El nuevo mercado de la mariguana en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

El nuevo mercado de la mariguana en México

La marea legalizadora de mariguana que avanza en EU genera olas que llegan hasta La Condesa y la Roma, dos de las colonias más vanguardistas del DF.
AP
Por Luis Chaparro
5 de octubre, 2015
Comparte
En esta fotografía de archivo del 18 de febrero de 2013, Juan Palese, un cultivador de marihuana, muestra su cosecha en las afueras de Montevideo, Uruguay. (Foto AP/Matilde Campodónico, archivo)Foto: AP

En esta fotografía de archivo del 18 de febrero de 2013, Juan Palese, un cultivador de marihuana, muestra su cosecha en las afueras de Montevideo, Uruguay. (Foto AP/Matilde Campodónico, archivo)Foto: AP

Nota publicada originalmente en El Daily Post 

La marea legalizadora de mariguana que avanza en EU genera olas que llegan hasta La Condesa y la Roma, dos de las colonias más vanguardistas del DF. Junto a esos impulsos legalizadores que vienen del norte ha llegado a estos suburbios adinerados una mariguana de altísima calidad. Esta hierba, y la que se obtiene de una vigorosa producción local, artesanal pero también de alto pedigrí, parecieran desplazar poco a poco a esa mariguana tradicional, que llegaba a estos barrios desde las agrestes parcelas de los capos mexicanos del narco  

En una de las bancas del Parque España, que divide a dos de las colonias más pujantes económicamente en la Ciudad de México, la Roma y la Condesa, está ‘El M’, un joven delgado, de ojos saltones, moreno y con una mochila al hombro. No revela su nombre. Es un dealer, pero no cualquier dealer. Sólo vende mariguana Kush, Silver Haze, Gypsy Widow. Hierba de muy alta calidad.

Los clientes del ‘M’ reciben de él mensajes por Whatsapp en los que les informa de las nuevas marcas disponibles. Luego ellos van a sus laptops a buscar referencias de la mercancía en leafly.com, un sitio donde los usuarios califican y describen los distintos tipos de mariguana en el mercado, su potencia, efectos, olores y sabores.

Si les gusta lo que ven, pagan hasta 3 mil pesos por onza (una onza pesa sólo 25 gramos en el mundo de la mariguana), mientras que quienes compran la mariguana mexicana ‘prensada’ pagan 200 por la misma cantidad.

‘El M’ dice que no sabe de dónde viene su producto. Pero expertos, agencias policiales y analistas están ubicando el origen de esta hierba premium en los sembradíos legales en estados norteamericanos como Colorado.

Tráfico reversible

En julio pasado un agente aduanero de la garita mexicana en Ciudad Juárez encontró poco más de cinco kilos de mariguana en el portaequipajes de un automóvil que procedía de Texas.

De acuerdo con sus declaraciones ante el Ministerio Público de la ciudad fronteriza, José Antonio Ruiz del Hoyo y Javier Antonio Quiñónez, los dos tripulantes del Honda Accord, ambos estadounidenses, buscaban llevar cinco kilos 871 gramos de mariguana desde Denver, Colorado, donde la plantación es legal, hasta la Ciudad de México, donde existe un mercado que demanda mariguana cada vez de mejor calidad.

 Óscar Hagelsieb, director del área de inteligencia del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos en el Oeste de Texas, asegura que en los últimos dos años su agencia ha detectado una tendencia al alza en el tráfico a contraflujo, es decir, de norte a sur.

“Lo que hemos descubierto gracias a nuestras investigaciones es que no es un nivel de tráfico para inundar México; esta mariguana no es para todos, es una cosa de estatus, es para los jóvenes ricos”, dice Hagelsieb.

Actualmente no existen cifras sobre decomisos de mariguana que entra de Estados Unidos a México, pero el investigador dice que es una tendencia que podría aumentar en los próximos años. Hagelsieb no se atreve a ofrecer una cifra, pero dice que es “suficiente” como para que la agencia esté invirtiendo recursos en rastrear el fenómeno.

Quienes conocen la extrema porosidad de la frontera para las mercancías de cualquier tipo que transitan de norte a sur, saben que cantidades moderadas de cannabis podrían ingresar a México desde Estados Unidos sin dificultad alguna.

Probablemente nada evidencie mejor los enormes boquetes del lado mexicano de la frontera binacional que los casi 25 millones de armas que entraron a México desde Estados Unidos entre 1990 y 2013, de acuerdo con estimaciones de dos expertos en el tema, Iñigo Guevara y Eugenio Weigend.

