5 libros para entender México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Thinkstock

5 libros para entender México

La escritora Cristina Rivera Garza hizo una selección para BBCMundo.
Thinkstock
Por BBCMundo
20 de octubre, 2015
Comparte
Bandera de México como en una tierra seca

Octavio Paz y Carlos Fuentes, quizás los dos grandes escritores mexicanos del siglo XX, que no siempre estaban de acuerdo en todo, tenían una gran coincidencia: la complejidad de su país.

En libros, conferencias o entrevistas intentaban descifrar ese enorme enigma que es México, donde el pasado precolombino respira en el presente; donde el abismo entre el discurso oficial y la realidad es inconmensurable; donde la taciturnidad puede dar paso, en instantes, a ráfagas de violencia.

Y aunque México sigue siendo insondable, los nuevos escritores siguen tratando de descifrarla. Una de ellos es Cristina Rivera Garza, una de las invitadas alHayFestivalMé[email protected], quién además cree que los escritores no pueden sustraerse de la realidad ni serle simplemente indiferente..

Sigue todo el festival digital aquí.

“He optado por una posición doliente en la que busco que mi trabajo literario establezca lazos críticos y flexibles con mi entorno“, le decía recientemente al periódico mexicano Excélsior, con motivo de reedición de su libro “Dolerse”.

“Pero a mí me parece que los ejercicios de escritura están conectados con su entorno y pueden ser estéticamente relevantes sin dejar de afrontar su sustrato ético y político”, añadía en la entrevista la ganadora, en dos ocasiones, del premio internacional Sor Juana Inés de la Cruz para escritoras en español.

Con esto en mente, le pedimos que seleccionara 5 libros que ayuden a entender la realidad mexicana.

Estos son los que eligió:

1. La visión de los vencidos de Miguel de León Portilla

  • “(Es una) Colección de documentos de primera mano para conocer el complejo proceso de la invasión europea desde el punto de vista de los pueblos indígenas del centro de México”

En “La visión de los vencidos”, el antropólogo e historiador Miguel León-Portilla recurre a documentos originales indígenas para contar una historia hasta entonces prácticamente no contada. Este es el valor que destaca Rivera de la Garza.

Los documentos “comprenden hechos acaecidos desde poco antes de la llegada de los españoles a las costas del Golfo de México, hasta el cuadro final, México-Tenochtitlan en poder de los conquistadores”, como señala la introducción del libro.

Así, ofrece una visión de cómo los indígenas vivieron la conquista de España. Por ejemplo, en el primer capítulo, comienza haciendo referencia a los “presagios funestos” ocurridos diez años antes de la llegada de los conquistadores:

“Muchas veces se mostraban a la gente hombres deformes, personas monstruosas. De dos cabezas pero un solo cuerpo. Las llevaban a la Casa de lo Negro; se las mostraban a Motecuhzoma. Cuando las había visto luego desaparecían”.

2. Cartucho de Nellie Campobello

  • “En fragmentos punzantes y limpísimos, la violencia revolucionaria a través de los ojos de una niña norteña”

“Cartucho”, una novela semibiográfica de Nellie Campobello –escritora y bailarina nacida en 1900 y desaparecida misteriosamente en 1985– que cuenta los recuerdos de niñez de una chica que vivió durante la Revolución Mexicana, es la segunda elección de Cristina Rivera Garza.

“Campobello escribió la crónica de lo que casi nadie quería, ni ha querido, escribir (…) Los pocos historiadores que han tocado este tema la han llamado la época más sombría de esta región (el estado de Chihuahua, entre 1916 y 1920)”, dice en el prólogo de la edición del año 2000 Jorge Aguilar Mora.

La serie de historias contenidas en “Cartucho” le “rinden homenaje a la lucha de todos los días en los pueblos del norte, y de los hombres y mujeres que se sacrificaron por la causa”, según señala Michael S. Werner. en su “Enciclopedia de México”.

3. Las evocaciones requeridas de José Revueltas

  • “Sus diarios, cartas, crónicas y ensayos personales son la historia de México desde lo que llamaba “el lado mirador”. Comunista, rebelde, siempre crítico, Revueltas observaba la complejidad humana con la misma atención que le ponía al cielo o la naturaleza circundante”

Este libro, descrito en la contraportada de una de sus ediciones, como “un verdadero material de los sueños íntimos del escritor más apasionado de nuestro tiempo”, es la tercera elección de la escritora mexicana.

Nacido en 1914, José Revueltas fue un escritor y activista político, militante del partido comunista, catalogado como uno de los autores realistas más importantes de su país. Estuvo en la cárcel varias veces, la última de ellas por su participación en el movimiento de 1968, que quedó marcado por la masacre de Tlatelolco.

“Mi vida literaria nunca se ha separado de mi vida ideológica. Mis vivencias son precisamente de tipo ideológico, político y de lucha social”, dijo una vez Revueltas.

4. Las batallas en el desierto de José Emilio Pacheco

  • “La clase media urbana del así llamado ‘el milagro mexicano” través de los sentimientos a la vez inocentes y brutales de un niño”

Las experiencias de un chico en la capital mexicana a finales de los años 40 constituyen la siguiente elección de Cristina Rivera Garza.

