Los mejores y los peores países para conectarse a Internet en 4G
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Los mejores y los peores países para conectarse a Internet en 4G

Latinoamérica no sale bien parada, lleva un gran retraso en implementar su red 4G… con una excepción: Uruguay, que se halla entre los países con más cobertura del mundo.
Cuartoscuro
Por BBC Mundo
28 de septiembre, 2015
Comparte
El nuevo método, mucho más barato que los sistemas de detección tradicionales, permitiría agilizar las tareas de prevención en zonas desfavorecidas. // Foto: Cuartoscuro

El nuevo método, mucho más barato que los sistemas de detección tradicionales, permitiría agilizar las tareas de prevención en zonas desfavorecidas. // Foto: Cuartoscuro

Tener Internet donde quiera que vayas se ha convertido en una obsesión. Pero ya no nos conformamos con usar celulares y tabletas para hablar o navegar: queremos ver videos, retransmisiones en directo y mil cosas más. En otras palabras: nuestros dispositivos están hambrientos de datos y conexiones de alta velocidad.

Y para eso llegaron las redes 4G en los últimos años, con el objetivo de satisfacer esa demanda sin necesitar wifi.

Sin embargo, no puede decirse que estemos ya globalmente en la era del 4G, como destaca un reciente informe de la consultora especializada OpenSignal.

Después de medir la cobertura y velocidad de dicha tecnología en más de 330.000 usuarios de 68 países, llegó a la conclusión de que mientras en unos países está perfectamente establecida, en otros “no pasa de un estado de adolescencia”.

Y Latinoamérica no sale bien parada, lleva un gran retraso en implementar su red 4G… con una excepción: Uruguay, que se halla entre los países con más cobertura del mundo.

Uruguay, entre los mejores

El informe de OpenSignal recoge tanto la extensión de cobertura en cada país como la velocidad media que proporciona la red 4G de cada uno.

En cuanto al grado de cobertura, estos son los seis países que cuentan con una red más extensa:

  • Corea del Sur: la red 4G cubre el 97% del territorio.
  • Japón: está disponible en un 90% del país.
  • Hong Kong: alcanza un 86%.
  • Kuwait: ofrece este servicio en un 86%.
  • Uruguay: empatado con Singapur, con una cobertura en el 84% del país.

Uruguay fue en 2011 uno de los pioneros en utilizar esta tecnología en América Latina y realmente significa una rareza en la región en esta materia.

El siguiente país latinoamericano que aparece en esta lista es Bolivia, que con una cobertura del 67% se sitúa en el puesto 23 de los 68 países analizados.

Perú y México ocupan los puestos 30 y 33 con cobertura en un 61% y un 60%, respectivamente.

Una cosa es la extensión de la cobertura de la red y otra la velocidad que proporciona. En este aspecto, estos son los países punteros:

Nueva Zelanda es tiene la red 4G más rápida del mundo al alcanzar los 36 megabits por segundo (Mbps).

Le siguen Singapur con 33 Mbps, Rumania con 30 Mbps, Corea del Sur con 29 Mpbs y Dinamarca con 26 Mbps.

El primer país de América Latina con la red 4G más veloz es República Dominicana, que con 17 Mbps ocupa el puesto 21 de los analizados. Le siguen Brasil, con 17, y Uruguay y Colombia con 15 Mbps.

Los peores

Es buena prueba de que esta tecnología aún va con gran retraso en América Latina el hecho de que varios países de la región están en lo más bajo de la lista.

Respecto al nivel de cobertura, el peor país de los analizados es Sri Lanka, con sólo un 38% del territorio.

El siguiente país por la cola es Ecuador, que al igual que Filipinas, sólo tiene redes 4G en un 39% del país.

El siguiente país entre los rezagados es también latinoamericano: Argentina, con un 42% de cobertura.

Costa Rica y Chile también se sitúan entre los peores. Con un 45% y 47%, ocupan los puestos séptimo y noveno por la cola.

En lo que a velocidad se refiere, hay varios países de América Latina tambiénentre los peores.

El país con menos velocidad es Costa Rica, que comparte este dudoso honor con Irán. Ambos con una velocidad media de 3 megabits por segundo.

