¿Fue "Volver al futuro" demasiado optimista respecto a 2015?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tomada de YouTube.

¿Fue "Volver al futuro" demasiado optimista respecto a 2015?

Es 21 de octubre de 2015 y hoy llega Marty McFly al futuro, ya presente. Algunos elementos de "Volver al futuro" muestran que la película pecó de optimista.
Tomada de YouTube.
Por Boris Miranda de BBC Mundo
21 de octubre, 2015
Comparte
"Volver al futuro" se volvió una saga de culto con seguidores que coleccionan accesorios relacionados a la película. // Foto: Tomada de YouTube.

“Volver al futuro” se volvió una saga de culto con seguidores que coleccionan accesorios relacionados a la película. // Foto: Tomada de YouTube.

El futuro llegó.

El 21 de octubre de 2015 a las 16:29, el joven Marty McFly y Emmet Brown, Doc, aterrizan después de haber viajado 30 años en el tiempo en un auto DeLorean volador.

En la fecha más emblemática de la trilogía “Volver al futuro”, los protagonistas llegan a un momento en que no sólo los coches volaban, sino también las patinetas. Además habían hologramas 3D en los cines y la ropa se secaba y ajustaba sola.

Mira el momento del regreso al futuro haciendo clic aquí o en el video de abajo.

Nada de aquello se cumplió todavía, pero eso no es lo más triste.

Existen otras sutilezas que muestran que la película estrenada hace 26 años pecó de optimista respecto al 2015 en el que vivimos.

BBC Mundo te presenta cuatro detalles en los que el “futuro” de la cinta escrita y dirigida por Robert Zemeckis es mejor que el presente actual.

Lee también: ¿Es posible viajar en el tiempo como en la película “Volver al futuro”?

La justicia es más veloz

“El sistema de justicia es muy veloz en el futuro. Suprimieron a todos los abogados”, le dijo Doc, interpretado por Christopher Lloyd, a su joven acompañante.

Sin embargo, en este 2015 que vivimos, los ejércitos de abogados todavía inundan los pasillos de cortes y salas de justicia.

Un juicio por paternidad en Estados Unidos puede tardar entre seis meses hasta dos años, mientras que un proceso penal puede prolongarse hasta ocho si es que no hay confesión de culpabilidad del acusado.

En América Latina, el panorama no es más alentador.

La retardación de justicia es considerada como una de las preocupaciones más importantes en las democracias latinoamericanas, según instituciones como Naciones Unidas o la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

A los pandilleros que quisieron involucrar al hijo de Marty McFly en un robo los condenaban en menos de 24 horas.

Todavía estamos lejos de eso.

Energías limpias para todos

El DeLorean de 1985 necesitaba 1,21 gigawatts para viajar a través del tiempo, mientras que con la tecnología que en teoría existiría en 2015 le alcanzaban los restos de una lata de gaseosa y unas cuantas cáscaras de fruta para volar a través de los años.

Doc aprovechó su visita al futuro no sólo para convertir su auto en una nave voladora, sino para incorporarle un reactor que genera energía con desechos llamado “Mr. Fusion”.

Lee también: “Volver al Futuro” y el viaje al pasado de Marty McFly cumplen 30 años

En la vida real, los vehículos con energías alternativas recién representan alrededor del 5% del parque automotor mundial.

En esa lista, se incluyen los que funcionan con hidrógeno, electricidad, biocombustibles, híbridos y a gas natural y gas licuado del petróleo, aunque estos últimos no dejan de ser fósiles.

El informe anual de Pike Research indicó que entre 2008 a 2015 los vehículos con gas natural pasaron de 9,7 a 17,8 millones de unidades.

Sin embargo, estimaciones del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) señalan que el costo de un vehículo eléctrico puro se situaría en 2035 todavía alrededor de US$15.000 más caro que un vehículo con tecnología convencional.

El guionista de “Volver al futuro” tenía la esperanza de que el problema de los combustibles no renovables esté resuelto hasta 2015.

No sucedió.

Los avances de salud

Emmett Brown se sacó “30 o 40 años de encima” en una clínica del futuro: se quitó las arrugas, cambió su sangre, reemplazó su bazo y colon, además de arreglarse el pelo.

En una sola visita, dejó de preocuparse por la leucemia y otros tipos de cáncer como el linfoma, los tumores carcinoides, el melanoma y los sarcomas, entre otros.

Por si fuera poco, en el periódico del 21 de octubre de 2015 de “Volver al futuro”, los científicos anunciaron que el colesterol podría ser la cura definitiva al cáncer.