A través de la historia de Carlos, un niño que se enamora perdidamente de la madre de un amigo de la escuela nacido en Estados Unidos, “Las batallas en el desierto” habla de un momento cambiante en la historia de México, influenciado por la cultura del vecino del norte y marcado por contradicciones morales. Como dice al describir el lugar y el tiempo en que ocurren los hechos:

“Decían los periódicos: El mundo atraviesa por un momento angustioso. El espectro de la guerra final se proyecta en el horizonte. El símbolo sombrío de nuestro tiempo es el hongo atómico. Sin embargo había esperanza”.

“(…) Mientras tanto nos modernizábamos, incorporábamos a nuestra habla términos que primero habían sonado como pochismos en las películas de Tin Tan y luego insensiblemente se mexicanizaban: tenquíu, oquéi, uasamara, sherap, sorry, uan móment pliis”.

5. La noche de Tlatelolco de Elena Poniatowska

  • “Testimonio coral de la masacre Tlatelolco en 1968, cuando el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz reprimió brutalmente un movimiento estudiantil que luchaba por mayor democracia en México. Mujeres, estudiantes, obreros, líderes, padres de familia–sus puntos de vista se yuxtaponen una y otra vez en este verdadero foro público que es el libro”

Por último, la escritora destaca la crónica de la laureada Elena Poniatowska de los hechos de Tlatelolco.

A través de testimonios recogidos en el transcurso de dos años, Poniatowska relata los hechos previos a la jornada del 2 de octubre de 1968, cuando decenas de estudiantes murieron en el marco de una manifestación en la plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, un episodio por el que aún hoy no hay responsables.

Sí, pensamos en Tlatelolco, pero nos cuesta mucho trabajo hablar de ello. Personalmente Tlatelolco me trastorna. Recuerdo cómo veíamos desde la ‘tribuna la plaza convulsionada, las corrientes de gente que intentaban huir y no podían, los remolinos que se hacían en el centro de la explanada, los muros de bayonetas que yo no podía ver… Yo no entendía nada“, dice uno de los testimonios que figuran en el libro (Gilberto Guevara Niebla).

—-

El Hay Festival México es un encuentro entre distintos pensadores y personalidades para debatir sobre el mundo de hoy e imaginar el de mañana.

Tiene lugar en Ciudad de México entre el 23 y el 25 de octubre.

Por primera vez en su historia, tiene una versión digital, el[email protected], coproducida por BBC Mundo.

Todo lo que necesitas saber sobre el [email protected] lo encuentras aquí.

¿Qué libros incluirías en la lista? Deaja tu comentario abajo o en nuestra página en Facebook.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Familia Chebrolu

Anika Chebrolu, la estudiante de 14 años que descubrió una molécula que ayuda a combatir la COVID

La estadounidense Anika Chebrolu acaba de ganar el premio de "mejor científica joven de Estados Unidos" otorgado por 3M tras hallar una molécula que podría impedir que el nuevo coronavirus penetre en nuestras células.
Familia Chebrolu
29 de octubre, 2020
Comparte

Tan solo tiene 14 años y ya trabaja en la carrera por encontrar una cura para el COVID-19.

Anika Chebrolu, una estudiante de secundaria de Frisco, Texas, descubrió una molécula que podría unirse al nuevo coronavirus e inhibir su capacidad para infectar a las personas.

Y este hallazgo científico le valió a la joven ganarse el título de mejor científica joven de Estados Unidos” en la competencia Young Scientist Challenge 2020, galardón dotado con US$25.000 y que entrega la multinacional 3M.

Se trata de un evento anual que cuenta con prestigio nacional y es recomendado por varias universidades para que los estudiantes de entre 10 y 14 años -y potenciales científicos- presenten un video corto que explique su solución a un problema cotidiano.

¿De qué se trata exactamente este descubriendo? ¿Y cómo lo logró?

Proteína clave

El SARS-CoV-2, el virus causante del COVID-19, posee un halo, una especie de corona que lo rodea y de donde le viene el nombre de coronavirus.

En esta corona existe una proteína con forma de espiga, la proteína S, que se une a los receptores de nuestras células para infectarlas.

Anika Chebrolu con su proyecto.

Gentileza 3M
Anika Chebrolu ganó US$25.000 por su descubrimiento.

Por eso, muchos laboratorios que trabajan en la vacuna contra la COVID-19 han elegido atacar esta proteína con el objetivo de impedir que el virus penetre nuestras células.

La investigación de Anika Chebrolu también se basó en esta proteína clave del virus.

“Descubrí una molécula que puede unirse a la proteína S en el virus y potencialmente cambiar su forma y función“, explica la joven en un correo electrónico a BBC Mundo.

Y esto es importante por su potencial para “evitar que el virus pueda adherirse a las células humanas y, por lo tanto, reducir o tratar una mayor infección en el cuerpo de una persona”, agrega.