Bryce Pardo, analista sobre política de drogas, asegura que en los próximos años el narco mexicano estará buscando adaptarse a un mercado más demandante.

“Los cambios en las técnicas de producción podrían hacerse más comunes si los traficantes se pueden adaptar al nuevo mercado. El tiempo dirá si esto sucede”, dice Pardo.

El tráfico de mariguana de norte a sur, sin embargo, podría ser sólo una parte de la explicación de un nuevo fenómeno. En México se ha detectado el cultivo de plantas de cannabis clonadas o semillas traficadas desde Estados Unidos, que igualan en calidad y potencia a la hierba que ya se cultiva legalmente en invernaderos de algunos estados del vecino del norte.

En julio pasado las autoridades mexicanas encontraron un invernadero de 20,000 pies cuadrados lleno de plantas de mariguana en el estado de Jalisco. El invernadero estaba conformado por tres naves con mariguana genéticamente modificada, según la Comisión Nacional de Seguridad (CNS). Para tener un referente: el gobierno de Washington, que aprobó la producción y consumo de la hierba recientemente, autorizó una superficie máxima de mariguana cultivada de 30,000 pies cuadrados, pero para todo el estado.

En 2011 también se encontró un megaplantío de semillas genéticamente modificadas en el estado de Baja California, según dijo entonces en conferencia de prensa el general de brigada Alfonso Duarte Mújica, Comandante de la 2a Región Militar.

El plantío de mariguana fue calificado como el más grande en la historia de México, y fue decomisado por el Ejército. El terreno cultivado media 120 hectáreas y sus cuidadores lo camuflaban como un plantío de tomate.

Según las autoridades castrenses, alrededor de 60 personas cuidaban el lugar y cultivaban la droga, pero en el operativo sólo se logró la captura de 16 jornaleros.

Pardo cree que la mejora notable en la calidad de la hierba en México se debe a dos factores: por un lado a un esfuerzo de los narcotraficantes por competir con el cannabis estadounidense y, por otro, a cambio de hábitos de los consumidores en México, que buscan productos cada vez más refinados.

El cambio de hábitos al que se refiere Pardo ha provocado otra tendencia ascendente: la creación de micro-invernaderos por parte de consumidores independientes que han encontrado las herramientas para sembrar su propia planta y reducir los riesgos de adquirirla en el mercado ilegal.

 Plantío en casa

En la misma colonia donde el ‘M’ vende su producto, Arturo, un hombre de 33 años riega cuatro plantas de mariguana en su casa. Dos, explica, vienen de Holanda, las otras dos de España.

“Tengo una muy bonita que es la Gypsy Widow, muy poderosa. Esta me costó a 22 Euros por tres semillitas”, cuenta Arturo.

Sembradores independientes como él se abastecen de sitios en internet como Exotic Seed, un mercado virtual de semillas de distintos tipos que envía su producto a todas partes del mundo.

“Sí son caritas, pero cada semilla te puede dar una buena mata y puedes llegar a tener hasta un kilo si se te da bien”, dice.

A pesar de que la venta de semillas de mariguana es ilegal en México, el mercado existe y es tan vasto que en la ciudad hay ahora más de una decena de tiendas y clubes para productores independientes.

Uno de estos comercios es de Carlos Zamudio, un hombre que ronda los 40 años y que en febrero pasado abrió La Semilla Growshop, una tienda en la Ciudad de México que ofrece productos para cultivar mariguana en casa.

Zamudio ha iniciado con nutrientes, lámparas y macetas, pero para no violar la ley no vende la semilla, aun así, asegura que su negocio va cada vez mejor.

Leopoldo Rivera, editor de Cáñamo, una revista especializada en cannabis, explica que es obvio que existan este tipo de tiendas en la ciudad, si se toma en cuenta que los consumidores buscan no tener que acudir a las redes del narco.

“Esta gente cultiva en su mayoría para consumo personal. Las leyes te permiten traer una dosis personal de mariguana contigo, pero si la siembras son 10 años o más de cárcel, lo que te dice que estos seudo intentos del gobierno por regularizar la mariguana son mentira, no le están entrando al fondo del asunto, al cultivo”, dice Rivera.

Es imposible para Rivera ofrecer un estimado cercano a cuántas personas producen su propia hierba en la Ciudad de México, pero tiene algunos datos que podrían verter luz: él sabe que existen cuatro clubes de autosiembra con un total aproximado de 120 personas que cultivan entre 50 y 60 plantas de mariguana cada uno.

