 contaban con montos específicos aunque su finalidad era parecida: fortalecer las policías locales y la política del Mando Único. Además se redujo también el fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública.

Los movimientos y recortes son, según la argumentación hecha por el gobierno, con el objetivo de “eliminar inercias” que dificultaban la operación de los programas, incrementar su eficiencia y hacer más transparente el manejo de recursos. Cabe señalar que este año, la Auditoria Superior de la Federación (ASF) evidenció el desvío de más de 300 millones de estos subsidios en varias entidades.

El gobierno federal también recortó en casi 600 millones de pesos los recursos para el Programa Nacional de Prevención del Delito, el cual es administrado por la Subsecretaría de Prevención del Delito de Gobernación cuyo titular recién nombrado es Arturo Escobar

Lo anterior ocurre en un contexto en el que han bajado delitos como el secuestro o la extorsión en 2015 según los datos proporcionados por los estados, pero en cambio los homicidios evidencian una nueva tendencia al alza.

Por otro lado, el presupuesto de este año también presenta una disminución del 92 por ciento en los recursos para los proyectos de inversión en la Procuraduría General de la República y del 77 por ciento en las inversiones sobre seguridad de la Secretaría de Gobernación.

Adiós al doble subsidio

Actualmente existen dos programas destinados a subsidiar a las corporaciones policías estatales y municipales, con el objetivo de que cuenten con mejores equipos, profesionalicen a sus elementos y aceleran la implementación del Mando Único.

Uno de ellos es el Subsidio en Materia de Seguridad Pública a Entidades Federativas, Municipios y el Distrito Federal, conocido como SUBSEMUN, para el que este año se asignaron poco más de cuatro mil 893 millones de pesos.

Además está el llamado Subsidio para las Entidades Federativas para el Fortalecimiento de las instituciones de Seguridad Pública en materia de Mando Policial (SPA), que este año ascendió a dos mil 759 millones de pesos.

Pero para el 2016, el proyecto ya no incluye a ninguno de estos dos subsidios y por el contrario contempla uno nuevo denominado Subsidio para la Seguridad Pública, que fusiona los dos anteriores, con una asignación de cinco mil 952 millones de pesos.

“Esta fusión da la oportunidad de formular un nuevo planteamiento en la aplicación de los subsidios que se transfieren a las entidades federativas y municipios, con el propósito de mejorar y hacer más eficiente el uso de recursos federales en materia de seguridad pública”, señaló el gobierno en la exposición de motivos de este nuevo planteamiento.

En términos monetarios, el resultado es un recorte de poco más de mil 700 millones de pesos de subsidio para este año.

Además, el Fondo de Aportaciones a la Seguridad Pública (FASP) que también es distribuido a las entidades será de 7 mil millones de pesos para el 2016 según la propuesta del gobierno, es decir, mil 100 millones de pesos por debajo de lo asignado este año.

Se trata de la primera vez por lo menos desde el 2011 en que el fondo para la seguridad pública sufre un recorte.

En suma, el recorte de casi 2 mil 900 millones entre subsidios y FASP para 2016 es una disminución de poco más del 20 por ciento del dinero que va de la federación a los cuerpos de seguridad de los estados. Para ponerlo en proporción, en 2016 las entidades dejarán de tener 1 de cada 5 pesos que recibieron de la federación este año para la seguridad.

Desvíos millonarios

La Auditoría Superior de la Federación (ASF), en la revisión de la Cuenta pública 2013 presentada este año, reveló que por lo menos cuatro estados del país –Veracruz, Durango, Puebla y Sinaloa– desviaron más de 300 millones de pesos que recibieron como parte del subsidio para sus corporaciones policiales.

La revisión hecha por la auditoría evidenció más de 50 anomalías en el manejo solo de los subsidios de seguridad, entre ellas el dinero desviado o la no comprobación del gasto de más de 226 millones.

