close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Estas son las 6 recomendaciones de la UNESCO para mejorar la educación

México ocupa el cuarto lugar entre los países latinoamericanos cuyos estudiantes mostraron habilidades en las tres asignaturas evaluadas: lectura, matemáticas y ciencias. Y aunque los niveles de cobertura son buenos, debe avanzar en la calidad educativa en todo el país.
Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán
9 de octubre, 2015
Comparte
Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

Como parte del Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE) realizado a alumnos de tercero y sexto de primaria de América Latina, la UNESCO realizó una serie de recomendaciones para combatir los problemas en las escuelas y mejorar la calidad de la educación en la región.

México ocupa el cuarto lugar entre los países latinoamericanos cuyos estudiantes mostraron habilidades en las tres asignaturas evaluadas: lectura, matemáticas y ciencias. Y aunque los niveles de cobertura son buenos, debe avanzar en la calidad educativa en todo el país.

El estudio provee “evidencia empírica” de la situación de los sistemas educativos tanto en la medición de los aprendizajes como de los factores que explican las diferencias del logro académico entre alumnos y escuelas de los países que participaron

De ahí que la UNESCO hizo las siguientes recomendaciones para que los gobiernos elaboren políticas educativas que hagan efectivo el derecho a una educación de calidad.

  1. Reemplazo del mecanismo de repetición.

La repetición de grado es uno de los factores que tiene una relación negativa de mayor magnitud con el rendimiento porque trae consigo problemas de estigmatización, motivación y de ambiente del aula que dificulten el desempeño de los estudiantes. Es indispensable buscar fórmulas preventivas para evitar el rezago y dejar la repetición como último recurso en situaciones excepcionales.

  1. Expansión de la educación preescolar para niños y niñas entre 4 y 6 años.

Es indispensable priorizar la ampliación de la cobertura de este nivel educativo a la población más vulnerable, dado que este grupo tiene más dificultades de acceso a este nivel de enseñanza. Sin embargo, la evidencia internacional ha alertado que el aumento en este nivel no es suficiente si no se asegura una educación de calidad, particularmente en cuanto a los espacios, los materiales, el cuidado y las interacciones sociales que promuevan el desarrollo infantil.

  1. Diseñar y probar programas de apoyo académico en disciplinas específicas para estudiantes rezagados.

Éstos deben ser evaluados “rigurosamente, de forma tal que se transformen en herramientas basada en evidencia y su eficacia sea conocida”. Las escuelas deben tener dispositivos de detección temprana de los desafíos de aprendizaje de los estudiantes, para poner en marcha una intervención de apoyo oportuna y no necesariamente a final de año.

  1. Políticas y prácticas para la equidad en el aprendizaje entre niños y niñas.

Los resultados del TERCE muestran las disparidades de aprendizaje entre los estudiantes. Las niñas tienen mejor desempeño en lectura y menores logros en matemática y ciencias naturales. Para cerrar estas brechas se requieren políticas educativas explícitas que apunten a equiparar las oportunidades de aprendizaje. Resulta indispensable que los Estados definan abiertamente que estas disparidades son un problema de política pública que atañe al sector educacional y al trabajo de escuelas y docentes. Es necesaria una cuidadosa revisión del currículum, de los textos y materiales educativos para que explícitamente se aborde la equidad de género

  1. Políticas y prácticas que permitan la paridad de aprendizaje entre estudiantes indígenas y no indígenas.

Se recomienda fortalecer la educación para los pueblos originarios desde el respeto a su cultura y a sus lenguas en al menos tres ámbitos: reforzar la capacidad de los docentes para la inclusión proactiva de los niños indígenas en los procesos educativos; desarrollar métodos de enseñanza y evaluación diversos, que consideren las características culturales de la población originaria y fortalecer el diseño curricular y desarrollar materiales educativos que fomenten la interculturalidad y que estén a disposición de todas las escuelas.

  1. Medidas para paliar la asociación de las desigualdades socioeconómicas en el logro académico.

Existe una fuerte asociación entre el nivel socioeconómico de los estudiantes y las escuelas con el desempeño, por ello, es necesario el desarrollo de políticas sociales intersectoriales (salud, alimentación, vivienda, trabajo) para mitigar la relación de dichas variables con el logro académico. Es indispensable que los docentes y los centros educativos tengan las herramientas y estrategias pedagógicas, así como las condiciones materiales, para promover el desarrollo de los niños. Se requieren programas de apoyo para las escuelas, con acompañamiento y evaluación rigurosa, que permitan su adaptación continua hasta conseguir los resultados deseados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Thanksgiving: el poco conocido origen mexicano del pavo que se come en Acción de Gracias en EU

En el centro de la mesa en la cena de Acción de Gracias de Estados Unidos no puede faltar un pavo horneado. Pero quizás no muchos saben que la variedad domesticada de esa ave tiene sus orígenes en la región central de México, donde se conocía y criaba desde épocas prehispánicas.
27 de noviembre, 2019
Comparte
Un pavo o guajolote

Getty Images
En Estados Unidos se producen más de 2,400 millones de kilos de productos de pavo cada año, según la Federación Nacional del Pavo de EE.UU.

Nueve de cada 10 estadounidenses se sentarán a la mesa este jueves para comer pavo en la celebración de Acción de Gracias (Thanksgiving), la fiesta más tradicional de ese país.

Las familias se reúnen, así tengan que viajar miles de kilómetros, para comer pavo horneado, puré de papas, salsa gravy y salsa de arándanos, pan de maíz, entre otros acompañantes.

Pero lo que pocos saben es que el plato del centro de mesa, el pavo, tuvo su origen hace siglos en el centro de lo que hoy es México.