La joven descubrió esta molécula con un método in-silico, es decir de simulaciones por computadora utilizando numerosas herramientas de software.

Para ello examinó millones de moléculas pequeñas en busca de propiedades como las de un fármaco de absorción, distribución, metabolismo y excreción (ADME).

Coronavirus.

Getty Images
Muchos laboratorios han elegido una proteína que se encuentra en la corona de virus como blanco para neutralizar sus efectos.

Tras ese estudio, Anika Chebrolu seleccionó la molécula con la mejor actividad farmacológica y biológica hacia la proteína S del virus SARS-CoV-2 que puede transformarse en un potencial fármaco para el tratamiento eficaz de la enfermedad.

Investigación previa

Anika Chebrolu comenzó su investigación en la escuela Nelson en Frisco cuando todavía no había noticias sobre la pandemia del nuevo coronavirus.

“Hace unos años, investigué la pandemia de la gripe española de 1918 para un proyecto escolar y me fascinaron los virus y el descubrimiento de fármacos”, cuenta.

Mientras realizaba su investigación descubrió la metodología in-silico.

“Me asombró que podíamos utilizar métodos computacionales para identificar y desarrollar posibles moléculas similares a fármacos para combatir enfermedades”, relata.

Anika Chebrolu estudiando

Gentileza familia Chebrolu
Para su investigación, Anika Chebrolu utilizó un simulador de computadora.

Ella cuenta que el año pasado estaba usando el mismo método para identificar un compuesto principal que pudiera unirse a la proteína hemaglutinina del virus de la influenza cuando llegó la pandemia de la COVID-19.

“Después de investigar pandemias, virus y fármacos durante tanto tiempo ¡era una locura pensar que en realidad estábamos atravesando una pandemia!“, asegura.

Así que por la gravedad de la pandemia y el fuerte impacto que causó en el mundo en menos de un año, Anika describe que con la ayuda de su mentora Mahfuza Ali, científica de 3M, cambió la dirección de su proyecto inicial y apuntó a la proteína S del virus SARS-CoV-2.

Al 26 de octubre, la enfermedad COVID-19 ya se cobró la vida de más de 1,1 millones de personas en todo el mundo desde que se comenzaron a reportar los primeros casos en diciembre de 2019 en la localidad china de Wuhan.

Estados Unidos es el país que más muertos registra con más de 225.000, según datos la Universidad Johns Hopkins.

Más estudios

Desde el ámbito científico celebran los logros de Anika Chebrolu pero dicen que todavía se necesitan más estudios para saber si esta molécula es efectiva para hallar una cura para la COVID-19.

“Creo que es maravilloso que Anika Chebrolu haya hecho este análisis y su trabajo es ciertamente impresionante y sofisticado para su nivel de educación. Sin duda, tiene potencial para ser una científica destacada“, opina Angela Rasmussen viróloga de Columbia Mailman School of Public Health, la escuela de posgrado en salud pública de la Universidad de Columbia, en Nueva York.

Gráfico mostrando cómo se reproduce el coronavirus en el cuerpo

BBC

“Sin embargo, es importante tener en cuenta que si bien estas estrategias son buenas para identificar compuestos con potencial terapéutico, no hay datos experimentales que respalden que la molécula que identificó realmente tenga un impacto en la entrada o replicación viral, o que incluso se una a la proteína S en condiciones reales”, señala la especialista a BBC Mundo.

“Se requiere la realización de estudios de laboratorio para caracterizar mejor el potencial de la molécula como terapéutica antiviral”, añade.

Del mismo modo, otros especialistas consultados por BBC Mundo advierten que este descubrimiento necesita más pruebas de laboratorio para saber si la molécula identificada puede unirse de manera efectiva a la proteína S del virus.

Si esto se comprueba con validaciones in vitro -normalmente en tejidos, órganos o células aislados- y más tarde in vivo, que significa pruebas en organismos vivos, esta molécula podría prevenir el primer paso de la infección del virus en el cuerpo.

Planes para el futuro

Anika dice que tiene planes concretos en los que invertirá el dinero que ganó del premio como mejor científica joven de Estados Unidos.

“Planeo usar los US$25.000 para continuar mi investigación y financiar mi organización sin fines de lucro, AcademyAid, que proporciona material y equipamiento a niños que lo necesitan para ayudarlos a seguir las carreras y oportunidades que desean”, asegura.

“También planeo ahorrar el resto del dinero para la universidad”, dice.

Anika Chebrolu bailando Bharatanatyam, baile clásico indio.

Gentileza familia Chebrolu
Cuando Anika no está investigando disfruta del Bharatanatyam, un baile clásico indio.

Al ser consultada sobre qué les diría a otros jóvenes que podrían estar interesados en la ciencia sobre su experiencia, ella recomendó no dejar de preguntar.

Recuerda siempre no dejar de hacer preguntas y tener confianza y fe en ti mismo. Asegúrate de aprovechar cualquier oportunidad que veas con tus mejores habilidades, ya que nunca sabes dónde podrías terminar”, concluyó.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DuMVeWY6gZU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.