Uno de los casos más representativos fue el de Veracruz, entidad que desvió los 114 millones de subsidio que recibió a otras cuenta son autorizadas, y además no comprobó el gasto de casi 38 millones de pesos más.

Hubo 20 entidades que no entregaron a la Tesorería de la Federación más de 6 millones 700 mil pesos que generaron de intereses por retener el dinero del subsidio en las cuentas bancarias.

El subsidio en seguridad es, en teoría, para profesionalizar a los policías y dotarlos de mejor equipo. Pero los auditores descubrieron que, por ejemplo en Querétaro, el dinero se utilizó entre otras cosas para pagar sus impuestos, mientras que en Quintana Roo se usó para adquirir 16 camionetas de lujo.

En la justificación del proyecto de presupuesto para el 2016, el gobierno federal subrayó que hubo un análisis detallado del manejo que se daba a los subsidios destinados para realizar modificaciones.

“Se llevó a cabo una revisión de los objetivos y desempeño de ambos programas, con el propósito de eliminar inercias en su operación que pudiesen dificultar su seguimiento, a fin de robustecer la transparencia en la aplicación de los recursos y hacer más eficiente su desempeño”, indica el documento del presupuesto.

Inversión militar sí, civil no

Como parte del presupuesto base cero, la Secretaría de Hacienda explicó que se llevó a cabo una revisión de todos los proyectos de inversión, incluidos los de seguridad, con excepción de los relacionados con las fuerzas armadas ya que están ligados a tareas de seguridad nacional y preservación de la soberanía del país.

El desglose del gasto asignado confirma lo anterior, ya que el monto en programas de inversión asignado tanto a la Secretaría dela Defensa como a la Marina suma casi 14 mil millones de pesos, cifra superior a la de este año. Los proyectos incluyen desde obras de infraestructura, hasta adquisición de vehículos, aeronaves y construcción de buques.

En cambio, para la Procuraduría General de la República el presupuesto del 2016 contempla apenas 68 millones 373 mil pesos, que respecto a los más de 900 millones que se destinaron este año es una reducción superior al 90 por ciento.

Los únicos gastos que la PGR tiene en materia de inversiones para el próximo año es para mantenimiento del edificio central de la dependencia y la adquisición de “activos” para trabajos de investigación, sin que se detalle cuales son esllos.

Los proyectos de inversión de la secretaría de Gobernación en materia de seguridad también registran una disminución importante al pasar de una asignación de más de seis mil 700 millones este año a solo mil 549 millones para el que viene.

Gobernación planea invertir en 2016 solamente en proyectos que ya venían en marcha de años anteriores, principalmente relacionados con ampliaciones y adecuaciones en centros penitenciarios federales.

Reducción del presupuesto para seguridad. Imagen: Omar Bobadilla

Reducción del presupuesto para seguridad. Imagen: Omar Bobadilla

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Medio ambiente: ¿cuál es el veredicto de los científicos sobre lo acordado para frenar el cambio climático?

Científicos consultados por la BBC temen que los políticos no cumplan sus promesas. Y recuerdan que "ya estamos en un nivel peligroso de calentamiento global".
18 de noviembre, 2021
Comparte

Los científicos y los principales expertos sobre el clima expresaron preocupación por los resultados de la COP26, la cumbre sobre el cambio climático que tuvo lugar este mes en Glasgow.

Expertos consultados por la BBC elogiaron que los países hayan acordado reunirse nuevamente el próximo año para prometer recortes de emisiones más profundos.

También dieron la bienvenida a los acuerdos sobre bosques, innovación y las reducciones de las emisiones de metano provenientes de la extracción de combustibles fósiles y la ganadería.

Pero los científicos temen que los políticos no cumplan sus promesas. Y aseguran que la meta de contener el aumento de temperatura a 1,5 ° C por encima de los niveles preindustriales es poco ambiciosa.

