Expediente Ayotzinapa: la Policía Federal reportó a PGR "saldo blanco" tras ataque a normalistas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Paris Martínez

Expediente Ayotzinapa: la Policía Federal reportó a PGR "saldo blanco" tras ataque a normalistas

Según una bitácora de la noche de la agresión a los estudiantes, la PGR le pidió a la PF verificar el incidente y ésta reportó (y luego ratificó) que no había ni lesionados. Por su parte, el Ejército se rehusó a apoyar a la fiscalía estatal en retención y traslado de policías municipales involucrados.
Paris Martínez
Por Arturo Angel
7 de octubre, 2015
Comparte
Marcha en la ciudad de México por el primer aniversario de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa. //Foto: Manu Ureste

Marcha en la Ciudad de México por el primer aniversario de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa. //Foto: Manu Ureste

La noche del 26 de septiembre del año pasado, tres estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa fueron asesinados en calles de Iguala, Guerrero, 16 más resultaron heridos y hubo 43 desaparecidos.  Sin embargo, el parte informativo que la Policía Federal entregó esa noche, y ratificó al día siguiente a la Procuraduría General de la República (PGR), fue de “saldo blanco”.

No sólo eso. La Policía Federal calificó todo el incidente como “disturbios por parte de los estudiantes de Ayotzinapa” y a los estudiantes de “provocadores”.

Las bitácoras informativas de la Estación Iguala de la Policía Federal –correspondientes al 26 y 27 de septiembre de 2014– evidencian la forma en que dicha corporación valoró los hechos que ocurrieron en esa jornada violenta en Guerrero.

Dichos documentos se encuentran en el tomo 40 de los 83 que tiene la versión pública de la investigación que la PGR inició por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y que Animal Político ha podido revisar gracias a una solicitud de transparencia.

Los partes informativos de la corporación policial revelan un trato diferenciado a los incidentes de esa noche, ya que el ataque a balazos a un autobús del equipo de futbol “Avispones de Chilpancingo” sí fue atendido por los agentes e incluso se interpuso la denuncia; sin embargo, la agresión a los normalistas no.

Las declaraciones de funcionarios de la Fiscalía de Guerrero revelan también que estuvieron a punto de perder el control de la instalación en donde retuvieron a policías municipales unas horas después del ataque, así como la negativa del 27 Batallón de Infantería a apoyarlos pese a los acuerdos de coordinación interinstitucional.

La bitácora federal

Entre el 26 y 27 de septiembre de 2014, la bitácora de la Estación Iguala de la Policía Federal comprende 20 oficios emitidos en el parte de novedades, entre tarjetas informativas, dictámenes técnicos y relaciones de operaciones, según lo que dicha corporación le reportó a la PGR cuando le solicitó esta información.

Casi la mitad de estos partes informativos corresponden a los incidentes ocurridos en la ciudad de Iguala y su periferia; los otros están relacionados con la volcadura de un trailer, las diligencias de un juicio de amparo, la baja de elementos por una indagatoria en curso y otros aspectos operativos.

La primera referencia al tema de los normalistas está en una tarjeta informativa sin número fechada el 26 de septiembre, en la cual los suboficiales informan al subinspector titular de la Estación Iguala (todos los nombres se encuentran cubiertos en la versión pública) sobre los posibles incidentes registrados en la ciudad.

Ahí se deja en claro que la inspección se realizó luego de que el agente del Ministerio Público Federal de la zona (perteneciente a la PGR), Cesar Iván Pilares, pidió expresamente a la Policía Federal investigar la veracidad de un reporte recibido en la central de emergencias C-4 sobre un “enfrentamiento a balazos” que involucraba a los estudiantes de Ayotzinapa.

La respuesta de la Policía Federal tras “verificar” la información fue que los estudiantes normalistas se habían apoderado de autobuses de pasajeros y que de acuerdo con el secretario de Seguridad Pública de Iguala Felipe Flores (hoy prófugo) todo inició cuando “se escucharon detonaciones” de armas durante el informe de actividades de la presidenta del DIF María de los Ángeles Pineda.

