Crece el escándalo de Volkswagen: modelos de Porsche y Audi también tienen software fraudulento
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Crece el escándalo de Volkswagen: modelos de Porsche y Audi también tienen software fraudulento

El fabricante alemán instaló el software en modelos como la Touareg 2014, Porsche Cayenne 2015 o Audi A6 Quattro; A7 Quattro, A8, A8L y Q5 2016, de acuerdo con la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EU.
AP
Por BBC Mundo
2 de noviembre, 2015
Comparte
Volkswagen hace frente a cuantiosos gastos debido al escándalo de la emisión de gases. // Foto: AP.

Volkswagen hace frente a cuantiosos gastos debido al escándalo de la emisión de gases. // Foto: AP.

Algunos autos del grupo Volkswagen con motores más grandes también contienen el software diseñado para cometer fraude en los exámenes de emisión de gases, según informaron este lunes reguladores de Estados Unidos.

Volkswagen ya admitió que 11 millones de sus vehículos tienen el artefacto fraudulento.

Lea también: Las preguntas pendientes del escándalo de Volkswagen

La Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) dijo que autos con motores de 3 litros de los años 2014 a 2016 también están afectados.

Autos de las marcas Porsche, Audi y Volkswagen están incluidos en esta nueva investigación, que afecta al menos a 10.000 vehículos.

Pero la EPA no pudo aportar una cifra exacta, ya que la investigación sigue en marcha.

 

“VW ha fallado una vez más en su obligación de cumplir la ley que aboga por un aire limpio para todos los estadounidenses”, dijo Cynthia Giles, administradora adjunta de la unidad de enforcement de la EPA.

La EPA identificó estos modelos como portadores del artefacto del engaño:

  • VW Touareg 2014
  • Porsche Cayenne 2015
  • Audi A6 Quattro; A7 Quattro, A8, A8L y Q5 2016

A principios de septiembre, Volkswagen admitió ante la EPA que algunos de los autos de los años 2009 a 2015 contenían dicho software para cometer fraude.

Esto hizo que los reguladores estadounidenses realizaran pruebas para detectar el software y condujo al anuncio de este lunes por parte de la EPA.

“Estas pruebas generaron serias preocupaciones sobre la presencia de software fraudulento en más vehículos Volkswagen, Audi y Porsche. Ahora, solicitamos al grupo Volkswagen que aborde estos asuntos. Esto es un problema muy serio de salud pública”, añadió Giles.

Investigación penal

Reguladores de todo el mundo están investigando los autos diésel de Volkswagen y la compañía se enfrenta a una investigación penal.

Fiscales estatales y federales de EE.UU. anunciaron la apertura de investigaciones penales y la fiscalía alemana también está analizando el escándalo.

VW TouaregImage copyrightAP
Image captionEl modelo VW Touareg de 2014 está incluido en esta última lista de la Agencia de Protección del Medio Ambiente.

El director ejecutivo de la empresa, Martin Winterkorn, renunció a finales de septiembre.

Winterkorn dijo que no “estaba al tanto de malas prácticas por su parte” pero que vela por el interés de la compañía.

Costos crecientes

El pasado mes, Volkswagen informó de su primera pérdida trimestral en al menos 15 años después de dedicar una gran cantidad a cubrir los costos del escándalo.

La empresa señaló que puso a un lado US$7.400 millones para cubrir los costos relacionados con el fraude en la emisión de gases, que lo dejó con una pérdida de US$2.770 millones brutos en el tercer trimestre del año.

Algunos analistas consideran que la compañía tendrá que destinar más dinero a cubrir los gastos por retirada de autos, multas y demandas legales.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Boris Johnson anuncia su dimisión como primer ministro de Reino Unido

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, cede a la presión tras el último escándalo que provocó más de 50 renuncias en su gobierno.
7 de julio, 2022
Comparte

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, anunció este jueves su dimisión tras el último escándalo que sacudió a su gobierno y provocó una cascada de renuncias en el ejecutivo.

“Es clara la voluntad de los parlamentarios del Partido Conservador de que haya un nuevo líder del partido y, por tanto, un nuevo primer ministro”, dijo Johnson en una declaración pública.

“Permaneceré hasta que un nuevo líder sea elegido”, declaró, agregando que el proceso para elegir ese nuevo líder comenzará la próxima semana.

Lee: Nueva crisis en el gobierno de Boris Johnson: 4 claves del escándalo sexual que propició una ola de renuncias

El parlamentario Tobias Ellwood fue uno de los primeros conservadores en reaccionar a la noticia de la renuncia planificada de Boris Johnson.