Para el editor de Cáñamo, la incorrecta aproximación de las leyes mexicanas al tema orillan al consumidor a participar en las redes criminales del narcotráfico.

“Debemos avanzar legalmente para garantizar los derechos del consumidor y no orillarlos a recurrir a las redes criminales. Por eso la gente prefiere plantar en su casa y autoabastecerse”, explica.

El ‘M’ no siembra. Él es parte de las estructuras que aprovechan la ilegalidad, de la que habla Rivera. Dice que antes vendía mariguana mexicana de Oaxaca, “de muy buena calidad”, pero esa hierba no se acerca en calidad al producto que vende ahora.

“La gente que puede compra esta mota porque es aterciopelada, te pega más duro con menor cantidad y a mí me deja más dinero”, dice.

El dealer asegura vender hasta 40 mil pesos al mes. Dice que no todo es para él. “Lo reparto”, pero no dice a quién ni cuánto. Sin embargo, sabe que estas colonias son puntos altos de venta de este tipo de droga.

La Encuesta de Usuarios de Drogas Ilegales de la Ciudad de México en 2013 apuntó la delegación Cuauhtémoc, donde se encuentra la colonia Roma y la Condesa, como uno de los picos de consumo de mariguana. De un total de 75 mil usuarios en toda la ciudad -según La Comisión Nacional Contra las Adicciones-, el 8.7% se concentra en la Cuauhtémoc, es decir, unas 6,500 personas.

Lo que ‘El M’ presume sobre su producto lo explica Dan Vinkovetsky, editor de la revista High Times, especializada en cannabis: “La mariguana cultivada en interiores en Estados Unidos es hasta cuatro veces más cara que la mexicana tradicional. El cannabis americano tiene un 10 o hasta 20 % de THC (el activo de la planta), mientras que la mexicana prensada tiene apenas un 5 por ciento”.

De no ser por un retraso en el debate sobre la legalización de la mariguana, México podría haber empezado ya a construir un mercado legal de miles de millones de dólares.

Según una analista de Green Wave Advisors, en Nueva York, en los próximos cinco años, si la mariguana llega a legalizarse por completo, las ventas en Estados Unidos podrían alcanzar los 35 mil millones de dólares anuales.

El ‘M’ puede seguir recibiendo mariguana estadounidense traficada en reversa, mientras que Arturo continúa cultivando en el pequeño balcón de su departamento. Ambos en la colonia Roma, ambos picando piedra en un mercado que, según expertos, deberá abrirse en los próximos años.

Como lo pone Rivera: “El gobierno va a tener que entrarle, porque así como ellos, van a venir más y no van a poder con la presión”.

Nota publicada originalmente en El Daily Post 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: 4 motivos por los que Argentina llegó al millón de contagios pese a cuarentena más larga del mundo

El país sudamericano es el quinto con más casos en el mundo y encabeza el ranking de muertos diarios de COVID-19 por millón de habitantes. Esto, a pesar de que lleva 7 meses de cuarentena. Te explicamos los motivos.
22 de octubre, 2020
Comparte

El lunes 19 de octubre los argentinos vivieron dos hitos, que parecen contradictorios: llegaron al millón de infectados de covid-19 el mismo día en que se cumplían siete meses desde que se impuso una cuarentena, que se ha convertido en la más larga del mundo.

El país sudamericano es actualmente el quinto con más contagios en todo el planeta, después de Estados Unidos, India, Brasil y Rusia, naciones con poblaciones mucho mayores.

Esto a pesar de que Argentina fue uno de los primeros en la región en imponer restricciones masivas como la prohibición para circular (con excepción del personal esencial), el cierre de empresas y comercios, y el freno de todos los vuelos comerciales y de las rutas de autobús de mediana y larga distancia.

Estas medidas se aplicaron por decreto el 20 de marzo en todo el país, pero eventualmente se relajaron en el interior.

Allí se aplicó el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio, menos estricto que el Aislamiento Social impuesto en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde vive el 40% de los argentinos.

Aunque también en el AMBA se fueron flexibilizando las medidas, y desde julio dejaron de aplicarse multas a las personas que violan la prohibición de circular, la cuarentena decretada por el presidente Alberto Fernández aún sigue vigente y ya se extendió una docena de veces.