“Acudieron al lugar los elementos de la policía municipal para verificarlos hechos, encontrándose a los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa de los que recibieron agresiones y provocaciones, iniciándose una persecución la cual terminó frente al Palacio Judicial”, señala el parte de la Policía federal.

Según el reporte, los estudiantes huyeron de la zona con lo que terminó el incidente y se hizo notar que, según el secretario de Seguridad Felipe Flores, no hubo policías lesionados.

La tarjeta informativa número 1362, titulada en el rubro de “Asunto” como “Disturbios por estudiantes de Ayotzinapa en la ciudad”, señala que se recibió un reporte de la Policía Acreditable en el C-4 relacionado con “disturbios en la calle Juan Álvarez y Periférico” ocasionados por los normalistas, por lo que se decidió redoblar la vigilancia en los accesos de la ciudad.

En una nueva tarjeta informativa, la número 1363, ya con fecha del 27 de septiembre, la Policía Federal dijo que el saldo “verificado” del choque entre normalistas y agentes municipales era blanco; es decir, sin lesionados ni muertos.

“En seguimiento a la tarjeta informativo 1362/2014 donde s e informó de los disturbios en el centro de Iguala, arrojó saldo blanco es decir sin lesionados, según lo referido por el secretario de Seguridad Pública municipal y así verificado en el centro de la ciudad”, registró la Policía Federal.

El parte informativo además ratifica, a partir de lo dicho por el jefe de la policía municipal, que todo el incidente fue producto de una “provocación” de los estudiantes.

Las bitácoras de la Policía Federal incluyen también la respuesta formal que la corporación le dio al agente del Ministerio Público de la PGR plasmada en el oficio PGR/DR/CEG/EI/788/2014, en donde le reitera que la agresión fue producto de una provocación de los estudiantes y que no había lesionados.

Finalmente, en la tarjeta informativa 1369, fechada también el 27 de septiembre, la Policía Federal hace un balance de los hechos ocurridos precisando que el reporte del incidente se recibió a las 9:55 de la noche y luego se verificó, con el referido “saldo blanco”.

En realidad, y como la investigación ministerial local y federal lo confirmó, para el 27 de septiembre los normalistas ya habían sido atacados a balazos en dos ocasiones, con un saldo fatal para tres de ellos, y 43 que hasta ahora siguen desaparecidos.

El ataque que sí fue verificado

Las bitácoras de la Policía Federal evidencian un tratamiento distinto a la verificación que se hizo del ataque en contra del autobús donde viajaba el equipo de futbol Avispones de Chilpancingo, incidente ocurrido en el kilómetro 136 de la carretera Cuernavaca-Chilpancingo a la altura del cruce con Santa Teresa.

Las tarjetas informativas 1364 y 1367 describen la revisión que se hizo del lugar, en el cual se confirmó la muerte de dos personas: una mujer cuyo cuerpo quedó cerca de un taxi, así como de un joven de 14 años perteneciente al equipo de futbol.

El reporte inicial de este incidente también se recibió vía la Policía Estatal Acreditable tras una llamada en elC-4 pero, a diferencia del incidente de los normalistas en el centro de Iguala, aquí la Policía Federal si movilizó a cinco patrullas hasta el lugar de los hechos para revisar lo ocurrido.

En sus tarjetas informativas, y posteriormente en la denuncia de hechos que hizo ante el Ministerio Público Federal mediante el oficio 050/2014, se describe que el autobús del equipo de futbol perteneciente a la empresa Castro Tours junto con otros dos vehículos “fue agredido con armas de fuego” sin que se identificara a los responsables.

La corporación hizo una descripción pormenorizada de los vehículos encontrados en el lugar e incluyó un croquis descriptivo del lugar de los hechos.

Al lugar de los hechos acudió personalmente un agente del Ministerio Público de la Fiscalía de Guerrero junto con los peritos para realizar las primeras diligencias y el traslado de los cuerpos, acciones facilitadas por el resguardo de la Policía Federal.

Ejercitó negó apoyo a la Fiscalía

La madrugada del 27 de septiembre, autoridades estatales de Guerrero arribaron a Iguala para investigar los ataques que habían ocurrido. El entonces fiscal General Iñaki Blanco ordenó que los policías municipales fueran retenidos y su armamento requisado ante las sospechas de abuso de autoridad en que habían incurrido.

