Los puntos por los que a México le urge invertir más en los niños menores de 5 años, según UNICEF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Los puntos por los que a México le urge invertir más en los niños menores de 5 años, según UNICEF

UNICEF y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) elaboraron un informe en el que llaman al Gobierno Federal y a los legisladores a mejorar la distribución del gasto público destinado a niños, niñas y adolescentes, en el próximo Presupuesto de Egresos de la Federación 2016.
AP
Por Redacción Animal Político
30 de septiembre, 2015
Comparte
El informe de UNICEF alerta sobre la disparidad de gasto destinado al desarrollo humano de los niños menores de cinco años. //Foto: AP

El informe de UNICEF alerta sobre la disparidad de gasto destinado al desarrollo humano de los niños menores de cinco años. //Foto: AP

En México, la distribución del gasto destinado a desarrollo humano no contribuye a paliar las desigualdades, puesto que se asignan menos recursos a quienes más carencias tienen.

Así lo alerta un estudio presentado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en el que se destaca que de entre la población de 0 a 17 años, los niños menores de cinco años son quienes reciben menor porcentaje de gasto público destinado a desarrollo humano -en particular a la salud, educación e ingreso-, pese a que tienen el menor nivel de desarrollo del país.

Durante la presentación ayer martes del Informe sobre la equidad del Gasto Público en la Infancia y la Adolescencia en México, Erika Strand, jefa de políticas públicas de UNICEF México, apuntó como muestra de esta desigualdad, que en el periodo 2008-2012 hasta el 20% de la población con menor nivel de desarrollo del país sólo recibió 15.2% del gasto que el Estado destina a promover la salud, educación y el ingreso, “cuando de acuerdo con sus carencias se le debió asignar un 38.6%”.

En contraste, indicó Strand, 20% de la población de 0 a 17 años con el mayor nivel de desarrollo humano recibió 24.2% del gasto público, cuando debía recibir el 8.9% con base en sus logros de desarrollo.

Ante esta situación de desigualdad que afecta, principalmente, a la población infantil más joven y menos desarrollada, el informe de UNICEF y el PNUD considera que la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación de la Federación (PEF) 2016 representa “una oportunidad” para mejorar la distribución del gasto público destinado a niños, niñas y adolescentes, e introducir mecanismos “que promuevan la equidad”.

Y para convencer al Gobierno Federal y a los legisladores tomadores de decisiones, UNICEF y el PNUD detallan en su informe una serie de puntos por los que invertir en desarrollo humano de la infancia “debe ser prioridad” para México.

1.- Porque no invertir en los derechos de los niños “es una pérdida doble”.

El informe recuerda a las autoridades mexicanas que el incumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes (NNA) representa una pérdida doble, pues se refleja en un menor desarrollo humano durante la infancia y a lo largo de la vida.

“Los rezagos de la infancia se acumulan en la vida adulta e impiden el desarrollo pleno de las personas hasta su máximo potencial. En este sentido, el desarrollo deficiente de capacidades en la infancia conduce al deterioro de las oportunidades en etapas posteriores”, recalca el documento.

2.- Porque si se vulneran derechos durante la infancia se perpetúa la pobreza

UNICEF señala que no invertir en el desarrollo de los derechos durante la infancia impacta de manera negativa en “el ejercicio pleno de derechos y la autonomía en la edad adulta”.

“Por lo tanto, el incumplimiento de los derechos de los NNA perpetúa la desigualdad y la pobreza, obstaculiza la movilidad social y, por ende, constituye un impedimento para la construcción de un México más incluyente”.

3.- Porque invertir ahora aumentará la productividad económica mañana

El informe sobre el gasto público en desarrollo humano subraya que una hipotética distribución más equitativa para la primera infancia en el próximo presupuesto de la Federación puede tener varios efectos positivos a largo plazo. Uno, mejorará la calidad de vida durante la infancia y la edad adulta. Y dos, aumentará la productividad económica del país en el futuro.

“Desde el punto de vista económico, la intervención temprana puede representar ahorros futuros”, expone el informe. Uno de esos ahorros provendría del gasto educativo, el cual se destinaría “a remediar deficiencias” y a “atender problemas de salud por enfermedades y condiciones prevenibles”.