Los expertos destacan que la temperatura del planeta aumentó hasta ahora 1,1 ° C en promedio, y solo ese incremento ya ha puesto al mundo en un estado de calentamiento peligroso, con temperaturas récord, incendios forestales, inundaciones y sequías.

El profesor David King, exasesor principal del gobierno británico en temas científicos, me dijo: “Por supuesto, el calentamiento global ya está en un nivel peligroso. Las temperaturas en el verano en las regiones polares fueron de 32 °C. Los bosques estaban en llamas”.

“Incluso si recortamos las emisiones por completo, todavía estaríamos en un lugar difícil debido a la cantidad de gases de efecto invernadero que ya hay en la atmósfera”.

Un mensaje similar es expresado por Piers Forster, autor principal del informe de agosto del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés).

La gente ya está muriendo y las especies se están extinguiendo con las temperaturas actuales“, afirmó Forster. “Ya estaremos atrapados en un aumento del nivel del mar durante los próximos siglos”.

“1.5 °C se ha convertido en el talismán de lo más seguro que podemos esperar para este siglo. Pero cuanto más aprendemos, más nos damos cuenta de que no existe un límite seguro (para las emisiones)”, agregó Forster.

Planta emitiendo CO2

Getty Images
China e India presionaron para cambiar el compromiso de “eliminar gradualmente” las plantas a carbón por el de “reducir gradualmente”.

Los científicos que contactamos aprecian que la COP haya ofrecido algunas soluciones prácticas.

Es un alivio que, después de 22 COP anteriores, por fin se haga referencia a la necesidad de eliminar gradualmente los combustibles fósiles, aunque hay consternación de que India y China debilitaran el texto del compromiso sobre el carbón en el último minuto. Y hay temores generalizados de que los políticos no cumplan sus promesas.

La profesora Gail Whiteman, fundadora de Arctic Basecamp, un grupo de científicos expertos en el Ártico, dijo que la cumbre había producido “resultados mixtos”.

“Hay muchas promesas bastante buenas sobre la mesa, pero ¿habrá suficiente acción? No lo sé. Estoy preocupada”, señaló Whiteman.

Y el profesor Tim Lenton, del Instituto de Sistemas Globales de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, afirmó: “En el lado positivo, la coalición de la sociedad civil, las empresas, las finanzas, las ONGs y otros en torno a la COP26 está comenzando a impulsar un progreso real”.

“Pero todavía nos dirigimos hacia más de 2 °C de calentamiento global, y esto corre el riesgo de desencadenar múltiples puntos de inflexión climáticos (puntos a partir de los cuales un sistema comienza a comportarse de una manera completamente diferente y sin retorno a las condiciones iniciales)”.

Todavía estamos en una crisis climática“, enfatizó Lenton.

“Todos necesitamos persuadir a nuestros líderes políticos para que se unan a nosotros en una gran transformación”, agregó.

“El proceso de política internacional avanza más lento que los cambios en el sistema climático”.

Frans Timmermans mostrando la foto de su nieto en la COP

Reuters
Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, mostró la foto de su nieto al hablar en la COP: “Si fallamos, él deberá pelear con otras personas por agua y comida. Esto es personal, no es un tema de política”.

Es esa brecha, entre la política, la acción y la ciencia, lo que alarma a los expertos en el clima.

Reino Unido, por ejemplo, es reconocido como un líder mundial en temas ambientales, y estableció un objetivo nacional de lograr el cero neto de emisiones para 2050.

Pero el gobierno británico ha fracasado sistemáticamente en alcanzar sus objetivos previos sobre el cambio climático. Y si bien es alabado por políticas como la eliminación gradual de los automóviles convencionales, no ha introducido cambios significativos para reducir las emisiones a nivel de los hogares, con mejores materiales aislantes y sistemas de calefacción más eficientes.