El transporte público sigue siendo para uso exclusivo del personal esencial, las escuelas y universidades siguen cerradas en gran parte del país y Argentina es la única nación del mundo que aún no tiene vuelos de cabotajes, que supuestamente se reiniciarían este jueves.

Una pasajera es interrogada por policías en un autobús de Buenos Aires

Getty Images
Las autoridades han vigilado el uso del transporte público por personas que lo justifiquen.

A pesar de todo esto, el país lidera hace unas semanas el ranking mundial de muertos diarios de covid-19 por millón de habitantes.

Desde que por primera vez se reportaron más de 100 muertes diarias, el pasado 20 de julio, la curva de contagios y decesos se aceleró y en los últimos tres meses la cantidad de fallecidos pasó de unos 2400 a casi 27.000.

Datos positivos

No obstante, las autoridades resaltan que en un dato clave a Argentina le ha ido mejor que a muchos otros países, en especial en Europa y América Latina.

La tasa de mortalidad del coronavirus —es decir, la cantidad de muertos totales por millón de habitantes— es cercana a los 600, una cifra que coloca a Argentina en el puesto 15 a nivel mundial, por debajo de países como Perú, Bolivia, Chile, Ecuador, España, México, Reino Unido e Italia.

Además, el país ha logrado atravesar el aumento de casos sin provocar un colapso de su sistema sanitario, incluso en medio del invierno, algo que muchos expertos atribuyen a la cuarentena que logró “aplanar la curva” de contagios.

Este aplanamiento les dio tiempo a las autoridades sanitarias a prepararse y también permitió el desarrollo de técnicas efectivas para tratar a los pacientes, que ha reducido la tasa de letalidad.

Alberto Fernández

Reuters
El gobierno de Alberto Fernández ha resaltado que en Argentina se ha controlado la pandemia sin provocar un colapso del sistema sanitario.

La respuesta efectiva del sistema de salud logró que más del 80% de quienes se enfermaron de coronavirus ya se haya recuperado y que cerca del 2% de infectados haya fallecido.

Pero ¿cómo se explica que este país de cerca de 45 millones de habitantes haya llegado al millón de contagios y hoy esté en el top mundial de infectados y muertes diarias?

1. Pocos testeos

La mayoría de los expertos consultados por los medios locales coinciden en que la principal explicación es la falta de una mayor cantidad de testeos y una estrategia de búsqueda de contactos de personas infectadas.

Y es que si bien Argentina siguió al pie de la letra las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de imponer el uso de barbijos y la distancia social, no acató la tercera pata de la estrategia: testeos y rastreos masivos, sobre todo de infectados asintomáticos, que son quienes más diseminan el virus.

Fuentes del gobierno citadas off the record explican que los testeos más eficientes son costosos, una traba para un país que incluso antes de la pandemia ya atravesaba una grave crisis económica.

Un centro de prueba de coronavirus en Argentina

EPA
Las pruebas de detección de covid-19 no han estado disponibles de manera masiva en Argentina.

Si bien la cantidad de pruebas ha variado, han sido menos que en otros países de la región y los resultados comprueban que no fueron suficientes.

Según la OMS, si uno testea correctamente, lo esperable sería tener una cifra de casos de positivos cercana al 10% o menos. En Argentina la tasa de positividad supera el 50%, indicando que se está testeando de manera insuficiente.

“Nuestro mayor déficit es no haber testeado más. El plan Detectar se implementó un poco tarde, cuando debió haber empezado más precozmente”, reconoció al diario La Nación Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y uno de los asesores del gobierno.

“Habría que haber aislado a los contactos y testearlos para ir adelantándose al virus. No se trata de testear en forma indiscriminada con testeos masivos, sino en la búsqueda de pacientes asintomáticos en ciertos conglomerados”, agregó al mismo medio Pedro Cahn, especialista en VIH-sida y otro de los expertos que aconsejó a las autoridades.

2. Errores de estrategia

Si bien muchos expertos en salud respaldan la cuarentena impuesta por el gobierno, las propias autoridades han admitido que no calcularon bien la extensión que iba a tener la enfermedad.

“Todos pensábamos que la pandemia en América iba a durar poquito, no como en Asia, pero sí como en Europa”, reconoció en declaraciones a Radio Continental el ministro de Salud argentino Ginés González García.

El mismo funcionario había sido criticado a comienzos de año por haber minimizado la posibilidad de que el virus originado en China llegara a Argentina, donde era verano, afirmando que el calor destruía el covid-19.