Siguen Pakistán y Arabia Saudita con 4Mbps y, ya situados en el puesto quinto y octavo por la cola, otros dos latinoamericanos: Bolivia (6 Mbps) y Ecuador (8 Mbps).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

“Mi activismo les molesta”: María Elena Ríos denuncia que gobierno de Oaxaca le quitó apoyo para tratamientos y le adeuda $140 mil

La saxofonista María Elena Ríos requiere de tratamientos médicos debido a las consecuencias que tuvo en su salud por el ataque con ácido que sufrió 2019. El gobierno del estado aceptó una recomendación de la CNDH para atenderla.
Cuartoscuro Archivo
24 de agosto, 2022
Comparte

María Elena Ríos, víctima de intento de feminicidio tras un ataque con ácido en 2019, denunció que abogadas del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, le notificaron que ya no se le apoyará económicamente para sus tratamientos dermatológicos y quirúrgicos, aun cuando tiene una cirugía pendiente el próximo 9 de septiembre.

Esto ocurre a unos meses de que el gobierno del estado aceptara una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en la que se indica al gobernador Murat y al fiscal de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, que se debe proporcionar la atención médica y psicológica que requiera María Elena.

Las constancias de la valoración médica y los detalles de la atención que acrediten su cumplimiento deben enviarse a la CNDH, señala la recomendación emitida el 18 de febrero de 2022, la cual fue aceptada el 14 de marzo y en la que se asume el compromiso para atender y cumplir sus obligaciones en el caso.

Los recursos que se otorgan a la joven saxofonista cubren la atención de cirujanos, dermatólogos, dentistas, expertos para prótesis de nariz, servicios psicológicos, medicamentos, transporte y alimentos.

Hay adeudos pendientes

En entrevista, María Elena dijo que, además de ya no contar con el apoyo al que se comprometieron las autoridades, aún le adeudan 102 mil pesos de reembolsos de sus tratamientos de parte de mayo, junio y julio. Igualmente, lo que se ha acumulado en lo que va de agosto: aproximadamente, 40 mil pesos.

Lee: Saxofonista María Elena Ríos acusa que autoridades federales le quitaron medidas de protección

Dos abogadas a cargo de la recomendación, y quienes le notificaron que concluyeron los apoyos, le dijeron que “no se pueden hacer responsables de los adeudos porque Hacienda ya cerró y es la transición (del gobierno) del estado”.

“Nosotras no nos podemos hacer responsables de cubrir la salud privada, si quieres te hacemos una evaluación en el Instituto Nacional de Rehabilitación, no vas desde octubre”, le dijeron.

María Elena se ha tenido que atender en instituciones privadas, ya que en Oaxaca no hay especialistas y su primera atención fue ineficiente; sus primeros injertos en cara, cuello, brazo, manos y pecho se cayeron y llenaron de bacterias.

El 14 de diciembre de 2019, la joven fue trasladada al Instituto Nacional de Rehabilitación de la Ciudad de México, pero durante la pandemia la atención se concentró en emergencias y atención COVID, por eso es que buscó atención privada. Su última cita fue en 2020.

Además, el Instituto Nacional de Rehabilitación no da un servicio de reconstrucción, que es lo que ella necesita, solo rehabilitación funcional.

Esa situación la comentó con el gobierno del estado y ahí le dijeron que estaba en libertad de atenderse donde quisiera, incluso en instituciones privadas, como lo ha hecho. El gobierno estatal asumió los gastos de sus tratamientos y cirugías.

“Desconozco cómo justifican ante Hacienda ya que no facturan, me dicen que con los tickets es suficiente, yo los entrego cada mes, pago con tarjeta de crédito y ellos me hacen el rembolso (…) Lo único que sé es que no son limosnas, es algo que me corresponde por derecho”, reclamó.

Las autoridades del estado saben que tiene una cirugía pendiente en septiembre para liberar una parte de su cuello y hacer rellenos. Otra de nariz y una más de párpado están entre las más inmediatas.