Por desgracia, según la Organización Mundial de Salud, este padecimiento sigue siendo la segunda mayor causa de muerte en el mundo.

Sólo en 2012, 8,2 millones de personas murieron por cáncer.

La proporción de muertes por cáncer en el marco de todos los fallecimientos se incrementó del 12% al 15 % entre 1990 y 2013, y se estima que el margen siga creciendo durante el siglo XXI.

Alrededor de un cuarto de millón de personas con leucemia deben pagar tratamientos que llegan a costar cientos de miles de dólares anuales.

Doc salió de esa preocupación con una visita al doctor.

Los drones no matan

Uno de los aciertos más grandes de “Volver al futuro” fue predecir la invención de drones para diversos usos.

Sin embargo, los de la película se usaban para pasear perros y filmar cómo la Policía detiene a un grupo de pandilleros para el periódico de la ciudad.

Nada hace creer durante la película que en el año 2015 al que llegó Marty McFly, los drones fueran utilizados para matar a 1.147 personas como en el presente reporta un informe la ONG británica Reprieve.

Claro que a nuestro favor hay que señalar que los drones no sólo se usan para fines militares.

Todavía no hay un dron construido específicamente para pasear perros, pero sí otros que se aprovechan para transmisiones de eventos deportivos, entrega de productos o filmaciones en reservas forestales, entre otras.

Cientos de miles de personas en el mundo se sumaron a eventos locales para darle la bienvenida a Marty y a Doc.

Si de verdad llegaran se encontrarían con un “futuro” hiperconectado a través de dispositivos móviles, pero todavía con varios de los grandes problemas que se advertían ya en 1985 como el consumo indiscriminado de combustibles fósiles o el cáncer.

Bienvenidos al futuro.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
UNSM

Las vacunas para el COVID que se desarrollan en América Latina (además de la de AstraZeneca-Oxford)

Científicos de América Latina están trabajando a contrarreloj para desarrollar una vacuna para el SARS-CoV-2 que dé seguridad sanitaria a sus propios países.
UNSM
14 de agosto, 2020
Comparte

En la búsqueda mundial de una vacuna contra el COVID-19, América Latina, la región del mundo más golpeada por el coronavirus, está haciendo sus propios esfuerzos.

Además de colaborar en investigaciones mundiales, como la asociación de México y Argentina con el proyecto de vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, en cuatro países de la región están trabajando decenas de científicos para asegurar una vacuna propia.

Y es que sin importar cuán avanzadas estén otras investigaciones mundiales, una regla de oro en el desarrollo de este tipo de investigaciones es que mientras no haya una vacuna plenamente comprobada y distribuida, no se pueden bajar las manos.

“No sabemos todavía qué disponibilidad habrá realmente de las vacunas desarrolladas por otros países. La posibilidad de tener una vacuna nacional da mucha seguridadal poseer un biológico para proteger a la población”, dice a BBC Mundo Edda Sciutto, una de los científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que realiza su propio desarrollo.

Desde Argentina, Jorge Geffner, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), que desarrolla una vacuna con la Universidad Nacional San Martín (UNSM), lo remarca: “Si no se hace, inevitablemente vamos a mantener una dependencia estricta con países desarrollados. Para la perspectiva de una nación, eso es muy pobre”.

Y conseguir una vacuna plenamente probada no es sencillo ni rápido, pese a que en la actual pandemia se están rompiendo récords de tiempos.

La situación apremia: más de 20 millones de contagios y 750,000 muertes en el mundo han acelerado la investigación biomédica.

De ahí que en América Latina se haya anunciado la producción de la vacuna de AstraZeneca-Oxford aún sin saber si realmente funcionará.

Y en la región también habrá pruebas en decenas de miles de personas de vacunas que están siendo desarrolladas en otras partes del mundo.

El trabajo de América Latina

La Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogó la propagación de COVID-19 como una pandemia el 11 de marzo. Cinco meses después, el organismo contabiliza 29 proyectos de vacuna que ya están en la etapa de estudio clínico.

Hasta este 13 de agosto, solo seis se ubicaban en la fase 3, la más avanzada, la cual implica la experimentación en grandes grupos de personas: AstraZeneca-Oxford, Sinovac, Sinopharm-Instituto de Productos Biológicos de Wuhan, Sinopharm-Instituto de Productos de Pekín, Moderna-NIAID y BioNTech-Fosun Pharma-Pfizer.

Personal de pruebas de vacunas en Oxford.

OXFORD UNIVERSITY/John Cairns
La Universidad de Oxford, en Reino Unido, realiza las pruebas más avanzadas de su vacuna con AstraZeneca.

