Nestora Salgado, la polémica "comandanta" mexicana acusada de 50 secuestros
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Nestora Salgado, la polémica "comandanta" mexicana acusada de 50 secuestros

La primera mujer mexicana en dirigir una policía comunitaria está en prisión, acusada del secuestro de decenas de personas. Esta es la historia de Nestora Salgado.
Cuartoscuro
Por Alberto Nájar de BBC Mundo
10 de octubre, 2015
Comparte
Nestora Salgado lleva 2 años en prisión. // Foto: Cuartoscuro.

Nestora Salgado lleva 2 años en prisión. // Foto: Cuartoscuro.

Una frase cambió su vida.

Hace dos años, la policía comunitaria de Olinalá, en el estado mexicano de Guerrero, detuvo a un hombre sospechoso de robar una vaca.

Nestora Salgado García era la jefa del grupo. Cuando la esposa del detenido le exigió que lo entregara a la fiscalía del estado, la mujer policía respondió:

“¿Para qué quiere que lo entregue? ¿Para que pague 20.000 pesos (unos US$1.200) y lo dejen libre?”.

Lea también: El laberinto de Peña Nieto para limpiar las policías de México

Semanas después fue detenida por militares y marinos, acusada de secuestrar al detenido y a otras 50 personas, también señaladas de cometer delitos.

Uno de los argumentos para su aprehensión fue que había pedido 20.000 pesos para liberar al sospechoso de robar ganado.

“La señora cambió mis palabras”, le dice Salgado a BBC Mundo desde el hospital de la prisión donde se encuentra, en el sur de Ciudad de México.

“Al Ministerio Público le dijo que le pedí el dinero para liberar a su esposo, pero nunca lo ratificó” ante el juez.

Protestas

Desde agosto de 2013 permanece en la cárcel. Organizaciones civiles e incluso el gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, han dicho que es “un caso de presos políticos”.

Y es que de acuerdo con las leyes estatales, Nestora y sus compañeros son reconocidos como agentes de seguridad.

Autodefensas en Guerrero, MéxicoImage copyrightBBC World Service
Image captionEn la montaña de Guerrero los policías comunitarios vigilan sus pueblos. 

Tenían permiso de capturar a las personas. No hubo plagio alguno, sostienen los abogados de la hoy detenida.

Diputados, senadores y activistas pro derechos humanos sostienen que el proceso es irregular.

Incluso se han realizado protestas en México y en ciudades de Europa, Australia y Estados Unidos.

Lea también: El riesgo de legitimar a las autodefensas en México

El caso llegó hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que en enero pasado solicitó al gobierno mexicano medidas cautelares para proteger la vida de la hoy presa.

Pero la presidenta de la organización civil Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, insiste en que el tema debe seguir los cauces legales.

“Le pedimos a los actores políticos que no se metan y que sean los jueces los que resuelvan”, le dice a BBC Mundo.

“Nosotros no sabemos si es culpable o inocente y no nos corresponde decirlo”.

Delincuentes

A Nestora Salgado le dicen “La Comandanta”, y fue la primera mujer en la historia en dirigir una policía comunitaria.

Estas corporaciones nacieron a mediados de la década de los 90 en la región montañosa de Guerrero, en el sur de México.

Vigilan sus pueblos y caminos vecinales, y desde hace más de una década tienen reconocimiento legal.

Incluso el gobierno del estado les provee de armas, camionetas y uniformes.

Ese fue el caso del grupo que a principios de 2013 fundó Salgado García, responsable de cuidar el municipio de Olinalá.

Violencia

Por esa época la región vivía una ola de secuestros, robos, extorsiones y asesinatos que no eran controlados por las corporaciones oficiales.

La policía comunitaria detuvo a varios de estos delincuentes, los que según el reglamento de la corporación fueron enviados a la Casa de Justicia del pueblo.

Militares en Chilapa, GuerreroImage copyrightBBC World Service
Image captionEn Guerrero hay zonas con alto índice de violencia.

Algunos fueron sometidos a un proceso de reeducación y otros cumplieron su castigo con trabajo comunitario, según los usos y costumbres de la región.

Estas sanciones son aceptadas por las autoridades municipales y del estado.

Pero algunos de los detenidos por el grupo de Nestora denunciaron que en realidad fueron secuestrados y además recibieron maltrato.

La organización Alto al Secuestro acompañó a dos de ellos.

“Me meto en el caso cuando me buscan dos víctimas y, cuando llegan, ella ya tenía año y medio en la cárcel”, explica Isabel Miranda.

Juicio irregular

Organizaciones pro derechos humanos han señalado que en el proceso contra La Comandanta existen irregularidades.

Durante dos meses no se le permitió nombrar a su abogado, ni comunicarse con su familia.

Fue detenida por militares, aunque en el expediente del caso se menciona que la captura fue realizada por policías municipales.

Las personas que presuntamente fueron secuestradas por ella no han comparecido en el juicio.

De hecho un tribunal federal canceló las acusaciones por delincuencia organizada y secuestro, aunque todavía enfrenta otros procesos por homicidio.

Nestora dice que el día que se cometió el crimen ella se encontraba a cientos de kilómetros del lugar, en la ciudad de Tixtla.

“No hay pruebas contundentes que me tengan aquí”, dice en la habitación del hospital del Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan, donde se encuentra.

“Quieren dejarme loca”

La salud de La Comandanta se ha deteriorado en el tiempo que lleva en prisión.

Padece de neuropatía crónica que le provoca fuertes dolores y adormecimiento de piernas y brazos, especialmente en el clima frío.

Y es lo que más padece en la cárcel, dice, porque casi nunca le permiten salir a tomar el sol.

Nestora está convencida que en la policía comunitaria afectó intereses políticos de Guerrero que entorpecen su caso.