La Meleagris gallopavo mexicana (su nombre científico) es la especie de la cual derivó el pavo moderno y se crió desde hace más de 2,000 años en Mesoamérica, la región que abarca desde el centro de México hasta el norte de Costa Rica.

“El pavo es de origen mesoamericano absolutamente”, le dice a BBC Mundo el doctor Andrés Medina, etnólogo del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México y coautor de “Huexolotl: presente y pasado”, una amplia investigación sobre esta ave.

Una ilustración de caza de guajolotes silvestres en México

Getty Images
El pavo o guajolote, como se le llama en México, ya era criado domésticamente durante la época prehispánica y colonial.

Los arqueólogos han encontrado evidencias de que es en la región del centro de México, en particular en la zona de influencia de la cultura teotihuacana en el periodo clásico del año 300 al 900 d.C., donde el ave estaba más establecida.

“Aparece desde la época clásica de Teotihuacán y ahí se difunde a otras partes del centro, y en el área maya (sur de México) muy tardíamente. Fue un regalo del centro hacia las rutas comerciales de Centroamérica”, dice Medina.

Se le nombróhuexolotl en la lengua náhuatl, la cual era hablada por los mexicas (el pueblo que desciende de los aztecas).

Esa palabra viene de huey, que significa grande o gigante, y Xólotl, que era una deidad de la cultura mexica.

Un plato de mole con guajolote

Getty Images
La forma tradicional de comer guajolote en México es en un plato con mole, una salsa de origen prehispánico-colonial.

En La leyenda de los Soles” de la cosmología prehispánica se dice que Xólotl “es un dios que se transformó en guajolote al huir de un sacrificio”, apunta Medina.

“Era un animal importante en los sacrificios que se hacían en los rituales agrícolas. Y posteriormente se consumió de muchas maneras”, abunda.

En México hasta la actualidad el pavo o guajolote es un plato que se acostumbra en celebraciones muy variadas, cocinado al horno en las cenas navideñas, principalmente en las ciudades, o en salsa de mole en bodas de pueblos más tradicionales.

Su viaje por el mundo

A pesar de ser un ave criada durante siglos en el centro de México y algunas partes de Centroamérica, el pavo o guajolote fue conocido en el resto del mundo a partir de la época colonial de la Nueva España (1521).

Los españoles lo llevaron a Europa y desde ahí comenzó a extenderse por el resto de ese continente y más allá, lo que llevó al ave a ser conocida de formas diferentes a la castellanización de “huaxolotl“.

Un criadero de pavos en Estados Unidos

Getty Images
En Estados Unidos es más común la crianza del pavo de plumaje blanco, una variante del pavo domesticado.

Una de las más curiosas es el nombre que se le dio en Inglaterra, donde comerciantes lo llevaron desde la región turca de lo que hoy es Estambul y por ello fue nombradoturkey coq, o gallina turca.

Al ser llevados desde el lejano este, otros productos también eran conocidos como “turcos”, como las alfombras persas que fueron llamadas “turkey rugs“, e incluso solo por el hecho de ser comerciados por turcos adquirían ese nombre, como la harina de India llamada “turkey flour“.

¿Y cómo se llama el pavo en Turquía? Se le llama “hindi”, de India, posiblemente porque Cristóbal Colón buscaba llegar a India en su viaje que terminó en América.

“Como muchos productos mesoamericanos, no se sabía de dónde venían y entonces se crearon diversas fantasías que daban cuenta del origen de elementos nuevos que llegaban, como también el chocolate, el tomate, la papa, etcétera”, dice Medina.

¿Cómo llegó a EE.UU.?

Los peregrinos que emigraron de Inglaterra llevaron el pavo de regreso a América en el siglo XVII.

Aunque no fue fiesta nacional hasta 1863, la tradición de Acción de Gracias se remonta a 1621, año en que los primeros colonizadores en el noreste del país ofrecieron una cena conjunta con los indígenas locales para celebrar su primera cosecha en América.

En Estados Unidos se conocen otras variedades de Meleagris gallopavo, pero esas son silvestres.

Una mesa de Acción de Gracias

Getty Images
El pavo es el plato central de las cenas de Acción de Gracias en la tradición estadounidense.

Y ya en el siglo XX comenzaron a añadirse más rituales relacionados a Acción de Gracias.

Cuando el presidente de Estados Unidos Harry S. Truman recibió un ejemplar de la Federación Nacional del Pavo de EE.UU. para celebrar Acción de Gracias en 1947, inició la tradición del pavo presidencial que continuaría año tras año.

“Más antigua que nuestra nación es la costumbre sagrada de descansar de nuestras labores por un día en el momento de la cosecha y de dedicar ese día a las expresiones de gratitud al Dios Todopoderoso por las muchas bendiciones que nos ha colmado”, dijo Truman al recibir el pavo en 1947.

A partir de 1989, el presidente George H. W. Bush agregó un ritual: el perdón presidencial al pavo.

Trump da el perdón presidencial a un pavo

EPA
Como sus predecesores, el presidente Donald Trump ha ofrecido el perdón al llamado “Pavo Nacional de Acción de Gracias”.

Los mandatarios desde entonces han salvado a las aves de ser sacrificadas para ser el centro de mesa de la cena. Y también los pavos han sido bautizados cada año con un nombre.

“Parece que nuestro invitado especial está comprensiblemente nervioso, pero déjenme asegurarles, este buen pavo Tom no terminará en la mesa de nadie, no este chico. Se le ha otorgado un perdón presidencial en este momento”, dijo Bush aquella vez.

Millones de otros “Tom” sí terminan en la mesa para deleite de los estadounidenses.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=YPmLtudnWbo

https://www.youtube.com/watch?v=NphJULxY5ng

https://www.youtube.com/watch?v=iKOxDhRdnj4&t=13s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.