Al mismo tiempo hay otros 138 estudios en la etapa preclínica, la inicial, en la que las vacunas todavía se encuentran en proceso de investigación y sus pruebas se realizan en animales o receptores de laboratorio.

De estas últimas tres proyectos enlistados por la OMS están en América Latina.

Brasil tiene dos, el de la Fundación Oswaldo Cruz-Instituto Butantan y el de la Universidad de Sao Paulo, además de Argentina con la investigación CONICET-UNSM.

Sin embargo, en México con la UNAM y Perú con el proyecto de la Universidad Peruana Cayetano Heredia también están trabajando en sus propias investigaciones contra el coronavirus.

“El cuello de botella no es tanto el desarrollo científico de la vacuna, sino el escalamiento para producirla. El reto es lograr las alianzas con farmacéuticas para conseguir un escalamiento suficiente“, explica Juan Pedro Laclette, quien participa en el proyecto de la UNAM en México.

Seguirán su propia marcha

Sobre este punto, Laclette y Geffner explican que para el desarrollo de esta vacuna ya se cuenta con el conocimiento científico de las creadas para otros dos coronavirus epidémicos: el SARS y el MERS.

“Hasta ahora todos los intentos para desarrollar una vacuna parten de los considerables conocimientos que ya tenemos sobre este tipo de infecciones. Y claramente se va a lograr la vacuna”, señala Laclette.

Ya sea a partir del desarrollo a partir de proteínas,como se hace en México y Argentina, de vectores como en Brasil, o de una salmonela genéticamente modificada en Perú, los experimentos buscan encontrar el antígeno que muestre mayor efectividad en ensayos preclínicos.

Una científica en la Universidad Peruana Cayetano Heredia

UPCH
La investigación de Perú se lleva a cabo en la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

Después pasarán a las fases clínicas 1, 2 y 3 en las que se pondrán a prueba en voluntarios, desde unos pocos hasta decenas de miles.

Para que una vacuna se considere segura, deberá garantizar alrededor del 90% de protección.

“El punto que llama la atención es que en general todas las vacunas han tardado entre cinco y diez años en desarrollarse. Y las vacunas que se están desarrollando hoy ya están entrando en fase 3 y empezaron en marzo”, señala Geffner.

Cómo funcionan las vacunas

BBC

Incluso en la región se está trabajando en innovaciones, como en el caso de Perú, en donde Mirko Zimic, quien lidera la investigación nacional, dijo que trabajan para que las dosis sean de administración oral.

“Ya no se necesitaría un ejército especializado de vacunadores que puedan aplicar inyecciones”, explicó en un comunicado.

De otros países para América Latina

Además del desarrollo de vacunas propias, los gobiernos latinoamericanos están estableciendo acuerdos con diversos proyectos de otros países.

Es el caso de México y Argentina con AstraZeneca-Oxford, con los que -de lograr la aprobación final en unos meses- buscan producir y distribuir la vacuna para todos los países de América Latina (excepto Brasil, que tiene su propio acuerdo).

Vacunas en ampolletas

Reuters
En el mundo había más de 160 estudios de vacunas para el covid.19 hasta agosto, según la OMS.

Argentina, explicó el presidente Alberto Fernández, se encargará de la producción en el laboratorio mAbxience, mientras que en México se hará el envasado y la distribución.

Pero también Argentina, Brasil y México han llegado a acuerdos para que se prueben vacunas en decenas de miles de personaspara completar las fases 3 de experimentación, la cual no supone un riesgo sanitario ya que las fases anteriores probaron su beneficio en animales y en algunos voluntarios.

“Empezar a vacunar con algo que no te haga daño puede tener el riesgo de que la gente cambie su conducta y se exponga más al virus porque se siente segura o protegida con una cosa que no se sabe si sirve. Por eso es importante la fase 3”, explica Edda Sciutto.

“Aunque hay muchas vacunas en marcha y muchas muy avanzadas, aún no conocemos la efectividad. Y ese es un gran desafío, pues requiere vacunar a decenas de miles de personas y requiere tiempo“, explica.

De ahí que para la comunidad científica occidental sea llamativo que Rusia haya aprobado su vacuna sin ofrecer las pruebas correspondientes de las diferentes fases. Incluso las autoridades rusas han asegurado que producirán estas vacunas en Cuba y Brasil.

Por ello es importante que cada país cuente con su investigación, señala Laclette.

“Se está dando una competencia despiadada, porque hay objetivos comerciales muy importantes. La producción de cientos de miles de vacunas tiene en la mira ganancias económicas considerables”, alerta.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9JOee6bCojU

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.