Además ha enfrentado la inconformidad de organizaciones como Alto al Secuestro y SOS ante las peticiones para que sea liberada cuanto antes.

Isabel Miranda cree que es lo único que puede hacerse. “Ni la condenamos ni la exoneramos”, subraya.

“Lo que queremos es que se le dé fin al caso, si la dejan en libertad porque es inocente no vamos a oponernos, pero que lo determine un juzgado, no un actor político”.

En eso coincide Nestora Salgado: que su juicio deje de alargarse irregularmente. “Si hubiera cometido un delito lo enfrentaría, pero no hice nada”, dice.

“Estoy cansada, a eso le apuestan. No sé qué quieren lograr. Dejarme loca tal vez. Es muy fuerte”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo una reunión familiar terminó con 41 contagiados de COVID-19 en apenas 16 días

Un caso en Estados Unidos muestra cómo una reunión familiar puede provocar una cadena de contagios extensa y, para algunos, peligrosa.
7 de agosto, 2020
Comparte

¿Cuán lejos puede llegar el contagio provocado por el nuevo coronavirus?

Tras varios meses de pandemia de covid-19 ya todos sabemos que uno de los eventos en los que más se propaga el virus son las concentraciones de personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluso actualizó sus recomendaciones a fines de mayo en relación a eventos masivos, sugiriendo que, por ejemplo, se realicen al aire libre en vez de en sitios cerrados, que se mantenga el distanciamiento social y que se escalonen los horarios de llegada y salida de los asistentes.

Varios países que siguen estas sugerencias todavía mantienen restricciones sobre la realización de reuniones de varias decenas de personas.

Pero si crees que el peligro de los contagios solo está en los eventos masivos, puede que la siguiente visualización te haga pensar diferente.

Visualización de la cadena de transmisión del virus en un caso testigo.

BBC

Un caso testigo

El esquema que acabas de ver pertenece a un caso testigo que informó el Departamento de Salud del condado de Catawba, en el centro oeste de Carolina del Norte (EE.UU.), a principios de julio.

En la imagen se muestra que recientemente dos decenas de personas mantuvieron una reunión familiar.

Fuentes de la autoridad de salud local no especificaron ni fecha ni el total exacto de los asistentes del encuentro “para preservar la privacidad de los individuos”, dijeron a BBC Mundo. Lo mismo sucede con otros datos en la cadena de contagios.

Quienes participaron de la reunión original no usaron mascarilla y no respetaron el distanciamiento físico.

El resultado de este encuentro familiar fue que 14 personas dieron positivo de COVID-19.

Sin embargo, antes de saber que estaban contagiados ni mostrar síntomas de la enfermedad, las personas continuaron con su vida diaria normal, por ejemplo, ir a trabajar o de paseo a la playa con otras familias.

Esto se tradujo en una cadena de contactos de persona a persona que terminó con el contagio de COVID-19 en 41 individuos de nueve familias diferentes y ocho lugares de trabajo distintos, detallan las autoridades del condado de Catawba.

Gráfico circular de los contagiados en distintas fases.

BBC

Entre los contagiados hay 31 adultos, seis niños y cuatro adultos mayores.

El Departamento de Salud de Catawba informó que 14 personas se contagiaron en la primera fase, es decir en la reunión familiar, 18 lo hicieron en una segunda, que incluyen compañeros de trabajo y pacientes de un centro hospitalario, ocho en una tercera y uno en una cuarta etapa.

Uno de los menores, de 9 años, transmitió la enfermedad a dos de sus abuelos, convirtiéndolos en pacientes de riesgo porque son mayores de 65 años.

Todos estos contagios sucedieron en un período de 16 días.

“Situaciones como esta se han vuelto dolorosamente comunes”, escribió Jennifer McCracken, directora de Salud Pública del condado en la página web oficial.

“Comparto este ejemplo porque espero que pueda ayudar a nuestra comunidad a ver con qué facilidad la COVID-19 se está propagando activamente”, añadió.

Rastreo de contactos

Este caso testigo incluye contagios confirmados que están directamente correlacionado entre sí.

Pero “a medida que uno se aleja de los casos originales, hay más oportunidades para que las personas entren en contacto con el virus, por lo que no podemos decir con certeza dónde pueden haberse originado otros casos”, le dijo a BBC Mundo Emily Killian, especialista del Departamento de Salud Pública de Catawba.

Visualización que muestra quién contagió a quién de covid-19.

BBC

Las autoridades de salud locales lograron reconstruir este detallado caso testigo gracias a un sistema de rastreo de contactos que implementaron para esta pandemia y a la cooperación de los pacientes involucrados, ofreciendo información precisa de cada uno de los pasos que dieron en los últimos 16 días.

Estos datos fueron muy útiles para poder advertir a otros familiares y amigos sobre posibles contagios.

“Al recibir información sobre contactos cercanos, podemos brindar una orientación valiosa y apoyo a la familia, amigos y seres queridos”, añadió Killian.

No es la primera vez que se reportan casos de contagios de covid-19 tras reuniones familiares.

Tal es el caso de una fiesta de cumpleaños en Brasil en marzo que propagó el virus dentro de una familia y provocó la muerte de tres hermanos; o el de un pueblo patagónico en Argentina que debió ser aislado tras un asado que realizaron unos vecinos y que terminó con el fallecimiento de dos personas.

Hasta el miércoles 5 de agosto, el condado de Catawba, que tiene una población de unos 160.000 habitantes, según las proyecciones del censo de Estados Unidos en 2019, cuenta con cerca de 2.000 casos de COVID-19 y 29 fallecidos.


Click here to see the BBC interactive

Click here to see the BBC interactive

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8

https://www.youtube.com/watch?v=WvEx-abn6yM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.