Dijo que le alegra que Johnson haya “reconocido el daño que se estaba haciendo no solo a la marca del partido sino también a nuestro capital internacional”, le dijo al programa Today, de la BBC.

No obstante, algunos tories (conservadores) cuestionan que pueda seguir hasta el otoño.

Entre ellos el ministro de Negocios, Kwasi Kwarteng, quien dijo que se necesita un nuevo líder “tan pronto como sea posible”.

Ellwood agregó que el partido ahora tiene una “enorme labor de reagrupamiento que hacer”.

También el líder laborista, Keir Starmer, demandó que Johnson dimita como primer ministro inmediatamente y agregó que no es justo para el país que se quede en el cargo.

“Se tiene que ir, no puede aferrarse”, dijo Starmer.

“Su propio partido decidió que llegó la hora, así que no pueden imponérselo al país durante los próximos meses”.

Ola de renuncias histórica

La decisión de Johnson se produce tras dos días en los que dimitieron más de 50 miembros del ejecutivo.

Los primeros fueron los ministros de Economía y de Salud, Rishi Sunak y Sajid Javid, quienes presentaron su renuncia el martes por el modo en el que Johnson gestionó las acusaciones de conducta sexual inapropiada contra el diputado conservador Chris Pincher.

Después le siguieron otros ministros, viceministros y otros cargos menores del gobierno.

El exministro de Economía, Rishi Sunak.

Getty Images
El exministro de Economía, Rishi Sunak.

Y ocurre solo un mes después de que el primer ministro enfrentara una moción de censura en el Parlamento en la que 41% de los legisladores de su propio partido votaron contra él.

Aquel intento de destituirlo tuvo lugar después de que salieran a la luz pública fotos y pruebas de encuentros y celebraciones en la sede del gobierno mientras el resto del país se encontraba confinado por las restricciones impuestas por el propio ejecutivo de Johnson durante la pandemia.

Escándalo sexual

El pasado 30 de junio, el diario británico The Sun publicó que Pincher, entonces subjefe de la bancada del Partido Conservador en el Parlamento, había manoseado a dos hombres en un club privado en Londres.

Chris Pincher

PA Media
El caso de Chris Pincher desató el último escándalo.

Pincher, quien había sido nombrado en ese cargo por Johnson en febrero de este año en medio de una reorganización del Ejecutivo, renunció inmediatamente.

Luego la historia se enfocó en lo que Boris Johnson sabía sobre Pincher y desde cuándo lo sabía.

Durante días los ministros y el portavoz de Johnson insistieron en que el primer ministro no estaba al tanto de las acusaciones específicas contra Pincher cuando lo nombró vicejefe parlamentario.

Pero el lunes por la noche esa historia se derrumbó: la corresponsal política de la BBC Ione Wells reveló que, de hecho, Johnson había recibido una queja formal sobre “comportamiento inapropiado” de Pincher cuando este era Ministro de Estado para Europa y las Américas de la cancillería británica en 2019 y 2020.

El martes, Simon McDonald, exalto funcionario del Ministerio de Exteriores, aseguró, en una dramática intervención pública, que Johnson había sido informado en persona de la denuncia.

Downing Street indicó luego a los periodistas que, de hecho, Johnson lo sabía, pero lo había “olvidado”.

El martes el primer ministro admitió que nombrar a Pincher había sido un “gran error”.

Pero el daño ya estaba hecho y se desató la ola de renuncias.


¿Puede Johnson seguir hasta el otoño?

Chris Mason. Editor de Política

Lo hizo. Boris Johnson renunció.

Pero espera: seguirá siendo primer ministro, dice, hasta el otoño.

El puesto al que renuncia es el de líder del Partido Conservador. Ahora comenzará una competición para elegir un nuevo líder tory.

Cuando ese líder sea elegido, por los alrededor de 100.000 miembros del partido, Boris Johnson presentará su renuncia a la reina y esta convocará al nuevo dirigente para pedirle que reúna una mayoría en la Cámara de los Comunes y forme un nuevo gobierno.

Pero, ¿es sostenible que Johnson siga hasta el otoño? Sus partidarios argumentarán que esto ofrece cierta apariencia de continuidad y estabilidad, en un momento en que no hay mucho de ninguna de los dos.

Los críticos, como la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ya están argumentando que esto no es sostenible, dada la gran cantidad de vacantes en el gobierno.

Pero se nos viene otra incógnita: ¿quién debería ser el próximo primer ministro de Reino Unido?


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-s2KMg099A4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.