El gobierno de Alejandro Murat respondió a Animal Político que los servicios médicos, psicológicos y psiquiátricos necesarios para la saxofonista y su familia se otorgarán a través de las instituciones de servicios de salud con que cuenta el Estado mexicano, como el Instituto Nacional de Rehabilitación.

No precisó qué pasará con sus tratamientos en hospitales privados ni con los recursos que necesita para su cirugía programada para septiembre; tampoco detalló sobre los rembolsos pendientes.

En un comunicado, indicó que por la atención medica privada a Elena Ríos se ha erogado 2 millones 692 mil 263 pesos, aunque no precisó en qué periodos.

Sobre esta respuesta, Elena Ríos dijo que ella tiene todos los comprobantes de los servicios de salud y esa cifra “está inflada” y no coincide con el informe de la CNDH.

“Mi activismo les molesta” 

La activista aseguró que presentará una denuncia por violencia de género en contra del gobernador Alejandro Murat.

“Si algo me llega a pasar a mí o a mi familia, hago responsable a Alejandro Murat y Juan Antonio Vera Hernández, a su familia y sus socios”, declaró.

Para María Elena, el que le hayan quitado los apoyos tiene que ver con el activismo que ha encabezado en el estado, por manifestarse contra los feminicidios, visibilizar el plagio de textiles, hablar sobre las violaciones a derechos humanos y exponer públicamente que no se ha hecho nada por detener a uno de sus agresores.

Comentó que Arturo Enríquez, intermediario con el tema de sus rembolsos, en varias ocasiones la buscó con insistencia y le dijo que Murat quería hablar con ella, pero ella se negó ya que no le permitían la presencia de su abogada o de algún representante de la CNDH.

“Fíjate que últimamente han pasado unas situaciones y quiere platicar contigo, no va a estar nadie, solo tú y el gobernador. La plática es para que tú le hagas las peticiones que quieras”, le dijo. Ante esto, ella respondió que solo necesitaba que cumplieran con las peticiones de la recomendación y que se haga justicia.

El 25 de julio, María Elena mostró una manta con la leyenda “Oaxaca feminicida” durante la celebración de la Guelaguetza, pero la policía estatal y seguridad privada del gobernador la sacaron.

“Me pegaron los policías porque no me dejan hacer uso de mi libre expresión, yo soy María Elena Ríos Ortiz, a mí me intentaron matar con ácido y hasta la fecha mi agresor sigue libre”, exclamó mientras bajaba del palco.

El martes 16 de agosto, previo al Mercedes Fashion Week, volvió la insistencia para la reunión. Y aunque la saxofonista no estuvo en el evento, apoyó desde sus redes la protesta de colectivos de artesanas, bordadoras y creadoras oaxaqueñas, quienes realizaron una “pasarela” para denunciar el plagio y apropiación cultural de marcas de moda.

Las artesanas señalaron a la presidenta del DIF Estatal, Ivette Morán, esposa del gobernador Murat, de explotación de los textiles tradicionales y de usar recursos del erario público para promocionar su marca, Moravy, en el evento. María Elena exigió garantizar el respeto por las artesanas de la región.

“Dijeron (funcionarios del gobierno) que yo estaba organizando varios colectivos para dar un golpe de Estado, eso me molestó mucho y llamé y les dije déjense de chingaderas, sí, con groserías, porque yo no tengo necesidad de organizar nada, yo solita he sido siempre y lo que exijo es justica y no me gusta que me metan en chismes”, les dije.

Uno de sus últimos pronunciamientos contra las autoridades de Oaxaca fue por el feminicidio de Abigail Hay Urrutia, en Salina Cruz.

La saxofonista destacó que las autoridades deben diferenciar qué es activismo y su estado como víctima y sobreviviente de feminicidio, que son circunstancias distintas. Consideró que la protesta es la única denuncia “que nos permite hacernos visibles”.

“Mi activismo, el reclamo, les molesta. Sí, y este es un mensaje de que Murat e Ivette están enojados”, aseguró.

Actualmente, María Elena vive en la CDMX, donde estudia nivel licenciatura en la Facultad de Música de la UNAM y no cuenta con ningún tipo de protección. La única protección que tiene aplica solo en Oaxaca, de donde es originaria.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.