El gobierno británico quiere además aumentar el número de vuelos en contra de la recomendación de sus propios asesores, está permitiendo un nuevo campo de explotación de petróleo cerca de las Islas Shetland, en el Atlántico Norte, e impulsa el polémico proyecto HS2, que prevé la construcción de una línea ferroviaria de alta velocidad que unirá a Londres con varias ciudades a lo largo de más de 500 kms.

Para asombro de los científicos, el ministro de Economía Rishi Sunak no mencionó el cambio climático al anunciar un nuevo presupueto en vísperas de la COP26.

¿Demasiado poco y demasiado tarde?

El primer ministro británico Boris Johnson, mientras tanto, continúa insistiendo en que los recortes de emisiones se pueden lograr solo a través de innovaciones en tecnología, con poco o ningún cambio en el comportamiento de las personas.

Esto va en contra del propio Comité Asesor de Cambio Climático del gobierno británico, que insiste en que los objetivos de recorte de emisiones para 2030 no se pueden alcanzar sin una combinación de ambos factores.

John Kerry en la cumbre de cambio climático rodeado de otros miembros de su delegación

PA Media
John Kerry, en el centro de la foto, dijo que el aumento de temperatura podría contenerse en 1,8 °C.

Hay similares “enredos” a nivel de políticas en Estados Unidos. El presidente Joe Biden sigue intentando que sus medidas ambientales sean aprobadas por el Congreso.

Y su programa de infraestructura de un billón de dólares para carreteras, puentes, aeropuertos y puertos generará muchos millones de toneladas de gases de invernadero, ya que requerirá producir grandes cantidades de hormigón y acero. Las nuevas infraestructuras permitirán, además, más tráfico en el futuro.

Biden lideró el pacto para reducir las emisiones de metano en la COP26, pero no igualó la promesa de Johnson sobre los automóviles convencionales. Y los estadounidenses todavía siguen comprando enormes autos todoterreno.

El enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, estima que si las naciones realmente concentran sus esfuerzos en lograrlo, el aumento de temperatura podría contenerse en 1,8 °C. Pero los científicos afirman que esa meta equivale a “demasiado poco, demasiado tarde”.

El profesor Richard Betts, del Centro Hadley del Servicio Meteorológico de Reino Unido, me dijo: “Aún podríamos evitar mayores impactos del cambio climático con mayor ambición“.

“Pero hasta que dejemos de acumular dióxido de carbono en la atmósfera seguiremos calentando el clima y causando riesgos e impactos cada vez más graves”.

Ed Hawkins, profesor de ciencia del clima en la Universidad de Reading, advirtió: “Hay una pendiente, en la que ya nos estamos deslizando. Cuanto antes dejemos de deslizarnos, a través de reducciones profundas, sostenidas e inmediatas de las emisiones de gases de efecto invernadero, menos graves serán las consecuencias “.

Manifestantes en Londres con un cartel que dice "mientras los políticos pretenden, nuestro hogar se está quemando".

Getty Images
Manifestantes durante la COP26. El cartel dice: “Mientras los políticos pretenden, nuestro hogar se está quemando”.

Un cuestionamiento aún más grande proviene de Julian Allwood, profesor de ingeniería y medio ambiente en la Universidad de Cambridge.

Allwood me dijo que las soluciones que se discutieron en Glasgow dependen de lograr cantidades poco realistas de electricidad limpia, mecanismos de captura de carbono y quema de biomasa.

“Si se comparan esas cantidades con lo que está disponible hoy, aún teniendo en cuenta cualquier tasa de crecimiento plausible, no hay posibilidad de llegar a esas magnitudes esperadas”.

“Por lo tanto, necesitamos un conjunto diferente de políticas, como por ejemplo disminuir a la mitad el consumo de electricidad. Debemos además reducir los vuelos, el transporte, la producción de cemento y el número de ganado rumiante porque no hay forma de lidiar con ellos”.

Es un mensaje poco agradable para los políticos que quieren estabilizar el clima introduciendo apenas retoques menores a la política de “todo sigue igual”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/user/bbcmundo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.