Declaraciones de los funcionarios estatales incluidas en el expediente indican que inicialmente se retuvo a 22 agentes municipales los cuales fueron trasladados al cuartel de la policía estatal para declarar.

Sin embargo, para la tarde del 27 de septiembre la situación era de riesgo. Dos subprocuradores declararon ante la PGR que supuestos familiares, junto con otros policías municipales, organizaciones de taxistas y personas que se comunicaban por radio bloquearon los accesos al edificio y exigían la “liberación” de los agentes retenidos.

“Los policías intentaron meterse al cuartel, dijeron que no iban a dejar que se llevaran a sus compañeros así corriera sangre. Un policía se quería saltar la reja”, declaró el subprocurador de Asunto Jurídicos Ricardo Martínez Chávez.

Otro subprocurador cuyo nombre está ocultó en la versión pública, y que estaba también en Iguala pero no en el sitio donde tenían resguardado a los detenidos, recibió una llamada del fiscal Iñaki Blanco en el que le instruyó que buscara apoyo pues el personal estaba en riesgo. Ante ello acudió al 27 Batallón de Infantería pero los soldados no quisieron prestar apoyo.

“Acudí a las instalaciones del Batallón de Infantería de Iguala para que nos auxiliaran a efecto e sacar a nuestros compañeros del lugar así como a los detenidos, manifestándonos que no podían prestarnos auxilio porque no tenían autorización del Jefe Regional y estuve hablando con el Coronel de la Zona por teléfono celular para el apoyo, pero me decía que no podían” indicó el subprocurador.

Finalmente, los fiscales detallaron que luego de varios minutos y gracias a una negociación con el hoy prófugo secretario de Seguridad Pública de Iguala, se consiguió sacar a los detenidos y al personal ministerial sin que se desbordara la violencia.

**Nota publicada el 6 de octubre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué Brasil es considerado el "laboratorio perfecto" para probar las vacunas contra COVID-19

El país sudamericano, donde ha habido más de 3,5 millones de casos de la enfermedad, ofrece una "oportunidad de oro" en el desarrollo de la fórmula contra el coronavirus, según los mismos científicos que las investigan.
1 de septiembre, 2020
Comparte

Brasil, uno de los países más asolados por la pandemia de coronavirus, se ha convertido en un campo de pruebas de vacunas contra la covid-19.

El país sudamericano, donde ha habido más de 3,5 millones de casos de la enfermedad, es considerado por los científicos que investigan vacunas como una “oportunidad de oro”.

Allí se están probando dos de las vacunas más promisorias y avanzadas contra la infección: la de la Universidad de Oxford con la farmacéutica AstraZeneca y la de la empresa china Sinovac.

Y otras dos, de las farmacéuticas estadounidenses Johnson & Johnson y Pfizer, acaban de recibir aprobación de las autoridades para comenzar en el país sus ensayos clínicos.

Con esto las autoridades brasileñas esperan que sus ciudadanos puedan estar entre los primeros en ser inoculados contra la infección.

E incluso han planteado la posibilidad de producir estas vacunas internamente y exportarlas al resto de América Latina.

Pero ¿por qué Brasil es considerado un “laboratorio ideal” para llevar a cabo ensayos clínicos de vacunas?

vacuna

Reuters
En Brasil se están probando dos de las vacunas más avanzadas contra covid-19 y otras dos comenzarán pronto sus ensayos en ese país.

El doctor Jon Andrus, experto en epidemiología e inmunización de la Universidad George Washington en Estados Unidos, quien fue subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), señala que las altas tasas de transmisión comunitaria del virus es uno de los principales criterios para poder probar una vacuna.

Pero tal como le explicó a BBC Mundo, hay otras razones por las que Brasil es considerado un escenario perfecto para la investigación de vacunas.

“Ciertamente se necesita una situación donde tienes suficiente prevalencia de una enfermedad para poder probar la eficacia de una vacuna y si ésta va a funcionar”.