Un paciente hospitalizado en Buenos Aires

Reuters
Las autoridades no esperaban que los contagios se extendieran tan ampliamente en Argentina.

Por otra parte, algunos especialistas señalan que uno de los errores más grandes que cometió el gobierno fue no haber evitado que se infectaran los barrios vulnerables, donde el hacinamiento hace casi imposible mantener el aislamiento social.

También se ha criticado la decisión de prohibir por meses todas las actividades recreativas al aire libre, a pesar de que se ha demostrado que el riesgo de contagio en exteriores es menor.

Esto llevó además a que muchos argentinos dejaran de hacer ejercicio y aumentaran su consumo de alimentos, bebidas y drogas, debilitando su sistema inmunológico y disparando los niveles de ansiedad y depresión, en especial en niños y adolescentes.

“Estamos viendo una epidemia de enfermedad mental”, advirtió en agosto pasado el prestigioso neurocientífico argentino Facundo Manes.

Pero quizás el error que más le costó al país fue haberse concentrado en la región del AMBA, donde al principio se concentraba más del 90% de los casos, y haber descuidado la situación en el interior del país, hoy la zona más afectada.

3. El interior

A pesar de que los casos están bajando en la región metropolitana de Buenos Aires, la más poblada del país, están subiendo rápidamente en otros lados.

Desde septiembre que hay más infecciones en provincias del interiordel país que en el AMBA.

Una revisión de un peatón en Rosario, Argentina

Getty Images
El mayor aumento de casos confirmados de covid-19 se ha dado en las provincias argentinas recientemente.

Esto llevó al presidente Fernández a afirmar que ahora la principal preocupación ya no es el Gran Buenos Aires sino esas regiones.

El pasado 12 de octubre, al extender el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio en el AMBA hasta el 25 de octubre, el mandatario decretó que algunos departamentos en 18 provincias debían volver a cumplir una cuarentena estricta.

“El virus se fue a las provincias mientras pensábamos que lo teníamos controlado en el AMBA”, reconoció al diario La Nación Luis Cámera, secretario de la Sociedad Argentina de Medicina y asesor del gobierno.

El médico Daniel Gatica, quien fue atacado por familiares de un muerto de covid mientras trabajaba en los servicios de emergencia de un hospital en el norte del país, en Orán, Salta, le dijo a BBC Mundo que allí nunca se hizo cumplir el distanciamiento ordenado por las autoridades.

“Yo trabajo en la guardia los sábados a la noche y acá la vida siguió como siempre”, aseguró a finales de septiembre.

“Cuando (la gente) se tenía que cuidar, todo era joda y joda (diversión), y hoy lloran a sus muertos y reclaman atención”, criticó.

4. Hartazgo social

Lo cierto es que no solo en Salta se dejó de cumplir la cuarentena hace meses.

Ya sea por necesidad económica o por cansancio del encierro, los argentinos dejaron de acatar las órdenes de aislamiento y distanciamiento ordenadas por el gobierno.

Trabajadores de la salud protestan en Buenos Aires

Getty Images
Los trabajadores sanitarios han protestado por las condiciones en las que prestan sus servicios.

En tanto las autoridades dejaron de aplicar multas a los infractores.

Este movimiento de personas, en particular las reuniones de familia y sociales, realizadas muchas veces puertas adentro por la prohibición de usar espacios públicos, fueron un factor determinante para explicar el aumento exponencial de casos y muertes a partir de julio.

Las autoridades y sus críticos se acusan mutuamente por este relajamiento.

Los primeros apuntan especialmente contra los grupos “anticuarentena”, que incluso protagonizaron una serie de marchas —la última y una de las más masivas el pasado 12 de octubre— protestando por la falta de libertad y lo que algunos llaman una “infectadura”.

Una protesta contra el gobierno en Buenos Aires

Reuters
La oposición al gobierno ha realizado protestas sin distanciamiento social.

Para los detractores del gobierno estaba claro que una cuarentena de tantos meses era insostenible, motivo por el cual ningún otro país ordenó un cierre tan largo.

También culpan al gobierno de haber profundizado la crisis económica que generó la pandemia, llevando a decenas de miles de pequeñas y medianas empresas a quebrar ante un cierre tan prolongado.

Hay una sola cosa en la que todos están de acuerdo: la crisis sanitaria recién se superará cuando haya una vacuna, algo que según las autoridades argentinas estará disponible “masivamente” en marzo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DuMVeWY6gZU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.