Por lo tanto, UNICEF urge a “establecer una estrategia nacional para promover el desarrollo infantil integral que enfatice la atención a niños y a niñas en primera infancia”.

4.- Porque equilibrar el presupuesto a la infancia permitirá cerrar brechas

Ante esta exposición de motivos, el documento recalca que “la única forma de asegurar el cumplimiento de los derechos de todos los niños y las niñas” depende de que se haga “una inversión adecuada” por parte del Estado, “con la intención de coordinar las políticas para la primera infancia y hacer hincapié en destinar recursos suficientes a todos los sectores (salud, educación, combate a la pobreza, protección, etc.), para ofrecer una atención integral y así cerrar brechas de desarrollo entre la población”.

“En definitiva, hoy tenemos la oportunidad de mejorar la distribución del gasto público de los niños, niñas y adolescentes con el objetivo de alcanzar un desarrollo humano integrador, equitativo y sostenible para las generaciones presentes y futuras, y llevarlo a cabo es beneficioso para la sociedad y para la economía en su conjunto”, expuso a modo de conclusión durante la presentación del informe Erika Strand, jefa de políticas públicas de UNICEF México.

Aquí puedes leer el informe íntegro:

UNICEF PNUD Equidad Gasto Low

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Vacunas contra COVID-19: por qué te puedes contagiar aunque ya estés inoculado

La vacunación, al igual que el contagio, inmuniza a la persona afectada. Pero eso no significa que el SARS-CoV-2 desaparezca. Incluso puede volver a infectar, explica Guillermo López Lluch, catedrático de Biología Celular.
Getty Images
13 de mayo, 2021
Comparte

Conforme el número de personas vacunadas aumenta, crece la sensación de libertad y nos relajamos. Algunos gobiernos establecen ya medidas para dar carta blanca a la movilidad de las personas vacunadas sin limitaciones. Pero ¿estamos seguros de que se puede abrir la movilidad sin haber alcanzado la inmunidad de grupo?

La vacunación, al igual que el contagio, inmuniza a la persona afectada, que, generalmente, no sufrirá síntomas o estos serán leves en futuras reinfecciones. Pero eso no significa que el virus desaparezca. Incluso puede volver a contagiar.

La clave está en la actividad del sistema inmunitario y en la capacidad de proliferación del virus en estas personas.

Un sistema inmunitario entrenado elimina el virus antes de que éste pueda causar graves daños en el organismo.

Por ello, la duda a despejar ahora es si las personas inmunizadas mantienen capacidad de contagio. La respuesta dependerá de la cantidad de virus que puedan dispersar.

Síntomas menos graves o asintomáticos

Un reciente estudio realizado en centros de mayores en Chicago demostró que un 4,2%, entre trabajadores y pacientes, se contagiaron por SARS-CoV-2 en un periodo de cuatro meses (diciembre 2020-marzo 2021).

virus

Getty
Los linfocitos T citotóxicos actúan contra las células que están expresando la proteína del virus (en la imagen).

De las personas infectadas, la mayoría no habían sido vacunadas. Pero un 6% de las infecciones se habían dado en personas totalmente vacunadas y un 23% en las que habían recibido una sola dosis.

Por otro lado, las reinfecciones de personas que han pasado la enfermedad son inusuales pero ocurren.

En un estudio realizado en Reino Unido con trabajadores sanitarios que habían sufrido covid-19, un 0,6% sufrieron reinfección. Eso sí, con síntomas leves.

Además, el reciente estudio SIREN (SARS-COV2 Immunity and Reinfection Evaluation, llevado a cabo por el sistema de salud público británico) enfocado en la inmunidad y la reinfección por el SARS-CoV-2 concluye que la respuesta inmunitaria previene en gran medida el riesgo de contagio.

Pero también indica que, aún con sintomatología leve, los reinfectados pueden ser foco de dispersión del virus.

En Estados Unidos la exposición a las nuevas variantes ha sido considerada como factor frente a la posible reinfección en personas ya inmunizadas.