“Pero pienso que en Brasil hay casi una tormenta perfecta para los ensayos porque además de la alta prevalencia, el país tiene una larga historia de excelencia en salud pública, con instituciones de investigación reconocidas a nivel mundial como Fiocruz (Fundación Oswaldo Cruz) en Río de Janeiro, que durante décadas han estado realizando investigación y ensayos”, afirma el experto.

Vacuna

Getty Images
Más de 170 vacunas contra covid-19 están siendo investigadas alrededor del mundo.

En efecto, Fiocruz es la institución científica que está participando en la investigación y producción de la vacuna de Oxford y AstraZeneca.

Otra institución brasileña reconocida mundialmente, el Instituto Butantan, de Sao Paulo, está participando en la producción de la vacuna china de Sinovac.

Capacidad de producción

Pero también está la experiencia y fortaleza de Brasil en sus programas nacionales de inmunización y su larga tradición en la producción de vacunas.

La planta de Bio-Manguinhos, que pertenece a Friocruz, es uno de los centros de producción de vacunas más grandes de América Latina.

Allí se procesan millones de dosis de vacunas contra la fiebre amarilla, la tuberculosis y el sarampión, entre otras enfermedades.

Y el Instituto Butantan es actualmente el principal productor de vacunas contra la influenza o gripe del hemisferio sur, con una capacidad para producir 100 millones de dosis.

“Hay que destacar que Brasil ha tenido un enfoque estratégico para llegar a ser autosuficiente en la producción de vacunas“, le dice a BBC Mundo Cristiana Toscano.

La doctora es miembro del grupo de expertos asesores para vacunas contra la covid-19 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Desde hace tres décadas los varios gobiernos han reforzado e invertido en la capacidad nacional pública, así que casi todos los laboratorios de producción de vacunas son financiados con dinero público”, añade.

laboratorio

Getty Images
Brasil cuenta con una larga tradición de desarrollo y producción de vacunas.

En efecto, la mayoría de las vacunas en Brasil, señala la experta, que también es profesora de la Universidad Federal de Goiás, se producen localmente o se intenta establecer mecanismos de transferencia de tecnología con las grandes compañías farmacéuticas.

Y esto es precisamente lo que ahora se está negociando con las vacunas de Oxford y Sinovac: transferir tecnología para producir ambas vacunas localmente.

Los acuerdos

Tanto la vacuna de AstraZeneca como la de Sinovac están llevando a cabo la fase 3 de sus ensayos clínicos.

Los ensayos de la primera se realizan con unos 5.000 voluntarios brasileños. En la segunda participan 9.000 voluntarios.

Como parte de los acuerdos preferenciales para las vacunas que se están probando en Brasil, el país inicialmente recibirá la materia prima para llevar a cabo las etapas finales de producción.

Ambos acuerdos incluyen transferencia de tecnología para que Brasil posteriormente pueda producir las vacunas desde el inicio.

En el acuerdo con Oxford-AstraZeneca el gobierno brasileño invertirá US$127 millones a cambio de tecnología y equipo para que Fiocruz pueda producir inicialmente 30 millones de dosis de la vacuna durante su fase de pruebas.

Si la vacuna demuestra ser efectiva, Brasil podrá producir otros 70 millones de dosis.

El acuerdo entre Sinovac y Butantan ofrecerá a los brasileños 120 millones de dosis de la vacuna.

vacuna

Getty Images
Las autoridades de Brasil indican que esperan poder empezar a vacunar a sus ciudadanos en el primer semestre de 2021.

Los funcionarios brasileños han indicado que esperan poder comenzar a vacunar a algunos de sus ciudadanos en el primer semestre de 2021.

Algunos expertos, sin embargo, han expresado dudas de que el país realmente esté en capacidad para producir dentro de seis meses la enorme cantidad de dosis de vacunas que necesitará para sus 212 millones de habitantes.

En años recientes la economía brasileña se ha contraído y las instituciones públicas del país han sufrido por la falta de financiamiento.

Y tal como le dijo a la agencia Reuters el exministro de Salud, José Gomes Temporao, la transferencia de tecnología toma tiempo, puede tardar entre cinco y 10 años, por lo que los laboratorios del país podrían no estar listos para iniciar en 2021 la producción de las vacunas.

