“No te acerques ni te arriesgues”: la orden del Ejército durante el ataque a normalistas

Un reporte del diario 'El País', con base en las declaraciones de dos miembros de la inteligencia militar, evidencia que el Ejército tuvo conocimiento de lo que ocurrió a los estudiantes, y no hizo nada.

“No te acerques ni te arriesgues”: la orden del Ejército durante el ataque a normalistas
Este jueves 26 de febrero se realizará la novena acción global por Ayotzinapa y la primera desde que la PGR informó que los normalistas fueron asesinados. // Foto: Cuartoscuro. Cuartoscuro
Familiares de los normalistas desaparecidos hicieron un mitin en el Hemiciclo a Juárez, en el Distrito Federal. // Foto: Paris Martínez.
Familiares de los normalistas desaparecidos hicieron un mitin en el Hemiciclo a Juárez, en el Distrito Federal. // Foto: Paris Martínez.
A casi un año de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, un reporte del diario El País – basado en las declaraciones de dos militares– reveló este lunes 21 de septiembre que el Ejército mexicano supo de primera mano acerca del ataque que los normalistas sufrieron, y además hubo una orden para que los soldados no intervinieran.

De acuerdo con el diario español, las declaraciones del teniente Joel Gálvez y del soldado Eduardo Mota “muestran el conocimiento que tuvo la inteligencia militar de la tragedia” ocurrida entre el 26 y 27 de septiembre del año pasado, cuando los normalistas fueron atacados a tiros y secuestrados en Iguala, Guerrero.

La declaración del teniente Galvéz documenta que recibió al menos nueve llamadas. En la primera, ordenó al soldado Eduardo Mora –encargado de comunicaciones y encriptación, “acudir a uno de los focos de tensión”, cerca de la terminar de autobuses, donde policías municipales de Iguala tenían rodeados a los estudiantes. De acuerdo con la versión de la PGR, ese contingente de estudiantes fue entregado a miembros de Guerreros Unidos, quienes supuestamente los asesinaron e incineraron.

Sin embargo, el soldado Mora –integrante del 27 Batallón de Infantería, destacado en Iguala– sólo tomó fotos y se retiró, como le ordenó el teniente.

Tanto los padres de los estudiantes, como organizaciones defensoras de derechos humanos, han pedido que se investigue la omisión del Ejército mexicano.

Para la organización Amnistía Internacional (AI), las autoridades mexicanas han intentado deslegitimar las denuncias de los familiares de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, y la Procuraduría General de la República (PGR) ha fallado en investigar la participación de las fuerzas armadas y otras autoridades en la desaparición forzada de los jóvenes.

“En medio de las preocupaciones sobre la posible complicidad de las autoridades locales y del ejército, es aún más importante que cada línea de investigación se explore a fondo y que no se deja piedra sin remover”, dijo Erika Guevara Rosas, directora Regional para las Américas de Amnistía Internacional, de acuerdo con un comunicado emitido en enero pasado.

Hasta la fecha, hay 111 personas detenidas por el ataque a los normalistas. Entre ellos, policías de Iguala, policías de Cocula, integrantes del crimen organizado y el ex presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa.

Más información en el reporte del País

Close
Comentarios