En cuanto a España, ya se han notificado casos de personas vacunadas al completo que se han reinfectado presentando síntomas leves acompañados con altas cargas víricas. Lo mismo ha ocurrido en otros países como Singapur o las islas Seychelles.

Los anticuerpos no lo son todo: el papel relevante de los linfocitos T

A lo largo de la pandemia se ha prestado mucha atención a los niveles de anticuerpos y el tiempo que se mantienen en nuestra sangre. Pero ¿de verdad son los anticuerpos tan relevantes?

Vacunados en México

PEDRO PARDO/AFP via Getty Images
Este grupo fue inmunizado con la vacuna de Pfizer-BioNTech en Ciudad de México.

Los anticuerpos son producidos por linfocitos B activados que se transforman en células plasmáticas. Las células plasmáticas dejan de funcionar con el tiempo y mueren.

Los anticuerpos producidos por éstas se mantienen circulando en la sangre durante semanas o meses hasta que degeneran y son eliminados.

También se producen linfocitos B memoria que actuarán más rápidamente y generarán células plasmáticas y anticuerpos con mayor rapidez y eficacia en el caso de reinfecciones. Por eso, la duración de los anticuerpos en el plasma no tienen tanta relevancia: son las células memoria las que importan.

En el proceso de inmunización se activan también los linfocitos T ayudantes. Se trata de células responsables de controlar la actividad del sistema inmunitario.

Simultáneamente entran en juego los linfocitos T citotóxicos, que actúan contra las células que están expresando la proteína del virus y las eliminan, reduciendo así la proliferación de éste.

En ambos tipos de linfocitos se generan células memoria con capacidad para activarse rápidamente en las reinfecciones.

Los linfocitos T resultan también esenciales contra las infecciones por virus al liberar interferón, una proteína señalizadora que bloquea la replicación de los virus.

Las mutaciones del SARS-CoV-2 están afectando especialmente a la proteína S. Aquellas variantes que presentan un cambio en esta proteína que mejora la capacidad de unión a la proteína humana, aumentan su capacidad infectiva.

Por eso, las variantes que se están imponiendo en todo el mundo están presentando cambios similares.

¿Significa que pierden efectividad las vacunas? Las vacunas generan anticuerpos contra diferentes zonas de la proteína S.

También activan a linfocitos T ayudantes y citotóxicos que actúan reconociendo diferentes zonas de la proteína.

Por tanto, las mutaciones puntuales que se están produciendo en la proteína S del virus no tienen por qué afectar a la respuesta inmunitaria de una forma importante.

La inmunización solo protege a la persona inmunizada

La vacuna no impide totalmente la invasión del virus. Tanto los anticuerpos como los linfocitos “preparados para defendernos” se encuentran dentro de nuestro cuerpo.

Mujer siendo vacunada

Getty Images
La vacunación, al igual que el contagio, inmuniza a la persona afectada, que, generalmente, no sufrirá síntomas o éstos serán leves en futuras reinfecciones.

El virus nos contagia principalmente a través de los aerosoles del aire, por lo que comienza invadiendo las células que revisten la parte superior del sistema respiratorio.

Eso implica una relación entre la capacidad de infección y el tiempo de reacción del sistema inmunitario.

Las personas inmunizadas disponen de un sistema entrenado que actuará en poco tiempo. Pero mientras, el virus puede proliferar y la persona estaría contagiada pero sin síntomas. Y podrá contagiar a otras.

El simple hecho de que el virus encuentre oposición por parte del sistema inmunitario casi de inmediato permite pensar que habrá una reducción en su capacidad de transmisión. De hecho, un reciente estudio en Reino Unido (sin revisión por pares), indica que hasta un 50% menos.

Dado que la inmunización aumenta el número de personas asintomáticas que no saben que están contagiadas, no podemos bajar la guardia. Por ello, el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC) previene sobre los contagios procedentes de personas inmunizadas.

Es imprescindible que se alcance la inmunidad de grupo para disminuir la expansión del virus y los contagios.

*Guillermo López Lluch es catedrático del área de Biología Celular. Investigador asociado del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo. Investigador en metabolismo, envejecimiento y sistemas inmunológicos y antioxidantes. Universidad Pablo de Olavide.

Lee el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=WMr3tw4Igo0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.