“Es imposible”, declaró Gomes Temporao. “(La transferencia) toma mucho tiempo. Quizás podrán acelerarla un poco, pero no tanto”.

La doctora Cristiana Toscano cree, sin embargo, que Brasil sí está capacitado para recibir la tecnología y comenzar la producción de las vacunas.

“Todo depende de la tecnología de la que estamos hablando y de si el sitio tiene la capacidad”, le dice a BBC Mundo la experta de la OMS.

“Hay tecnologías nuevas que no han sido utilizadas y estoy de acuerdo en que transferirlas puede ser un proceso de hasta 10 años”.

“Pero Butantan, por ejemplo, realmente tiene experiencia en la producción de muchas vacunas inactivadas, como la de Sinovac. Tiene un laboratorio de seguridad que es capaz de hacer todo lo que se necesita para producir una vacuna inactivada”, agrega.

El desafío de la inmunización

Pero hay otro enorme desafío que Brasil tendrá que superar: cómo vacunar a sus millones de habitantes cuando sus programas de inmunización han sufrido retrocesos debido a las campañas de desinformación.

ataúd

Getty Images
Más de 110.000 personas han muerto en Brasil por la pandemia.

En 2019, por primera vez en 25 años, Brasil no logró cumplir los objetivos de vacunación de ninguna de las inoculaciones que suministraba de forma rutinaria.

Esta es una tendencia que ha ocurrido en todos los países de la región debido a las campañas antivacunas y a la creciente renuencia de la gente a ser inmunizada.

“Creo que el principal desafío será cómo mantener actualizado el programa de vacunación que ya estaba afectado aún antes de la pandemia de covid-19 y cómo incorporar ahora a ese programa una nueva vacuna”, afirma Cristiana Toscano.

“Serán desafíos logísticos y operacionales que requerirán movilización, entrenamiento, combatir la renuencia a la vacunación, además de toda la organización de distribución y administración de las 35.000 unidades de vacunación”, agrega la experta.

¿Demasiado optimismo?

Todo lo anterior, sin embargo, es bajo el supuesto de que realmente habrá una vacuna que será efectiva y segura.

Aún no se sabe si alguna de las que se están probando en Brasil, o en otras partes del mundo, mostrarán resultados positivos cuando finalicen los ensayos clínicos.

Bolsonaro

Getty Images
La respuesta del gobierno brasileño a la pandemia ha sido errática.

¿Qué ocurrirá entonces si fracasan las candidatas a las que Brasil está apostando?

El gobierno brasileño está intentando diversificar sus opciones y ha expresado interés en unirse a la iniciativa COVAX de la OMS, que intenta garantizar el acceso global rápido e igualitario a las vacunas contra la covid-19.

Los expertos coinciden en que, por ahora, cualquier apuesta a una vacuna es arriesgada mientras no se conozcan los resultados de los ensayos clínicos.

Y decir que una vacuna estará lista en 2021 podría ser una afirmación demasiado optimista.

“Es importante recordar que no debemos estar esperando una solución mágica”, expresa el exsubdirector de la OPS, Jon Andrus.

“Debemos ser humildes y recordar que no siempre hemos sido exitosos, que tenemos muchas enfermedades para las que no hemos podido encontrar una vacuna a pesar de estar trabajando durante décadas con ellas, como el VIH”, le dice a BBC Mundo.

“Por eso es tan importante que hagamos lo que podemos hacer ahora: todas las intervenciones de salud pública como mantener el distanciamiento social, usar mascarillas, realizar pruebas y rastreo de casos, y seguir las prácticas de higiene”, agrega.

Y la experta de la OMS está de acuerdo.

“La meta que estamos proponiendo (para tener una vacuna en el primer semestre de 2021) parece optimista, pero está condicionada a la aprobación de los ensayos clínicos si éstos muestran resultados positivos y a la aprobación de las autoridades reguladoras”, le dice Cristiana Toscano a BBC Mundo.

“Y mientras eso ocurre es necesario minimizar las expectativas y ser más realistas”, agrega la experta.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.